Icon for vw make

Volkswagen Polo Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2017
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Compacto
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por Equipo editorial de heycar

10/ 10
heycar opiniones
Un éxito del segmento B
Ventajas
  • Habitáculo amplísimo

  • Refinamiento magnífico

  • Viaje cómodo

Inconvenientes
  • Más caro que la mayoría de sus rivales

  • No es tan interesante como un Fiesta

  • Las ruedas grandes (opcionales) estropean el viaje

Veredicto general

"El Volkswagen Polo es la mejor excusa para disfrutar al volante, ya que ofrece una conducción, un espacio y una garantía en motores de gasolina excelentes. Es cierto que su precio es algo superior al de otros grandes rivales, pero el elegante y práctico Volkswagen Polo de sexta generación es uno de los coches más logrados".

Si hablamos de su mecánica, el Volkswagen Polo es prácticamente idéntico al último SEAT Ibiza. Sin embargo, aunque comparte motor y plataforma con su equivalente español, el Volkswagen Polo presenta un acabado interior más lujoso, con materiales de gran calidad y una óptima insonorización. También la oferta desde el punto de vista tecnológico es variada, con la opción de una instrumentalización totalmente digital.

El habitáculo es de los más espaciosos y prácticos que puedes encontrar en el segmento de utilitarios, con un interior amplio que garantiza un viaje cómodo a cuatro adultos. El maletero es enorme y muy superior al de otros rivales, como el Opel Corsa o el Ford Fiesta, con los respaldos de los asientos sin abatir. De hecho, el del Polo, con una capacidad de 355 litros, está muy próximo a los 380 litros del Golf.

El Polo incluye muchos sistemas de asistencia de conducción, como el sistema de seguridad y prevención Front Assist, que permite al coche activar automáticamente los frenos si detecta un posible impacto a baja velocidad. El Polo ha obtenido una calificación de cinco estrellas NCAP y tiene como extras el control de velocidad de crucero adaptativo, el detector de vehículos en ángulo muerto del retrovisor o el control de distancia de aparcamiento que advierte al conductor de los vehículos que se aproximan cuando se conduce marcha atrás.

El Polo no es tan dinámico ni entretenido a la hora de conducir como el Fiesta, porque la dirección carece del peso y empuje del Ford. De todas formas, el Volkswagen ofrece una experiencia de conducción segura y predecible. Además, su carácter elegante y sobrio transmite la sensación de estar conduciendo un vehículo de categoría superior cuando vas por autopista. La suspensión absorbe la mayoría de las imperfecciones de la carretera, pero los coches con llantas de 43 cm (17 pulgadas) transmiten algunas vibraciones al habitáculo.

El mejor motor de la gama es el 1.0 TSI. En nuestra opinión, es uno de los mejores motores turbo de tres cilindros de gasolina en el mercado, con un rendimiento activo y un consumo estimado inferior a los 3,9 l/100 km. También hay disponible un modelo GTI centrado en el rendimiento con un motor 2.0 TSI de 200 CV. El 1.6 TDI de diésel solo está pensado para aquellos que recorren largas distancias a diario.

Con su eficiencia, comodidad y practicidad, el Polo se asemeja más que nunca al Golf, por lo que pone el listón muy alto a sus rivales. Es cierto que el Fiesta y el Ibiza son mejores aliados en cuanto a la conducción y el precio, con mejores niveles de equipamiento de serie por el mismo dinero, pero el Polo es elegante y es un coche fácil de recomendar para aquellos a los que no les importa pagar un poco más por la comodidad y la elegancia.

Si estás buscando la versión anterior, comprueba nuestra Reseña del Volkswagen Polo (2009-2017).

¿El Volkswagen Polo es adecuado para ti?

El Volkswagen Polo es lo más parecido a un coche "todo en uno" dentro del mercado de utilitarios o segmento B. Esto es gracias a que el Volkswagen Polo obtiene una buena puntuación en todas las áreas que le corresponden y en otras en las que los compactos no suelen destacar.

Uno de esos puntos fuertes del Polo es el espacio de su habitáculo que otros rivales no tienen. El interior también tiene un acabado de gama más alta en sus materiales y en el diseño, dando la sensación de ser un coche de primera calidad, solo comparable con el Audi A1 y el MINI Cooper.

