logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for nissan make

Nissan Qashqai Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2013
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por equipo Editorial de heycar

8/ 10
heycar opiniones
SUV crossover pionero pero atractivo
Ventajas
  • Estilo y porte atractivos, propios de un SUV

  • Comodidad a la hora de viajar

  • Asequible y de consumo eficiente

Inconvenientes
  • El espacio del asiento trasero no es el mejor

  • No es un coche ideal para los amantes de la conducción

  • Los modelos con ruedas grandes son más rígidos

Veredicto general

"Como coche nuevo, el Nissan Qashqai no es tan competitivo como lo fue en su día, aunque sigue siendo una máquina completa apta para la familia. Sin embargo, su atractivo como modelo de segunda mano está creciendo, con muchas opciones para elegir. Es obvio por qué sigue siendo tan popular".

El Nissan Qashqai 2013 es la segunda generación del innovador SUV crossover de Nissan. Rara vez un coche moderno ha demostrado ser tan importante y cambiado el mercado por completo.

Antes del Nissan Qashqai, los hatchbacks familiares dominaban las ventas del segmento. Nissan Qashqai demostró que los compradores podían subir de nivel con un coche que combinara el estilo y las cualidades de un SUV con la dinámica y los costes de mantenimiento de un hatchback. Esta combinación fue un éxito total.

Esta versión del Nissan Qashqai perfeccionó aún más la fórmula original. Era más robusto y presentaba un estilo más SUV, con un diseño de líneas definidas y detalles atractivos. Entre las características destacadas, se encontraban los faros con luces LED, que mejoraban la visibilidad frontal.

También presentaba un interior muy espacioso (a estas alturas, los SUV ya estaban arrasando en el mercado de los monovolúmenes) y su conducción era más cómoda que la del desfasado original. Los motores nuevos y sofisticados ampliaron la gama, en particular los motores de gasolina, mientras que el interior fue rediseñado por completo con un salpicadero más elegante y un sistema de infoentretenimiento óptimo (aunque todavía no es el líder de su clase).

A mediados de 2010, los motores diésel todavía lideraban, razón por la cual Nissan vendió un montón de Nissan Qashqai equipados con los motores 1.5 dCi y 1.6 dCi. Los dos surgieron de la alianza con Renault, y ambos tienen un buen rendimiento. Para ser sinceros, preferimos el motor más pequeño, ya que es más barato y consume menos; el salto al 1.6 no es gran cosa. Los dos motores de gasolina son el 1.2 DIG-T y el 1.6 DIG-T. Este último tiene el estilo del motor de un hatchback deportivo, por lo que el de 1.2 litros fue el que más se vendió. El motor no está mal, siempre y cuando no le exijas demasiado.

El equipo de ingenieros de Nissan diseñó la Nissan Qashqai pensando en la conducción sobre carreteras en mal estado, y lo consiguieron. Por lo general, la conducción es ágil, si se evitan las llantas de aleación más grandes, y se mantiene bastante estable cuando hay baches y resaltos.

Es muy cómodo, la verdad. Parte del atractivo del Nissan Qashqai original era su conducción tan práctica en comparación con un SUV tradicional, y Nissan apostó para mejorar aún más esa sensación en este coche. Es un vehículo seguro y ágil, que no se bambolea demasiado, y rara vez resulta pesado o poco cooperativo.

Nissan renovó el Nissan Qashqai en 2017. Fue un cambio de imagen exhaustivo, con un diseño exterior de primera clase que resaltó aún más su potencial de ser un SUV. El interior mejoró considerablemente en cuanto a calidad y sistema de infoentretenimiento. En respuesta a la demanda de los clientes, se ofrecieron llantas de aleación nuevas, más grandes, que varían desde 43 cm (17 pulgadas) hasta 48 cm (19 pulgadas).  

Hubo una actualización a finales de 2018, cuando el 1.3 DIG-T, un motor nuevo de gasolina, reemplazó a los anteriores. Tanto con 140 CV o 160 CV, responden bien, y el hecho de que también esté presente en el Mercedes-Benz Clase A (damos gracias de nuevo por estos acuerdos) le aumenta su prestigio. En el verano de 2019, el Nissan Qashqai empezó a incorporar la tecnología de asistencia de conducción autónoma ProPilot, como se vio por primera vez en el Nissan Leaf. Estos coches se pueden identificar por el botón azul que se encuentra en el volante.

