logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for kia make

Kia Picanto Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2017
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Compacto
fuel iconCombustible
Gasolina

Escrito por equipo Editorial de heycar

9/ 10
heycar Opiniones
Coche urbano compacto y económico
Ventajas
  • Costes de mantenimiento razonables

  • Algunos vienen con un equipamiento interesante 

  • Manejo estupendo 

Inconvenientes
  • Los motores sin turbo son lentos

  • No es el más espacioso en la parte de atrás

  • Inquieto con ruedas de 41 cm (16 pulgadas)

Veredicto general

"El Kia Picanto es un coche urbano compacto con una actitud y un estilo picantes, pero con un enfoque adecuado en cuanto a practicidad y diseño del interior. Está disponible como hatchback de cinco puertas con espacio para cinco y una serie de motores pequeños de gasolina. Te ahorraremos la intriga y te diremos que es un coche versátil, brillante y uno de los mejores de su categoría".

Como cualquier urbano pequeño que se precie, tiene buena visibilidad, alerones cortos y una conducción suave. Eso hace que sea muy fácil maniobrar en los aparcamientos estrechos de supermercados y conducir cómodamente sin estrés por ciudad. La visibilidad es excelente y el habitáculo es un triunfo en cuanto a diseño: sencillo y lógico. Su aspecto es bueno, y su facilidad de uso también.

Como ocurre con la mayoría de coches pequeños, la gama abarca desde los coches de alquiler sencillos (el acabado Concept pelado) hasta los más elegantes de la ciudad. Las versiones GT-Line más caras vienen a tope de tecnología y con impresionantes funciones de lujo.

Aunque el espacio no es el mejor para los pasajeros, sí pueden viajar adultos en la parte de atrás. Kia afirma que caben hasta cinco personas, pero a pesar de que tiene suficientes cinturones de seguridad para eso, desaconsejamos hacerlo a menos que tengas ganas de iniciar una discusión.

Aun así, cuenta con un maletero de tamaño decente, asientos abatibles y suficiente espacio para el equipaje para ir de compras o hacer un viaje de fin de semana. Eso sí, los artículos más voluminosos, como un cochecito de bebé, quizá requieran una reorganización más cuidadosa del interior.

Los motores pequeños de gasolina están a la orden del día. La mayoría de los modelos no están turboalimentados, por lo que puede parecer que van forzados y despacio en carreteras rápidas o al conducir por autopista. Kia ofrece un motor más agradable subiendo de gama, pero los coches más básicos se quedan con un motor 1.0 de 67 CV y una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Este motor tiene carácter y es perfecto para usar en ciudad, donde es alegre y acelera mejor de lo que sugieren sus insignificantes cifras de rendimiento, gracias a su diseño vibrante de tres cilindros. Pero, de todas formas, el 1.25 es más fuerte.

Tiene cuatro cilindros, 84 CV y la opción de una caja de cambios automática de cuatro velocidades, por lo que es una mejor opción para los compradores que planeen recorrer distancias más largas. Aunque siga siendo bastante tranquilo, se agradece el empuje adicional que aporta. Independientemente del motor que elijas, el Kia Picanto es muy entretenido a la hora de conducir, con una dirección precisa, un agarre decente y un buen control de la carrocería. Es ágil y cuenta con un buen agarre en las curvas. Por otra parte, la conducción resulta ligeramente más firme que en sus rivales.

Hay tres acabados con siete especificaciones diferentes para elegir: Concept, GT Line y X-Line. El GT Line es nuestro favorito y, sin duda, el que recomendamos. Gracias a una amplia garantía, el Kia también es fantástico como coche de segunda mano y, con tan pocos puntos débiles, no puedes dejar de probarlo.

¿El Kia Picanto es adecuado para ti?

Animamos a cualquier persona que busque un coche urbano a que le eche un vistazo al Kia Picanto. Es pequeño, fácil pero entretenido a la hora de conducir, lo suficientemente espacioso y, en los acabados superiores, resulta muy bueno, tanto por dentro como por fuera.

Si quieres una caja de cambios automática, el Kia Picanto es uno de los pocos coches urbanos que la ofrece, pero elegir esta transmisión implica sacrificar tanto la facilidad de conducción como el ahorro de combustible, así que la elección puede ser complicada.