Todo este espacio, confort y calidad se traducen en un precio algo más elevado que el de la mayoría de sus rivales, pero merece la pena. Esto se ve reflejado en los precios altos que tienen como coches de segunda mano, por lo que no te arrepentirás de comprar un Polo nuevo, ya sea al contado o con financiación.

¿Cuál es el mejor modelo/motor de Volkswagen Polo?

Está muy claro: el mejor motor de la gama Polo es el magnífico 1.0 TSI turbo de gasolina. Se encuentra en las versiones de 95 y 115 CV y se puede escoger entre una caja de cambios manual de seis velocidades o una caja automática de doble embrague DSG de siete velocidades.

El 1.0 TSI es un motor potente que ofrece un rendimiento fuerte y lineal, pero también se mantiene silencioso y refinado incluso cuando se lleva al límite. En nuestra opinión, es uno de los mejores motores de tres cilindros de capacidad reducida dentro de su segmento.

Todos los Volkswagen Polo vienen con una carrocería de cinco puertas, así que solo es necesario elegir el acabado y nos centramos directamente en el de gama media Advance, que proporciona un amplio equipamiento de seguridad y prevención, como el “Front Assist”. También viene con la versión Plus de la pantalla táctil de infoentretenimiento de 20,3 cm (8 pulgadas), a la que podrás conectar rápidamente las aplicaciones de tu dispositivo móvil con Car-Net.

¿Qué otros coches son similares al Volkswagen Polo?

La mayor amenaza para el Volkswagen Polo es el Ford Fiesta. Esta pareja ha estado enfrentada durante años y el Fiesta lleva la delantera cuando se trata de diversión al volante. El Ford también está disponible con tres puertas, por eso algunos compradores lo prefieren.

El Opel Corsa es otro gran rival del Polo y tiene una amplia variedad de acabados y motores para elegir, así como una versión que es totalmente eléctrica. También deberías echarle un vistazo al Seat Ibiza por su versatilidad en todo tipo de terrenos o al Audi A1 y el MINI Cooper por su elegante habitáculo.

"Sin dudas, el Volkswagen Polo es para todos los gustos".

La altura del asiento del conductor se puede ajustar de serie en todas las versiones, así como la altura y la profundidad del volante, por lo que encontrar la posición perfecta para el asiento es muy sencillo.

Una vez que lo hayas ajustado y tengas una posición cómoda, verás que el Volkswagen Polo también proporciona una visibilidad amplia en todas las direcciones. De hecho, la visión trasera, que se ve perjudicada en la mayoría de los segmento B por los pilares traseros, es mejor en el Volkswagen gracias a las pequeñas lunetas adicionales que se alargan hacia la parte trasera y mejoran la visión.

La sensación de libertad dentro del Volkswagen Polo se acentúa por el gran espacio que hay para la cabeza, las piernas y los hombros de los que viajan en la parte delantera. También verás que el asiento tiene un buen apoyo para que te sientas cómodo durante cualquier trayecto. Cuando te sientas por primera vez en el coche, los cojines pueden parecer algo más duros, pero eso no representa un problema. Consiguen mantenerte cómodo y en el lugar correcto.

Las puertas delanteras pueden abrirse con más amplitud que en otros rivales de tres puertas, lo que facilita la entrada y salida del coche en los aparcamientos estrechos. También se agradece la buena disposición de los controles del Volkswagen, con una respuesta satisfactoria y sólida y fáciles de usar en marcha. Nos encantan los diales rotativos para la ajustar la temperatura del habitáculo, los cuales son muy prácticos mientras estás conduciendo.

Calidad y acabado

En esta área, el Volkswagen Polo tiene una clara ventaja sobre sus rivales. Da igual dónde toques o mires, el interior del Volkswagen Polo es sinónimo de calidad en el acabado y está por encima de lo normal entre los segmento B. Hay superficies gruesas y acolchadas en el techo y en las puertas. Además, los tiradores de las puertas y el volante transmiten una sensación de lujo al que la mayoría de sus rivales no puede ni acercarse.

Lo mismo ocurre cuando se llega al fondo del Polo, incluso los bordes de la base de los asientos y de los almacenamientos laterales son pulcros y suaves. Todo esto viene de la mano con un diseño fino que evita que el traqueteo o algún chirrido rompa la armonía del habitáculo. Volkswagen ha dado en el clavo con mucha más precisión y éxito que su primo, el Audi A1, lo cual es un elogio para el Volkswagen Polo y una preocupación para el Audi.

