logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for nissan make

Nissan Juke Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2010
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por equipo Editorial de heycar

7/ 10
heycar opiniones
Crea tendencia, diseño muy atractivo.
Ventajas
  • Diseño vanguardista.

  • Buena relación calidad - precio.

  • La robustez de Nissan.

Inconvenientes
  • El espacio lamentable del maletero en los primeros coches.

  • El motor 1.6 es débil.

  • Demasiado deportivo y poco práctico para algunos.

Veredicto general

"El Nissan Juke es la referencia para juzgar a los demás, ya que es el primer SUV crossover de los segmentos B. Definió el sector y, aunque estaba lejos de ser perfecto, tuvo un estilo muy elegante para pertenecer a un tipo de coches con unas características bastante sobrias. Hoy en día, los precios asequibles de segunda mano le dan una segunda oportunidad para que los compradores descubran su atractivo".

Nissan lo volvió a conseguir con el Juke. El equipo de diseño de la marca británica ya había creado un nuevo sector popular con el Qashqai, el primer SUV crossover de tamaño familiar del mundo. El Nissan Juke repitió los mismos pasos, pero en la categoría de segmentos B más pequeños. Una vez más, todo el mundo se unió a la tendencia de Nissan, consiguiendo que el Nissan Juke haya tenido mucho éxito durante varios años.

La verdad es que cuando salió al mercado no había nada parecido. Y no nos referimos únicamente a que su estructura alta y robusta no se parecía a la que tenían otros segmento B. Los diseñadores de Nissan Juke lograron subir el listón con un coche único y vanguardista. Tanto si te encanta como si lo odias, no se puede negar el impacto que ha tenido este coche incluso a día de hoy.

Nissan sacó el coche al mercado con una pequeña y selecta gama de motores: un 1.6 de gasolina, un 1.6 turbo de gasolina y un 1.5 de diésel. Los primeros motores eran un poco monótonos, para ser honestos. Además, muchos compradores tenían ideas equivocadas del diésel, que era algo más potente que el viejo 1.6 de gasolina, consumía menos combustible y

parecía encajar con la configuración deportiva del Nissan Juke. Para que fuese acorde al estilo, tenía una suspensión algo firme, por lo que daba la sensación de ser un coche de una única pieza que mantendría el balanceo de las curvas a raya. Esta configuración afectó la calidad de conducción, que transmitía una sensación rígida e impredecible y, aunque se ha mejorado en las versiones posteriores, todavía no es perfecta.

El Nissan Juke también parecía un coche deportivo tras el volante. Tenía una posición alta y dominante, que transmitía confianza al estilo SUV más puro. También tenía un diseño del habitáculo muy marcado, con grandes diales, un volante deportivo y una consola central con colores llamativos entre los dos asientos delanteros que nos recuerda al depósito de combustible de una moto. Era un coche de revista.

Sin embargo, la practicidad era una de las tareas pendientes. Esta agresividad en el diseño conseguía que, aunque el espacio real no estuviera tan mal para ser un segmento B, la parte trasera fuera muy oscura y los niños más pequeños no pudieran ver bien el exterior. El maletero también estaba muy mal estructurado. Tenía poco espacio y no era muy práctico para que lo use una familia.

Nissan se dio cuenta del fallo y, cuando se revisó el diseño del Nissan Juke en 2014, trabajaron para que el maletero fuese lo contrario. Además, añadió un nuevo motor turbo 1.2 de gasolina para que las versiones más básicas fueran mucho más competitivas en rendimiento, consumo y facilidad de uso. Estos coches se distinguían fácilmente por su parte delantera inconfundible, con unas luces LED muy atractivas. 

La primera generación del Nissan Juke tuvo una vida bastante larga para lo que suelen durar los coches modernos. Estuvo a la venta durante nueve años, antes de ser finalmente reemplazado por el Nissan Juke de segunda generación, más grande y crecido. Por ello, cuando ya se le escapaba el último aliento, se añadieron nuevas versiones a buen precio para mantener el atractivo.

En el mercado de segunda mano, el Nissan Juke despierta el mismo tipo de interés entre los compradores que la primera vez que salió al mercado. Si tenemos en cuenta su precio, es una alternativa de coche de segunda mano bastante tentadora que se escapa de la norma. Gracias al número de ventas de coches nuevos, hay una gran cantidad de opciones para escoger. Sigue leyendo para saberlo todo de la compra de un Nissan Juke de segunda mano.

