logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for kia make

Kia Stonic Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2017
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por equipo Editorial de heycar

7/ 10
heycar opiniones
No cumple con las expectativas
Ventajas
  • Incluso la versión básica tiene muchísimo equipamiento

  • El motor turboalimentado 1.0 no solo es potente, sino que también es eficiente

  • Tiene una garantía de siete años líder en el sector

Inconvenientes
  • No parece un crossover compacto

  • Tiene un espacio limitado en los asientos traseros

  • Le falta una posición de conducción alta como la de sus rivales

Veredicto general

"Si no tenemos en cuenta otras opciones, el Kia Stonic es un coche que por sí solo está muy bien. No consume mucho, trae un buen equipamiento de serie y una garantía líder en la industria. Pierde puntos por el espacio limitado de la parte trasera, la conducción dura y una posición para el conductor algo baja. Nos vemos obligados a dudar de esa mezcla que tiene en el nombre, “Speedy” (rápido, en inglés) y “tonic” (tonificante)".

El Kia Stonic no es un mal coche, ni de lejos. Tiene mucho equipamiento de serie, un buen aspecto y una de las mejores garantías de la industria. Entonces, ¿por qué se queda corto?

En resumen, no es lo suficientemente cómodo ni refinado como para igualar a los mejores de la categoría, sobre todo al Seat Arona, al Renault Captur y al nuevo Nissan Juke. Pero eso no quiere decir que no tengas que considerar al Kia Stonic como posible candidato si buscas un crossover compacto.

Está basado en el Kia Rio, pero el Kia Stonic es más alto y ancho que el segmento B, con más recorrido detrás de las ruedas traseras para que haya más espacio para el equipaje. Como resultado, es más práctico que el Rio, pero no tanto como cabría esperar.

El maletero tiene un buen tamaño, pero como los asientos traseros no se deslizan hacia adelante, no cuenta con esa flexibilidad que tienen otros crossover. Tampoco es que haya mucho espacio en los asientos traseros, por lo que los adultos pueden tener dificultades con el espacio para la cabeza y las piernas. La parte trasera es un poco sobria, ya que solo se anima con un único bolsillo en el respaldo de los asientos delanteros, un puerto USB (a partir de la versión Drive) y un par de espacios de almacenamiento laterales pequeños.

Lo bueno es esto no sucede en la parte delantera, donde el Kia Stonic ofrece una cantidad de espacio generosa para los hombros y la cabeza. Tiene una guantera grande, un par de portavasos, dos espacios de almacenamiento laterales importantes y un compartimento central con reposabrazos.

El habitáculo es un poco oscuro, pero el salpicadero tiene una buena disposición para alcanzar todos los botones e interruptores. El volante y la palanca de cambios recubiertos en cuero favorecen la calidad que se percibe del interior, pero algunos de los materiales que se utilizan dentro parecen baratos y frágiles.

Al menos está bien equipado: todas las versiones del Kia Stonic tienen llantas de aleación de 38 cm (15 pulgadas) o 43 cm (17 pulgadas), una pantalla táctil de 18 cm (7 pulgadas), radio DAB, Apple CarPlay, aire acondicionado y control de velocidad de crucero.

En otros acabados se ofrecen más mejoras de equipamiento y diseño, por lo que el gigante Kia Stonic presume de navegación por satélite y tapicería mixta de tela y cuero de imitación. En los acabados de gama más alta encontramos el paquete de seguridad (Advanced Driving Assistance) con el que consiguieron el máximo de cinco estrellas de Euro NCAP; sin este paquete, solo recibe tres estrellas.

Al conducirlo, se siente un poco raro. El Kia Stonic tiene una posición baja y parece que vas en un segmento B pequeño, a diferencia de la mayoría de los crossover que ofrecen una posición más elevada. Le da más importancia a la dirección que a la comodidad, pero su conducción no llega a ser muy emocionante. Es como estar entre la espada y la pared.

En cuanto a aislamiento, el Kia Stonic es un coche que está a la altura. Tiene un aspecto interesante, mucho equipamiento de serie y una garantía de siete años, pero no impresiona. Da la sensación de que vas en un Kia Rio un poco más grandote.

Si tuviéramos que invertir el mismo dinero, lo haríamos en el Seat Arona, que es uno de los mejores coches para todos los terrenos en este sector tan explotado.

