logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for peugeot make

Peugeot 508 Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2018
calender iconAño de renovación
car comparison iconCarrocería
Familiar
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel, HB

Escrito por el equipo editorial de heycar

7/ 10
heycar opiniones
Hatchback elegante para la familia
Ventajas
  • Tiene un aspecto fantástico 

  • El interior también sorprende 

  • Su autonomía eléctrica en el modelo enchufable es aceptable  

Inconvenientes
  • Su diseño desenfadado perjudica el espacio 

  • El interior tiene buen aspecto, pero hay algunos plásticos de mala calidad 

  • Necesitas la pantalla táctil para todo y la posición de conducción es extraña 

Veredicto

"Con el Peugeot 508, la firma francesa ha dado una nueva vuelta al mercado de los hatchback de gran tamaño orientados a la familia. Apareció en 2018 y, en lugar de centrarse en el espacio y el precio como el Skoda Superb, el Peugeot 508 destaca por su llamativo diseño exterior, un interior muy enfocado en la tecnología y un equipamiento que resalta frente a sus rivales más populares y de lujo."  

Después de todo, Peugeot tenía que hacer algo, ya que el mercado en el que compite el Peugeot 508 se ha visto diezmado en las últimas dos décadas por coches como el BMW Serie 3, el Audi A4 y el Mercedes-Benz Clase C. De hecho, muchos de los rivales de Peugeot han optado por centrarse en fabricar SUV y dejar a un lado el mercado de los hatchback grandes orientados a la familia y de las berlinas para que se encarguen las marcas alemanas dominantes.  

Peugeot ha tenido que hacer algunas concesiones como resultado del ambicioso posicionamiento del Peugeot 508. Este coche ha mejorado significativamente en algunos aspectos, como en la amplitud interior y el gran equipamiento, aunque no sea barato. Sin embargo, no se puede negar que sea uno de los coches con uno de los diseños más elegantes de su clase, con un techo tipo coupé, una parrilla llamativa e iluminación LED, así como una superficie con muchos elementos que hacen que destaque. Su relativa singularidad también ayuda, ya que llamará la atención de aquellos compradores de berlinas y hatchback que busquen algo diferente a las marcas de lujo. 

Lo cierto es que el Peugeot 508 tiene la capacidad de sorprender. El interior, que la empresa denomina i-Cockpit, tiene una gran pantalla táctil en el centro del salpicadero y delante del conductor aparece otra pantalla digital que se puede configurar para que la uses como cuadro de instrumentos. La gama de motores se basa, en gran medida, en las versiones de turbodiésel, con opciones 1.6 y 2.0, aunque también hay un motor de gasolina 1.6 que está disponible con varias potencias. El acabado de gama más alta es un híbrido enchufable que proporciona lo mejor de ambos mundos: un buen consumo diario y el potencial para la conducción exclusivamente eléctrica durante un trayecto de entre 53 y 63 kilómetros, así como la capacidad de propulsión convencional gracias al motor de gasolina. 

En todos, excepto en el turbodiésel más básico, el cambio de marchas está a cargo de una transmisión automática de ocho velocidades y, para aquellos que desean un poco más de practicidad, Peugeot ofrece el 508 como un familiar al que llama SW.  

Es una versión ligeramente diferente del coche familiar convencional y es un acierto en muchos sentidos, aunque el Peugeot 508 no ofrece una oferta tan completa como algunos de sus rivales más sobrios. Merecerá la pena dependiendo del uso que le vayas a dar. Si la practicidad no está entre los requisitos principales de tu lista de prioridades, pero sí lo está un diseño novedoso, entonces el Peugeot 508 podría interesarte.  

¿El Peugeot 508 es adecuado para ti?

Es perfecto para compradores atrevidos que buscan algo diferente a las lujosas berlinas alemanas que han superado a las versiones convencionales. Pero ese es exactamente el quid de la cuestión: si pretendes ser atrevido y diferente, es mejor que destaques por ello, y no hay duda de que llamarás la atención con el Peugeot 508. Es un coche atractivo con un perfil desenfadado parecido al de un coupé y algunos detalles muy cuidados en el exterior. Por otro lado, el interior también es impactante en relación con su diseño, aunque, en realidad, conducirlo puede llegar a ser un poco incómodo.  

Según los parámetros de su clase, conducirlo no parece nada especial. Su dirección directa y superligera aporta algo de agilidad, pero no es tan deportivo como los tres modelos alemanes, sino que se encuentra en el punto medio entre ellos y el modelo más cómodo de las alternativas convencionales.  

