Icon for vw make

Volkswagen T-Roc Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2018
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolona, Diesel

Escrito por el equipo editorial de heycar

7/ 10
heycar opiniones
SUV crossover moderno pero austero
Ventajas
  • Un crossover muy cómodo que ofrece una suspensión suave

  • Su habitáculo es espacioso al igual que su maletero

  • Su diseño es más atractivo que el de la mayoría de los coches del mismo tamaño

Inconvenientes
  • Tiene acabados interiores que son demasiado frágiles

  • Los modelos S más económicos son bastante básicos

  • Su conducción no es tan entretenida como la de un Ford Puma

Veredicto general

"El Volkswagen T-Roc es un coche que es imposible no recomendar. Es bonito, tiene un habitáculo elegante y práctico, y se deja conducir bastante bien. Si bien es cierto que existen alternativas mejores en ciertos aspectos, calificamos al Volkswagen T-Roc como una opción excelente".

Es básicamente un Golf con más nivel y más moderno. Dentro de la gama de Volkswagen, se encuentra entre el T-Cross y el práctico Tiguan, rivalizando con coches como el Ford Puma, el MINI Countryman o incluso el BMW X2, de mayor categoría.

Hubo un tiempo en que el Volkswagen Golf era un coche bastante ambicioso. Bueno, en realidad era “solo” un compacto bastante normal, pero con mucha calidad y con un logo VW que mostraba orgulloso en su parrilla. Hoy en día, sin embargo, todo el mundo quiere un SUV crossover. Y eso es lo que es el Volkswagen T-Roc.

Entre sus rivales actuales, se podría decir que es una de las elecciones más cómodas. La calidad de conducción es sorprendentemente suave, sobre todo con ruedas pequeñas y una suspensión estándar. Eso también significa que se inclinará más en las curvas que un Golf y que no será tan ágil como un SEAT Arona, pero es un precio que estaremos encantados de pagar.

Dejando a un lado los sistemas de propulsión híbridos o eléctricos, la gama de motores del Volkswagen T-Roc es bastante amplia. Las opciones de gasolina abarcan desde el pequeño motor de 1.0 L, algo que es realmente bueno, hasta un potente 2.0 con tracción en las cuatro ruedas que consume demasiado. También tenemos el Volkswagen T-Roc R deportivo, del que ya hemos hablado anteriormente. Sin embargo, la mayoría de los usuarios comprobarán que el motor intermedio de gasolina de 1.5 cumple con todas las expectativas. Las unidades diésel incluyen un 1.6 TDI bastante penoso, pero también un 2.0 L mucho más atractivo.

El interior es muy bonito, y los modelos de gama más alta tienen un aspecto prolijo, con detalles decorativos en el salpicadero que le aportan modernidad, si se los compara con un Tiguan. El modelo de la edición más económica es demasiado básico y es mejor evitarlo, a menos que estés buscando un Volkswagen T-Roc más asequible.

Da igual el Volkswagen T-Roc que elijas, vas a tener plásticos bastante endebles por donde lo mires. No debería ser un impedimento, pero no es lo que esperamos de Volkswagen. Si quieres un habitáculo de lujo, mejor echa un vistazo al Mazda CX-30. O el Audi Q2, un poco más caro.

Este coche es muy práctico, y viene con asientos más elevados en comparación con muchos de sus rivales. El espacio es muy generoso en la parte de atrás, y la amplitud que ofrece el Volkswagen T-Roc permite que un adulto viaje en el asiento del medio, si es necesario. También debemos destacar que el maletero tiene un tamaño decente.

En el mercado de segunda mano, puedes encontrar el Volkswagen T-Roc a un buen precio, acorde a la calidad. Sin embargo, gracias a su diseño atractivo es imposible que prefieras uno más corriente. Es un coche en el que vale la pena invertir, por lo que te recomendamos que te decidas por un acabado de gama media.

¿El Volkswagen T-Roc es adecuado para ti?

Si quieres un SUV crossover elegante con un habitáculo versátil, el Volkswagen T-Roc es el indicado. Es más atractivo que el Tiguan, que es más grande, pero si tienes una familia grande, el Golf compacto es más práctico.

Resulta muy cómodo gracias a su suspensión que prioriza la comodidad sobre la deportividad, y a la amplia variedad de motores que ofrece. Incluso se pueden encontrar modelos con tracción en las cuatro ruedas, aunque consumen bastante, por lo que recomendamos evitarlos a menos que sea una necesidad.

