logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for bmw make

BMW Serie 4 Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2013
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Coupe
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por heycar Editorial team

8/ 10
heycar opiniones
Un precioso coupé con una conducción estupenda
Ventajas
  • Manejo líder en su clase en toda la gama

  • Diseño atractivo

  • Motores que se adaptan a cada necesidad y presupuesto

Inconvenientes
  • La conducción es firme en los coches M Sport con grandes ruedas de aleación

  • El tamaño del maletero es como el de cualquier otro

  • La caja de cambios manual de seis velocidades no vale la pena

Veredicto general

“BMW sorprendió a algunos cuando decidió renombrar las versiones coupé de su popular Serie 3 como 'Serie 4'. Pero eso ya no importa, puesto que los compradores se han dado cuenta de que este BMW de número par es estupendo”.

Aunque se basa en el Serie 3, un berlina, BMW ha hecho un gran esfuerzo para que el Serie 4 parezca un coche nuevo. Lo cierto es que tiene un aspecto diferente al berlina, más conservador, gracias a su techo inclinado y a la parte trasera más amplia, lo que le otorga un aspecto único. Comparado con otros diseños de BMW, este da en el blanco, sin duda.

Su estilo combina con un interior que, aunque no es el más emocionante en lo que respecta al diseño, está hecho con materiales de alta calidad que contribuyen a que el BMW Serie 4 Coupé parezca lujoso. La tapicería de cuero que viene de serie también ayuda, al igual que la gama de adornos y acabados de tacto suave del salpicadero. Dependiendo de la versión que elijas, el interior puede incluir una tecnología impresionante, todo controlado por el increíble sistema de infoentretenimiento iDrive de BMW.

Donde el BMW Serie 4 Coupé realmente demuestra su carácter es en la experiencia de conducción. En comparación con competidores cercanos como el Mercedes-Benz Clase C Coupé o el Audi A5, esta es, sin duda, la opción más divertida. BMW se ha asegurado de que su conducción sea muy ágil, gracias a una dirección que les resultará precisa y agradable a los conductores más entusiastas. Las versiones M Sport de alta gama son las más logradas, aunque todas son correctas.

Una desventaja de este carácter deportivo es el efecto que tiene en la conducción del BMW Serie 4 Coupé. Las versiones M Sport son especialmente rígidas cuando equipan las grandes ruedas de 48 cm (19 pulgadas), pero incluso las versiones de gama más baja son duras. Es importante tener en cuenta opciones como la suspensión adaptativa, ya que ofrecen lo mejor en cuanto a manejo y conducción.

Existen otros inconvenientes como el relativamente limitado espacio en la parte de atrás. Solo se pueden sentar dos personas en los asientos traseros individuales, y el espacio es un poco reducido para los pasajeros más altos. El espacio para las piernas es menos problemático, y las sujeciones ISOFIX para asientos infantiles lo convierten en un coche adecuado para llevar niños pequeños.

En la parte delantera, el espacio es amplio, y cuenta con unos asientos de serie ajustables eléctricamente y una posición de conducción baja y deportiva.

La amplia gama de motores disponibles en el BMW Serie 4 Coupé ofrece una opción casi para cualquier ocasión. Para los viajes de larga distancia, lo mejor serán los motores diésel de cuatro cilindros. Los de gasolina de cuatro cilindros son más adecuados para quienes hagan trayectos más cortos. El seis cilindros turboalimentado más potente de la gama está disponible tanto en gasolina como en diésel, y el más rápido de todos es el 435d.

La excelente caja de cambios automática de ocho velocidades de BMW se puede acoplar en toda la gama. El sistema de tracción en las cuatro ruedas xDrive también puede añadirse a ciertos modelos, para sustituir a la habitual tracción trasera.

El BMW Serie 4 Coupé se convirtió en un superventas de BMW, por lo que es bastante habitual verlo por la carretera. Con un diseño atractivo, un interior bien construido y una conducción increíblemente dinámica, es fácil entender por qué ha ganado tantos fans.