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Peugeot 508?

Lo más probable es que estés limitado por tu presupuesto o por el pago mensual de tu coche de empresa, aunque es difícil ignorar los bajos costes de mantenimiento de la versión híbrida enchufable, que combina un motor de gasolina 1.6 con un motor eléctrico y una batería. Está disponible en el acabado Allure y acabados superiores y, para la mayoría de los compradores, las especificaciones que ofrece son más que satisfactorias, además de que te costará apenas 39.000 €.  

El acabado GT Line superior ofrece un estilo exterior un poco más llamativo: luces traseras LED y una rejilla delantera a cuadros, así como un volante de cuero perforado, iluminación ambiental y una placa de carga inalámbrica para dispositivos móviles opcional. Sin embargo, nada de esto hará que nos decantemos por este coche al entrar en un concesionario de Peugeot. 

¿Qué otros coches son similares al Peugeot 508?

Es posible que los SUV sean los coches que dominan las ventas hoy en día, pero sigue habiendo muchas alternativas al Peugeot 508. Opel y Ford ofrecen el Insignia y el Mondeo respectivamente. También están el Mazda 6, Skoda Superb, VW Passat, Volvo S60, Alfa Romeo Giulia, Jaguar XE y, por supuesto, los modelos alemanes de lujo Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes-Benz Clase C. 

Calificación (7 de 10)

El estilo moderno del Peugeot 508 es realmente atractivo, al igual que lo es el hecho de que no es uno de esos rivales alemanes de lujo tan predecibles. Pero, definitivamente, hay un precio a pagar por el diseño del Peugeot 508: su espacio interior reducido. El funcionamiento del interior no nos convence del todo: ni que se use la pantalla táctil para todo ni el pequeño y extraño volante que Peugeot ofrece en la mayoría de sus modelos actuales.  

"Hemos dicho que es un coche que sorprende y lo tenemos que repetir una vez más. Peugeot ha trabajado en el diseño del i-Cockpit desde hace tiempo, que desata todo su potencial en el Peugeot 508, por lo que seguramente sorprenderá a los pasajeros que viajen en él por primera vez. La costumbre disminuirá ese impacto, pero es innegable que Peugeot está llevando el diseño del interior a un nuevo terreno en comparación con sus rivales más corrientes."  

Sin embargo, existe un pero, ya que encontrar una posición de conducción desde la que puedas ver la pantalla del cuadro de instrumentos puede ser un problema, especialmente si prefieres el volante en una posición más convencional.  

Eso se ve agravado por el pequeño volante achatado, que es tan compacto que no puedes ver nada a través de él, por lo que lo tienes que colocar casi en tu regazo para poder leer la pantalla que tiene detrás. Puede que eso no sea un problema para algunos, pero para otros no solo es inconveniente y poco convencional, sino también incómodo. 

Incluso las versiones de entrada de gama Active tienen control climático bizona, arranque por botón, ventilación trasera y control de la velocidad de crucero con limitador de velocidad. El acabado Allure añade un ajuste eléctrico lumbar para los asientos delanteros y arranque sin llave. Además, los sensores de aparcamiento traseros que vienen de serie en el Active pasan a estar equipados en la parte delantera y trasera. Necesitarás un acabado GT de gama alta si quieres un ajuste completamente eléctrico de los asientos delanteros del conductor y del pasajero como extra; estos también cuentan con una función de masaje (todo es opcional). El acabado GT también viene con control de velocidad de crucero totalmente adaptativo con Stop and Go.  

Calidad y acabado

Con solo abrir las puertas, se intuye que Peugeot ha diseñado un acabado de lujo para el Peugeot 508. Las puertas no tienen marco y el vidrio está al ras de la carrocería, lo que suele ser una característica más común en los coupé y los descapotables que en un hatchback orientado a la familia. Esa sensación de calidad continúa en el interior, puesto que el habitáculo del Peugeot 508 es un placer para la vista.  

Sin embargo, este efecto se reduce si echas un vistazo más de cerca, ya que, a pesar del excelente diseño del interior, hay algunos indicios de materiales de menor calidad, con la presencia algunos plásticos duros y ásperos en las molduras inferiores de las puertas, mientras que otros detalles, como las “teclas de piano” que funcionan como accesos directos a las funciones de la pantalla táctil, parecen un poco endebles.  

De hecho, todos los controles carecen de la precisión y el peso que distinguen a los mejores coches del segmento. El estilo indudable del Peugeot 508 necesita unos botones que funcionen mejor si realmente quiere destacar frente a la competencia de lujo de su clase.  