Los modelos más básicos prescinden del equipamiento de serie que hace que el Volkswagen T-Roc sea tan atractivo, así que sugerimos invertir un poco más en una de las versiones más caras, si el presupuesto lo permite.

¿Qué modelo/motor del Volkswagen T-Roc elegir?

Para la mayoría de sus compradores, el 1.5 TSI es el que mejor combina rendimiento y ahorro. El motor de 1.0 L es bueno, sobre todo si se conduce por la ciudad, pero solo está disponible en modelos de gama baja.

Si quieres recorrer muchos kilómetros por autopista, un diésel es lo que necesitas. El 1.6 TDI es tan útil como la sopa cuando tienes poco hambre. El de 2.0 L es mucho más potente y para nada ineficiente en el mundo real, pero es mejor evitar los modelos con tracción en las cuatro ruedas.

Existe una amplia gama de acabados, y encontrar el ideal dependerá de lo que estés buscando. Sin duda, buscaríamos un modelo como el Advance Style o el Sport, por detalles como su techo llamativo o el panel de instrumentos digital de 26 cm (10, 3 pulgadas). Los más económicos son buenos, pero el modelo básico S carece de detalles interesantes.

¿Qué coches se parecen al Volkswagen T- Roc?

Hay toda una gama de SUV crossover que compiten con el Volkswagen T-Roc. Entre ellos, encontramos alternativas del Grupo VW como el Skoda Kamiq, SEAT Arona e incluso el Audi Q2, pese a ser más caro.. También se podría pensar en el Mazda CX-30 , un crossover peculiar con un habitáculo magnífico, ni mucho menos el elegante MINI Countryman.

El C-HR de Toyota El C-HR de Toyota es una alternativa híbrida, si eso es lo que se busca, mientras que el Honda HR-V podría resultar una opción sensata y práctica. Si lo que buscas es un candidato de lujo, te recomendamos el BMW X2. Podemos nombrar al Mercedes-Benz GLA, aunque el modelo 2014-2020 no es tan bueno como uno esperaría.

Por último, el Ford Puma es una alternativa excelente y bien equipada, sobre todo si se quiere un crossover que permita una conducción más deportiva.

"El habitáculo del Volkswagen T-Roc se luce, o no, según sus acabados. Básicamente, cuanto más dinero se invierta, mejor será. Los modelos Design o superiores son los más atractivos, con combinaciones de colores atrevidos en el salpicadero, en los paneles laterales y alrededor de la consola central. Le dan un toque alegre y luminoso a lo que de otro modo sería un habitáculo muy lúgubre (aunque con acabados bastante correctos)".

En lo que a comodidad se refiere, el Volkswagen T-Roc es una elección muy acertada. La posición de conducción no es un problema, ya que los asientos pueden deslizarse hacia atrás o hacia delante a gusto, y el volante se puede ajustar de varias formas. Por desgracia, muchos Volkswagen T- Roc de segunda mano no vendrán con apoyo lumbar ajustable, ya que solo estaba disponible como extra. El ajuste del asiento ni siquiera se podía elegir. Aun así, los asientos sujetan bien, especialmente los deportivos de los modelos de gamas altas, y la posición de asiento elevada es cómoda para la postura.

Calidad y acabado

Desafortunadamente, el Volkswagen T- Roc es un tanto mezquino en cuanto a calidad y acabados en su interior. No nos malinterpretes, es muy probable que su aspecto se conserve y sería extraño encontrar uno con traqueteos y crujidos dentro de unos años. Sin embargo, sus acabados de plástico frágiles y sus materiales rígidos no son la calidad a la que Volkswagen nos tiene acostumbrados.

El modelo más básico refleja el aspecto de un coche barato, en el que encontramos un volante y una palanca de cambios que no están forrados en cuero, y un habitáculo que no transmite nada. El Design, con sus detalles llamativos en el salpicadero, parece que vale más la pena.

Ningún Volkswagen T-Roc venía de serie con asientos de cuero, aunque aparecían como extra en la mayoría de los modelos. Estaríamos dispuestos a pagar un buen precio en el mercado de segunda mano por un Volkswagen T-Roc que los tuviera, ya que destacan mucho más que los asientos de tela que vienen de serie.

Sistema de infoentretenimiento

Todos los Volkswagen T-Roc vienen equipados con un sistema de infoentretenimiento con una pantalla táctil de 20,3 cm (8 pulgadas). Ni siquiera los modelos más asequibles vienen con una pantalla tan pequeña que esté rodeada de un plástico opaco en lugar de un sistema de navegación majestuoso.