¿El BMW Serie 4 Coupé es adecuado para ti?

Elegir el BMW Serie 4 Coupé en lugar del impresionante Serie 3 dice mucho. Los coupés ejecutivos priman el estilo por encima de la practicidad, añadiendo un poco de hedonismo a la ecuación.

Tanto si quieres llamar la atención en el aparcamiento de la oficina, como si prefieres tener viajes diarios más divertidos o disfrutar de la conducción durante el fin de semana, el BMW Serie 4 es tu coche. Podría decirse que es la opción más entretenida de su clase, y además cuenta con un gran diseño.

Un inconveniente es el limitado espacio de la parte trasera, con solo dos plazas. Aunque el maletero es de un tamaño medio en comparación con sus rivales, un coupé nunca será la opción más práctica. Sin embargo, un coche como el BMW Serie 4 Coupé consigue que un poquito de egoísmo merezca la pena.

Si quieres un coche aún más rápido, tienes el BMW Serie 4 Cabrio , así como otro coche de alto rendimiento, el BMW M4.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del BMW Serie 4 Coupé?

El motor que mejor se adaptará al BMW Serie 4 Coupé dependerá de cómo lo conduzcas. Para los que hagan más kilómetros, la gama de motores diésel será probablemente la ideal, como lo ha sido para muchos compradores.

Sáltate el 418d y pasa directamente al 420d. Ofrece un buen rendimiento, el mejor ahorro de combustible de toda la gama, y también se puede conseguir con la tracción en las cuatro ruedas xDrive.

Un motor de gasolina será más adecuado para los que hagan viajes cortos, y probablemente el 420i sea suficiente para la mayoría de los conductores. Sin embargo, el 430i ofrece más potencia sin que se vea mermado el ahorro de combustible.

Sea cual sea el motor, nosotros nos decantaríamos por el acabado superior de la gama M Sport. Ofrece el mejor valor general y viene con funciones que se adaptan a la naturaleza deportiva del BMW Serie 4 Coupé.

¿Qué otros coches son similares al BMW Serie 4 Coupé?

Los rivales más cercanos en precio y espíritu son el Mercedes-Benz Clase C Coupé y el Audi A5 Coupé. Ambos ofrecen una calidad y un refinamiento de estilo alemán similares.

El Mercedes ofrece una experiencia de conducción ligeramente más cómoda, mientras que el Audi cuenta con un interior muy elegante. En definitiva, hay muy poca diferencia entre los tres, y es probable que la preferencia personal sea el factor decisivo. El Lexus RC ofrece una alternativa de líneas más elegantes, pero conducirlo no es tan emocionante.

Una opción diferente es el BMW Serie 4 Cabrio, que cuenta con techo de metal plegable. Es casi idéntico al Coupé, pero ofrece la opción de sentir el aire fresco.

“Si te pones al volante de un BMW Serie 4 Coupé, su carácter deportivo no pasará desapercibido. Los que hayan viajado en un SUV se sorprenderán de lo bajo que está el asiento. El salpicadero, orientado notablemente hacia el conductor, es otro recordatorio de en quién se centra este coche”.

El diseño interior es lógico y práctico, y le resultará familiar a cualquiera que haya viajado en un BMW moderno. No es algo malo. Los controles son fáciles de usar desde el primer momento. La pantalla multimedia en la parte superior del salpicadero es el foco principal, con filas de botones debajo.

Tanto el conductor como el pasajero del asiento delantero irán muy cómodos en el BMW Serie 4 Coupé. El ajuste eléctrico para los asientos delanteros no viene de serie en toda la gama, es un opcional que incluye una función de memoria para el asiento del conductor. Al soporte lumbar lo encontramos en la lista de extras, una extraña omisión en las especificaciones de serie.

Aparte de la versión básica SE, todos los demás BMW Serie 4 Coupé vienen con asientos deportivos opcionales, incluyendo las versiones Modern y Luxury. Comparados con los asientos de serie, las versiones deportivas aportan una sujeción mucho mejor, por lo que vale la pena saltarse el acabado SE.

