logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for nissan make

Nissan NV200 Opiniones

1 / 8

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2009
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Van
fuel iconCombustible
Diesel, EV

Escrito por heycar Editorial team

7/ 10
heycar opiniones
Un monovolumen urbano refinado y relajante
Ventajas
  • Silencioso y refinado para ser un monovolumen pequeño

  • Es el primero en ofrecer una versión eléctrica

  • Gran superficie de carga

Inconvenientes
  • Ofrece muy pocos motores

  • Poca capacidad de carga

  • El diseño del habitáculo es de un utilitario

Veredicto general

“El Nissan NV200 es una rareza en el mundo de los monovolúmenes y en la gama de monovolúmenes Nissan, ya que es una versión desarrollada por la propia marca. Era la versión más pequeña de la gama de los coches comerciales, junto con el NV300 y el NV400, que eran más grandes. Salió a la venta en 2009 y estuvo en el mercado durante 10 años, hasta que se sustituyó en 2019 por el NV250”.

Este monovolumen cuenta con una dirección ligera y un radio de giro reducido, por lo que se convierte en una versión práctica para el reparto por ciudad, pero ir por autopista no lo saca de su zona de confort. Sus dimensiones exteriores algo reducidas también le ayudan a desplazarse por ciudad.

A pesar de tener esas dimensiones, el NV200 es sorprendentemente práctico. Tiene un suelo de carga de 1,22 m de ancho en la parte más estrecha y unos buenos 2,04 m de largo, por lo que se permiten colocar dos europalés. Se puede ampliar esta longitud total con una mampara abatible opcional, que permite transportar objetos de hasta 2,8 m de longitud. El NV200 también tiene la altura de carga más baja de su clase, con un borde a solo 524 mm del suelo.

El habitáculo se describe más como un utilitario que como un espacio de lujo. Hay muchos espacios para guardar objetos, los asientos son cómodos y el salpicadero es claro y fácil de leer, pero este habitáculo no es elegante.

La gama de motores es sencilla, y siempre lo ha sido, con un motor 1.5 de diésel como opción principal. Sin embargo, se añadió a la gama una versión eléctrica, el Nissan e-NV200 , a partir de 2014. Esta versión contaba con la misma batería y la misma autonomía que el hatchback eléctrico para familias de Nissan, el Leaf. Después de que el NV200 se sustituyera por el NV250, esta versión se siguió vendiendo, y cuenta con un tren motriz de 40 kWh y una autonomía oficial WLTP de 200 kilómetros.

Tanto el tren motriz de diésel como el eléctrico están disponibles en la versión monovolumen y en la versión Combi, con cinco o siete plazas. La versión de siete plazas conserva muchísima practicidad, con un maletero lo suficientemente grande como para albergar un par de maletas. También se pueden meter otras tres maletas si se pliegan los asientos.

El NV200 es uno de los monovolúmenes más silenciosos de la clase. Se consigue mantener el habitáculo libre del ruido de viento, de rodadura y del motor de manera impresionante. El aislamiento es incluso mejor en el e-NV200, que es maravillosamente silencioso.

En su día, el motor de diésel se ofrecía con 90 CV o 110 CV. La versión con menor potencia era más ágil para ir por ciudad. En carreteras más rápidas, hay que presionar un poco más a la versión de 90 CV, por lo que, si ir por carreteras rápidas es parte de tu rutina laboral, el de 110 CV es la opción más relajada.

Sin embargo, como el NV200 tiene una dirección ligera y la carrocería no se inclina cuando hay que tomar curvas, este es un monovolumen agradable de conducir por carreteras más rápidas. La falta de inclinación en la carrocería puede hacer que la conducción sea ligeramente dura en determinadas ocasiones, aunque lo mantiene todo lo suficientemente controlado como para no llegar a ser incómodo.

Se le puede echar en cara que solo tiene una opción de longitud y una de altura, pero la versión que hay es impresionante en muchos aspectos.

¿El Nissan NV200 es adecuado para ti?