El sistema estándar utilizado en el Volkswagen T-Roc Edition cubre todos los aspectos básicos, pero nada de otro mundo: tiene radio DAB, te brinda la posibilidad de conectar el dispositivo móvil por Bluetooth e incluso hay un reproductor de CD que también tiene App Connect y cuenta con Apple CarPlay y Android Auto. Lo cual es bueno, dado que se pueden ver las aplicaciones del dispositivo móvil en el sistema de infoentretenimiento del coche.

Los modelos de gama alta vienen con navegador y con mapas de Europa predeterminados. Nosotros preferimos usar Google Maps a través del dispositivo móvil, pero la navegación integrada es una buena idea si no quieres gastar datos.

Sea cual sea el sistema que ofrezca el Volkswagen T-Roc, los gráficos se verán bien, los menús serán intuitivos y las respuestas, rápidas. Los sistemas de infoentretenimiento de Volkswagen son excelentes, pero enemigos de los botones. El único botón que verás será para el volumen. Del resto se encarga la pantalla táctil, algo que puede ser frustrante cuando el coche está en movimiento. Para nuestro gusto, el Mazda CX-30 tiene un mando que funciona mejor en este sentido.

Espacio y practicidad

El Volkswagen T-Roc puede ser más pequeño que los crossovers familiares convencionales como el SEAT Ateca o el Nissan Qashqai, pero no dista mucho de ellos en términos de practicidad.

Para empezar, en el maletero se pueden cargar hasta 445 litros de cachivaches (perdón, queríamos decir de “preciadas posesiones”). En las versiones con tracción en las cuatro ruedas, la capacidad baja a unos 392 litros. Se encuentra en la línea de los SEAT Arona (400 litros), Mazda CX-30 (430 litros) y Kia XCeed (426 litros), aunque el Honda HR-V (470 litros) y el Ford Puma (468 litros) se destacan más en este aspecto.

Si personificamos el maletero, diríamos que tiene una forma agradable; es cuadrado y fácil de cargar. El suelo falso en el maletero reduce el borde del maletero para poder cargar objetos pesados, e incluso queda sitio para una rueda de repuesto minimizada. Esto es muy útil y difícil de encontrar ahora que casi todos los coches vienen con un kit antipinchazos.

En términos de comodidad para los pasajeros, el Volkswagen T-Roc es un coche espacioso. Es bastante amplio (no hace falta mirarlo dos veces), lo que evitará que los pasajeros delanteros viajen codo a codo. También hay mucho espacio para la cabeza, y los almacenamientos laterales de las puertas son muy prácticos. Los portavasos son lo suficientemente grandes como para colocar un par de vasos de cafés. Además de eso, tiene un compartimento práctico bajo el reposabrazos delantero. Además, la mayoría de los modelos del Volkswagen T-Roc vienen con un cajón debajo del asiento del conductor.

También, los pasajeros de atrás viajaran cómodos, ya que el espacio que ofrece este coche es muy práctico. Caben un par de adultos más que en un Volkswagen Golf y, gracias a las amplias dimensiones del Volkswagen T-Roc, habría espacio suficiente para un tercer ocupante. Dicho esto, es cierto que viajarás en una posición más alta que el resto de los ocupantes de los asientos traseros y que el espacio será algo más estrecho si viajan tres personas atrás.

Hay puntos de anclaje ISOFIX para las sillas infantiles en los asientos traseros. Son fáciles de colocar, y la altura del asiento trasero del Volkswagen T-Roc junto con las puertas traseras que permiten una apertura generosa también ayudan.

"No encontrarás un crossover más cómodo que el Volkswagen T-Roc, sobre todo si compras un modelo de gama baja con sus ruedas de serie pequeñas. Hace un buen trabajo amortiguando las irregularidades de la carretera sin transmitirlas a los pasajeros, y ofrece un buen agarre a altas velocidades".

Los modelos de gama más alta que vienen con ruedas más grandes son ligeramente más firmes, pero aun así no son muy duros. Tendrás que frenar con cuidado cuando pases los resaltos si optas por un R-Line con su suspensión deportiva rebajada (también se ofrece como extra en modelos inferiores), pero incluso este grado de resistencia es aceptable.

Algunos Volkswagen T-Roc tienen amortiguadores adaptables (conocidos como Dynamic Chassis Control o DCC en la terminología de Volkswagen). Si el coche se compra nuevo, viene como extra, y existen tres ajustes posibles de suspensión: Sport, Comfort y Normal. La función no es mala, pero no pagaríamos mucho por ella.