Sistema de infoentretenimiento

Todos los Peugeot 508 vienen con el i-Cockpit de Peugeot, que tiene una pantalla táctil central con funciones de acceso directo a través de las teclas de piano, así como una pantalla que reemplaza al cuadro de instrumentos convencional.  

Es posible que tengas que levantar la cabeza para leer el cuadro de instrumentos situado detrás de ese volante increíblemente pequeño y con forma extraña. La pantalla de 31,2 cm (12,3 pulgadas) se puede configurar, aunque el modo que tiene los diales clásicos es el mejor, ya que está configurado para mostrar la velocidad con números grandes entre la representación digital de un cuentarrevoluciones y un velocímetro.  

La pantalla del sistema de infoentretenimiento es de 20,3 cm (8 pulgadas) en la versión de entrada de gama Active. La pantalla táctil tiene navegación 3D con actualizaciones en directo de TomTom y zonas con radares de tráfico (Peugeot Connect), activación por voz y un sistema de reproducción de pantalla para Apple CarPlay y Android Auto como opcionales.  

A partir de la versión Allure, esa pantalla central pasa a ser de 25 cm (10 pulgadas) y de alta definición. Además, se suma la navegación Peugeot Connect, la activación por voz y un sistema para reflejar el contenido de tu dispositivo en la pantalla. Para utilizar los menús de la pantalla táctil necesitas un poco de práctica y tampoco es la pantalla que reaccione más rápido. Incluso con las teclas de piano de acceso directo, el hecho de que todo esté agrupado en la pantalla principal lo hace innecesariamente complicado. Hace que tareas simples como cambiar la temperatura o la velocidad del ventilador se conviertan en algo interminable que requiere que apartes la vista de la carretera, lo cual no solo es frustrante, sino potencialmente peligroso.  

La radio de serie tiene seis altavoces, 2 entradas USB y conectividad por Bluetooth. Allure añade 2 entradas USB traseras y las versiones de gama alta GT vienen con una radio premium FOCAL que aumenta la cantidad de altavoces (10) y ofrece un sonido amplificado más preciso que el sistema de serie.  

Espacio y practicidad

Es inevitable tener que hacer algunos sacrificios a favor del estilo, lo que es bastante evidente en los asientos traseros y en el maletero del Peugeot 508.  

El techo es similar al de un coupé, por lo que repercute en el espacio que hay disponible para la cabeza en la parte trasera (se agrava con el techo solar panorámico). El resultado es que los adultos irán apretados, excepto los más bajos, y solo cabrán dos, ya que el tercer asiento central es demasiado estrecho.  

Las pequeñas lunetas traseras le brindan un leve efecto claustrofóbico, ya que hacen que parezca estrecho a pesar de haber suficiente espacio para las piernas (o los pies) en la parte trasera. Piensa en utilizar la fila trasera solo con niños pequeños y ágiles que puedan abrocharse el cinturón solos, ya que colocar asientos para bebés es bastante complicado debido a la apertura reducida que tiene la puerta.  

Hay un par de sujeciones ISOFIX para asientos infantiles en la parte trasera, así como en el asiento del pasajero de adelante. Los asientos traseros se abaten en 60/40 y, aunque los respaldos de los asientos no se pliegan hasta quedar planos, ofrecen un espacio de carga amplio y prolongado con una capacidad máxima de 1 537 litros. El maletero tiene una capacidad de 487 litros con los asientos levantados, lo que está a la par de coches como el Opel Insignia, y, al ser un hatchback, se puede acceder fácilmente al espacio.  

En la parte delantera hay muchos espacios de almacenamiento, ya que tiene un compartimento profundo entre los asientos, otro hueco con tapa al lado izquierdo de la palanca de cambios automática, espacios de almacenamiento laterales, una guantera algo reducida y un par de portavasos profundos. En la parte trasera, encontrarás bolsillos en los respaldos de los asientos delanteros, un par de pequeños compartimentos en las puertas y, a partir del acabado Allure, un apoyabrazos plegable con un par de portavasos. La versión Allure también tiene una compuerta para cargas más largas que tengan que salir del maletero.

Un coche con tracción delantera nunca ofrecerá las ventajas dinámicas de su competencia de primera clase con tracción trasera, pero el 508 logra un buen equilibrio entre agilidad y comodidad.

La dirección es muy liviana, lo que aumenta la sensación de agilidad, y los niveles de agarre también son altos, aunque no se aprecia en el volante. Sin embargo, el 508 coge las curvas con convicción y tiene un buen control de la carrocería con muy poco balanceo. Aun así, el 508 destaca cuando se conduce sin prisa. Es un turismo consumado más que una bomba de carretera. 

