logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for hyundai make

Hyundai i10 Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2020
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
City car
fuel iconCombustible
Gasolina

Escrito por heycar Editorial team

9/ 10
heycar opiniones
Excelente compacto urbano
Ventajas
  • Compacto urbano ideal que ofrece más espacio que muchos rivales por lo que cuesta

  • Viene con garantía de cinco años

  • Muy cómodo gracias a la excelente calidad de conducción

Inconvenientes
  • Mejor evitar la lenta caja de cambios automática

  • No tiene suelo del maletero ajustable

  • El motor 1.0 va un poco forzado a altas velocidades

Veredicto general

“El Hyundai i10 es prácticamente el compacto urbano perfecto. Ofrece más espacio que la mayoría, es increíblemente cómodo y sigue teniendo una buena relación calidad-precio. Lo pondríamos a la altura del excelente Volkswagen Up!”.

Cuando se trata de compactos urbanos de buena calidad, los compradores se ven obligados a elegir, por lo que se necesita algo especial que destaque, y el Hyundai i10 da un paso al frente. En nuestra opinión, este es uno de los mejores compactos urbanos, y no solo por su buen precio.

Dejamos el precio a un lado de momento porque el Hyundai i10 es un pequeño gran coche por derecho propio. Y cuando decimos “pequeño” no lo decimos en el mal sentido. Este coche se aparca fácilmente en plazas pequeñas y se desliza tranquilamente por aparcamientos de varias plantas. Según Hyundai, puede llevar a cinco adultos, aunque tendrían que ir muy apretados.

El Hyundai i10 es un poco raro en términos de tamaño, ya que se encuentra a medio camino entre un compacto urbano como el Toyota Aygo y un compacto pequeño (por ejemplo, el Opel Corsa). Sin duda, es más espacioso que un compacto urbano medio, con buen espacio tanto en la parte delantera como en la de atrás.

Si tienes que llevar niños pequeños, ese espacio será una bendición al colocar asientos infantiles en la parte de atrás. El maletero es bastante decente y más que suficiente para una gran compra semanal, aunque será más difícil meter un cochecito de bebé.

Lo que realmente hace que el Hyundai i10 se distinga de la competencia es su mezcla de manejo y conducción. La dirección con buen peso y el gran agarre hacen que sea realmente divertido a la hora de conducir, aunque no al mismo nivel que el Volkswagen Up!, pero la excelente configuración de la suspensión lo convierte en el compacto urbano más cómodo.

Por autopista va tranquilo y relajado, algo que no se puede decir de todos los compactos urbanos, especialmente por el ruido del motor a 120 km/h (75 mph).

De los dos motores, el 1.0 MPi, más pequeño, es en realidad la mejor opción. A pesar de sus modestos 67 CV, tiene un carácter muy rápido en ciudad gracias a que es una unidad de tres cilindros. El 1.2 es menos divertido, aunque al tener cuatro cilindros, va más relajado a altas velocidades. Ambos son baratos de mantener y cabe esperar un consumo de combustible de alrededor de 6,2 l/100 km.

Si te decides por una versión Klass de nivel medio, obtendrás prácticamente todo el equipamiento que necesitas, incluyendo aire acondicionado, cámara de visión trasera, Android Auto y Apple CarPlay, además de un impresionante sistema de pantalla táctil.

Hyundai ya no fabrica “bueno, bonito y barato”, pero sigue siendo fiel a su filosofía de ofrecer calidad a buen precio. Por lo que pagas, te llevas un fantástico Hyundai i10. En pocas palabras, si estás buscando un compacto urbano, el Hyundai i10 es un gran punto de referencia para valorar a todos los demás. En nuestra opinión, no encontrarás muchas opciones que puedan igualarlo en su conjunto.

Si estás buscando la versión anterior, no te pierdas nuestra reseña del Hyundai i10 (2014-2020).

¿El Hyundai i10 es adecuado para ti?

Si deseas un coche pequeño pero no quieres renunciar a la calidad o al confort, el Hyundai i10 encajará perfectamente con lo que buscas. Aunque se clasifique como compacto urbano, ofrece más espacio que otros como el Volkswagen Up! y, de hecho, puede rivalizar fácilmente con coches más grandes como el Ford Fiesta.

También se conduce bien gracias a su dirección con gran aplomo. Eso facilita el aparcamiento a baja velocidad, pero no lo deja tan desprovisto de sensaciones a velocidades altas como para que parezca que vas conduciendo un coche de juguete. Sin embargo, su mejor característica es la excelente calidad de conducción, que hace del Hyundai i10 un coche increíblemente cómodo.

