logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for skoda make

Skoda Scala Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2019
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Compacto
fuel iconCombustible
Gasolina, Diésel

Escrito por heycar Editorial team

8/ 10
Qualcar review
El Skoda económico que rivaliza con el Ford Focus
Ventajas
  • Cómodo y seguro en la carretera

  • Un habitáculo espacioso y un gran maletero

  • Más asequible que la mayoría de los rivales

Inconvenientes
  • El interior parece más bien de baja calidad

  • Equipamiento de serie escaso

  • La versión de entrada de gama tiene un sistema de infoentretenimiento muy básico.

Veredicto general

“Puede ser fuerte la rivalidad entre hermanos. Solo hay que ver la gama de hatchback para familias de Skoda. Primero está el hermano mayor, el Octavia. Popular. Exitoso. Consolidado. Bueno en todo. Luego está el pobrecito del Scala, el más joven, que tiene que venir y hacerse un nombre en el colegio de mayores, tratando siempre de estar a la altura de su hermano mayor”.

En realidad, no pasa eso con el Scala. Este no es un coche que intenta ser una copia de su hermano mayor. Tiene su propio carácter y está diseñado para ofrecer algo diferente. 

Mientras que el Octavia es, y sigue siendo popular por proporcionar el espacio de una limusina a precio de hatchback, además de un montón de equipamiento y una cabina de lujo, el Scala se dirige a otra clase de compradores. No todo el mundo necesita tanto espacio como el que proporciona el Octavia, y no todo el mundo se preocupa tanto por la calidad y el equipamiento como por el precio. Con eso en mente, el Scala es una opción más pequeña y económica. Se centra en satisfacer a aquellas personas que, por otro lado, podrían sentirse atraídas por un Kia Ceed o un Opel Astra.

Por supuesto, cuando decimos que es “más pequeña”, es relativo. El Octavia tiene un interior enorme para lo habitual en la clase, y el Scala, más pequeño, también es uno de los coches más espaciosos de su clase, tanto en la zona de pasajeros como en el maletero. Aunque se nota la reducción del presupuesto en otros aspectos: el interior tiene un acabado con plásticos grises bastante apagados, y aunque se ofrece mucho equipamiento, gran parte de este no viene de serie. Aun así, ¿qué se puede esperar cuando el precio es muy inferior al de casi todos los rivales?

Lo importante es que no se notará ninguna señal de reducción de gastos en carretera. El Scala es un coche muy cómodo y fácil de conducir, es complaciente y sus motores son gratificantes y eficientes. 

También goza de una fantástica visibilidad general, los controles son fáciles de usar y te tranquiliza su calificación de seguridad de cinco estrellas del Euro NCAP. De hecho, dejando a un lado la calidad y la lista de equipamiento, el Scala es un coche versátil excepcionalmente bueno. Y un chollo por ese precio. Si te gustan lo exquisito de la vida, puede que no sea para ti, pero cuando te pones a ahorrar miles de euros, está claro vale la pena echarle un vistazo, ¿verdad?

¿El Skoda Scala es adecuado para ti?

¿Estás buscando el mejor coche por el menor precio posible? Ahí es donde Skoda siempre ha sido capaz de superar a la mayoría de sus rivales, y eso también ocurre con el Scala. Este es uno de los coches más espaciosos de su clase, y también uno de los más asequibles. Sin embargo, Skoda ya ha cubierto esta zona del mercado con el notable Octavia. Así que ¿por qué tener también el Scala? 

Bueno, mientras que el Octavia es más espacioso, un poco más caro y de mejor calidad, el Scala está diseñado para aquellas personas que no necesitan tanto espacio y que tienen un presupuesto bastante más ajustado. Y en ese sentido, hace un trabajo fantástico. Puede que haya que perdonar unos cuantos plásticos interiores discutibles, y renunciar a algunos artículos del equipamiento de lujo, pero el Scala se desenvuelve muy bien en todas las demás áreas.