Todos ellos tienen buena conducción. Las versiones Active y Allure vienen con llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), las GT Line y GT traen llantas de 46 cm (18 pulgadas), mientras que GT Line también está disponible con llantas de 48 cm (19 pulgadas). Las ruedas más grandes no influyen en la calidad de la conducción, que es bastante buena. La suspensión del 508 solo temblará en las carreteras más difíciles. 

La suspensión activa que se aparece en las versiones de gasolina de 180 CV o en las versiones GT, ofrece una gran variedad de modos, aunque las diferencias son leves y lo único que hacen es empeorar la conducción: añaden una sensación más flotante en una conducción más suave o una fragilidad poco deseable en la conducción más deportiva. 

En general, es un coche competente en lo que respecta a la conducción y el manejo, que es lo habitual en la clase.

Motores y cajas de cambios

La combinación de motores y transmisiones subraya las tendencias del mercado actual, siendo los motores diésel gran parte de la oferta. También ofrece motores de gasolina turboalimentados más pequeños y un híbrido enchufable que encabeza la gama. 

Los franceses siempre han hecho buenos motores diésel y los BlueHDI del 508 no son una excepción. El turbodiésel 1.5 más básico cuenta con 131 CV y está bien si no tienes prisa. Viene con transmisión manual (la única versión que tiene una) y una automática. 

Las opciones diésel son mejores a partir del 2.0, siendo el de 163 CV suficiente para la mayoría de los compradores, lo que hace que la versión de 177 CV parezca innecesaria para el GT, especialmente porque solo se reduce en 0,1 segundos el tiempo que tarda en pasar de 0 a 100 km/h en comparación con los 8,4 segundos del modelo con 163 CV. 

El motor más potente es el Hybrid, que combina el motor de gasolina 1.6 con un motor eléctrico, por lo que ofrece una potencia combinada de 225 CV. Se nota que no es un modelo de grandes prestaciones por el hecho de que solo iguala la aceleración del turbodiésel, puesto que su doble propulsión está adaptada para el ahorro. 

Los motores de gasolina son suaves y receptivos. El modelo de 181 CV ofrece una velocidad aceptable y el 224 CV de gasolina de mayor potencia no supone una gran diferencia en el mundo real. 

Todos, excepto el diésel más básico, vienen con una transmisión automática de ocho velocidades que es, en su mayoría, impresionante y suave, aunque si dudas a la hora de pisar el acelerador se vuelve un poco torpe.

Niveles de aislamiento y ruido

El buen refinamiento es evidente en toda la gama. El 508 amortigua el ruido del viento y solo las superficies más accidentadas transmiten algún tipo de ruido de la carretera. Los motores de gasolina son un poco más silenciosos que los diésel, pero carecen del excelente par a bajas revoluciones de los modelos diésel. 

Para el máximo refinamiento, el sistema de propulsión híbrido enchufable es el ideal, ya que puede circular en silencio hasta unos 50 kilómetros, solo con electricidad. Cuando el motor se enciende, lo hace con relativa suavidad, aunque la combinación de motor eléctrico y gasolina no ofrece la fluidez general de funcionamiento del VW Passat GTE o del Skoda Superb enchufable.

Equipamiento de seguridad

En la prueba de choque realizada en 2018 por EuroNCAP, el Peugeot 508 obtuvo una puntuación máxima de protección contra choques de 5 estrellas. 

La lista de equipamiento de seguridad de serie es extensa. Hay frenos ABS con EBA (sistema de asistencia a la frenada de emergencia), distribución electrónica de frenado, control electrónico de estabilidad, detector de inflado de neumáticos, y reconocimiento y recomendación del límite de velocidad. Cuenta con airbags para el pasajero delantero y el conductor, airbags de tórax, airbags de cortina delanteros y traseros, tres sujeciones ISOFIX traseras para asientos infantiles y un capó activo.   

Todos vienen también con un paquete de seguridad, que añade un sistema de frenado automático de emergencia avanzado, alerta de distancia y alerta de cambio involuntario de carril. 

Si optas por el acabado Allure, también tendrás el paquete Safety Plus, que añade el asistente activo de puntos ciegos y un sistema avanzado de detección de conductores. El acabado GT Line ofrece (como opcional) Drive Assist Pack Plus, que añade el control de velocidad de crucero adaptativo ACC Stop and Go y la asistencia de posicionamiento de carril. 

