Icon for vw make

Volkswagen Tiguan Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2016
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por el equipo editorial de heycar

8/ 10
heycar opiniones
Alternativa con clase al Qashqai
Ventajas
  • Interior magnífico con mucho espacio

  • Motores potentes con bajos costes de mantenimiento

  • Fácil y cómodo de conducir

Inconvenientes
  • Más caro que el SEAT Ateca y el Skoda Karoq, que son muy parecidos

  • Conocido, nadie “gira la cabeza a su paso”

  • No hay opción híbrida (todavía)

Veredicto general

"¿Recuerdas la época en la que la opción por defecto para los compradores de un coche familiar era un Volkswagen Golf? Cumplía todos los requisitos: era elegante, espacioso y transmitía una sensación de calidad que no te daba el Opel Astra o el Ford Focus".

Por supuesto, ahora todo el mundo quiere un crossover SUV. Y tiene sentido. Tiene más espacio, los asientos son más altos (lo que te hace sentir por encima de los demás, aparte de ofrecer una mejor visibilidad de la carretera) y no cuesta mucho más. Entre las opciones más populares destaca el Nissan Qashqai, el SEAT Ateca y el Peugeot 3008. Y este, el Volkswagen Tiguan.

Al igual que el Golf, el Volkswagen Tiguan es un poco más caro que sus competidores. Pero compensa: ofrece un equipamiento excelente y una sensación de solidez que no tiene el Qashqai. También tiene una línea bastante elegante, casi al mismo nivel que el Audi Q3 pero con menos desparpajo.

El interior es magnífico, con muchos materiales de primera calidad agradables al tacto. Tiene tanta clase como anuncia su exterior y todos los modelos vienen con un equipo de entretenimiento al que se accede mediante pantallas táctiles de cinco y ocho pulgadas , en función del acabado , fáciles de manejar y con gráficos nítidos.

Es tan espacioso como cabría esperar de un SUV familiar, con mucho espacio atrás para dos adultos. A los niños les encantará ir en una posición elevada y mirar por las ventanas grandes. Además, al deslizarse hacia adelante y hacia atrás, la banqueta trasera permitirá que priorices los espacios según tus necesidades. El maletero también es amplio y si necesitas más espacio Volkswagen vende un modelo más grande: el Volkswagen Tiguan Allspace.

Aunque nos gustaría ver motores híbridos disponibles (hay un Volkswagen Tiguan GTE híbrido enchufable en camino), Volkswagen ofrece una gama de motores gasolina y diésel que cubrirán la mayoría de las necesidades. En realidad hay que ir a por los motores básicos, ya sea el de gasolina de 1,5 TSI de 130 CV o el diésel de 2,0 litros TDI de 150 CV, aunque hay versiones más potentes disponibles si quieres más marcha. Incluso hay un diésel de 2,0 litros TDI y 240 CV que es el equivalente al Skoda Kodiaq vRS sin el punto hortera.

Todos los modelos de Volkswagen Tiguan están bien equipados, pero no es nada del otro mundo teniendo en cuenta cuánto cuestan nuevos. Probablemente descartaríamos el Volkswagen Tiguan Edition a menos que tengas poco presupuesto, pero los modelos Advance y superiores tendrán prácticamente todo lo que puedas querer.

Entonces, ¿cuál adolece el “pero” del Volkswagen Tiguan? Bueno, sobre todo el precio. Es bastante caro cuando se compra nuevo, pero esto se puede contrarrestar en cierta medida buscando uno usado. Si no, el SEAT Ateca es más divertido de conducir y el Peugeot 3008 tiene un interior más llamativo, pero el Volkswagen Tiguan es un excelente vehículo para todo tipo de terrenos.

¿El Volkswagen Tiguan es el coche adecuado para ti?

Si estás buscando un SUV familiar y práctico que te haga sentir bien, el Volkswagen Tiguan es una magnífica opción. Podría decirse que sus “primos hermanos”, el SEAT Ateca y el Skoda Karoq, ofrecen prácticamente lo mismo por menos dinero, pero nos gusta el interior del Volkswagen Tiguan y pensamos que está también mejor acabado. Hay un motor que se ajusta a casi todas las necesidades y la mayoría de los modelos están bastante bien equipados.

¿Cuál es el mejor modelo/motor de Volkswagen Tiguan?