¿Cuál es la mejor versión/motor del Skoda Scala?

Para el bolsillo, el Scala tiene más sentido con un motor de gasolina (llamado TSI), y la versión 1.0 de 115 CV es la que más nos ha impresionado hasta ahora. La verdad es que es más eficiente que el motor básico de 95 CV, pero aun así, mantiene los precios de compra bajos y es increíblemente suave y contundente.

Para ser sinceros, cuando hay que elegir el acabado, ninguno de ellos es perfecto. Los de la parte inferior de la gama son más bien toscos, y aunque los de gama más alta son mucho mejores, hay ciertos elementos que se espera que vengan de serie, pero que los compradores deben pagar un sobrecoste por ellos. Para nosotros, la mejor posibilidad es la versión Ambition, que ofrece casi todo lo que realmente se necesita sin que los precios sean demasiado altos.

¿Qué otros coches son similares al Skoda Scala?

Al Scala no le falta competencia, ya que es uno de los sectores más disputados en la automoción. En el extremo más asequible de la escala de los hatchback para familias, el rival principal viene de un coche como el Ford Focus, el Hyundai i30, el Kia Ceed y el Opel Astra.

El Volkswagen Golf cuesta un poco más, y acorta la brecha con coches más lujosos como el Audi A3, el BMW Serie 1 y el Mercedes Clase A. También hay docenas de SUV pequeños y rivales por el mismo dinero.

“El asiento del conductor tiene buen apoyo (aunque puede que algunos conductores agradezcan un poco más de apoyo lateral) y, para que sea fácil encontrar una posición de conducción cómoda, hay un gran margen de ajuste en el asiento y el volante. El asiento se ajusta manualmente en todas las versiones. Si quieres un asiento con ajuste eléctrico, reza para que el dueño original haya asaltado la lista de opcionales”.

Afortunadamente, la visibilidad es mejor que en la mayoría de los rivales del Scala. Los delgados pilares del parabrisas no bloquean la visión en las intersecciones, y gracias a que los de la parte trasera tienen una anchura parecida en ambos lados de una gran luneta trasera cuadrada, la visión trasera también es muy clara.

Sin embargo, lo que realmente nos gusta es la sencillez de la disposición del salpicadero. Aunque últimamente la mayoría de los fabricantes de automóviles están tratando de reducir el número de interruptores y botones físicos a través de paneles táctiles o juntando varias funciones, como por ejemplo, el control de la ventilación en el sistema de infoentretenimiento, el Scala es más tradicional, y es mucho mejor así. Los diales y botones físicos son mucho más fáciles de usar en movimiento y, por lo tanto, distraen menos. Todos los botones del Scala tienen una disposición lógica, están bien señalados y son fáciles de utilizar.

Calidad y acabado

En esta parte, se hace evidente la tendencia económica del Scala. Hay algo de plástico de tacto suave en la parte superior del salpicadero, pero casi todo lo demás está hecho con materiales más duros, más ásperos y menos agradables. 

Es más, no se han utilizado muchas piezas de acabado adicionales que añadan un poco de variedad a la gama de colores y texturas de la cabina, por lo que da una sensación bastante monótona. En realidad, la mayoría de los rivales tiene un interior más atractivo que el del Scala, y esto es así independientemente del acabado del Scala que se elija.

Aunque los materiales no son lo más lujoso del mundo, sí que tienen un aspecto increíblemente robusto, y la consistencia con la que están ensamblados también ayuda a dar al Scala una sensación de estar hecho para ser duradero.

Sistema de infoentretenimiento

El tipo de sistema de infoentretenimiento que se consigue depende enteramente del acabado que se elija. Solo evitaríamos la versión básica Active porque tiene un sistema muy básico con una pantalla táctil diminuta de 16,5 cm (6,5 pulgadas). Viene con Bluetooth, cuatro altavoces y un par de puertos USB-C, pero eso es todo. 