Como guinda del pastel, nos encontramos con una pantalla de infoentretenimiento fácil de usar que viene de serie en todos los modelos.

Sistema de infoentretenimiento

Todos los modelos de la gama Volkswagen Polo vienen con la pantalla táctil a color de 20,3 cm (8 pulgadas) con el sistema “Composition Media”. La pantalla es clara y fácil de leer y tiene una de las mejores respuestas táctiles del mercado.bold

Junto con el sistema de infoentretenimiento, encontramos una conexión Bluetooth, radio DAB, conexión USB y seis altavoces, así que Emparejar el dispositivo móvil es simple y rápido. También se consigue el sistema “Think Blue Trainer” para fomentar un modo de conducción más eficiente.

El Volkswagen Polo también viene con Car-Net, que utiliza Apple CarPlay, Android Auto o MirrorLink en casi todos los modelos salvo el Edition, para permitirte acceder a las aplicaciones de tu dispositivo móvil a través de la pantalla táctil. El navegador por satélite viene de serie con el acabado Advance.

Salvo en el Edition, también puedes elegir el Volkswagen Digital Cockpit en todos los acabados. Consiste en una pantalla a color de 26 cm (10,3 pulgadas) que sustituye al cuadro de instrumentos. Puedes configurar esta pantalla para mostrar diferentes tipos de información como la navegación, la velocidad, el tiempo de viaje, el combustible, los sistemas de asistencia al conductor o las llamadas telefónicas.

Espacio y practicidad

De entre todos los segmento B, solo el Kia Rio puede acercarse a igualar al Volkswagen Polo en cuanto al espacio de la fila trasera. El coche alemán es muy generoso con la cantidad de espacio que ofrece. Se pueden sentar un par de adultos altos con total comodidad, lo que no es algo que se pueda decir de muchos segmento B o de coches de clases superiores.

El acceso a los asientos traseros es práctico, ya que las puertas de atrás se abren casi 90 grados. Tiene una abertura amplia y ofrece suficiente espacio para meter las piernas con facilidad. Una vez dentro, la banqueta está bien para dos, pero el que se siente en medio va a estar incómodo por la sección central elevada, a menos que sea una persona pequeña. Los tres asientos traseros tienen un cinturón de seguridad de tres puntos cada uno y hay dos soportes de asiento infantil ISOFIX en los exteriores.

Además de tener un excelente espacio para los hombros, el Volkswagen Polo destaca por la cantidad de espacio para las rodillas y la cabeza que ofrece en la fila de atrás. Si añadimos que la línea de la ventana es más baja y no se extiende hacia arriba, como en otros segmento B, las lunetas traseras del Volkswagen Polo disfrutan de una sensación abierta y fresca, ideal para viajar con los niños durante muchas horas. También se pueden esconder los juguetes en los almacenamientos laterales o en los en los bolsillos de los respaldos de los asientos delanteros.

Si quieres guardar objetos más grandes, el maletero del Volkswagen Polo es uno de los más amplios del sector. Con una capacidad para 355 litros de forma habitual, el volumen de carga del Volkswagen Polo no está muy lejos del Golf. Además, podrás colocar objetos más grandes gracias a la gran apertura del portón trasero y a su un borde bien bajo.

Volkswagen ofrece una banqueta trasera con división 60/40 abatible en todos los acabados, excepto en el Edition que es de una única pieza. Con los dos asientos traseros abatidos, el Volkswagen Polo se amplía hasta un máximo de 1 125 litros, lo que lo hace más espacioso que la mayoría, incluso que el Opel Corsa o el SEAT Ibiza. Queda un espacio pequeño en el suelo de carga cuando los asientos traseros están abatidos, pero Volkswagen proporciona una pieza de relleno para taparlo. Sin embargo, los asientos traseros no quedan del todo planos cuando se abaten y puede que sea más difícil empujar las cajas más voluminosas dentro del maletero.

"El Volkswagen Polo puede que no sea tan divertido de conducir como algunos de sus rivales, pero es un compañero cómodo y refinado para largas distancias. También es suave y va como la seda en autopista, sin que entre casi ningún ruido de la carretera o del viento en el habitáculo".