El Nissan NV200 cumple muchos requisitos como monovolumen. Sobre todo, será para aquellas personas que estén acostumbradas a un coche y que quieran un monovolumen que tenga una conducción parecida. Le falta un poco de diseño, pero lo compensa de sobra con su practicidad. Puede que los 740 kg de carga útil máxima se queden cortos si lo comparamos con lo que ofrecen muchos rivales, pero el espacio que tiene cubrirá las necesidades de la mayoría de personas.

A pesar de que solo había un tamaño disponible, la capacidad del NV200 es mayor que la de muchas versiones básicas de sus equivalentes directos. Tendrías que compararlo con sus versiones de batalla larga para obtener la misma capacidad de carga.

A algunos también les atraerá la sencillez de la gama, ya que no te marearás tratando de decidir qué versión elegir, dado que es una gama muy simple.

Si buscas un vehículo más grande, entonces se debería tener en cuenta el Nissan NV300 en vez del NV200.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Nissan NV200?

Como hay pocas opciones en la gama NV200, se hace relativamente sencillo elegir una versión. Solo hay un diseño de carrocería para el monovolumen, y durante la mayor parte del tiempo estaba disponible un motor 1.5 de diésel de 90 CV. Si se puede elegir, el de 110 CV es una opción más ágil y mejor para todos los casos.

El acabado básico Basic incluye muy pocas funciones, aunque tiene aire acondicionado. No hay una diferencia de precio muy grande entre las distintas versiones, y se habrá reducido en el mercado de segunda mano. Si puedes encontrar una versión Comfort a un precio normal, esta sería la que debes adquirir. En ella se incluyen, además el control de velocidad de crucero, mandos en el volante y navegación por satélite, aunque es opcional.

¿Qué otros monovolúmenes son similares al Nissan NV200?

Las versiones principales de la categoría de monovolúmenes pequeños son los siguientes: Ford Transit Connect, y algo más moderno, el Citroen Berlingo, Peugeot Partner y Opel Combo. Los tres últimos ofrecen una mayor carga útil y más tecnología, pero también son más caros. También salieron a la venta en 2019, por lo que salieron después de que el NV200 se retirara del mercado.

El Opel Combo estuvo en el mercado al mismo tiempo que el NV200 y se basa en el mismo diseño que Fiat Doblo. Este monovolumen ofrecía una gran carga útil, pero no aprovechaba al máximo el espacio.

“Puede que el habitáculo del Nissan NV200 no sea el más elegante de los que hay disponibles en un monovolumen pequeño, pero salió a la venta antes de que a los vehículos comerciales se les otorgaran interiores parecidos a los de un coche. Sin embargo, lo que le falta en diseño y materiales suaves al tacto, lo gana en simplicidad, que es algo bueno para un coche que quieres que sea fácil de usar”.

Además, la sencillez del diseño permite que el salpicadero sea fácil de leer: unos grandes diales giratorios para controlar la climatización y unos botones grandes para mover los orificios de ventilación, y ya está. El volante es de los más sencillos que se pueden tener, ya que es totalmente circular y no tiene botones. Sin embargo, hay otros botones escondidos detrás del volante que controlan otros elementos, como el sistema de audio.

Se consigue una posición de conducción bastante alta en el NV200, lo cual es una ventaja, ya que te permite una buena visión frontal y lateral de la carretera. Aunque el asiento del conductor es sencillo, proporciona apoyo y consigue una posición de conducción cómoda, pero un poco recta, ya que no es necesario moverse para poder ver el exterior. Es una pena que el volante solo tenga ajuste vertical y no de profundidad. Hay algunas peculiaridades: el botón de la ventanilla se encuentra en una pequeña plataforma que sobresale de la puerta y está colocada de forma que podrías darle con la pierna.

A pesar de que solo hay dos asientos en el NV200, la palanca de cambios también tiene una posición elevada, por lo que se minimiza la distancia hacia abajo y libera más espacio de la parte inferior del habitáculo.