¿El Nissan Juke es adecuado para ti?

Si ya estás cansado de los típicos hatchback de cinco puertas, te encantará el Nissan Juke. No te vas a encontrar ningún coche igual y es uno de los segmentos B más originales por ese precio. Su atractivo se potencia con un interior y un exterior novedosos. Está claro que será el tema de conversación de todos los pasajeros.

Es cierto que los primeros motores de gasolina son menos eficientes o económicos. Creemos que el posterior motor turbo 1.2 es mejor para los conductores que hagan pocos kilómetros. Por otro lado, si haces muchos kilómetros al año, merece la pena coger el motor diésel. La configuración de la suspensión también es deportiva, así que no esperes algo cómodo ni una conducción suave.

Lo que de verdad nos parece un cubo de agua fría es la practicidad interior en el diseño anterior a la renovación. La parte trasera es muy oscura y el maletero es muy poco práctico y pequeño, aunque se mejoró en los coches posteriores. Aun así, hay otras alternativas que lo superan. Por último, se podría decir que para algunas personas la altura elevada del Nissan Juke puede ser un contra en cuanto al diseño.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Nissan Juke?

Puede que el motor 1.6 de gasolina sea el motor del Nissan Juke más barato, pero no el mejor. Es monótono y podría ser más eficiente en cuanto a consumo de combustible. Si te encuentras un motor diésel 1.5 dCi, sería mucho mejor, aunque tanga más kilómetros de la cuenta.

Lo mejor es que vayas a por el motor 1.2 DIG-T que salió en 2014 porque consume mucho menos y tiene un mejor rendimiento gracias al impulso del pequeño turbocompresor.

El acabado básico Visia puede que sea eso, demasiado básico. Nosotros recomendamos el Acenta, que ofrece un buen precio y el N-tec que además tiene un buen diseño. El acabado con más equipamiento de serie del Nissan Juke es el Tekna, con algunos aparatos a bordo que también darán de qué hablar.

¿Qué otros coches son similares al Nissan Juke?

Cuando el Nissan Juke salió al mercado por primera vez, no había otro igual. Tuvo que pasar el tiempo hasta que aparecieron coches similares como el Renault Captur, estrechamente relacionado, el Ford Ecosport, el Peugeot 2008 y el Honda HR-V. Opel vendió dos alternativas: el más robusto, Mokka X, y el más práctico, Crossland X.

Más tarde aparecieron otros como el Citroen C3 Aircross, el Kia Stonic y el o unaunque que cada vez son más.  

"El diseño es la clave del Nissan Juke. Tiene un exterior radical, con una parrilla en V, luces de cruce grandes y faros con un diseño llamativo en forma de ojos de "insecto", que todavía nos impresionan. Aunque el interior es un poco más antiguo, sigue siendo muy interesante por dentro".

La disposición del salpicadero es sorprendente y vertical y crea un gran contraste con una sensación más abierta que normalmente se obtiene en un segmento B. La forma que tiene ya le da presencia al volante, y eso sin contar los detalles que ha incorporado Nissan.

Por ejemplo, no tiene un simple cuadro de instrumentos, sino dos grandes diales colocados dentro de una profunda franja, con una elegante visera superior para protegerlos del sol. En el centro, hay una pantalla digital que incluye información del ordenador de viaje, además de la temperatura del motor y el nivel de combustible.

La consola central está en una posición alta y separada del resto. La radio está incorporada en la parte superior, aunque algunas versiones tienen una pantalla para el sistema de infoentretenimiento con controles para la calefacción justo debajo. Algunas versiones mejoran la pantalla digital, que debió parecer superfuturista en 2010, pero que ahora parece... bueno, muy del 2010.

La pieza central, que se asemeja al depósito de combustible de una moto, tiene un aspecto elegante y distintivo. Los nuevos compradores del Nissan Juke pueden elegirlo en diferentes colores y, si lo mantienen bien limpio, sigue siendo genial. Tiene otras características atractivas como un volante deportivo similar al del deportivo 370Z, unas manillas con aspecto metálico para las puertas y conductos de ventilación llamativos.