¿Es el Kia Stonic adecuado para usted?

Echa un vistazo a las marcas que venden más coches y encontrarás un crossover compacto. Pero, ¿qué es lo que destaca al Kia Stonic?

Lo cierto es que no se puede decir mucho. Sigue el mismo esquema que el resto, es algo más práctico que el segmento B en el que se basa y tiene un estilo SUV robusto y a la moda.

Pero más allá de eso, solo lo escogeríamos si fuéramos fieles a la marca, por el precio y por la garantía, que se extiende durante siete años, aunque también tenemos que mencionar que a cambio de lo que pagamos, está bien equipado. Sin embargo, si lo comparas con sus rivales, ni siquiera parece un crossover. Puede que sea algo bueno, o no, todo depende de ti.

Si solo nos fijamos en él y no lo comparamos, es un buen coche compacto, pero de lo contrario, ten en cuenta que hay otros coches que son crossover compactos auténticos.

¿Cuál es el mejor modelo/motor Kia Stonic para elegir?

La verdad es que es fácil elegir el mejor motor, porque el 1.0 T-GDI no solo va acorde al conjunto del Kia Stonic, sino que también es la opción más acertada. El motor de tres cilindros turboalimentado produce 120 CV, que es suficiente para que el Kia Stonic pase de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos. 

Por otro lado, consume hasta 6,0 l/100 km en un ciclo combinado. Puede que sean 1,1 l/100 km más que con el motor 1.6 CRDie de diésel, pero este solo merecería la pena si vas a estar la mayor parte del tiempo en autopista.

Tiene un buen nivel de equipamiento, incluso en el acabado básico Concept. En la lista de especificaciones se incluyen llantas de aleación de 38 cm (15 pulgadas), un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 17,8 cm (7 pulgadas), Apple CarPlay, Android Auto, aire acondicionado y control de velocidad de crucero. Sin embargo, escogeríamos el acabado Tech, aunque solo lleve como añadido el equipamiento de seguridad.

¿Qué otros coches son similares al Kia Stonic?

Bueno, esto va a ir para largo. Cada fabricante tiene un crossover compacto para cada gusto, pero los principales rivales del Kia Stonic son el Hyundai Kona, Renault Captur, SEAT Arona, Suzuki Vitara, Nissan Juke, Peugeot 2008 y el Citroen C3 Aircross.

También tenemos que mencionar al Hyundai Kona, ya que fue el primer crossover compacto. Hay muchos que se basan en los segmento B, incluido el Kia Stonic,

que también se enfrenta a un enemigo de entre los suyos: El Kia XCeed, que es más caro, pero tiene un aire más especial que el Kia Stonic.

"El Kia Stonic es un poco singular, porque la posición de conducción baja se parece más a la de un segmento B que a la de un crossover compacto. Si buscas una posición elevada, ya sabes que no es el indicado".

Tampoco tiene nada de estilo ni creatividad, con pocos detalles si lo comparamos con la competencia. El volante de cuero perforado es atractivo, al igual que los asientos en tonos de negro y gris del Stonic Tech,

pero aparte de eso, el Kia Stonic se parece mucho al Kia Rio. No es algo malo, ya que el Kia cuenta con un salpicadero impresionante con una distribución lógica. Todo está en su sitio, pero es algo aburrido.

No te costará encontrar una posición cómoda porque en todas las versiones se puede ajustar la altura del asiento del conductor y la del volante, además de su profundidad. La visibilidad delantera es buena, pero los amplios pilares traseros limitan la visión trasera. Al menos todas las versiones vienen de serie con sensor de aparcamiento, porque a la versión Concept del Kia Stonic no se le puede añadir cámara de visión trasera, como ocurre en las demás.

El compartimento central también se puede utilizar como reposabrazos en todas las versiones y se incluye el control de velocidad de crucero, por lo que el Kia Stonic es muy cómodo para los viajes largos.

Sin embargo, los pasajeros de la parte trasera no estarán tan contentos. Solo se podrán entretener con un bolsillo en el respaldo del asiento delantero y un par de compartimientos laterales en las puertas. Es una zona un poco deprimente.

Calidad y acabado

La primera impresión es excelente. Es increíble la capacidad que tiene Kia de hacer que los interiores parezcan más lujosos que lo que te sugiere el precio. Está claro que está tratando de copiar a los alemanes.