En el Allure y acabados superiores hay un sistema SOS Connect que se puede accionar para alertar a los servicios de emergencia de tu ubicación precisa pulsando un botón o automáticamente en caso de que se active un airbag.

Rango máximo de los coches eléctricos

El híbrido enchufable tiene una autonomía eléctrica oficial de entre 53 y 63 kilómetros desde que la batería está completa hasta que se descarga. Eso es suficiente para la mayoría de los viajes diarios, aunque nuestras pruebas revelan que la autonomía en el mundo real es de 40 kilómetros en modo eléctrico. Sigue siendo una distancia aceptable y hay 3 modos para elegir: gama de prioridad Eco; Normal, para uso diario y Sport, centrado en el rendimiento.

"La carga del híbrido enchufable llevará aproximadamente 1 hora y 45 minutos con una Wallbox rápida de 7 kW, mientras que una carga completa con un enchufe doméstico de tres clavijas lleva 7 horas y 10 minutos".

Los motores de gasolina consumen entre 6,3 y 7,6 l/100 km en el ciclo de consumo combinado oficial, según las pruebas WLTP. Eso incluye todas las potencias y niveles de acabado. El diésel manual de baja potencia consume entre 4,5 y 5,3 l/100 km, el automático entre 4,6 y 5,4 l/100 km, mientras que el turbodiésel 2.0 está entre 5,4 y 6,3 l/100 km, siendo la versión de potencia ligeramente inferior la más lenta de las dos.   

El híbrido enchufable se sitúa entre 1,2 y 1,7 l/100 km, que no conseguirás, ya que la prueba es bastante particular. Una vez que haya agotado la batería en modo vehículo eléctrico, en viajes más largos tiene un consumo de aproximadamente entre 3,5 y 4,0 l/100 km, a menos que seas un miembro del club de los conductores eficientes.

¿Cuánto deberías pagar por un Peugeot 508 de segunda mano?

"Al seguir siendo un modelo nuevo, no encontrarás demasiados de segunda mano, al menos entre aquellos con muchos kilómetros y asequibles. Si estás buscando un 508 de segunda mano, necesitarás un presupuesto inicial de alrededor de 20.000 €. Con 21.000 € puedes comprar un modelo de 2019 de menos de 150.000 kilómetros y con bastantes opciones de motor en este nivel".

El acabado GT Line también es común. Si aumentas el presupuesto hasta los 26.000 €, llegarás a los precios de concesionario, los coches con pocos kilómetros y los ya matriculados, que ofrecen un ahorro considerable en comparación con los nuevos. 

Los híbridos enchufables son más caros. Si, por ejemplo, quieres un modelo de segunda mano de 2020, necesitarás un presupuesto inicial de alrededor de 33.500 €, precio por el que conseguirás modelos casi nuevos con muy pocos kilómetros.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Los modelos Active son los más básicos de la gama y tienen llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), que parecen un poco pequeñas en los grandes arcos del 508. 

En lo que respecta al equipamiento, ofrece control de climatización bizona, sensores de aparcamiento traseros, un volante tapizado en cuero, faros automáticos y limpiaparabrisas automáticos. Incluso el sistema de infoentretenimiento básico es aceptable, lo que significa que tendrás una pantalla táctil de 20,3 cm (8 pulgadas), un cuadro de instrumentos digital y Apple CarPlay/Android Auto de forma opcional (pero económica). 

La versión Allure suma a esa lista la suspensión Active, aunque solo la ofrece con el gasolina de 180 CV. Todos los modelos tienen una pantalla táctil de alta definición de 25 cm (10 pulgadas), arranque sin llave, sensores de aparcamiento delanteros, ajuste eléctrico de la base del asiento y lumbar e iluminación ambiental. También ofrece un kit de seguridad adicional que incluye un sistema de detección de puntos ciegos

La versión GT Line tiene un aspecto más elegante. Tienen llantas de aleación de 46 cm (18 pulgadas) y un equipamiento de carrocería GT Line, junto con faros LED y luces traseras, además de lunas tintadas. También ofrece un kit de seguridad adicional que incluye un sistema de detección de puntos ciegos 

El GT es la versión de gama alta y tiene un aspecto tan deportivo como el acabado GT Line. Al equipamiento que tienen los coches GT Line se le pueden añadir asistencias a la conducción autónoma, llantas de aleación de 48 cm (19 pulgadas), asiento para el conductor con ajuste eléctrico, cámara de aparcamiento trasera, asientos delanteros calefactables y un potente equipo de sonido Focal.

arrow up icon
Volver arriba