La dirección no tiene el mismo peso ni la misma respuesta que la del Fiesta, pero el Volkswagen Polo es un coche fácil de usar a diario y el manejo es preciso y predecible. Aunque parece que sea un halago de consolación, no es así. En su lugar, diríamos que Volkswagen ha dado en el clavo con el Polo, porque sus compradores valorarán esa facilidad y la consistencia por encima de las respuestas más deportivas del Ford Fiesta.

En ciudad, el Volkswagen Polo es ágil y se puede guiar hasta un pequeño aparcamiento o realizar un giro cerrado sin estar corrigiendo todo el tiempo. Incluso sin los sensores de aparcamiento traseros es fácil de aparcar gracias a su reducida dimensión y a la buena visibilidad por la luneta trasera.

Con aproximadamente cuatro metros de largo, el Volkswagen Polo es más grande que su predecesor y solo un poquito más corto que el Golf de cuarta generación, pero sigue transmitiendo la sensación de ser un coche pequeño, con dirección ligera y pedales sensibles que solo necesitan de un toquecito. Por desgracia, los sensores de aparcamiento solo se instalan de serie en los modelos con acabado de gama alta Advance o superiores.

La suspensión es flexible y los coches con ruedas de 38 cm (15 pulgadas) o de 41 cm (16 pulgadas) proporcionarán una calidad de conducción suave y cómoda en carretera. El Volkswagen Polo también puede elegirse con ruedas de 43 cm (17 pulgadas), pero éstas transmiten más golpes y bultos al habitáculo, por lo que debes evitarlas si prefieres la comodidad. 

Motores y cajas de cambios

El Volkswagen Polo tiene algunos de los mejores motores de gasolina del mercado. El más popular es el motor turbo 1.0 TSI con 95 CV de gasolina que consume, según valores oficiales, hasta 4,6 l/100 km y expulsa un máximo de 128 g/km de CO2. Es muy refinado para ser un motor de tres cilindros y no tiene los típicos traqueteos o vibraciones que se producen en la mayoría de los pequeños motores de gasolina. Viene de serie una caja de cambios manual de cinco velocidades y, gracias a la flexibilidad del motor, no se pierde la sexta marcha que viene con su versión más potente.

El 1.0 TSI también puede tener 115 CV y lleva una caja de cambios manual de seis velocidades. Y aunque no cambie el consumo oficial, las emisiones pueden subir hasta 138 g/km en los acabados con las llantas de aleación más grandes. A todas las versiones del motor TSI se les puede añadir una caja de cambios automática DSG de siete velocidades. Está disponible un motor sin turbocompresor de 1.0 con 80 CV, pero no lo recomendamos porque hace mucho ruido y es lento en comparación con el TSI.

Como opción diésel, tenemos el motor 1.6 TDI, con 95 CV en sustitución de los anteriores de 75 y 90 CV, solo con una caja de cambios manual de cinco velocidades. Al elegir este motor diésel no ganas mucho en ahorro de combustible, emisiones ni rendimiento, así que es mejor que te quedes con los motores de gasolina. No es sorprendente que Volkswagen opine al respecto, ya que menos del 5 % de los Polos vendidos son de diésel.

 Refinamiento y niveles de ruido

Los motores de gasolina de tres cilindros que se usan en el Volkswagen Polo son muy discretos en cuanto al ruido que producen a velocidades normales. Se puede escuchar cuando se esfuerzan por ponerse en marcha, pero se mantienen suaves y tranquilos en comparación con la competencia. En cualquier caso, si se llegan a oír, es un zumbido agradable de tres cilindros y no algo tosco o grave.

Pero la cosa cambia si ponemos el motor turbodiésel de cuatro cilindros. El refinamiento que tiene parece sacado de una granja, precisamente porque escasea. Está bien para llevarlo por la autopista, pero al acelerar más fuerte o ir por ciudad saca al monstruo que lleva dentro que se contradice con el resto de los Polo.

El motor se nota sobre todo porque el Volkswagen Polo se niega a dejar pasar el ruido del viento o de la carretera al habitáculo. Sin embargo, si coges uno de los acabados de gama más alta con llantas de aleación más grandes, el estruendo de los neumáticos al pasar por la superficie de la carretera se eleva y entra en el habitáculo, aunque no es tan ruidoso como la mayoría de los segmento B que rivalizan con el Polo.