El Nissan Qashqai es uno de los diez coches más vendidos y populares en España. Y esto se debe a sus características generales y a su diseño, que mantiene ese línea de elegancia. Aunque sus días como coche nuevo están quedando atrás, tiene mucho atractivo como modelo de segunda mano, sobre todo porque los precios han descendido muy por debajo de los 10.000 €. Déjanos guiarte en la compra del Nissan Qashqai.

¿El Nissan Qashqai es adecuado para ti?

Los números de ventas masivas de los coches para la familia hablan por sí solas. El Nissan Qashqai es un coche polivalente enfocado a la familia que verá a los niños crecer y seguirá siendo útil hasta que los chavales sean más altos que el coche. El interior es práctico, el tamaño del maletero no es mezquino, y supera ligeramente a un hatchback familiar normal. Podrás alardear si quieres; está totalmente justificado.

Es un coche asequible, especialmente si es de segunda mano. El hecho de que compradores nuevos los hayan adquirido significa que hay una gran cantidad de opciones, y que puedes apostar por que aparecerá el color, modelo o motor que te guste, porque no pasará mucho tiempo hasta que así sea.

El Nissan Qashqai también es seguro, transmite confianza, está bien equipado y se conduce bien, con un manejo práctico. Ni siquiera es necesario gastar más en motores tope de gama, ya que los normales son bastante buenos.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Nissan Qashqai?

El 1.5 dCi es una apuesta segura para los compradores del Nissan Qashqai, ya que es uno de los recomendados en diésel y tiene bastante potencia. No es que sea muy rápido, pero tampoco decepciona, ni siquiera en viajes largos. El de 1.6 litros es ligeramente mejor, pero es más caro.

El 1.2 DIG-T es un motor decente, pero puede que prefieras el posterior 1.3 DIG-T si realmente quieres un motor de gasolina y puedes permitírtelo. Los motores de 1.6 litros están bien, especialmente los que van emparejados con una transmisión automática, pero resultan un tanto decepcionantes con respecto a la potencia que ofrecen.

El estilo distinguido del Nissan Qashqai se aprecia incluso en la gama básica, y no será obvio que estás conduciendo el modelo más barato. Por otra parte, las funciones en los modelos de alta gama son novedosas, particularmente las versiones Acenta y N-tec.

¿Qué coches son similares al Nissan Qashqai?

El Nissan Qashqai marcó tendencia y, para cuando este modelo llegó en 2013, había un sinfín de alternativas. Los modelos más populares incluyen el Ford Kuga, Volkswagen Tiguan, una pizca de estilo a tu práctico crossover de cinco puertas, Renault Kadjar, Citroen C5 Aircross, Mazda CX-5, Honda CR-V y el Toyota RAV4además de otros más recientes como el Seat Ateca y el Skoda Karoq.

El Kia Sportage es otro coche que a veces desafía al Nissan Qashqai en ventas, y es incluso más popular que el Hyundai ix35 (que luego fue sustituido por el Hyundai Tucson).

Además, había un rival interno para los que necesitaban un SUV más robusto con siete asientos: el Nissan X-Trail.

"Esta generación del Nissan Qashqai tiene un diseño interior elegante y de otro nivel".

 El primer modelo era más bien cuadrado y de aspecto ordinario, pero este es mucho más ilustre y de vanguardia. Tiene un aspecto agradable, con los paneles de las puertas que se fusionan perfectamente con el salpicadero y la consola central. Su posición de manejo y excelente visibilidad inspiran confianza detrás del volante.

La ubicación de la pantalla del sistema de infoentretenimiento se queda algo desfasada. Está montada más abajo que el salpicadero, por lo que hay que desviar demasiado la vista de la carretera. Los conductos de ventilación, en cambio, están por encima. Podemos suponer que en la próxima renovación, invertirán las posiciones.

Hay dos indicadores grandes redondos delante del conductor, con gráficos fáciles de leer, y entre ellos se encuentra una pantalla a color muy completa con una gran variedad de funciones. Si te 'pasas' en el menú, puedes manejarlo al pulsar los botones del volante, y verás la gran cantidad de información que ofrece.

Nissan prioriza mucho los asientos del Nissan Qashqai, que han sido diseñados ergonómicamente para ofrecer un buen soporte para recorrer largas distancias, y que no resulten duros y rígidos. Son realmente cómodos, y tienen un buen margen de ajuste, por lo que es fácil conseguir una posición de conducción cómoda. El volante deportivo instalado en modelos más recientes es realmente atractivo; gracias a su diseño compacto, el volante se asemeja al del superdeportivo Nissan GT-R.

Calidad y acabado.