Hyundai, como marca, está sin duda en alza, y el elegante diseño de este i10 nos haría sentir orgullosos de tenerlo aparcado a la entrada de casa.

¿Cuál es el mejor modelo/motor de Hyundai i10?

El motor tricilíndrico 1.0 de serie del Hyundai i10 se adapta a la mayoría de los propietarios y tiene una buena capacidad para ponerse en marcha y circular por la ciudad, por lo que sería nuestra elección. También es la opción más barata de la gama Hyundai i10.

Sin embargo, si vas a pasar tiempo en la autopista y quieres un poco más de potencia, opta mejor por el 1.2. En cuanto a la elección de caja de cambios, a menos que el cambio automático sea imprescindible para ti, ve a por el manual, es mucho mejor. El cambio automático es lento y desesperante.

La versión Klass es la más popular que verás, y tiene el mejor acabado en cuanto a la relación calidad-precio. No hay versiones “básicas” como tal, e incluso el Essence viene con aire acondicionado-

El Hyundai i10 N Line es mucho más difícil de encontrar, pero, sin duda, vale la pena buscarlo.

¿Qué otros coches son similares al Hyundai i10?

No faltan buenos compactos urbanos en el mercado con el Volkswagen Up! considerado por nosotros como el mejor, y es sin duda el punto de referencia (mira también el SEAT Mii y el Škoda Citigo, aunque debemos decir que el Hyundai i10 tiene una mejor relación calidad-precio y ofrece más espacio. Sin embargo, el Up! es más divertido a la hora de conducir.

Si lo que quieres es una garantía larga, piensa en el Kia Picanto o el Toyota Aygo , pero ambos tienen diseños más anticuados que el Hyundai i10. ¿Buscas algo más barato y llamativo? Echa un vistazo al Suzuki Ignis, aunque el interior no está a la altura del Hyundai i10 en términos de calidad. A menos que te guste el estilo de 1985.

¿Listo para tener un i10 de la mejor calidad?

  • Todos los coches vienen con garantía

  • Solo distribuidores seleccionados

  • Toda la calidad comprobada

“A veces lo mejor es lo más sencillo, y la disposición interior del Hyundai i10 es el ejemplo perfecto. Tiene un aspecto mucho más atractivo que el anterior Hyundai i10, pero sigue siendo fácil de usar y está bien diseñado”.

Da en el clavo con lo básico. La posición de conducción es excelente con los pedales, el volante y el asiento alineados. Además, el embrague no es muy pesado y el pedal no está demasiado alto, una peculiaridad molesta de algunos compactos urbanos. Incluso hay bastante espacio para el pie izquierdo en el reposapiés (siempre y cuando no calces más de un 43).

Los asientos son tan agradables como ver un capítulo repetido de Friends, son cómodos y ofrecen buena sujeción. Además, en todas las versiones, el asiento del conductor se puede ajustar en altura, algo que los más altos agradecerán. Como en la mayoría de los compactos urbanos, en el Hyundai i10 el volante se ajusta en altura pero no en profundidad. Sin embargo, gracias a la buena posición de conducción, no será un gran un problema para la mayoría de los conductores.

La palanca de cambios está alta, cerca de la mano, y los mandos del aire acondicionado también, y son fáciles de usar. No hay controles complicados en la pantalla táctil, solo ruedas sencillas, por lo que es fácil poner un poco de aire fresco sin tener que adentrarse en los menús.

Puede que el interior del Hyundai i10 no sea tan elegante o tenga un diseño tan chulo como el del Volkswagen Up! (no cuenta con muchos colores brillantes ni diseños molones) pero eso no quita que sea un habitáculo muy cómodo.

Gracias a todo lo mencionado, el Hyundai i10 es un coche que resulta muy cómodo y fácil de conducir. Ni siquiera saldrás con dolor de espalda o calambres en las piernas después de varias horas al volante.

Calidad y acabado

Aunque el Hyundai i10 no es la panacea en lo que respecta a los plásticos de tacto suave, los materiales utilizados no dan la sensación de ser baratos. En ese sentido está a la par de coches como el Volkswagen Up!. De hecho, nos atreveríamos a decir que el Hyundai i10 tiene un interior más agradable, con menos metal a la vista y una mejor sensación de “coche grande”.