Equipamiento de seguridad

Sea cual sea el Volkswagen Polo que escojas, Volkswagen lo equipa con un sistema de observación del entorno llamado Front Assist. Incluye la función de frenada de emergencia urbana y el reconocimiento de peatones, lo que significa que detecta los peligros de la carretera y frena si cree que el conductor no ha reaccionado a tiempo. También cuenta con un sistema de frenado poscolisión para reducir los efectos de un impacto y un sistema de detección de fatiga que tiene como objetivo avisarle al conductor que se tome un descanso para evitar problemas.

Todos los Polos tienen doble airbag frontal, lateral y de cortina, junto con un sistema antibloqueo de frenos (ABS), control de tracción y estabilidad (ESP), y un sistema de control de la presión de los neumáticos. También hay apoyacabezas para los cinco ocupantes y cinturones de seguridad de tres puntos. Además, hay dos soportes de asiento infantil ISOFIX en los dos asientos traseros laterales. El sistema de asistencia de arranque en pendiente también viene de serie para evitar que el coche retroceda en una pendiente antes de arrancar.

Todo esto ha ayudado al Volkswagen Polo a conseguir una calificación de cinco estrellas de Euro NCAP en sus pruebas de choque. Lo hizo con una puntuación magnífica del 96 % en seguridad de los ocupantes adultos y del 85 % en seguridad de los niños.

Se pueden añadir otras características de seguridad opcionales al Polo, incluyendo el control de la velocidad de crucero adaptativo, el asistente de mantenimiento de carril con detección de puntos ciegos y sensores de aparcamiento delanteros y traseros. También se puede elegir como extra el control de velocidad de crucero y una cámara de visión trasera. El asistente de aparcamiento automático “Park Assist” ayuda a aparcar el Volkswagen Polo en paralelo llevando la dirección mientras el conductor se encarga del acelerador y del freno.

El Volkswagen Polo de menor consumo lleva un motor 1.6 TDI, y arroja un consumo combinado máximo (y oficial) de 4,1 l/100 km. No es la mejor opción y pocos elegirán el motor diésel, así que como segunda opción tenemos el 1.0 TSI turbo de gasolina que consume 4,6 l/100 km, y se acerca más a las expectativas de los conductores. Hemos comprobado que este motor consume 4,5 l/100 km en una prueba de conducción real".

El motor sin turbo 1.0 EVO también consume un máximo de 4,6 l/100 km en las pruebas combinadas WLTP. En términos de l/100 km reales, esto significa unos 4,7 l/100 km.

"Un Volkswagen Polo de segunda mano que salió al principio de 2017 costará alrededor de 7 000 € con 45.000 kilómetros y un acabado básico con un motor de gasolina sin potencia".

Si lo buscas con el acabado Advance, con dos años y con el motor 1.0 TSI de 95 CV, te puede salir por 9 000 €, lo que demuestra lo bien que se aferra el Volkswagen Polo a su valor en el mercado de segunda mano.

Si vas a por uno casi nuevo o de kilómetro 0 con las mismas especificaciones, puede rondar los 16.000 €, lo que supone un ahorro de 3 500 € con respecto a uno nuevo.

 Niveles de acabado y equipamiento de serie

La gama del Volkswagen Polo comienza con el acabado Edition, que tiene ruedas de acero de 35,5 cm (14 pulgadas) y una rueda de repuesto. En el interior, hay tapicería de tela, pantalla táctil de 16 cm (6,5 pulgadas), aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros y We Connect Go DataPlug que utiliza Bluetooth para enviar información al dispositivo móvil sobre el mantenimiento, las plazas de aparcamiento disponibles, los costes de combustible e incluso puede establecer objetivos de eficiencia de combustible.

El Advance tiene llantas de aleación de 38 cm (15 pulgadas), los pomos de las puertas son del color de la carrocería, con una tapicería distinta y un cajón debajo del asiento del copiloto. Las ventanas traseras eléctricas son útiles, y el Car-Net te permite acceder a las aplicaciones del dispositivo móvil a través de la pantalla táctil. Además, la versión United tiene sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

El acabado deportivo R-Line tiene un diseño único de llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), un tubo de escape cromado y una carrocería deportiva. Accesorios con efecto carbón en el interior y asientos delanteros deportivos. Además, hay pedales de acero inoxidable y un revestimiento del techo en negro.

Modelos similares

Ford Fiesta

Audi A1

MINI Hatchback

arrow up icon
Volver arriba