Calidad y acabado

El Nissan Juke es un coche bien diseñado, con un ajuste y un acabado perfectos. Sin embargo, los materiales no son los mejores. Hay bastantes plásticos en el salpicadero que se pasan de duros y ásperos y tienen el aspecto de ser muy baratos y brillantes. Algunas versiones de gama baja tienen características muy anticuadas, como el antiguo sistema de calefacción o el desfasado sistema estéreo.

Sin embargo, Nissan le echó más ganas para que el Nissan Juke destacara por encima del resto. La estructura central de plástico pintado es una buena pieza de diseño con un acabado cautivador. El cuadro de instrumentos parece de calidad, incluso se podría decir que viniese del 370Z, y los pequeños interruptores, como los de las ventanas eléctricas o los de las palancas del volante, dan una sensación de tener buen diseño con sello japonés.

Vale la pena añadir que la buena calidad de ensamblaje de Nissan ayuda a que los modelos más antiguos y con más kilómetros todavía se vean bien por dentro en lugar de quedarse pequeños. Puede que los plásticos no sean del más alto nivel, pero son resistentes, y los asientos firmes parecen robustos y bien acolchados.

Sistema de infoentretenimiento

No encontrarás un sistema de infoentretenimiento en la versión más barata del Nissan Juke, solo el sistema estéreo antiguo que, como te puedes imaginar, está obsoleto. Hay que añadirle el navegador por satélite opcional para que la pantalla tenga alguna utilidad táctil. Hay que decir que no es raro ver esto en coches de esta época, pero merece la pena buscar versiones con navegación por la funcionalidad extra que ofrecen.

Hay más equipamiento interesante en las versiones Acenta y Tekna. Los diales de ventilación básicos se reemplazan por una pantalla a color personalizada que va cambiando con el control del clima y el “Sistema de Control Dinámico Nissan” y permite a los conductores elegir entre los modos de conducción Normal, Sport y Eco, que cambian el peso de la dirección y la respuesta del acelerador.

Un extra curioso es la información sobre la potencia y el par que puede aparecer en la pantalla. Aunque es completamente inútil, no podemos decir que no esté en sintonía con la sensación deportiva del Nissan Juke.

Espacio y practicidad

Los que están en la parte delantera tienen una buena posición de conducción, segura y dominante y, como resultado, el Nissan Juke parece un poco más seguro, con más visibilidad útil en ciudad. Los hoyuelos elevados en la parte superior de los faros le dan un toque de elegancia y hacen más fácil el proceso de aparcamiento. Algo que le quita el atractivo es no poder ajustar el alcance del volante, pese a que se pueda subir y bajar.

En la parte trasera, el Nissan Juke tiene sus pros y sus contras. El espacio para las piernas no es tan malo y sus asientos delanteros altos proporcionan un buen espacio para los pies por debajo de los asientos. La banqueta trasera está un poco más alta de lo normal en comparación con otros segmentos B, lo que añade comodidad. Se puede deslizar hacia adelante y hacia atrás para que puedas jugar con el espacio del maletero y el de los pasajeros que viajan en la fila de atrás. El problema que vemos en el techo es que se hunde hacia la parte trasera. Las ventanas traseras también son pequeñas, y la línea del hombro está un poco alta. Además, el hecho de que los asientos delanteros sean voluminosos hace que la parte trasera sea algo claustrofóbica.

A algunos también les molestarán las manillas traseras, así como “ocultas”, con las que te puedes romper las uñas: no son nada fáciles de usar.

La verdad es que la capacidad del maletero en el primer Nissan Juke era pésima, solo tenía para 240 litros, que es menos que en prácticamente cualquier otro coche. Es muchísimo más parecido al tamaño de un coche urbano que al de un crossover pequeño, y le ganan de calle otros coches normales como el Ford Fiesta. 

El espacio tampoco era muy práctico porque el maletero era demasiado superficial y tenía una forma incómoda. Había espacio extra debajo del suelo del maletero, pero solo 11 litros, por lo que no era muy útil.

Nissan se dio cuenta de su error y, con la renovación de 2014, rediseñó el Nissan Juke para darle más espacio al maletero, por lo que ahora tiene 377 litros y puede alcanzar mucho más si se desliza hacia delante la banqueta trasera. Tampoco es que sea el más competitivo, pero ha mejorado mucho. Los primeros Nissan Juke tenían un espacio de carga completamente plano con los asientos traseros abatidos; En las versiones más recientes, había un escalón en el suelo, pero dado el espacio extra que ofrecía, a pocos les importará.