Si todavía sigues creyendo que Hyundai es una marca de bajo coste, piénsatelo de nuevo. El Hyundai i10 es realmente impresionante en su interior, especialmente si te decides por una versión de acabado N Line, que incluye detalles más bonitos en el interior, como el efecto 3D en forma de panal en el gran salpicadero y las lunas tintadas, cosas poco comunes en un compacto urbano de serie.

Además de la sensación de calidad del Hyundai i10, verás que las puertas se cierran con un golpecito seco agradable y que todos los controles funcionan con una precisión impecable. Contribuyen a mejorar esa sensación otros elementos como el cuero suave del volante y la palanca de cambios (de serie en todas las versiones).

Sistema de infoentretenimiento

La versión estándar Hyundai i10 Essence viene con radio DAB con Bluetooth que cumple correctamente, aunque solo tiene dos altavoces y una pequeña pantalla de 9,7 cm (3,8 pulgadas) en blanco y negro. Si piensas hacer algo más que escuchar radionovelas, las versiones i10 Klass y Tecno tienen un gran sistema con pantalla táctil a color de 20 cm (8 pulgadas) brillante y nítida. Es más grande que ninguna otra de un compacto urbano. También lleva dos altavoces más en la parte de atrás para que todos puedan disfrutar contigo de la música.

La pantalla está montada en lo alto del salpicadero, así que es fácil mirarla sin apartar la vista de la carretera durante mucho tiempo. El sistema es fácil de usar y la parte “táctil” es sensible, así que navegar por los menús no resulta una ardua tarea que pueda acabar en accidente.

De todas formas, hay botones y controles útiles alrededor de la pantalla, por lo que llegar al menú que quieras es como un juego de niños. También nos gusta el botón de volumen estándar a la antigua usanza en vez de uno complicado, así subir (o bajar) lo que los niños quieren escuchar en el trayecto al colegio es mucho menos estresante.

La otra gran función del Hyundai i10 es el Apple CarPlay y el Android Auto. Puedes controlar tu dispositivo móvil a través de la pantalla táctil y escuchar podcasts, música en Spotify, libros Audible y usar aplicaciones de navegación como Google Maps o Waze. Viene de serie en todos, excepto en el Essence.

Espacio y practicidad

Aunque se clasifique como compacto urbano, el Hyundai i10 se asemeja más al gran Ford Fiesta en términos de espacio para pasajeros. Dispone de mucho espacio, especialmente para los codos y los hombros. Aunque no puedas llevar a cinco jugadores de rugby fornidos, Hyundai dice que pueden caber cinco adultos, pero creemos que irían bastante apretados.

Los asientos traseros se pueden usar de verdad, y eso es especialmente útil a la hora de instalar asientos infantiles. Significa que puedes llevar un asiento infantil de grupo 1, 2 o 3 en la parte de atrás y, aun así, tener suficiente espacio para alguien en la parte delantera. Sin embargo, si llevas un asiento orientado hacia atrás, el espacio va a ser estrecho.

Los puntos ISOFIX de la parte trasera están ocultos, así que es difícil colocar un asiento infantil, pero una vez dentro, el apoyacabezas se puede retirar fácilmente. Lo más útil es que puedes anclar el cinturón de seguridad en la hebilla fácilmente, algo que nos ha parecido imposible en coches como el Mazda 2, más grande.

El espacio de almacenamiento en el Hyundai i10 es bueno, con una bandeja práctica para dispositivos móviles y carteras delante de la palanca de cambios, además de otra encima de la guantera, que tiene mucho espacio para objetos como rascadores de hielo o esos caramelos que se quedarán ahí durante meses. También hay espacios grandes de almacenamiento en las puertas e incluso dos portavasos, aunque tienen poca profundidad.

La capacidad oficial del maletero es de 252 litros, que está a la par del Kia Picanto, aunque ninguno de los dos es tan bueno como el del Ford Ka+ con 270 litros. Lo único que notarás es que el maletero es muy profundo y no muy largo.

Tampoco tiene suelo del maletero ajustable, pero sorprendentemente puedes meter en el Hyundai i10 la compra de una semana entera de lo espacioso que es. Más complicado será meter un cochecito de bebé a menos que tenga un diseño particularmente compacto. La otra curiosidad es que la bandeja del maletero no se levanta con el portón trasero y puede estorbar.

“En cuanto a calidad de conducción, el Hyundai i10 se mantiene a la cabeza sobre la competencia. La suspensión está equilibrada para ofrecer una conducción cómoda y flexible, sin llegar a ser del todo suave en las curvas ni a botar demasiado”.