Sabemos que el mundo se ha hecho un poco antidiésel últimamente, pero el Volkswagen Tiguan 2.0 litros TDI es un vehículo para todos los terrenos realmente fantástico. La mayoría de los compradores no necesitará más potencia que la que ofrece el modelo estándar de 150 CV, aunque recomendamos la caja de cambios automática DSG (aunque sea ligeramente más cara). Vamos, date un capricho. Por supuesto, si solo conduces tu Volkswagen Tiguan para llevar a los niños al colegio, te interesaría comprar uno de gasolina. Los motores de 2,0 litros tienen sed y no compensan, así que busca un TSI de 1,5.

Todos los modelos están bien equipados y el Volkswagen Tiguan Edition tendrá casi todas las cosas que la mayoría de los compradores desea, sin un precio excesivo. Si pagas más pasta por uno de los modelos Advance y Sport de gama alta, la compra de un Volkswagen Tiguan se vuelve un poco más difícil de justificar, ya que de repente sale perdiendo frente a algunas alternativas prémium muy buenas.

¿Qué otros coches son similares al Volkswagen Tiguan?

Si estás pensando en comprar un Volkswagen Tiguan, harías el tonto si no consideraras alternativas muy similares del Grupo Volkswagen como el Seat Ateca y el Skoda Karoq, así como otras opciones más caras como el Audi Q3 o el Audi Q5. También nos gusta mucho el Peugeot 3008 e incluso podrías comparar el Volkswagen Tiguan con alternativas prémium como el BMW X3, Land Rover Discovery Sport o el Volvo XC60. Otras opciones más asequibles serían el Nissan Qashqai, Kia Sportage y el Renault Kadjar.

"El interior del Volkswagen Tiguan no sorprende como el del Peugeot 3008, pero está a la altura de lo que cabría esperar de un Volkswagen".

También es muy fácil de conducir, las marchas están claramente marcadas y al conducir no se pierde demasiado tiempo en la pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento para realizar tareas sencillas como ajustar la temperatura del climatizador. 

Ya se trate del cuentarrevoluciones, el velocímetro o el mapa de ruta, la pantalla digital es clara y fácil de leer, aunque solo el modelo Sport viene con un Digital Cockpit de 31,2 cm -12 pulgadas (opcional en el Edition y Advance). No es tan elegante como el Audi Virtual Cockpit, pero los gráficos son nítidos y ofrece modos de uso diferentes, lo que te permite simplificarlo o complicarlo todo lo que desees.

Los asientos son grandes y cómodos, con muchas opciones de ajuste (aunque por desgracia tendrás que buscar uno con tapizado en cuero ‘Vienna’ como equipamiento opcional para tener ajustes eléctricos). Incluso en la posición más baja, la sensación es que el asiento está bastante alto. Pero esto no quita altura con respecto al techo y te sigue ofreciendo buena visibilidad de los coches pequeños mientras conduces.

La mayoría de la gente piensa que los asientos del Volkswagen Tiguan son suficientemente cómodos como para hacer viajes largos sin destrozarse la espalda, y vale la pena señalar que el modelo Edition básico es cómodo aun sin tener respaldo lumbar ajustable. Esta es una de esas funcionalidades que no echas de menos hasta que la pierdes.

Calidad y acabado

Pagarás un poco más por un Volkswagen frente a otras alternativas más populares, pero generalmente notarás una mejora en la calidad que compensa esa prima de precio. Esto se aplica al Volkswagen Tiguan, que tiene muchos materiales de tacto suave y de calidad, y cuidadosos acabados. Claro, si empiezas a toquetear, puede que encuentres algunos plásticos duros o endebles aquí y allá, pero eso es lo que diferencia el Volkswagen Tiguan del Audi Q3, que es más caro.

Cada botón o interruptor que presiones lo notarás agradable al tacto. Hasta los indicadores dan sensación de calidad. Sí, te lo decimos en serio.

Por supuesto, lo sofisticado que sea tu Volkswagen Tiguan dependerá de su acabado. Los modelos Advance y Sport vienen con algunas atractivas inserciones Piano Black en la consola central, así como barras de techo en color negro y cristales tintados. Todos los modelos vienen con volante de cuero, aunque los asientos de cuero son una opción deseable disponible en la mayoría de acabados.

Sistema de infoentretenimiento

Todos los modelos de Volkswagen Tiguan se venden con una pantalla táctil de entre cinco y ocho pulgadas, en función del acabado , que incluye conectividad Bluetooth (para llamadas y transmisión de audio), lector de tarjetas SD y radio DAB.