El Nissan Qashqai es un coche bien pensado con acabados interiores de gran calidad. La parte superior del salpicadero es suave al tacto y el resto de los plásticos, aunque no son tan flexibles, son satinados y tienen acabados interesantes. Nissan Qashqai pone gran atención a los detalles en el diseño de zonas como los conductos de ventilación y las incrustaciones, que están montados en los lugares correctos.

Los elementos iluminados tienen un diseño de calidad, y el táctil de los mandos del climatizador es muy llamativo. Lo que desvaloriza el interior es que tiene un sistema de infoentretenimiento anticuado, que resulta un tanto confuso y es demasiado pequeño. Es raro ver los controles del volante sofisticados y de alta tecnología y luego encontrarse en un coche que luce muy anticuado.

Hay otros puntos de contacto que son bastante cómodos. Las manijas de las puertas tienen un tacto robusto con detalles cromados, mientras que la tapicería se siente resistente. Nos encanta la confección en piel de Nappa que tienen los modelos de gama alta, con un acolchado suave y de calidad alta y un aspecto lujoso.

Sistema de infoentretenimiento.

Si eliges un Nissan Qashqai de gama baja, no tendrás ninguna pantalla táctil de infoentretenimiento, solo una radio normal con botones demasiado grandes, a decir verdad. En los coches previos a la renovación, el sistema de infoentretenimiento llegó en las versiones NTEC y Tekna. El sistema de infoentretenimiento Nissan Connect tenía una cámara de visión trasera de serie, además de radio DAB y navegador por satélite. Es un sistema bastante confuso, con respuestas lentas y gráficos de baja calidad. Para lo que se espera hoy en día, no tiene una pinta para nada moderna. El sistema de infoentretenimiento se reinventó un poco con la renovación de 2017. La interfaz de la pantalla era mejor y menos confusa. Además, Nissan Qashqai actualizó todo el sistema para que su uso fuera más eficiente. Las indicaciones del navegador empezaron a ser más rápidas, pero por desgracia la pantalla de baja resolución se mantuvo. ¿Te interesa la conectividad de Apple CarPlay o Android Auto? Asegúrate de conseguir un modelo de 2019, ya que antes no estaba disponible.

Espacio y practicidad

Lo que atrae del Nissan Qashqai a los compradores de coches para la familia es su espacio y practicidad. Supone una mejoría con respecto a un familiar compacto normal, por lo que mucha gente está optando por los SUV crossover. En cuando te pones al volante, notas una sensación única. Nissan inventó la posición de conducción elevada del crossover cuando desarrolló el Nissan Qashqai, y la mejoró aún más con un salpicadero compacto, una línea de puertas baja y un parabrisas amplio. Desde luego el aspecto es superior al de un hatchback, con una posición de conducción cómoda que incluye una consola central alta y una palanca de cambios que está bien ubicada. La sensación de seguridad es genuina, cosa que les encanta a los ocupantes de los asientos delanteros. Es fácil entrar en la parte trasera, y el asiento de atrás es más cómodo que en un hatchback normal. Las ventanillas son grandes y hay espacio suficiente para la cabeza (en especial si evitas el techo panorámico de cristal). Donde el Nissan Qashqai pierde fuelle con respecto a los nuevos rivales es en términos de espacio para las piernas en la parte de atrás, ya que no es tan impresionante como antes. Si lo comparas con un Kia Sportage, por ejemplo, el espacio extra en la parte trasera que ofrece su rival es notable. El maletero es práctico, pero los datos demuestran que tampoco es tan bueno como el de sus competidores. El espacio de serie de 430 litros es superior con respecto a coches como el Volkswagen Golf, pero no deja de ser escaso comparado con otros como, claro, el Kia Sportage. La apertura, sin embargo, es amplia y muy cómoda, y tiene el suelo dividido para brindar espacio extra o una superficie plana y deslizante. Además, tiene dos lados: uno de ellos tiene un tapizado suave, mientras que el otro tiene cubierta de plástico resistente e impermeable. Incluso puedes usar parte del suelo del maletero para dividir la zona, para que los objetos sueltos no se deslicen. Con los asientos abatidos, el maletero ofrece un espacio de 1 585 litros, lo que lo vuelve más competitivo. Y la realidad es que este espacio flexible logra que este sea el coche ideal para cargar lo todo que haga falta. Por otro lado, en la parte delantera, encontrarás una gran cantidad de espacios de almacenamiento y compartimentos, y el freno de mano optimizado que sustituye la palanca tradicional libera espacio entre los asientos delanteros.  En los asientos traseros, los anclajes ISOFIX para sillas infantiles te facilitarán poner o quitar la silla.