Si pasas al Ambition, se consigue una pantalla más grande de 20 cm (8 pulgadas) con ocho altavoces, pero la mayor diferencia es que viene con Smartlink, un sistema que une Apple CarPlay, Android Auto y Mirrorlink, los sistemas de integración de dispositivos móviles más comunes, en un único paquete. Así que, sea cual sea el dispositivo móvil que tengas, se debería poder utilizar en el Scala. Por lo tanto, se puede usar la función de navegación de tu dispositivo móvil a través de la pantalla del coche.

El acabado Style y el acabado Sport ofrecen un sistema de navegación Amundsen opcional, con una pantalla de 23,4 cm (9,2 pulgadas). El cuadro de instrumentos digital Virtual Cockpit de 26 cm (10,25 pulgadas), que se encuentra en las versiones de alta gama del grupo Volkswagen, viene de serie en el acabado Sport y como opcional en el acabado Style. Este cuadro de instrumentos es atractivo y funciona bien, pero los instrumentos convencionales que se encuentran en otros Scala no son malos. 

Cada sistema de pantalla táctil utiliza la misma interfaz de usuario básica, que es prácticamente intuitiva y fácil de usar. Al ser una pantalla táctil, distrae un poco más que otros tipos de interfaz. Hay que mirar fijamente a la pantalla para asegurarte de que le das al botón correcto, pero en lo que respecta a las pantallas táctiles, no está nada mal.

Espacio y practicidad

La motivación de Skoda siempre ha sido proporcionar el máximo espacio por el menor precio, y el Scala no es la excepción. Nadie va a pelearse por el espacio en los asientos delanteros. También hay más espacio en la parte trasera que en la mayoría de los rivales, con bastante espacio para la cabeza y las piernas, lo que permite que los pasajeros altos se estiren. Tampoco serán un problema algunos asientos infantiles voluminosos. 

La cabina es más estrecha que la de algunos rivales, lo que hace que sea un poco más difícil llevar a tres personas en la parte trasera, pero no hay ningún coche en esta clase que pueda realizar tal tarea sin obligar a los pasajeros a arrimarse demasiado los unos con los otros. Al menos el asiento central es amplio y no está demasiado elevado, y como el túnel de transmisión central es relativamente estrecho, no es incómodo sentarse con los pies a ambos lados del mismo. Los que están en los asientos exteriores también tienen mucho espacio para los pies por debajo los asientos delanteros.

El maletero también es considerablemente más grande que el de la mayoría de los rivales. El del Octavia y el del Honda Civic son aún más grandes, pero el Scala fulmina a casi todos los demás rivales en este aspecto. El maletero también tiene una forma cuadrada agradable, y los asientos traseros se abaten en una partición 60/40 que permite aumentar la capacidad de carga. Sin embargo, los asientos quedan levemente inclinados, y hay un escalón evidente entre ellos y el suelo del maletero, por no hablar del borde significativo en la entrada del maletero. Esto se puede nivelar usando el suelo de maletero variable. Es una bandeja adicional que se puede colocar a dos alturas, pero es un poco decepcionante que sea opcional en todas las versiones.

“La suspensión de serie del Scala hace un muy buen trabajo. Tiene una configuración suave y flexible que lo hace que el coche sea cómodo y acogedor, independientemente de si se mueve por las abruptas calles urbanas o va a toda máquina por la autopista”.

Pese a la impresionante comodidad, mantiene el suficiente control de la suspensión como para evitar que la carrocería se balancee demasiado en las serpenteantes carreteras rurales, o que se incline demasiado en las curvas, por lo que resulta un coche seguro y correcto. 

Vale, no es el hatchback con la mejor conducción. Un Ford Focus proporcionará mucha más emoción a los conductores entusiastas, pero su mezcla de refinamiento y seguridad es, sin lugar a dudas, más importante y, desde luego, merece la pena. 