Aunque, si te fijas bien, las apariencias engañan. Los plásticos que hay en el salpicadero, en los paneles de las puertas y en la consola central parecen baratos y ásperos. Se nota bastante el recorte de presupuesto en el Kia Stonic más básico, donde los asientos de tela parecen de gama baja y los tiradores de las puertas tienen un acabado plateado y son un poco endebles.

Kia ha añadido un acabado de cuero de imitación en el volante y la palanca de cambios, lo que ayuda a elevar la sensación de calidad. El volante de fondo plano que ofrece el Kia Stonic Tech es un detalle interesante.

El Kia Stonic Tech tiene, además, una consola central en color negro brillante, tapicería de cuero de imitación, climatización automática, un espejo retrovisor con atenuación automática, sistema de botón de arranque electrónico y pedales de aluminio.

Se nota que Kia ha progresado mucho en pocos años porque el nuevo Kia Xceed no solo es más grande y más caro, sino que también más lujoso. No queremos decir que el Stonic sea malo, pero todavía hay que pulir algunas cosas.

Sistema de infoentretenimiento

Todas las versiones del Kia Stonic tienen una pantalla táctil de 17,8 cm (7 pulgadas) con radio DAB, Apple CarPlay, Android Auto, Bluetooth y control por voz. También hay un puerto USB para los asientos delanteros, otro para los traseros (a partir de la versión Drive), seis altavoces y controles del volumen en el volante.

Su pantalla es fácil de usar gracias a sus botones grandes y a los exuberantes diales que la enmarcan. Es nítida y clara, aunque puede ser un poco lenta para responder a los comandos.

El Kia Stonic Black Edition y el Tech tienen un sistema actualizado con navegación por satélite, alertas del tráfico y más servicios conectados. Vale la pena gastar un poco más, pero también nos gustan los mapas que podemos ver a través de Apple CarPlay o Android Auto. El sistema de navegación de Kia tiene la costumbre de mandar a los conductores por rutas secundarias para evitar los atascos.

Un punto a favor es la calidad del sonido, que es excelente para un sistema de audio normal y que se ayuda de dos altavoces que se encuentran en las puertas. Apoyamos la decisión de Kia de poner un puerto USB en la parte de atrás para que los pasajeros de esa fila se animen un poco.

Espacio y practicidad

Aunque el Kia Stonic y el Kia Rio comparten la distancia entre ejes, el Kia Stonic es 70 mm más alto y 35 mm más ancho. Además, la parte trasera se ha alargado otros 70 mm, lo que le da al Kia Stonic un maletero más amplio.

El maletero tiene una capacidad de 352 litros con los asientos traseros levantados, es decir, 27 litros más de lo que ofrece el Río. No es el maletero más grande que hay entre los crossover compactos, pero el maletero del Kia Stonic tiene una abertura ancha y alta.

Puede que el borde sea algo alto, pero el Kia Stonic ha hecho un buen trabajo con sus asientos traseros plegables que tienen una partición 60/40, y se abaten para ofrecer hasta 1 155 litros de capacidad para el equipaje. Está bien, pero no es espectacular. Por ejemplo, el Renault Captur ofrece hasta 536 litros gracias a la banqueta trasera deslizante, algo que no se consigue en el Kia Stonic.

También habrá que seleccionar la versión Tech para conseguir un suelo con doble altura y una red de equipaje. Esto nos parece un poco mezquino en un crossover compacto.

Aunque hay mucho espacio para los hombros y la cabeza en la parte delantera, es más reducido en la parte trasera. A los adultos les costará encontrar espacio para las piernas si hay gente alta en la parte delantera. Además, el espacio para la cabeza también es reducido. Tenemos expectativas más altas para un crossover compacto.

El almacenamiento en la fila de atrás también es escaso, con un único bolsillo y un par de almacenamientos laterales en las puertas. Además, nadie querría ir sentado en el asiento del medio por nada del mundo. Por otro lado, hay dos anclajes ISOFIX para los asientos infantiles.

La situación mejora en la parte delantera con algunos almacenamientos laterales grandes en las puertas, una guantera generosa y un compartimento central espacioso. También hay espacio suficiente para un dispositivo móvil en la consola central.

Hay dos portavasos en la parte delantera, una luz en la guantera, ganchos de red para el equipaje en el maletero, un estuche para las gafas de sol encima del parabrisas y una toma de 12 V en la consola central.