Da igual la suspensión que tenga el Volkswagen T-Roc, siempre primará la comodidad sobre la deportividad. En pocas palabras, ningún Volkswagen T- Roc transmite tanta emoción como un Ford Puma. Incluso el SEAT Arona, que es muy similar, resulta algo más ágil.

Aun así, el Volkswagen T-Roc es firme y seguro, que es lo que buscan la mayoría de los compradores de un SUV crossover. La dirección es ligera, lo que facilita su conducción por la ciudad, y tiene mejor visibilidad que un Golf (aunque no es exactamente una posición de conducción dominante como la de un Range Rover).

Todos los Volkswagen T-Roc, excepto los más baratos, vienen con sensores de aparcamiento delanteros y traseros que resultan muy útiles, y algunos vendrán incluso con cámara de visión trasera (opcional si el coche es nuevo).

Motores y cajas de cambios

El mejor motor para la mayoría de los compradores es, en realidad, el más popular. Se trata del motor de gasolina 1.5 TS de 150 CV, el cual está disponible con una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática DSG de siete velocidades.

Es eficiente, refinado e increíblemente potente para adelantar. A menos que se recorra un gran kilometraje (en cuyo caso es mejor comprar un diésel), esta será la elección perfecta.

Si tu presupuesto es ajustado, puedes optar por un 1.0 TSI. No hay que dejarse engañar por su tamaño pequeño, que en cierto modo es mejor que el 1.5. Es un motor de tres cilindros turboalimentado que proporciona un rendimiento increíblemente ágil. Es cierto que en autopista se queda corto, pero en ciudad es imparable.

Encabezando la línea de los de gasolina, encontramos un 2.0 TSI con tracción en las cuatro ruedas 4Motion. A menos que busques exclusivamente un190 CV y tracción en las cuatro ruedas, no vale la pena arriesgarse. Desde luego es entretenido, pero es mejor ir a por un Volkswagen T-Roc R si lo que quieres es un coche con prestaciones de lujo.

A pesar de su mala prensa, muchos conductores todavía prefieren coches diésel. Para hacer muchos kilómetros fuera de la ciudad, es preferible un Volkswagen T- Roc TDI. El 1.6 L es el diésel básico, y la verdad es que se nota, pues su lentitud saca a cualquier persona de quicio en la autopista.

El 2.0 TDI es mucho mejor. Con 150 CV, se requiere menos esfuerzo al conducir. Inicialmente se ofrecía con tracción en las cuatro ruedas. Sin embargo, desapareció en 2019.

En cuanto a la elección entre cajas de cambio manuales o automáticas, se trata de una preferencia personal. Ninguna es una mala opción, aunque creemos que la caja de cambios automática DSG se adapta bien al Volkswagen T-Roc. Responde con rapidez, y al fin y al cabo nadie compra un coche así para exigir demasiado la caja de cambios.

Refinamiento y niveles de ruido

Al igual que en el Golf (y en la mayoría de los modelos de Volkswagen, dicho sea de paso), las puertas del Volkswagen T- Roc hacen un excelente trabajo aislándonos del mundo exterior. El zumbido del viento casi no se siente (a pesar de tener una forma cuadrada), y el ruido de la carretera también está bien amortiguado, especialmente en las ruedas más pequeñas con neumáticos gruesos.

Algunos motores son un poco más ruidosos que otros, pero ninguno es demasiado molesto. El gasolina de 1.0 L suena un poco tosco cuando se acelera (y habrá que hacerlo para que el coche se mueva), por lo que el motor de gasolina de 1.5 L es una mejor opción si te preocupan los niveles de ruido.

Los diésel siempre retumban un poco, especialmente el 1.6 TDI. El diésel de 2.0 L es mejor, aunque, como el de 1.5 L de gasolina, esto se debe en parte a que necesita menos esfuerzo para moverse.

Sea cual sea el motor que elijas, no notarás ninguna vibración significativa con ninguno de los controles. Parece que Volkswagen invierte bastante para asegurarse de que eso no ocurra.

Equipamiento de seguridad

El Volkswagen T-Roc viene con los últimos sistemas de seguridad inteligentes diseñados para evitar accidentes. Afortunadamente, toda la gama tiene la mayoría de estos sistemas de serie.

Todos los modelos vienen con el sistema de observación del entorno Front Assist de Volkswagen. Es un sistema por radar que controla la distancia entre el coche y el vehículo de adelante y te indica cuando te encuentras demasiado cerca. Si detecta una colisión inminente, avisará al conductor y frenará en caso de que no reaccione. Lo más prudente es no depender demasiado de él, pero es una función útil.