Kia no es especialmente conocido por fabricar coches emocionantes a la hora de conducir, pero con el Kia Picanto, es muy entretenido moverse entre el tráfico de la ciudad o por los caminos rurales, con un manejo correcto, una dirección precisa y mucho agarre, a pesar de sus neumáticos estrechos.

Su garantía de siete años, líder en el mercado, proporciona cobertura para las principales piezas mecánicas y convierte a este Kia en una excelente opción que complacerá tanto a los conductores más entusiastas como a los menos arriesgados.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Kia Picanto?

La mayoría de los compradores, especialmente los que recorren solo unos pocos miles de kilómetros al año, podrán conformarse con el motor 1.0. Puede que sea lento, pero es un motor lleno de vida, suena bien cuando le pisas y es barato de mantener.

Puede pasarlo un poco mal en autopista y en vías empinadas, así que, si vives en un lugar con muchas cuestas, te recomendamos apostar por el 1.25. Es más potente que el de tres cilindros, pero arroja unas cifras de consumo muy similares. 

¿Qué otros coches son similares al Kia Picanto?

Últimamente parece que los coches urbanos se están convirtiendo en una especie en peligro de extinción que pronto será reemplazada por versiones totalmente eléctricas. Sin embargo, aún no hemos llegado a ese punto y los compradores que miden su presupuesto todavía tienen muchas opciones.

Como era de esperar el Hyundai i10 que está estrechamente relacionado, cuenta con las mismas cualidades impresionantes que el Kia, pero el Kia Picanto tiene un diseño algo más anticuado, y la última generación del i10 es más cómoda a la hora de conducir y transmite una sensación mejor.

El Volkswagen Up! ofrece una experiencia de conducción más refinada, especialmente en autopista, donde deja entrar menos ruido de la carretera y del viento, pero no está disponible con el mismo nivel de sistema de infoentretenimiento que el Kia Picanto.

Con una altura de conducción elevada, un maletero espacioso y un tren motriz de gasolina híbrido, el Suzuki Ignis supera al Kia en cuanto a ahorro de combustible y se adapta mejor a la vida rural para lidiar con carreteras embarradas.

Si lo que buscas es mucho espacio con un presupuesto ajustado, el Dacia Sandero es difícil de superar, pero su diseño no es tan bueno ni por dentro ni por fuera.

"Puede que lo más impresionante del Kia Picanto sea su interior ordenado y cuidadosamente diseñado. El diseño del salpicadero está pensado para tener la mayoría de los controles en el rango de visión".

El uso de los botones es intuitivo al tener los textos claramente impresos sobre ellos, y el cuadro de instrumentos también es brillante y está bien definido. Algunos conductores tendrán que esforzarse para leer la pantalla de puntitos del medio, pero esto ya lo decimos por ponernos quisquillosos.

Hay algunos botones ocultos por la rodilla derecha del conductor, pero todo lo que hace falta para el uso cotidiano está colocado de frente y en el centro, y no hay cosas raras que confundan o se vuelvan molestas con el tiempo.

La posición de conducción es excelente y, aunque no se puede ajustar la profundidad del volante (como es el caso en la mayoría de los coches urbanos), los asientos delanteros son cómodos y ofrecen un buen apoyo. Evitan que te deslices en las curvas, te mantienen cómodo en viajes largos, y la banqueta de todos (excepto de la versión básica) vienen con ajuste de altura.

Vas sentado cerca del parabrisas, y los pilares son agradables y finos, lo que aporta una excelente visión, además de que es fácil ser consciente de las dimensiones del coche al intentar pasar por un sitio estrecho.

La visión hacia atrás no es tan buena, pero la visibilidad por encima del hombro sigue siendo decente, así que podrás aparcar con gran precisión.

Calidad y acabado

Nadie espera que los coches urbanos como el Kia Picanto cuenten con materiales espléndidos y un equipamiento de lujo, pero el Kia consigue mucho con poco. La mayoría de las superficies del salpicadero están hechas de plástico duro y resistente que resulta sólido a la vista y al tacto.

Más que eso, todo está muy bien presentado y, siempre que evites la versión más barata, encontrarás muchos toques que evitan que sea aburrido. Las manijas de las puertas, por ejemplo, tienen un acabado cromado, y también cuenta con agradables detalles plateados en zonas que se usan con frecuencia, como las salidas de aire o los controles de la calefacción y del sistema multimedia.