"La posición de conducción baja del Kia Stonic hace que se parezca más un segmento B que a un crossover compacto en cuanto a conducción. Podría decirse que es una experiencia única en un sector de coches donde la posición es alta".

Lo que significa que la suspensión está más ajustada para la dirección que para un viaje cómodo. Todas las versiones vienen con llantas de aleación de 38 cm (15 pulgadas) o 43 cm (17 pulgadas) que cambian según el acabado. Las más grandes tienen tendencia a impactar contra los baches, por lo que envían vibraciones al habitáculo. El Kia Stonic también transmite una sensación de inestabilidad sobre carreteras irregulares, sobre todo cuando toma una curva.

A pesar de su gran maniobrabilidad y de su dirección fina, la conducción del Kia Stonic no es entretenida, sobre todo con un motor diésel. Puedes ver el objetivo de Kia, pero sabes que no lo cumple.

Si comparamos el tiempo que pasamos en un Kia Stonic con el que podemos pasar en un Seat Arona, el del Arona será de mayor calidad. Estos dos coches son como la noche y el día, ya que el Arona es cómodo para viajes largos y coge las curvas con agilidad.

Pero no todo es malo en el Kia Stonic. La carrocería se inclina muy poco en las curvas y la posición baja transmite una sensación de control sobre el coche. Otros crossovers compactos te hacen sentir ajeno a lo que está sucediendo en la carretera.

También es fácil de conducir por ciudad, donde la dirección ligera y la buena visibilidad delantera son el punto fuerte. La visión trasera está un poco limitada, pero ahí es donde entra en juego la cámara de visión trasera.

También nos gusta el enfoque principal que da el Kia Stonic a la conducción. No tienes que seleccionar entre diferentes modos ni nada que te pueda confundir. Por último, Kia no ofrece una versión con tracción en las cuatro ruedas porque asegura que la demanda es muy baja.

Motores y cajas de cambios

Aunque al principio solo estaba disponible con un motor 1.4 MPI de gasolina y 99 CV, ya se ha eliminado de la gama. Tampoco es una gran pérdida, porque ha sido reemplazado para siempre por el motor 1.0 T-GDi.

El motor de gasolina turboalimentado de tres cilindros produce 120 CV, que es suficiente para que el Kia Stonic pase de 0 a 100 km/h en unos 9,9 segundos antes de alcanzar una velocidad máxima de 183 km/h. También es bastante austero y ofrece un consumo de 6,0 l/100km en un ciclo combinado. El consumo y el tiempo de 0 a 100 km/h pueden sufrir variaciones si se opta por la caja de cambios automática de siete velocidades.

Se ofrece un motor 1.6 CRDi de 115 CV, pero no lo recomendaríamos a no ser que pases mucho tiempo en autopista. Es un motor sin personalidad que alcanza los 100 km/h en 10,5 segundos antes de llegar a una velocidad máxima de 180 km/h y su consumo es de 5 l/100 km según las pruebas oficiales.

De todas maneras, el motor suena tosco y hace mucho ruido cuando se le aprieta el acelerador, mientras que el motor diésel solo se escucha yendo despacio y en autopista. Si dejamos a un lado el ahorro en impuestos y en combustible a largo plazo, no vemos una razón por la que habría que elegir el motor 1.6 de diésel antes que el motor 1.0 de gasolina.

Si nos paramos en las cajas de cambios, la caja manual de seis velocidades es bastante satisfactoria, pero la suave y relajada caja automática de doble embrague sería nuestra elección. Por desgracia, no está disponible en la versión básica del Kia Stonic.

Refinamiento y niveles de ruido

El Kia Stonic carece de refinamiento y te habrás dado cuenta si has probado el nuevo Kia Xceed. Se escucha mucho el ruido del viento y de la carretera a velocidades de autopista, mientras que la suspensión rígida le da al coche una sensación de desequilibrio e inquietud.

Intentaríamos evitar el motor diésel 1.6 CRDi, porque hace mucho ruido a bajas velocidades y al ir por autopista. También produce un sonido metálico raro cuando se levanta el pie del acelerador. En términos generales, no es muy agradable.

Tampoco es que las versiones de gasolina del Kia Stonic sean la octava maravilla. El motor 1.4 MPI de cuatro cilindros parece anticuado y hay que meterle caña para que salga su verdadero potencial.