El Scala también se ofrece con una suspensión deportiva adaptativa que se añade con la lista de opcionales, lo que eleva el precio de compra. Esta suspensión cambia su comportamiento en función del modo de conducción que se seleccione. Nosotros la evitaríamos, incluso si no tuviera sobrecoste. Independientemente del modo, la conducción se vuelve mucho más dura y tosca, y no logra que el coche sea más agradable en las curvas.

Motores y cajas de cambios

Los compradores del Scala pueden elegir entre tres motores de gasolina TSI turboalimentados: un par de motores 1.0 TSI de tres cilindros, con 95 o 115 CV, y un motor 1.5 TSI de cuatro cilindros con 150 CV. 

El de 115 CV es una pequeña joya. Con una impresionante fuerza de tracción, parece ser sensible y muy potente en cualquier punto del rango de revoluciones, por lo que no solo avanza con rapidez, sino que le resulta natural y sencillo.

El 1.5 TSI es un poco más rápido a contrarreloj y tiene un carácter igual de alegre. Sin embargo, no es mucho más rápido que el motor más pequeño en el 90 % de las veces al volante, por lo que probablemente nos ahorraríamos el coste adicional que cuesta.

También se ofrece una opción de diésel: un 1.6 TDI con 115 CV. Ofrece un buen ritmo, pero no parece tan animado ni tan diligente como el gasolina y, en general, no se adapta tan bien al coche. Además, cuesta un poco más que el motor equivalente de gasolina, y habrá que recorrer muchos kilómetros para que el ahorro de combustible compense esa diferencia.

Todos los motores se ofrecen con una caja de cambios manual de seis velocidades y, excepto en el motor de gasolina de 95 CV, también se ofrece una caja automática de doble embrague de siete velocidades. El cambio de marchas se realiza de manera muy eficaz. Se mantiene un progreso suave y sensible.

 Refinamiento y niveles de ruido 

Aunque los motores de gasolina más pequeños son de tres cilindros, dan una buena impresión con respecto a los que tienen un cilindro más. Estos motores se mantienen suaves en todo momento, no acaban siendo demasiado ruidosos ni se agotan cuando se le exige más. 

Aun así, el 1.5 TSI de cuatro cilindros es más silencioso y suave, y se filtran menos vibraciones dentro de la cabina. El motor de diésel es el más ruidoso de todos, con un claro murmullo en ralentí y se aumentan bastante las revoluciones. Sin embargo, no está tan mal si lo comparamos con los motores de diésel de algunos rivales, y se tranquiliza bastante una vez que se alcanza la velocidad de la autopista.

Comparado con sus rivales, el Scala está un poco menos avanzado en otros aspectos. El ruido del viento y de la rodadura se escuchan a alta velocidad, y se oye un poco cuando la suspensión del Skoda se pone a funcionar. Aun así, aunque se queda atrás con respecto a sus rivales principales, no se puede decir que sea un coche ruidoso. Es más, los controles son consistentes y tienen un buen peso, con lo cual, es fácil conducir el Scala con suavidad.

Equipamiento de seguridad

Siendo sinceros, aquí hay un poco de todo. Es importante señalar que el Scala obtuvo la calificación completa de cinco estrellas cuando los expertos de Euro NCAP lo probaron, y sus calificaciones en las secciones individuales también son bastante buenas. 

El equipamiento de seguridad que viene de serie incluye seis airbags normales y corrientes, sistema de frenada automática de emergencia Front Assist, asistente de mantenimiento de carril Lane Assist y llamada de emergencia automática. Sin embargo, hay muchas otras funciones que en los rivales se incluyen de serie, y que en el Scala vienen como opcionales, como por ejemplo, el airbag de rodilla del lado del conductor o los sensores de aparcamiento delantero. Los compradores también tienen que pagar de más si quieren el control de velocidad de crucero adaptativo y el asistente de aparcamiento automático Park Pilot. También se ofrece como opcional una rueda de repuesto minimizada.