Calidad y acabado

Sin duda, los materiales a la vista están más orientados para una vida utilitaria. Todos son duros y brillantes, con algunos colores contrastados. La consola central tiene un marco que está hecho de un plástico especialmente duro en color plata.

Por lo menos, la sensación que transmite el habitáculo con esta rigidez es la de aguantar una buena paliza. Por otra parte, que el entorno no sea muy atractivo puede provocar que algunas personas no se preocupen de mantenerlo impecable, algo a tener en cuenta en las versiones de segunda mano.

A medida que se sube en la gama, no se adquieren mejoras en el diseño del interior. Las únicas características de diseño adicionales se encuentran en el exterior. En las versiones Combi con el acabado de alta gama Comfort se añaden llantas de aleación de 36 cm (14 pulgadas) y un parachoques delantero y trasero del color de la carrocería.

Sistema de infoentretenimiento

La buena noticia es que algunos NV200 tienen una pantalla para el sistema de infoentretenimiento, ya que era una función opcional en la versión Comfort de gama superior.

Está bastante bien, ya que la versión básica solo tiene un equipo de música simple con dos altavoces y una radio AM/FM con reproductor de CD (nada de radio DAB). Sin embargo, puedes reproducir la radio DAB a través de los altavoces si tienes un dispositivo móvil que pueda acceder a ella, gracias a la conexión Bluetooth, el conector auxiliar y al puerto USB.

Dicha pantalla táctil viene incluso con cámara de visión trasera, que es un útil añadido. Sin embargo, es bastante pequeña, por lo que puede ser bastante difícil de leer.

Se le puede añadir como opcional navegación por satélite a la versión de gama alta. Debido a los años que tiene el NV200, Apple CarPlay y Android Auto no llegaron al vehículo porque salieron después, incluso al final de las ventas.

Espacio y practicidad

La versión de monovolumen con mampara del NV200 solo ha estado disponible como biplaza. Hubiese sido complicado colocar tres asientos en la parte delantera, ya que el Nissan es un vehículo algo estrecho. Pero como solo hay dos asientos, no llega a ser un problema, por lo menos en cuanto al espacio para los pasajeros. Como es un habitáculo alto, los conductores de todas las estaturas deberían tener mucho espacio para la cabeza.

El habitáculo del NV200 también cuenta con una buena cantidad de espacio de almacenamiento, con 13 compartimientos diferentes y espacios de almacenamiento colocados por todo el vehículo. Se incluyen lugares para carpetas, facturas y dispositivos móviles. Aunque muchos de estos espacios están abiertos y sin protección, también hay uno bajo el asiento del conductor para guardar objetos sin estar a la vista. Sin embargo, la caja de almacenamiento que se encuentra entre los asientos delanteros es un poco extraña, ya que está diseñada para que se coloquen objetos dentro de ella, pero tiene bisagras delanteras, por lo que la apertura podría lanzar los objetos por todo el habitáculo.

También hay varios detalles prácticos, como poder abatir el asiento del pasajero para que sea un escritorio plano, o una mampara opcional que se puede abrir para introducir objetos más largos desde la zona de carga.

Dicha zona también se beneficia de que la altura sea superior a la media. Y, como la altura del umbral es muy baja, se facilita la carga de artículos pesados. La longitud de carga es de algo más de 2 metros, y de hasta 2,8 m cuando se instala la mampara opcional.

El espacio total es excelente, con 4,2 metros cúbicos de espacio en la parte trasera, más que en las versiones de batalla larga de sus rivales contemporáneos, como el Renault Kangoo.

La carga útil es en lo único en lo que el NV200 no llega a estar a la altura de sus rivales. La capacidad de carga máxima es buena, con 740 kg, pero sigue siendo inferior a la que ofrecen sus rivales. Los rivales modernos, como el Citroën Berlingo, y los más actuales, como el Fiat Doblo y Opel Combo, son capaces de soportar más de una tonelada.

“El NV200 es un monovolumen relajado para conducir por muchas razones”.