El moderno motor turbo 1.0 es mejor, pero a algunas personas no les gustará el traqueteo de los tres cilindros. Le da al Kia Stonic un sonido muy necesario, pero quizá se pase. En general, el Kia Stonic parece un buen coche que espera su momento. Es una lástima que le falte la comodidad, el refinamiento y la calidad que debería tener un crossover compacto de gama media. El Seat Arona es la prueba de que un crossover puede cumplir con todo esto.

Equipamiento de seguridad

El Kia Stonic consiguió dos premios de seguridad de Euro NCAP. Uno es para las versiones con el conjunto completo de sistemas de asistencia al conductor, el otro es para las versiones sin el paquete de equipamiento de seguridad.

El Kia Stonic obtiene una máxima calificación de cinco estrellas con todo el equipamiento instalado, con un 93 % en protección de los ocupantes adultos, un 84 % en protección de los niños, un 71 % en seguridad de los peatones y un 59 % en tecnología de asistencia a la seguridad.

Sin el paquete de seguridad, estas puntuaciones bajan al 85 % para la protección de los ocupantes adultos, al 84 % para la protección de los niños, al 62 % para la seguridad de los peatones y al 25 % para la tecnología de asistencia a la seguridad. En general, solo consigue una calificación de seguridad de tres estrellas.

Si quieres un coche con cinco estrellas en seguridad, hay que ir a por el Kia Stonic Tech o añadir el sistema de asistencia de frenada de emergencia y el sistema de asistencia de mantenimiento de carril a los acabados Kia Stonic Concept, Drive o Black Edition.

El equipamiento de seguridad que viene de serie incluye doble airbag frontal, doble airbag lateral, doble airbag de cortina, dos anclajes ISOFIX, programa electrónico de estabilidad (ESC), sistema de ayuda de arranque en pendiente (HAC), sistema de control de presión de los neumáticos y señalización de parada de emergencia.

A excepción de la versión básica Concept, todas las versiones vienen con sensor de aparcamiento trasero, una pantalla de temperatura ambiente y una cámara de visión trasera.

Las cifras del consumo de combustible del Kia Stonic se obtuvieron a través de la nueva prueba de laboratorio WLTP, que debería ser bastante representativa del consumo diario.

Como era de esperar, el motor 1.6 CRDi de diésel ofrece el mejor consumo, con casi 5 l/100 km. Sin embargo, a menos que pases la mayor parte del tiempo en la autopista, te recomendamos el motor de gasolina.

El 1.0 T-GDi puede consumir hasta 6 l/100 km con la caja de cambios manual de seis velocidades, o 5 l/100 km cuando lleva una caja automática de siete velocidades.

"El Kia Stonic es un coche relativamente nuevo con una garantía de siete años, por lo que los precios todavía no han bajado de los 12.000 €. De hecho, te van a hacer falta como mínimo 13.500 € para un Kia Stonic de matrícula con una J o una K. Un tercio de todos los compradores del 2018 eligieron la versión Drive bien equipada, por lo que valdría la pena encontrar uno".

Si buscas una versión Drive, no esperes gastar menos de 14.500 €, aunque nuevo ronda los 16.000 €.

No es difícil encontrar un Kia Stonic nuevo o casi nuevo a la venta con un descuento de 1 000 €, por lo que vale la pena comparar precios. El Kia Stonic no es el crossover compacto más barato que se puede comprar, pero tiene una excelente garantía y la fiabilidad de Kia.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

La gama comienza con el Kia Stonic Concept, que cuenta con llantas de aleación de 38 cm (15 pulgadas), una pantalla táctil de 17,8 cm (7 pulgadas), Apple CarPlay, Android Auto, aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, luces de circulación diurna con tecnología LED y control de velocidad de crucero.

 El Kia Stonic Drive añade llantas de aleación en gris de 43 cm (17 pulgadas) opcionales, espejos retrovisores que combinan con el color del techo, lunas tintadas, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, una cámara de asistencia al estacionamiento y luces traseras LED.

El Kia Stonic Tech cuenta con navegación por satélite, sistema de asistencia de frenada de emergencia, sistema de asistencia de mantenimiento de carril, detector de fatiga, asistente dinámico para luces de carretera, tapicería de tela y cuero de imitación en dos tonos, y sistema de botón de arranque electrónico + llave inteligente.

arrow up icon
Volver arriba