Hay anclajes ISOFIX para asientos infantiles en los dos asientos traseros, pero no hay ninguno en el asiento del copiloto. Tampoco hay un interruptor para desactivar el airbag.

"Los ingenieros de Nissan tenían mucha ilusión puesta en el Nissan Juke, porque le dieron una configuración energética y deportiva que le daba una sensación de vida al volante. La verdad es que la carrocería casi no se inclina y lo agradecerán los que tenían esa posición altísima de los SUV. Es bastante más pulcro y cuidadoso en las curvas, además de ser estable".

Es una pena que la dirección no responda mejor a la naturaleza del coche. El Mini Cooper, por ejemplo, tiene mucha más respuesta del volante y le da a los conductores más confianza. Aunque cambies al modo Sport, el Sistema de Control Dinámico Nissan Juke no añade más dinamismo. Los modelos más deportivos del Nismo tampoco avanzaron mucho, ni siquiera llegaron a ser hatchback deportivos. 

Las ruedas más pequeñas que encontrarás en la mayoría de los Nissan Juke son de 43 cm (17 pulgadas), que ya de por sí son grandes para un segmento B, por lo que la conducción será algo más firme que en un coche promedio del sector. Sin embargo, el Nissan Juke tiene más recorrido en la suspensión, y los ingenieros lo han configurado para sacarle partido. Las versiones básicas absorben los baches con una seguridad razonable, incluso si son un poco más ágiles que un coche normal.

Lo que disminuye la calidad de la conducción es la cantidad de ruido que procede de la suspensión, que hace que parezca peor de lo que es, y empeora aún más en las versiones con llantas de aleación más grandes, que añaden un grado extra de choque y golpe al proceso.

Motores y cajas de cambios

Hay poco de dónde escoger con respecto a los motores y antes de 2014, la situación era más decepcionante. El motor 1.6 de gasolina fue el pilar de la gama, empezando con 94 CV antes de pasar a los 117 CV. Es un motor horrible que se revoluciona con mucho estruendo cuando trabaja al máximo. También había un motor turbo de gasolina con un sistema de inyección directa con 190 CV que rendía mejor, pero tampoco era el motor ideal a la hora de conducir.

Los primeros compradores del Nissan Juke fueron los mejor parados, por el turbodiésel 1.5 dCi de Renault, con 110 CV. Es más relajado gracias a su fuerza turbo y ahorra mucho más combustible en el mundo real.

También se puede encontrar algún que otro Nissan Juke de segunda mano con una caja de cambios automática, una caja CVT, con la característica sensación de no acompañar al conductor, algo que es bastante raro. Cumple su función, pero la caja de cambios manual es mucho mejor. Es más directa y convencional, incluso pese a tener la palanca en alto, en medio de ese frío “depósito de combustible” central que promete más compromiso e interacción de lo que ofrece realmente.

El mejor motor del Nissan Juke es el turbo 1.2 que apareció después de la renovación, con 115 CV y, lo más importante, con una potencia de tracción que ha mejorado bastante en comparación con el motor 1.6 de gasolina, el 1.2 DIG-T 115. Este motor también ahorraba combustible en la parada y el arranque, además de ser más refinado que el 1.6.

También teníamos el Nissan Juke Nismo, con un motor turbo 1.6 de gasolina con 200 CV, tracción en las cuatro ruedas y vectorización del par (como en el increíble Nissan GT-R). El 1.6i DIG-T con 190 CV normal también estaba disponible con tracción en las cuatro ruedas, para una mayor tracción y seguridad durante el invierno.

Niveles de aislamiento y ruido

El Nissan Juke no es el segmento B más refinado que se puede comprar. Se filtra demasiado ruido de la carretera y la suspensión produce incluso más cuando nos enfrentamos a carreteras difíciles. Si eliges las llantas de aleación de 46 cm (18 pulgadas), provoca mucho más estruendo.

También hay mucho ruido de viento cuando coge altas velocidades, sobre todo el que impacta por el frontal del coche. Parece que se cuela mucho silbido a través de los retrovisores y habrá que subir el volumen para compensar ese problema.