La dirección responde rápidamente y de forma precisa, por lo que es bastante entretenido de conducir. También ofrece una impresionante cantidad de agarre en las curvas y la carrocería no se inclina cuando se coge una curva un poco más rápido.

Esto debería permitir que la carga de la parte trasera no se mueva tanto, pero tiene una ligera desventaja. El precio a pagar por la estabilidad es una conducción algo más firme, sobre todo cuando hay un tramo de carretera con más imperfecciones. La conducción no es tan tranquila como en un Citroën Berlingo, que suaviza más los baches que el NV200, pero nunca podrías describirla como incómoda.

Las llantas no perjudican la estabilidad, ya que las más grandes que se pueden conseguir en el NV200 son solo unas pequeñas de 36 cm (14 pulgadas). Son bastante finas, pero tampoco tienen un impacto negativo en la conducción.

Sin embargo, ayudan en la circulación por ciudad: es el más feliz al ir por carreteras urbanas y tiene un impresionante radio de giro de 5,3 metros.

El e-NV200 tiene una configuración un poco diferente. Está diseñado para ocuparse de un volumen añadido y de una distribución del peso diferente, debido a las baterías. La suspensión reforzada choca a veces con los baches de la carretera y se produce un pequeño sobresalto, pero sigue siendo excelente la mayor parte del tiempo.

Motores y cajas de cambios

Durante todo el tiempo que se ofreció, el NV200 solo se ofrecía con un motor 1.5 de diésel. Además, durante los dos primeros años, solo estaba disponible con 90 CV de potencia.

Esta versión era un motor de diésel de Renault que iba emparejado con una caja de cambios manual de cinco velocidades (no hubo nunca ninguna versión automática en la trayectoria del NV200). Era un motor más adaptado a la vida urbana. Aunque parece ágil a bajas velocidades, había que pisarle más para seguir el ritmo de la circulación de las carreteras más rápidas.

En 2011, se incorporó a la gama un motor de 110 CV, que era una mejor apuesta para cualquier situación. El motor turbodiésel cuenta con una buena aceleración a bajas revoluciones, lo que ofrece mucha fuerza cuando se trata de escabullirse entre el tráfico urbano y de la capacidad de incorporarse a la autopista por el carril de aceleración.

La versión de mayor potencia también recibe una marcha más, con solo la opción de una caja manual de seis velocidades. Esta es la mejor de las dos, por lo que se prefiere la opción de 110 CV. La caja de cambios es ligera y precisa y, junto a un embrague ligero, consigue que el NV200 sea fácil de conducir por ciudad.

La versión de vehículo eléctrico utiliza la misma batería y el mismo motor que el Nissan Leaf, y es tremendamente suave. Tiene el par motor instantáneo de un tren motriz eléctrico, por lo que el e-NV200 se pone en marcha con rapidez en modo normal. Todo se vuelve más suave con la caja de cambios de una sola velocidad.

Refinamiento y niveles de ruido

Independientemente de la versión que elijas, el NV200 es impresionantemente silencioso. Es uno de los monovolúmenes más silenciosos de la clase. Se consiguen mantener fuera del habitáculo el ruido del motor, de rodadura y del viento a velocidades más altas. En otros vehículos, como el Volkswagen Caddy, el ruido puede llegar a ser agotador.

Lo único que marca la diferencia es la caja de cambios. La versión de 110 CV viene con una transmisión de seis velocidades, mientras que el de 90 CV tiene una de cinco. La caja de cinco velocidades se revoluciona más y produce más ruido del motor por lo que es más ruidosa por autopista que la versión de seis velocidades. Sigue sin ser ruidosa para lo habitual en un monovolumen, pero la caja de seis velocidades es la más silenciosa de las dos.

Sin embargo, la versión que menos ruido produce es el e-NV200. El motor es casi insonoro, por lo que se nota el poco ruido del viento y de rodadura que hay. Los enormes retrovisores laterales y la altura hacen que haya un poco de ruido del viento al ir más rápido, pero muy poco.