"La calidad de conducción del Nissan Qashqai es una de sus fortalezas. Este Nissan está diseñado para andar por todo tipo de terreno, incluso para salirse de las carreteras principales".

En la ciudad es agradable, ya que absorbe los resaltos con sutileza. Los baches, que en principio podrían causarte una mueca de dolor, dejarán de hacerlo en el Nissan Qashqai. Y a velocidades altas va como por raíles, es suave y cumple como es debido. Solo los modelos con las llantas más grandes, de 48 cm (19 pulgadas), podrían ser la excepción, ya que pueden coger los baches con brusquedad. Sin embargo, rebotan un poco más al circular por autopistas.

Un elemento tecnológico que resulta muy ingenioso es el control activo de trazada, que utiliza el freno de forma leve e imperceptible para mantener el coche en línea. No solo consigue que se note más plantado a la carretera, sino que también suaviza la conducción a velocidades más lentas.

Si bien la conducción del Nissan Qashqai es muy agradable, su manejo deja bastante que desear. Es un buen coche, pero nada de otro mundo. La dirección es ligera y cómoda, pero su respuesta no es muy buena, y aunque tiene estabilidad en las curvas, no va a la par del conductor. Se lo puede considerar una máquina con aspecto de coche, en comparación con los SUV más tradicionales, aunque no va a conseguir que los amantes de la conducción prefieran salir de la autopista para meterse por carreteras secundarias.

Motores y cajas de cambios

En los últimos años, la mayoría de los compradores de Nissan Qashqai han optado por un diésel. El 1.5 dCi es un motor potente. El 110 CV no suena muy tentador, pero tira de maravilla y es más potente de lo que parece. Tiene buenos niveles de aislamiento, sobre todo a bajas velocidades, y no sufre cuando lo aceleran. Pero lo recomendamos antes que al 1.6 dCi que, aunque es más rápido, no le aporta demasiado a la conducción diaria.

Solo si conduces a velocidades más altas con frecuencia y recorres distancias grandes, notarás ese empuje extra que ofrece el 1.6 dCi. Esta versión está disponible con una caja de cambios automática de variador continuo Xtronic. El 1.6 dCi también ofrecía una opción de tracción en las cuatro ruedas que le proporcionaba ese agarre extra.

El motor de gasolina anterior, el 1.2 DIG-T, está bien para el uso diario en ciudad. Tiene buenos niveles de aislamiento y una potencia razonable, gracias a un turbo que reacciona bien. Sin embargo, volvemos a lo mismo, si se cubren distancias más largas, la potencia extra del 1.6 DIG-T podría ser la más conveniente (aunque su consumo no tanto).

Nissan Qashqai ha introducido recientemente un increíble motor turbo de gasolina 1.3 DIG-T, tanto con 140 CV como con 160 CV. Es una alternativa excelente al diésel en todos los aspectos, ya que es rápido, tiene buenos niveles de aislamiento y supone un ahorro de combustible notable.

La caja de cambios manual básica es muy ligera y de cambio suave, e incluso la palanca es práctica. Lo preferimos a la alternativa del Xtronic, que utiliza un cambio de variador continuo y produce una sensación de poca estabilidad, lo cual puede incomodar a algunas personas.

Refinamiento y niveles de ruido

El Nissan Qashqai de segunda generación es un coche mucho más refinado que su predecesor. Nissan Qashqai se esforzó para disminuir los niveles de ruido, y se destaca bastante al mantener a raya la vibración de la carretera y los golpes de la suspensión (hay que recordar que los modelos con ruedas de 48 cm (19 pulgadas) no sobresalen en este sentido).

Además de que impide que el ruido del viento entre al habitáculo a velocidades altas, el sonido del motor de fondo es agradable, sobre todo el 1.5 dCi y el más reciente 1.3 DIG-T. Algunos Nissan Qashqai de nivel superior lo aprovecharon al máximo con un sistema de sonido Bose premium.

La mayoría de las versiones poseen un sistema automático Start/Stop (parada y arranque del motor) que también ayuda a mantener los niveles de ruido al margen dentro de la ciudad al detenerse, además de ahorrar combustible.

Equipamiento de seguridad

Nissan Qashqai se sometió a una prueba de seguridad Euro NCAP en el 2014 y consiguió una calificación de cinco estrellas. La protección de los ocupantes adultos obtuvo una calificación del 88 %; la protección de los niños, un 83 %; los peatones, un 69 %; y las funciones de asistencia a la seguridad, un 79 %.