Luego está el ruido del motor. El 1.2 DIG-T no lo hace tan mal, pero al 1.6 de gasolina hay que darle de comer a parte, sobre todo cuando se revoluciona, por el estruendo que provoca. El motor diésel 1.5 dCi hace el típico ruido de un diésel, pero como tiene un empuje turbo, no hace falta revolucionarlo tanto para correr, por lo que solo se escucha de fondo.

Equipamiento de seguridad

El Euro NCAP calificó al Nissan Juke como un coche de cinco estrellas cuando pasó las pruebas de choque en 2011. Obtuvo un decente 87 % en la protección de los ocupantes adultos y un 81 % en la protección de los niños. Las características de asistencia de seguridad fueron calificadas con un 71 %, pero la protección de los peatones fue mucho menos impresionante, con solo un 41 %. Una vez más, la culpa de todo esto es de la parte delantera del Nissan Juke.

Los airbags frontales y laterales de pecho vienen de serie, además de los airbags de cortina que se extienden desde la parte delantera a la trasera. Sin embargo, no hay un airbag de rodilla para el conductor ni el copiloto, y solo ellos reciben cualquier tipo de pretensor de cinturón de seguridad o limitador de carga, así que los de atrás se quedan sin nada. 

Los anclajes ISOFIX están colocados en los asientos traseros, pero no en los delanteros. Además, se puede desactivar el airbag del copiloto. La característica de serie de seguridad activa en 2011 fue el control de estabilidad. Sin embargo, los propietarios podían optar por un limitador de velocidad Que no cumplía los requisitos para la evaluación del Euro NCAP, Porque solo era un extra.

"El motor 1.6 de gasolina tiene mucha sed de combustible. En las pruebas oficiales, no baja de 5,8 l/100 km, y en algunas versiones llega hasta los 7,2 l/100 km. La experiencia nos dice que no va a mejorar en la realidad, porque hay que revolucionarlo para compensar su falta de fuerza".

El motor turbo 1.2 es el que más ahorra. En teoría, consume hasta 5,5 l/100 km y puede ser bastante económico en el día a día.

Si vas buscando una factura del combustible más baja, lo mejor son los diésel, en especial el 1.5 dCi. Este motor de Renault consume de media 4,0 l/100 km, lo que debería suponer unos costes de combustible más bajos que los de gasolina, incluso si no conduces cientos de kilómetros a la semana.

"Los precios del Nissan Juke son cada vez más atractivos. Los primeros coches con el motor 1.6 se pueden encontrar por casi 7 000 €, lo que resulta tentador para la versión del 2013 que todavía parece nueva. En nuestra opinión, la versión Acenta es mejor, ya que la base Visia es demasiado tosca. También hay algunas versiones con el motor 1.5 dCi, aunque tengan muchos más kilómetros".

Los coches después de la renovación, que son más prácticos, cuestan algo menos de 8 000 €. Vale la pena elegir uno así si te llega el presupuesto, sobre todo por la practicidad extra que se consigue. Las versiones turbo 1.2 DIG-T cuestan menos de 10.500 € en los coches de 2015, por lo que tiene una buena relación de precio. 

¿Qué sería más interesante: un Dacia Sandero a estrenar con el equipamiento básico o un Nissan Juke turboalimentado con cinco años y mucha vida por delante, además de que su precio no bajará demasiado en los próximos dos años?

Niveles de acabado y equipamiento de serie

El acabado Visia de entrada de gama viene de serie con aire acondicionado, seis airbags y control dinámico de trayectoria (ESC), pero el acabado Acenta es más atractivo, ya que tiene llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), sistema de climatización, Bluetooth, un enchufe USB y el Sistema de Control Dinámico Nissan. El acabado de gama alta Tekna es el mejor equipado, con el sistema de infoentretenimiento Nissan Connect, una cámara de visión trasera y arranque sin llave con un botón de parada y arranque.

Ha habido varias ediciones especiales a lo largo de la vida del Nissan Juke como el Shiro de 2012, que tenía un acabado especial.

También se renovó en 2018, pero fue un cambio menor. Se introdujo el acabado Bose Personal Edition y tres paquetes de colores de personalización interior: Naranja Energy y Azul Power.

arrow up icon
Volver arriba