Los pasajeros de la parte de atrás estarán un poco menos cómodos, aunque los adultos deberían entrar sin problemas en los dos asientos traseros. Aunque los asientos traseros tienen un diseño un poco inusual, son muy cómodos en viajes largos.

Calidad y acabado

Olvídate de cualquier idea de diseño llamativo o de funciones sorprendentes dentro del BMW Serie 4 Coupé. Su interior es sólido y práctico, y se centra más en la utilidad y la calidad que en los detalles ostentosos.

Lo más importante es que el habitáculo da la sensación de estar bien hecho. Es difícil encontrar zonas donde se note que se ha recortado en presupuesto, ya que se ven materiales de calidad por todas partes.

Los elementos que se tocan, como el volante, contribuyen a mejorar la sensación general de lujo. Las versiones M Sport tienen un forro de cuero grueso muy agradable al tacto. La parte superior del salpicadero es especialmente agradable por su suavidad, y se nota que otros elementos del acabado también cuentan con ese aire de lujo.

El hecho de que BMW haya incluido tapicería de cuero en todos los Serie 4 Coupé, independientemente del nivel de equipamiento, ayuda. El cuero “Dakota” se ofrece en todos como opcional con una amplia gama de colores. La gama Individual a medida de BMW incluye opciones de cuero “Merino”, más elegantes, para los que quieran destacar.

Las versiones SE cuentan con un acabado interior en plateado satinado y las Sport en negro brillante. Las versiones M Sport tienen un acabado de aluminio con un diseño hexagonal en el salpicadero y la consola central. En la lista de opcionales también se pueden encontrar varios tipos de veta de madera.

Sistema de infoentretenimiento

Cuando BMW lanzó por primera vez el iDrive hace casi dos décadas, los compradores se quedaron algo confundidos con el nuevo sistema multimedia. Hoy, después de muchas mejoras, es uno de los mejores al reemplazar una gran cantidad de botones por un solo controlador rotativo.

También tiene botones en el volante en todas las versiones del BMW Serie 4 Coupé, y algunos paquetes de opcionales incluyen comandos por voz. En las versiones posteriores, el controlador del iDrive se convierte en un trackpad. Se pueden trazar letras en él para las indicaciones del navegador.

Todo esto se utiliza para controlar una pantalla de 16,5 cm (6,5 pulgadas) que se encuentra en el centro del salpicadero. Los niveles más altos de acabado cuentan con una pantalla más grande de 22 cm (8,8 pulgadas), pero la unidad pequeña ya es suficiente.

Todas las versiones vienen equipadas de serie con radio DAB, conectividad Bluetooth para dispositivos móviles y puertos USB. BMW ha tardado en introducir Apple CarPlay, que solo es compatible con las últimas versiones. Aun así, ha cobrado por la compatibilidad con CarPlay, que también se encuentra en los sistemas de infoentretenimiento Professional o ConnectedDrive.

Al principio, el navegador por satélite venía como opcional en todos los acabados. Después de la renovación de 2017, aún se puede encontrar como opcional en todas las versiones, incluyendo los acabados SE y Sport.

Espacio y practicidad

Cuando se analizan las razones para comprar un coupé con carácter ejecutivo como el BMW Serie 4, la practicidad quizás no sea lo más importante en la lista de prioridades. Aun así, asegurarse de que un coche se ajuste a tu estilo de vida sigue siendo algo importante.

El espacio en la parte delantera del BMW Serie 4 Coupé es más que generoso. Ni el conductor ni el pasajero delantero tendrán problemas para ponerse cómodos, ya que cuentan con mucho espacio para la cabeza y los hombros.

Entre los espacios de almacenamiento en la parte delantera encontramos la guantera, además de los espacios de almacenamiento laterales y los compartimentos de la consola central. El reposabrazos deslizante y abatible viene de serie.

Sin embargo, los que viajan en la parte de atrás no irán tan a gusto en lo que respecta al espacio. BMW ha colocado dos asientos individuales en la parte trasera del Serie 4 Coupé. Puede parecer extraño, pero es más cómodo de lo que parece a primera vista.