Equipamiento de seguridad

Como viene siendo habitual en los monovolúmenes, solo el conductor dispone de airbag de serie en el NV200 básico. Sin embargo, el airbag del pasajero es opcional en el acabado Comfort. La lista de opcionales también ofrece airbags de cortina para la versión Combi, aunque no para la versión monovolumen.

El resto del equipamiento de seguridad de serie se puede comparar al de sus rivales: es sencillo y se cubre lo básico. Sin embargo, cuenta con una alarma y un inmovilizador de serie, algo que no es universal en la categoría. Los sensores de aparcamiento traseros son otros opcionales, y no hay ningún sistema de conducción autónomo disponible.

El monovolumen básico no se sometió a las pruebas de choque de EuroNCAP, pero la versión para pasajeros del e-NV200 sí. Solo obtuvo tres estrellas en 2014, una baja calificación que se debe en gran parte a una puntuación del 38 % para los sistemas de asistencia a la seguridad. Obtuvo mejores resultados tanto en la categoría de la seguridad de los ocupantes adultos (75 %) como en la de los niños (80 %).

Otra característica que se incluye de serie es una rueda de repuesto de tamaño completo.

Rango máximo de los coches eléctricos

La autonomía oficial del e-NV200 es de unos 200 kilómetros impresionantes para la versión más reciente, pero no siempre ha sido así. Las versiones anteriores tenían una autonomía teórica de 172 kilómetros, pero se añadió una batería más grande en 2017.

Dispone de un modo Eco que ayuda a aprovechar al máximo esta autonomía, pero la distancia que se consiga recorrer en el mundo real dependerá sobre todo de la cantidad de objetos que se lleven en la parte trasera. En cualquier caso, es probable que sea un monovolumen que haya que enchufar cada noche al final del turno.

“Ambas versiones del motor 1.5 de diésel ofrecen el mismo consumo oficial: unos impresionantes 5,3 l/100 km. Sin embargo, esta cifra se ha calculado mediante el antiguo protocolo NEDC, ya que el NV200 ya no estaba a la venta cuando salió el nuevo protocolo WLTP. Por lo tanto, deberías ser capaz de ver una cifra un 34 % más alta de la oficial, por lo que debería ser posible llegar a consumir unos 7,1 l/100 km”.

Para cargar el 80 % de la batería de 40 kWh, se puede tardar entre 40 minutos y una hora con un cargador rápido. La carga completa tarda unas 7,5 horas en un enchufe de 6,6 kW. Sin embargo, la carga en un enchufe normal de dos clavijas es menos llamativa, ya que tarda 21,5 horas. La versión básica Basic se puede cargar en el cargador de 6,6 kW, mientras que el acabado de gama media Profesional permite la carga rápida.

“Los precios de los monovolúmenes de segunda mano suelen estar más en sintonía con el uso que se les ha dado: los kilómetros y el estado pueden influir más en el precio que el acabado original”.

Se puede adquirir una versión con tres años por algo menos de la mitad del precio original. En el caso de una versión Comfort, por uno que haya recorrido unos 95 000 kilómetros y esté en medianas condiciones se debería encontrar sobre los 10 500 €.

Un monovolumen que solo se haya usado para transportar pasajeros no debería añadir más de un par de cientos de euros al precio.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Dado que hay poca diferencia entre las dos versiones del motor 1.5 de diésel, la más potente, la de 110 CV, es la mejor opción. Gracias a su sexta marcha, parece un motor más relajado por autopista. Además, recibe más aceleración, por lo que parece más ágil por ciudad.

La versión Comfort es la mejor de la gama, sobre todo porque las otras versiones carecen de equipamiento básico como el control de velocidad de crucero o los mandos en el volante. Por suerte, nunca ha habido una diferencia de precio muy grande entre las diferentes versiones cuando el NV200 se vendía de primera mano, por lo que no debería serlo ahora, que solo es una característica en el mercado de segunda mano.

arrow up icon
Volver arriba