Incluso si te decides por una versión con llantas de aleación grandes de 41 cm (16 pulgadas), el Hyundai i10 es capaz de pasar suavemente sobre los baches y no se agita sobre superficies de carretera irregulares. De todas formas, nos decantaríamos por las llantas de aleación de 38 cm (15 pulgadas) del Klass, si lo que buscas es la mayor comodidad posible.

En cualquier caso, muy pocos compactos urbanos se conducen tan cómodamente. El Hyundai i10 no solo funciona bien en ciudad. Por autopista es impresionante, siendo flexible y seguro a la vez gracias en parte a la precisión de su dirección.

Esa dirección sensible se nota al tomar las curvas. El pequeño Hyundai i10 es sorprendentemente agradable a la hora de conducir en carreteras viradas y, aunque no es tan divertido como un Volkswagen Up!, seguimos pensando que es entretenido.

No resulta inquieto y tiene mucho agarre en la parte delantera, así que incluso en mojado sabes que el Hyundai i10 tomará las curvas cerradas de forma tranquila. En las curvas sí que se nota algo de balanceo de la carrocería, igual que en el Kia Picanto, pero el Hyundai i10 resulta más versátil con su combinación de conducción cómoda y su buen manejo.

En ciudad, la dirección se vuelve más ligera, haciendo mucho más fácil aparcar o moverse por un estrecho edificio de varias plantas diseñado completamente en CAD. Aunque el Hyundai i10 no sea tan pequeño como un Fiat 500, sigue siendo fácil aparcarlo en una plaza reducida. Las versiones Klass y superiores vienen con cámara de visión trasera.

Motores y cajas de cambios

El Hyundai i10 se lanzó con dos motores de gasolina. No hay ningún mild hybrid o similar en la gama y tampoco hay vehículo eléctrico, a diferencia del caso de rivales como el Škoda Citigo y el SEAT Mii.

El motor más popular que encontrarás es el 1.0 MPi que creemos que es la elección perfecta para el Hyundai i10. Sus 67 CV tal vez no sean suficientes como para presumir en redes pero, gracias al hecho de que es un motor de tres cilindros, tiene mucho empuje, lo que hace que sea rápido al arrancar e ideal para ir por ciudad.

El único inconveniente es que puede ir un poco tenso a altas velocidades. La mayoría no se comprará un Hyundai i10 por su destreza en la autopista, pero si tu intención es pasar la mayor parte del tiempo rayando el límite de velocidad, el 1.2 de cuatro cilindros y 84 CV es la mejor opción.

Ambos motores vienen con una caja de cambios manual de cinco velocidades de serie que tiene un buen comportamiento. Como opción, cuenta con transmisión manual automatizada, o AMT por sus siglas en inglés.

Muchos coches compactos están equipados con cajas de cambios de este tipo en lugar de cajas automáticas propiamente dichas, principalmente porque son más ligeras y baratas. El problema es que son cambios lentos y bruscos, lo que hace que la experiencia de conducción no sea muy agradable. El Hyundai i10 lleva el mismo cambio automático, así que nos decantaríamos por el manual, a menos que el automático sea innegociable para ti.

Refinamiento y niveles de ruido

El Hyundai i10 es más refinado y silencioso que muchos otros compactos urbanos. Mucho más, de hecho. El aislamiento del ruido de rodadura es mucho mejor que en otros. Como hemos mencionado, está más que a la altura de coches de clase superior, como el Suzuki Swift. No se nota demasiado el ruido del viento, e incluso a velocidades altas el pequeño Hyundai i10 parece un coche más grande.

El motor 1.0 MPi es más suave y silencioso que muchos otros motores de tres cilindros, como los del Aygo, el C1 o el 108. Su carácter enérgico y entusiasta lo hace muy divertido. Una cosa que notamos a veces es que el motor reduce un poco, por lo que puede ser necesario subirle más las revoluciones al acelerar.

No es de extrañar que el 1.2 sea más suave (gracias al cilindro adicional) y, por lo tanto, que no haya que pisarle tanto, por ejemplo, al acceder a una autovía desde un carril de incorporación corto.

Equipamiento de seguridad

Los compactos urbanos han recorrido un largo camino en los últimos años y ya no son el medio de transporte básico que fueron en el pasado. El i10 viene con lo que Hyundai llama funciones de seguridad “SmartSense” y, desde luego, es un buen paquete.

Todas las versiones del Hyundai i10 vienen con muchos sistemas electrónicos de serie. Tienen FCAA, o asistente a la frenada de emergencia, que usa la cámara frontal para detectar otros coches y también a peatones y ciclistas. Avisará si considera que se aproxima un impacto inminente y frenará automáticamente si el conductor no lo hace.