Esto último impresionó en la prueba Euro NCAP, al contar con un limitador de velocidad y un control de estabilidad de serie, un asistente de mantenimiento de carril Lane Assist y frenada de emergencia autónoma urbana. Aunque no se volvió a probar, las credenciales de seguridad del Nissan Qashqai se reforzaron aún más en 2019 cuando se implementó el Nissan ProPilot. Esta es la tecnología de conducción autónoma de Nissan Qashqai, que ayuda a mantener el coche centrado en su carril a altas velocidades y a una distancia segura del vehículo de delante.

No es un sistema de conducción autónomo, sino una gran herramienta de asistencia al conductor que se controla con un botón azul ubicado en el volante. Por un precio asequible de 650 €, merece la pena buscarlo en los coches de segunda mano, ya que hace que los viajes largos sean más placenteros.

Nissan Qashqai equipa airbags frontales, laterales y de cortina, pero no airbags de rodilla, y los pretensores de los cinturones de seguridad solo cubren a los ocupantes delanteros. Sin embargo, tiene una alarma de cinturón de seguridad desabrochado para los cinco pasajeros. La rueda de repuesto es otro punto a favor en el tema de seguridad.

"Los Nissan Qashqai diésel son extremadamente eficientes en lo que respecta al combustible. El 1.5 dCi consigue 3,2 l/100 km, y el 1.6 dCi puede llegar a unos 3,7 l/100 km".

Sin embargo, al elegir un Xtronic automático y, en particular, con tracción en las cuatro ruedas, se reduce la eficiencia del combustible del 1.6 diésel, lo que hará que los costes de combustible sean más elevados.

El gasolina 1.2 DIG-T logra un consumo acreditado de 4,7 l/100 km, aunque incluso se afirma que el 1.6 DIG-T alcanza un promedio de 5 l/100 km. En realidad, ninguno de los motores rendirá como lo dicen sus cifras oficiales, pero el diésel valdrá la pena. Si deseas un motor de gasolina de bajo consumo, es mejor que busques un 1.3 DIG-T de 140 CV, que oficialmente logra una media de 4,4 l/100 km.

"Los precios del Nissan Qashqai de segunda generación son bastante asequibles".

Los coches de principios de 2013 y 2014 pueden encontrarse por menos de 8 500 € en concesionarios de nivel. Puede que tengan más kilómetros de lo habitual, pero su valor lo compensa y, además, los Nissan Qashqai son coches fiables. Estos modelos tendrán un motor de gasolina 1.2 DIG-T, o diésel 1.5 dCi, y lo más probable es que tengan un acabado Acenta bastante equipado.

Si estás dispuesto a pagar unos 9 000 € tendrás la posibilidad de elegir casi cualquier Nissan Qashqai previo a la renovación, con todo tipo de motores, acabados y transmisiones. El mundo está a tus pies y seguro que el coche ideal que buscas está muy cerca.

Los modelos renovados (los que tienen la parrilla en V más grande y vistosa) están a la venta por unos 13.000 €. El Nissan Qashqai se vendió muy bien en España, así que puedes encontrar muchas opciones. Nuestro consejo es buscar una variante del 1.5 dCi N-Connecta a buen precio.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

El Nissan Qashqai Visia es bastante básico, por lo que no se ve mucho en el mercado de segunda mano ya que su equipamiento es bastante pobre. Ni siquiera tiene llantas de aleación, sino que funciona con llantas de acero de 41 cm (16 pulgadas) con tapacubos de plástico. Cabe destacar que tiene luces LED muy llamativas que distinguen a este Nissan Qashqai de segunda generación, además de aire acondicionado, control de velocidad de crucero, limitador de velocidad, radio DAB y Bluetooth.

El Acenta, por su parte, es la mejor opción de los modelos más básicos Tiene llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), volante compacto, climatizador, faros antiniebla delanteros, luz de ambiente interior y espejos retrovisores plegables. 

El N-Connecta tiene un dispositivo ingenioso de asistencia para las luces de carretera y un sistema de reconocimiento de señales de tráfico, asientos deportivos, navegador por satélite, luna trasera tintada y cámara de aparcamiento de 360 grados.

El N-Tec viene con llantas de aleación aún más grandes de 48 cm (19 pulgadas), sistema de sonido Bose prémium, asientos delanteros calefactables, función de alerta de puntos ciegos, y con extras lujosos como confección en piel de Nappa, techo panorámico de cristal, asientos optimizados y espejos cromados.

arrow up icon
Volver arriba