“No es sorprendente que, según las cifras oficiales, el motor de diésel te dé la mayor autonomía por cada litro de combustible que le eches. Las últimas cifras del WLTP sugieren que es posible lograr 4,7 l/100 km, que se incrementa hasta casi 5,0 l/100 km si se añade la caja de cambios automática”.

Pero antes de comprar, asegúrate de que vas a cubrir los kilómetros suficientes como para compensar el buen dineral que pagarás por el diésel. En realidad, el mejor de los motores de gasolina es la versión de 115 CV del 1.0 TSI, con una cifra de 5,5 l/100 km comparada con los 5,7 l/100 km de la versión menos potente de 95 CV. Sin embargo, el consumo del motor más potente sube a 5,9 l/100 km si se añade la caja de cambios automática de doble embrague, mientras que el 1.5 TSI alcanza los 5,8 l/100 km en manual y los 6,1 l/100 km en automático.

“El precio del Scala es inferior al de sus rivales. Comparado con rivales como el Volkswagen Golf y el Ford Focus, el precio baja mucho. No baja tanto con rivales como el Kia Ceed y el Opel Astra, pero aun así en una es una buena cantidad”.

 Cuando se escribió este artículo, el precio de un Scala nuevo empezaba en alrededor de los 17 000 € para el 1.0 TSI de 95 CV manual en acabado Active, y subían hasta casi 25 000 € para el 1.5 TSI de 150 CV automático en acabado Monte Carlo. Nuestra versión favorita, el 1.0 TSI manual de 115 CV con acabado Ambition, tenía un precio de más de 19 000 €, un precio increíble. Por otro lado, la versión diésel más barata, el motor 1.6 TDI manual con acabado Active, costaba un poco más de 20 500 €.

La mejor noticia para los compradores de segunda mano es que el Scala no aguanta su precio tan bien como la mayoría de los rivales, por lo que los precios de un coche de segunda mano serán aún más bajos. Obviamente, al haber salido a la venta en 2019, todavía los precios no han tenido la oportunidad de bajar tanto, pero si compruebas nuestros listados, por menos de 14 000 € podrás encontrar muchos ejemplares muy tentadores de nuestra versión favorita.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Además del equipamiento de seguridad y el sistema de infoentretenimiento del que ya hemos hablado, los coches con el acabado básico Active vienen con un equipamiento de serie que incluye llantas de aleación, faros LED y asistente de luces automático, aire acondicionado manual, cierre remoto, sensores de aparcamiento traseros, cuatro elevalunas eléctricos y ajuste eléctrico y térmico de los retrovisores exteriores. Creemos que vale la pena optar por el acabado Ambition para conseguir un sistema de infoentretenimiento mejor, pero también se ganan otros detalles como guantera refrigerada, paraguas, volante multifuncional de cuero, climatizador bizona, faros antiniebla delanteros y molduras de ventana cromadas. 

La diferencia de precio que hay hasta el acabado Style es considerable, y creemos que la mayoría de los compradores se contentarán con el Ambition, pero este acabado incluye techo panorámico, lunas tintadas, luces traseras de LED, tapicería de ante, arranque sin llave, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, control de velocidad de crucero y detector de fatiga. El acabado Sport le añade llantas de aleación de color negro de 46 cm (18 pulgadas), asientos y volante deportivos, suspensión Sport Chassis Control con regulación electrónica de amortiguación (-15 mm) y también lunas tintadas a la versión Ambition. 

La gama culmina con el acabado Monte Carlo, que añade toques de un estilo más deportivo, techo panorámico y un poco más de cuero en algunas zonas de la cabina. Sin embargo, la cantidad de elementos que se quedan en la lista de opcionales puede sorprender un poco, incluso en las versiones de gama alta. Están disponibles como opcionales los asientos con ajuste eléctrico, la tapicería de cuero, la cámara de visión trasera, el control de velocidad de crucero adaptativo, la carga inalámbrica del dispositivo móvil, el suelo del maletero ajustable en dos alturas, el volante y asientos calefactables, pero ninguna versión los tiene de serie.

arrow up icon
Volver arriba