El espacio para las piernas de los adultos es correcto, pero el espacio para la cabeza puede convertirse en un problema para los más altos. La línea del techo del BMW Serie 4 Coupé se come el espacio, lo que significa que los que midan más de 1,80 m podrían verse obligados a tener que inclinarse hacia adelante. Sin embargo, los adultos y niños más bajos no deberían tener problemas.

BMW dirá que quienes necesiten un Serie 4 con más espacio en la parte trasera deberían considerar el Gran Coupé de cuatro puertas, o incluso un berlina como el Serie 3.

El espacio del maletero en el BMW Serie 4 Coupé es similar al de rivales como el Mercedes-Benz Clase C Coupé o el Audi A5. En total, se pueden llevar 445 litros de equipaje en el maletero, lo que hace que sea más cómodo que el típico hatchback para familias. El borde de carga está bastante alto, pero el espacio en general está bien.

Los asientos traseros abatibles de serie permiten transportar objetos más grandes, mientras que la lista de opcionales ofrece un sistema de carga completa para los esquíes en las versiones que no son xDrive. El Acceso de confort también es un opcional útil, pues permite que el maletero se abra simplemente moviendo el pie bajo el parachoques trasero. 

“Si un manejo impresionante es lo que más te atrae de un coupé ejecutivo, el BMW Serie 4 es la respuesta a tus plegarias. BMW es una marca conocida por fabricar vehículos con un manejo excelente, y el Serie 4 está a la altura de esa fama”.

El BMW Serie 3 ya es una berlina impresionante a la hora de conducir, pero BMW se ha asegurado de que el Serie 4 Coupé sea lo bastante diferente para que los compradores no se sientan defraudados. El BMW Serie 4 Coupé tiene los asientos más bajos que el Serie 3 y su compañero, el Serie 4 Cabrio, lo que ayuda a mejorar el centro de gravedad.

De este modo, se reduce el balanceo de la carrocería, incluso en las versiones SE de entrada de gama. El BMW incorpora la dirección asistida en función de la velocidad Servotronic en todos los Serie 4 Coupé. Puede que los puristas esperen un poco más de sensibilidad, pero los conductores normales verán que la dirección es lo suficientemente pesada y precisa como para llevar el coche por una serie de curvas consecutivas sin aburrirse.

La Dirección deportiva variable siempre ha estado en la lista de opcionales del BMW Serie 4 Coupé. Esto hace que la cantidad de fuerza y el recorrido necesarios para girar con el volante dependan de la velocidad. Se puede convertir en un gusto adquirido, así que asegúrate de probar un coche que equipe este sistema antes de comprarlo.

La contrapartida del manejo deportivo es una calidad de conducción bastante rígida. Las versiones M Sport, con las ruedas más grandes, tienen la conducción más dura de todas. Aunque no sea un inconveniente, no esperes una experiencia muy agradable en estos coches. Cabe señalar que la suspensión M Sport podría eliminarse en ciertas versiones para ofrecer el mismo aspecto deportivo sin una conducción tan dura.

La mejor solución es encontrar un coche equipado con la suspensión opcional Adaptive M Sport. Esto permite que el conductor pueda cambiar entre los ajustes de Comfort y Sport, variando la dureza de los amortiguadores para adaptarlos a la carretera o a su estado de ánimo.

Motores y cajas de cambios

En su lanzamiento en 2013, el BMW Serie 4 solo tenía unas cuantas opciones de motor que se ampliaron considerablemente con el tiempo, con múltiples posibilidades tanto en el caso de los gasolina como de los diésel.

La gama de gasolina comienza con el 420i 2.0 de cuatro cilindros con turbocompresor. Sus 184 CV deberían ser suficientes para la mayoría de los conductores, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos en la versión manual. La caja de cambios automática aumenta esta cifra hasta 7,5 segundos. Los compradores también podrían elegir el sistema de tracción en las cuatro ruedas xDrive.