Los modelos Edition no vienen con sistema de navegación, pero no supone una gran pérdida porque todas las gamas integran aplicaciones de teléfonos con sistema operativo Android o iOS (App-Connect), lo que te permite ver aplicaciones desde tu teléfono en la pantalla del equipo de entretenimiento, incluyendo aplicaciones de navegación de terceros como Google Maps.

Los frikis de la tecnología deberían buscar un Volkswagen Tiguan con el sistema opcional Discover Media y Discover Pro. Además de una pantalla más grande (9 pulgadas), incluye control por voz, un sofisticado control por gestos (palabras...), reproductor de DVD y disco duro de 64 GB.

No importa qué sistema tenga el Volkswagen Tiguan que elijas; todos son fáciles de usar y tienen menús intuitivos, gráficos claros y respuestas rápidas. No distraen mucho y se pueden usar en marcha también, ya que la pantalla se puede colocar cómodamente en lo alto del salpicadero y tiene en los márgenes útiles botones de acceso directo.

Espacio y practicidad

Hay un montón de espacio en la parte delantera del Volkswagen Tiguan, con un techo muy alto (incluso en modelos con techo solar, que a veces puede comerse espacio) y mucho espacio para las piernas. También encontrarás espacios de almacenamiento muy prácticos, incluidos espacios de almacenamiento en las puertas de buen tamaño y un compartimento muy útil bajo el reposabrazos central. La guantera refrigerada le da un toque elegante, al igual que los compartimentos bajo los asientos delanteros de los modelos Advance y Sport.

Es poco probable que los pasajeros de los asientos traseros se quejen, a menos que intentes meter a tres adultos a la vez (lo que puede hacer que se sientan un poco apretados). Sus grandes ventanas ayudarán a reducir las posibilidades de marearse durante el viaje, y la mayoría de los Volkswagen Tiguan vienen con mesas plegables en la parte posterior de los asientos delanteros. También hay puntos Isofix en los asientos traseros laterales, lo que facilita la colocación de sillas para niños.

Si necesitas más espacio, también está el Volkswagen Tiguan Allspace, que es un poco más largo y añade un par de asientos adicionales.

El maletero es enorme, sin duda mucho más grande que el del Golf hatchback y alternativas como el Nissan Qashqai y Skoda Karoq. Tiene una capacidad de 615 litros, con acceso fácil gracias a un amplio margen de apertura y a la posibilidad de regular la altura del suelo del maletero si no se pide rueda de repuesto. También puedes deslizar la banqueta trasera deslizante hacia adelante si necesitas más espacio y dejar los asientos casi completamente planos para ganar aún más espacio.

Bajo el suelo del maletero, la mayoría de los modelos Volkswagen Tiguan vienen con una rueda de repuesto minimizada para ahorrar espacio. Esto ahorrará tiempo y evitará discusiones en caso de pinchazo. Dicho esto, el modelo 2.0 BiTDI 240 viene con uno de esos frustrantes kit antipinchazos.

"Aunque la dirección está un poco dura, generalmente el Volkswagen Tiguan se conduce muy bien: la postura al volante es buena y los mandos se manejan con suavidad".

Los modelos de gama más alta vienen con suspensión adaptable que permite ajustar la conducción tocando un botón, aunque definitivamente esta es una función “deseable” más que “imprescindible”. A la hora de la verdad no supone una gran diferencia y la mayoría de los compradores no se molestarán en cambiar la configuración una vez deje de ser una novedad.

Los modelos Sport vienen con suspensión deportiva que reduce la altura de conducción en 15 mm. Combinado con las llantas de aleación de serie de 50,8 cm (20 pulgadas), notarás más baches en la carretera que con un modelo Edition o Advance de serie con ruedas de 43 cm (17 pulgadas), por ejemplo.

Mientras que el Volkswagen Tiguan no da una sensación tan deportiva como el SEAT Ateca a la hora de conducir, sigue siendo más estable en las curvas que rivales como el Kia Sportage o el Opel Grandland X. Se conduce como un Volkswagen Golf, lo que significa que es fácil maniobrar con él e inspira confianza a velocidades más altas.

Te sientas a más altura que en un Golf, obviamente, y esto te da una buena visibilidad de la carretera. Todos los modelos menos el Volkswagen Tiguan Edition vienen con sensores de aparcamiento delanteros y traseros, y los modelos de gama más alta vienen con una cámara de visión trasera. Hay una panorámica de 360° del entorno “Area View” opcional, así como una función de asistente de aparcamiento que puede dirigir el coche y ayudarte a aparcar.