También equipa el asistente de mantenimiento de carril Lane Assist, un sistema que mueve ligeramente la dirección si detecta un cambio involuntario de carril, y un freno electrónico que pone el coche en reposo automáticamente cuando estás parado en medio del tráfico.

En caso de accidente, cuenta con varios airbags que garantizan una buena protección, y el sistema We Connect Go puede proporcionar la ubicación del coche a los servicios de emergencia.

El Volkswagen T-Roc fue sometido a pruebas de choque en 2017 y el test Euro NCAP le otorgó la calificación máxima de cinco estrellas, incluyendo una impresionante puntuación del 96 % para ocupantes adultos, 87 % para niños, 79 % para peatones y 71 % para las funciones de asistencia de seguridad.

"Tampoco vas a necesitar tener los bolsillos llenos para llenar un Volkswagen T-Roc de gasolina. El 1.0 TSI puede alcanzar los 5,8 l/100 km dependiendo del modelo que se elija. Debido a la tecnología de desactivación de cilindros, el 1.5 TSI consigue un consumo de 6,3 l/100 km con caja de cambios manual, y 6,6 l/100 km con la transmisión automática DSG".

Como suele ser el caso, los diésel tienen un consumo más moderado. El diésel 1.6 básico consume algo así como 5,3 l/100 km en pruebas combinadas WLTP, lo que no está nada mal para un SUV crossover como el Volkswagen T-Roc. Según las especificaciones, el 2.0 TDI es solo un poco menos eficiente, y llega a los 5,5 l/100 km. Para la mayoría de los compradores, esa potencia extra valdrá la pena pese al consumo que es ligeramente superior.

Sin contar al gran Volkswagen T-Roc R, el T-Roc que más consume es el 4Motion de gasolina de 2.0 L. Con su sistema de tracción en las cuatro ruedas y su motor de gasolina de 190 CV, el consumo llega a los 8,3 l/100 km. Tiene que gustarte mucho la gasolina y la tracción total...

"El Volkswagen T-Roc tiene una línea bastante amplia, con precios que varían significativamente dependiendo del modelo que elijas".

Un modelo Advance de dos años de antigüedad con motor 1.0 TSI puede comprarse por tan solo 18.500 €, lo que supone un ahorro bastante importante con respecto al nuevo. Un Sport de la misma época con motor de gasolina 1.5 costará unos 22.000 €.

Si prefieres un coche nuevo pero no quieres pagar el precio de venta al público, te recomendamos buscar un kilómetro cero. Son coches que han pedido los concesionarios y están disponibles para su uso con un descuento importante.

Una edición casi nueva del 1.0 TSI se puede conseguir por unos 24.000 €. Un Advance costará cerca de 27.000 €, y los modelos Sport prácticamente nuevos se podrán encontrar a partir de los 29.000 €. 

Niveles de acabado y equipamiento de serie

El modelo más asequible de la gama es el Volkswagen T-Roc Edition. Las especificaciones más destacadas incluyen llantas de aleación de unos 41 cm (16 pulgadas), climatizador bizona y un sistema de infoentretenimiento de 20,3 cm (8 pulgadas) con radio DAB y Apple CarPlay/Android Auto. Básicamente, cumple su función y nada más. Incluso la alarma es un extra...

El acabado Advance, aparte de llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), viene con espejos retrovisores plegables y calefactables, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, control de crucero adaptativo y Apple CarPlay/Android Auto. También tiene una serie de elementos interiores interesantes, desde un cajón debajo del asiento del conductor hasta bolsillos detrás de los asientos delanteros o el reposabrazos central delantero y el volante forrado en cuero.

Subiendo la gama y el precio, el Sport cuenta con llantas de casi 46 cm (18 pulgadas), faros traseros equipados con luces LED, asientos delanteros deportivos y navegador de 20,3 cm (8 pulgadas) con activación por voz.

A la cabeza de la gama está el Volkswagen T-Roc R-Line, que viene con suspensión deportiva rebajada y llantas de aleación de 48 cm (19 pulgadas). El R-Line cuenta con algunos detalles exteriores específicos, como un alerón en el techo trasero. En el interior hay una gran cantidad de logos del R-Line, que incluyen los que están grabados en los asientos delanteros deportivos (que también son calefactables). También tiene dirección asistida progresiva y limpiaparabrisas con eyectores calefactables.

Modelos similares

Audi Q2

Skoda Kamiq

Nissan Qashqai

arrow up icon
Volver arriba