Los que busquen más ritmo pueden optar por el 428i, otro motor 2.0 de cuatro cilindros con turbocompresor que produce 245 CV. En 2016, se reemplazó por el 430i, aumentando la potencia hasta 252 CV. El rendimiento es mucho más impresionante: pasa de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos con la caja de cambios automática.

Si te vale con un motor de seis cilindros, el 3.0 turbo de seis cilindros en línea es la opción ideal. En el momento de su lanzamiento se le denominó 435i, con una potencia de 306 CV. Los cambios en 2016 lo rebautizaron como 440i, y supusieron un aumento de potencia de hasta 321 CV. Tiene un gran rendimiento, pero también mayores costes de mantenimiento.

Los diésel comienzan con el 418d, un 2.0 turbo de 143 CV que luego aumentaron hasta 150 CV. Aunque no es lento, ya que pasa de 0 a100 km/h en 8,6 segundos, no ofrece el suficiente ahorro de combustible para recomendarlo antes que el 420d.

El 420d produce 184 CV (más tarde 190 CV) y ofrece una conducción mucho más entusiasta. En este caso pasa de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos. También se puede optar por la tracción en las cuatro ruedas xDrive de BMW.

Entre los diésel más potentes se encuentra el 430d, que tiene un motor 3.0 de seis cilindros en línea con un solo turbocompresor y 258 CV. El mejor es el 435d de 313 CV, que viene con tracción en las cuatro ruedas de serie. Puede pasar de 0 a 100 km/h en unos impresionantes 4,7 segundos.

Siempre que sea posible, recomendamos elegir un coche con la excelente caja de cambios automática de ocho velocidades en lugar de la manual de seis velocidades. Ofrece una mejor experiencia de conducción, y suele ir acompañada de un mayor ahorro de combustible.

Refinamiento y niveles de ruido

Al desarrollar el Serie 4 Coupé, BMW invirtió mucho tiempo en hacerlo lo más aerodinámico posible. Además de mejorar el ahorro de combustible, también ayuda al aislamiento en general.

Los esfuerzos de los ingenieros de BMW no fueron en vano, ya que han hecho del Serie 4 Coupé un coche muy relajado y refinado. El ruido del viento se mantiene al mínimo, incluso a velocidades altas, y solo se aprecia un leve ruido de rodadura. Esto es más habitual en las versiones deportivas con ruedas más gruesas, pero no llega a suponer un problema importante.

Las versiones con motor de gasolina son particularmente silenciosas, sin apenas ruido en el habitáculo. Los motores 435i y 440i más rápidos añaden algo más de ruido durante el viaje, pero suenan particularmente bien a altas revoluciones, así que trata de no preocuparte por el ahorro de combustible cuando lo pruebes.

Los diésel son un poco más ruidosos, y las versiones 2.0 de cuatro cilindros se aseguran de que recuerdes qué tipo de motor llevas bajo el capó. En este caso, tampoco es un problema importante, pero sirve como recordatorio de que algunos rivales utilizan motores diésel más silenciosos.

Equipamiento de seguridad

BMW nunca ha sometido al Serie 4 Coupé a las pruebas de choque de la organización Euro NCAP. Pero no pasa nada, ya que el BMW Serie 3 sí que pasó por ellas y obtuvo la máxima calificación de cinco estrellas. Teniendo en cuenta todo lo que el Serie 4 comparte con el Serie 3, no vemos ninguna razón para que esta versión no funcione igual de bien.

Hay múltiples airbags instalados de serie en el BMW Serie 4, junto con el control electrónico de estabilidad y el control de tracción. Los asientos para niños se pueden acomodar de forma segura en los asientos traseros, pues todas las versiones cuentan con sujeciones ISOFIX.

En todos los coches se incluyeron faros de xenón cuando se lanzaron por primera vez, así como lavafaros. En la renovación de 2017, los faros se mejoraron con unidades LED aún más brillantes.