Ciertos modelos de Volkswagen Tiguan vienen con tracción a las cuatro ruedas, pero esto es un poco innecesario, la verdad. Los Volkswagen Tiguan con tracción en dos ruedas tienen mucho agarre, y un coste de mantenimiento reducido. Si deseas aventurarte fuera de la carretera, será mejor que mires algo como el Land Rover Discovery Sport, que es más caro.

Motores y cajas de cambios

En el Volkswagen Tiguan los motores diésel son más populares que los de gasolina. Se adaptan bien al coche, con un par bajo que proporciona una conducción relajada incluso cuando el coche va con pasajeros o equipaje.

El TDI de nivel básico de 2.0 litros tendrá suficiente potencia para la mayoría de los compradores. Tiene 150 CV, está disponible con tracción en las dos o en las cuatro ruedas, y puede llevar una caja de cambios DSG manual de seis velocidades o una automática de siete. Los coches con transmisión DSG son los más codiciados y se buscan más en el mercado de segunda mano (te gastarás más en combustible también), por lo que sería mejor decantarse por uno manual si tienes que ceñirte a un presupuesto. Dicho esto, la caja de cambios DSG se adapta muy bien al coche y responde rápido.

Los modelos de gama más alta también están disponibles en una versión de 190 CV del mismo motor. Esto proporciona potencia extra, lo que hace que adelantar y acelerar en autopista sea un poco más fácil. Si quieres tener lo último en motor turbodiésel, busca un Volkswagen Tiguan con motor 2.0 BiTDI de 240 CV. Acelera a 100km/h en 6,5 segundos, casi como un deportivo deportivo. Es un poco innecesario, la verdad, pero sin duda sería un buen coche de remolque.

Si no conduces mucho por autopista y no piensas remolcar nada, te vendría mejor un Volkswagen Tiguan de gasolina. Las versiones anteriores se vendieron con un depósito de gasolina de 1,4 litros, que fue reemplazado por uno de 1,5 a principios de 2019. Estos motores son muy buenos en realidad, sorprendentemente potentes para ser de gasolina, aunque es posible que prefieras el par del motor diésel si sueles conducir tu Volkswagen Tiguan con todas las plazas ocupadas. 

También hay un modelo de gasolina con un depósito de 2,0 litros, pero gasta mucho, lo que significa que se venden pocas unidades y es difícil encontrarlo en el mercado de segunda mano.

Refinamiento y niveles de ruido

El Volkswagen Tiguan te aísla perfectamente del ruido del viento y de la carretera a velocidades más altas, pero notarás un poco de estruendo en los modelos equipados con llantas de aleación de 50,8 cm (20 pulgadas).

Los motores son muy silenciosos también, incluso si optas por uno diésel. Claro, generalmente hace un ruido distintivo al arrancar, pero luego se suaviza una vez alcanza cierta velocidad (y temperatura). Los diésel más potentes están ligeramente más perfeccionados que el diésel de 150 CV y 2,0 litros estándar, pero eso se debe en gran parte a que no tienen que hacer tanto esfuerzo para acelerar.

Si conduces mucho por ciudad, puede que una alternativa híbrida como el Toyota RAV4 o el Honda CR-V te parezca mejor opción que un Volkswagen Tiguan de gasolina, pero pocas personas tendrán queja de los niveles de ruido en el Volkswagen.

Equipamiento de seguridad

El Volkswagen Tiguan está repleto de funciones de seguridad inteligentes diseñadas para evitar accidentes.

Incluyen el sistema de observación del entorno Front Assist que combina la protección predictiva de los peatones con el sistema de frenada de emergencia urbana, que te avisa si detecta vehículos o peatones en el borde de la carretera o en la calzada. El sistema puede incluso realizar una parada de emergencia si es necesario.

El asistente de mantenimiento de carril Lane Assist también viene de serie. Es un sistema controlado por cámara que te avisa si el coche comienza a salirse del carril. También puede redirigir el volante si detecta que estás abandonando tu carril sin indicarlo.

Algunos modelos también vienen con un sistema de alerta que controla tu comportamiento al volante y cuánto tiempo llevas conduciendo, y te sugiere que debes tomarte un descanso si nota signos de agotamiento o distracciones.

Si a pesar de todos estos sistemas de seguridad activos tienes un accidente, el Volkswagen Tiguan es un SUV muy seguro. Su sistema integral de airbags incluye airbags de cortina para pasajeros delanteros y traseros, airbags laterales en los asientos delanteros, airbags para el conductor y el acompañante con interruptor de desactivación del airbag del acompañante y un airbag de rodilla para el conductor.