También encontramos el sistema eCall de Hyundai, que llamará a los servicios de emergencia en caso de que se produzca un accidente y salten los airbags.

El Hyundai i10 está equipado con asistente de luces altas, que baja automáticamente las luces de carretera cuando se acerca otro coche o detecta farolas. Otras funciones poco habituales en la clase de los compactos urbanos son el sistema de control de presión de los neumáticos TPMS y la asistencia de arranque en pendiente.

Por supuesto, también cuenta con todo el equipamiento de seguridad de serie que cabe esperar, como el control electrónico de estabilidad (ESC), y los airbags frontales, laterales y de cortina. Hay dos puntos de anclaje ISOFIX para asientos infantiles en la parte trasera y un soporte para anclaje superior, aunque no es tan obvio a primera vista.

Este Hyundai i10 no se ha sometido a las pruebas de choque del Euro NCAP, pero las dos versiones anteriores obtuvieron una calificación de cuatro estrellas, por lo que esperamos que esta versión gane cinco estrellas dado el nivel de equipamiento de seguridad activa que viene de serie. No encontraremos ninguna rueda de repuesto en el nuevo Hyundai i10 porque no quedaría espacio en el maletero, así que en su lugar cuenta con un kit antipinchazos. Afortunadamente, la garantía de cinco años de Hyundai incluye asistencia en carretera.

“Ambos motores resultan baratos vistas las cifras oficiales de ahorro de combustible (o WLTP, como se conocen actualmente), dado que el 1.0 MPi consume alrededor de 5,1 l/100 km, aunque eso depende del nivel de acabado. En la conducción del mundo real, el dato se acercará más a 5,6 l/100 km”.

El 1.2 arroja una cifra oficial de 5,6 l/100 km, pero el dato real debería ser de alrededor de 6,0 l/100 km. Si optas por la caja de cambios AMT, el ahorro se verá bastante mermado en ambos casos. Una razón más para dar un volantazo hacia otro lado.

Con su depósito de 36 litros lleno de combustible, se deberían poder recorrer unos 650 kilómetros con el 1.0 MPi y unos 600 kilómetros con el 1.2.

“Puede que el Hyundai i10 no sea el compacto urbano barato que fue en su día, pero todavía tiene un buen precio”.

Para empezar, es más grande y espacioso que la mayoría de los compactos urbanos, y está bien equipado con algunas funciones propias de coches más grandes.

Cuando se lanzó, los precios de catálogo comenzaban en 11 950 € en la versión Essence. Hyundai ha optado por evitar hacer una versión pelada, por lo que todos los i10 vienen con un montón de equipamiento de serie. El Klass 1.0 MPi que recomendamos comienza en 13 370 € y con el motor 1.2 sube a 15 445 €.

El N Line viene muy bien equipado pero resulta caro, con un precio de catálogo de 17 520 €. Son bastante raros, pero si buscas bien, puedes encontrar alguno por poco más que un Klass.

Puedes encontrar un buen número de versiones Hyundai kilómetro cero, aunque el Tucson, mucho más grande, es el que suele ser más popular. Tendrás que ser paciente y estar preparado para viajar para hacerte con uno. La buena noticia es que la mayoría de los concesionarios están dispuestos a entregarlos de forma gratuita o con descuento para realizar la venta.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

La versión Essence viene con todo lo básico, pero el Klass es la versión a elegir, aunque solo sea por la buena pantalla táctil a color (la otra en blanco y negro es muy de los 90), y porque incluye Apple CarPlay y Android Auto, además de dos altavoces adicionales en la parte trasera. 

El Klass sustituye las llantas de acero básicas por unas buenas llantas de aleación de 38 cm (15 pulgadas) e incluye funciones como la cámara de visión trasera. Pero si quieres ser el rey de la fiesta, el Style es realmente impresionante.

También incluye luces antiniebla delanteras, luces diurnas LED, lunas traseras tintadas y llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas). ¿Necesitas todo esto?

En realidad no, pero si pensaras así, tendrías el mismo coche que los Picapiedra. Así que si encuentras una versión N Line, que no es mucho más cara que una versión Klass, vale la pena ir a por ella.

No hay muchos extras, pero la pintura metalizada por 370 € es de esperar en la mayoría de las versiones de segunda mano, aunque el techo de dos tonos es mucho más raro y no vale la pena pagar de más.

arrow up icon
Volver arriba