Los sensores de aparcamiento delanteros y traseros son opcionales en todas las versiones del BMW Serie 4, y pueden complementarse con un paquete opcional de aparcamiento avanzado que incluye cámara de visión trasera y Park Assist para permitir que el Serie 4 entre solo en las plazas de aparcamiento. Más tarde, los coches tendrían también la opción de incluir una sofisticada cámara de visión periférica.

La lista de extras también incluye otros elementos de seguridad. Las versiones vendidas tras la renovación de 2017 podrían venir con un paquete de asistencia para la conducción. Este paquete incluye funciones como el asistente de mantenimiento de carril, mitigación de colisiones en ciudad y alerta de cambio involuntario de carril. Las versiones anteriores podían incluir un paquete similar denominado Driving Assistant.

Los neumáticos runflat vienen de serie en toda la gama de los BMW Serie 4 Coupé, por lo que no hay rueda de repuesto ni kit antipinchazos en el maletero. 

“Aunque tenga un corazón deportivo, muchos compradores utilizarán el BMW Serie 4 Coupé como coche de diario. En ese caso, esta es la lista de versiones que menos consumen en el uso cotidiano”.

Quienes busquen un gasolina deberán valorar el 420i. En el acabado SE, con ruedas pequeñas de 43 cm (17 pulgadas) y caja de cambios automática, su consumo oficial es de 5,5 l/100 km. Las versiones Sport o M Sport con llantas de aleación grandes pueden llegar a 5,8 l/100 km.

En el caso de los diésel, el 420d es la mejor opción para conseguir costes bajos. Si compras un coche de la gama SE, la cifra oficial combinada será de 4,0 l/100 km con transmisión automática.

El 418d, de menor potencia, arroja una cifra de 4,1 l/100 km con la misma configuración, así que el 420d ofrece tanto rendimiento como ahorro.

“Al tratarse de un coche que ya era popular cuando salió al mercado, el BMW Serie 4 Coupé abunda en el mercado de segunda mano. Por lo tanto, puedes buscar tranquilamente la versión que mejor se adapte a tus necesidades (y presupuesto)”.

Los coches con el acabado M Sport constituyen la gran mayoría de los BMW Serie 4 Coupé disponibles en el mercado de segunda mano. Las versiones SE y Sport son menos comunes, y los acabados Modern y Luxury, que duraron poco, pueden ser difíciles de localizar.

Un 420i M Sport Coupé de kilómetro 0 podría ser tuyo desde unos 28 500 €, mientras que optar por el 420d diésel podría aumentar el precio hasta unos 33 000 €.

El potente 440i M Sport de 2016 está disponible por menos de 40 000 € con unos 67 000 kilómetros en el cuentakilómetros, lo que supone un ahorro sustancial sobre el precio de catálogo.

Ten en cuenta que algunos concesionarios pueden confundir los anuncios del Gran Coupé de cuatro puertas con el Serie 4 Coupé de dos puertas.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

BMW experimentó con diferentes niveles de acabado en el Serie 4 Coupé durante todo el tiempo que estuvo a la venta.

Todas las versiones SE tienen llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), climatizador bizona, radio DAB, asientos de tela Move y revestimiento exterior en aluminio mate.

La versión Sport incluye llantas de aleación de 46 cm (18 pulgadas), inserciones en el parachoques de color negro brillante, asientos deportivos y un interruptor para controlar el rendimiento de la conducción.

El acabado Modern solo estuvo disponible hasta mayo de 2014. Estos coches llevan llantas de 46 cm (18 pulgadas) y detalles cromados tanto en el interior como en el exterior.

Los acabados Luxury cuentan con llantas de 46 cm (18 pulgadas), tapicería exclusiva de cuero Dakota y detalles exteriores Chromeline.

Por último, el M Sport, tope de gama, ofrece llantas de aleación de 46 cm (18 pulgadas), estilo de carrocería a medida M, volante M Sport, asientos deportivos, suspensión M Sport y techo negro.

En nuestra opinión, el acabado M Sport tiene una buena relación calidad-precio y le otorga al BMW Serie 4 Coupé mucha más presencia en la carretera. 

arrow up icon
Volver arriba