Cuando Euro NCAP probó el Volkswagen Tiguan en 2016, el coche obtuvo la máxima puntuación en seguridad: cinco estrellas. El organismo independiente le dio una impresionante calificación del 96 % para ocupantes adultos, 84 % para niños, 72 % para peatones y 68 % por sus características de seguridad.

"Si vas a hacer muchos kilómetros y no quieres parar en demasiadas gasolineras, compra un Volkswagen Tiguan diésel. El de 150 CV 2.0 TDI con tracción delantera y caja de cambios manual de seis velocidades tiene un consumo de 4,0 l/100 km en carretera y 5,4 l/100 km en ciudad, y, tal como muestran las últimas pruebas WLTP de ahorro de combustible, estas cifras deberían ser viables en circunstancias reales".

La tracción en las cuatro ruedas influye ligeramente en el consumo de combustible, al igual que la caja de cambios automática DSG. El modelo 2.0 TDI 4Motion DSG consume hasta 6,7 l/100 km y el poderoso 2.0 BiTDI 4Motion DSG hasta 7,8 l/100km, que es mucho para ser un diésel, pero ¿qué esperas de un Volkswagen Tiguan con 240 CV?

Si no vas a hacer muchos kilómetros en autopista, sería mejor que comprases un Volkswagen Tiguan de gasolina básico; el 1.5 TSI de 130 CV consume hasta 6,5 l/100 km, y el de 150 CV consume hasta 6,6 l/100 km.

"El Volkswagen Tiguan se deprecia poco, pero puedes ahorrar dinero con uno seminuevo".

Si te apetece un Volkswagen Tiguan que esté como nuevo pero no cueste lo mismo que uno nuevo, busca un modelo ya matriculado. Se trata de coches que los concesionarios automatriculan antes de ofrecerlos con un descuento, lo que te permite ahorrar dinero y saltarte la lista de espera.

Hemos visto modelos Edition de gasolina con el motor 1.5 TSI de 130 CV y kilometrajes inferiores a 10.000 km que se venden por unos 26.000 euros, lo que supone un ahorro de casi 4.000 euros. Un Volkswagen Tiguan Sport ya matriculado con el motor diésel TDI de 2.0 litros y 150 CV, tracción en las cuatro ruedas y caja de cambios automática DSG se puede comprar por unos 35.000 euros, casi 8.000 euros menos que si se compra nuevo.

Busca modelos anteriores para ahorrar más. Los modelos con tres años de antigüedad proceden de leasings y acuerdos de financiación y pueden presentar una muy buena relación calidad-precio. Con un presupuesto de 19.000 euros podrás comprar un modelo Sport con menos de 150.000 km y un motor diésel 2.0 TDI de 150 CV. 

Niveles de acabado y equipamiento de serie

La gama Volkswagen Tiguan arranca con el nivel de equipamiento Edition, que en realidad está bastante equipado. Viene con llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), sistema de infoentretenimiento de 20,3 cm (8 pulgadas) con radio DAB y Apple CarPlay/Android Auto, y toda una serie de sistemas de asistencia al conductor. Estos incluyen el sistema de frenado de emergencia por radar, el asistente de mantenimiento de carril Lane Assist y los faros automáticos.

Busca un Volkswagen Tiguan Advance si quieres extras como llantas de aleación de 18 pulgadas, exterior cromado y sistema de navegación de 46 cm (18 pulgadas). El climatizador viene de serie en el Advance, así como otras prestaciones de asistencia al conductor: control de crucero adaptativo, sistema de alerta, asistencia antideslumbramiento y cámara de visión trasera.

El Volkswagen Tiguan Sport ofrece una selección de modos de conducción con suspensión adaptable (en algunos motores), faros LED con luz de conducción diurna y luz de curva, inserciones decorativas “Dark Grid” para tableros de instrumentos y asientos confort exclusivos delanteros calefactables. Además, tiene una pantalla digital con velocímetro electrónico, cuentakilómetros y cuentarrevoluciones en lugar de esferas convencionales.

Hay una opción de un techo panorámico y corredizo como parte de un pack de equipamiento exclusivo del modelo Sport España , así como faros delanteros LED-High con asistente para luz de carretera “Dynamic Light Assist” y sistema de navegación “Discover Media”.

Modelos similares

Toyota Rav 4

Ford Kuga

Nissan Qashqai

arrow up icon
Volver arriba