La mayoría de los coches traen volante de cuero con unos interruptores silenciosos. Las versiones más caras tienen inserciones de colores, pedales deportivos de aluminio e incluso asientos de piel sintética para ayudar a darle vida al habitáculo básico.

Por supuesto, hay zonas con materiales ásperos, especialmente más abajo, pero sigue siendo más robusto que, por ejemplo, un Fiat Panda o un Opel Karl, y su garantía de siete años afianza la sensación de que está hecho para durar.

Todo aumenta el nivel de expectativas que los compradores pueden tener de los coches de esta categoría.

Sistema de infoentretenimiento

El Kia Picanto puede ser uno de los urbanos pequeños del mercado más modernos y mejor conectados, o uno de los más básicos. Todo depende del acabado que se elija. Los coches de la versión básica tienen una radio anticuada con pantalla monocromática de 9,7 cm (3,8 pulgadas), y la única forma de escuchar algo que no sea el fútbol es a través de los puertos USB o AUX.

El acabado Concept, con equipamiento escaso, solo tiene dos altavoces que suenan más bien agudos. Sin embargo, solo un par de escalones más arriba en la gama, obtendrás todas las funciones que exige cualquier comprador de coches experto en tecnología.

Desde el acabado GT Line hacia arriba, cada Kia equipa una pantalla táctil a color de 17,8 cm (7 pulgadas) que es de las más brillantes y con mayor capacidad de respuesta del mercado. Este sistema incluye navegador por satélite y Apple CarPlay/Android Auto, así que puedes usar la pantalla para acceder a tus aplicaciones móviles favoritas, incluyendo las de mensajes, música y mapas.

Con este sistema dispones de seis altavoces, cámara de aparcamiento y control por voz para que puedas hablar con Siri o Google cuando te sientas solo o quieras repasar preguntas del trivial.

Espacio y practicidad

Si les echas un vistazo a las diminutas dimensiones del Kia Picanto, podrías pensar que va a ser excesivamente estrecho. Sin embargo, gracias a un diseño interior inteligente, es en realidad uno de los coches urbanos más espaciosos del mercado.

Los que van delante viajan cómodos y, a pesar de la estrechez, no transmite la desagradable sensación de ir apretado contra el otro pasajero como en un Citroen C1 o un Toyota Aygo.

Es lo suficientemente sencillo como para acomodar todas tus cosas en sus múltiples compartimentos. Encontrarás un sitio práctico para la billetera, el dispositivo móvil y las llaves, con una bandeja profunda frente a la palanca de cambios, dos portavasos grandes y una guantera ancha.

El salpicadero es bastante fino y está elevado para crear una mejor sensación de espacio alrededor de las rodillas. Por otro lado, el espacio para la cabeza también es bueno. Este aspecto positivo continúa para quienes viajen en la parte trasera. Es cierto que no es el más indicado para transportar adultos grandes como el Ford Ka + o el Dacia Sandero, por lo que los pasajeros más grandes se sentirán algo apretados detrás de un conductor alto.

Dado que todos los Kia Picanto vienen con cinco puertas de serie, entrar en la parte trasera es fácil, aunque estas podrían abrirse un poco más, así que tendrás que andar con cuidado al subir o instalar una silla infantil.

Hay puntos de anclaje ISOFIX en ambos asientos exteriores. Aun así, para poner una silla grande orientada hacia atrás, será necesario deslizar el asiento del pasajero delantero lo más hacia adelante posible, de modo que ese asiento de pasajero quedará totalmente inutilizable.

Sin embargo, el Kia tiene un maletero decente que lo compensa. Con una capacidad estándar de 255 litros, es más grande que todos los de sus rivales, salvo unos pocos. Los asientos traseros se abaten en una partición 60/40 y, aunque no queden nivelados con el suelo del maletero, en un coche tan pequeño no es difícil cargar las maletas y empujarlas contra los asientos delanteros.

Con ellos abatidos, se pueden meter más de 1 000 litros de equipaje en la zona de carga, una cifra realmente impresionante dado su tamaño reducido. Aun así, solo los acabados superiores tienen uno de esos suelos de maletero de altura variable tan útiles, cuando en el Volkswagen Up! vienen de serie.

En definitiva, podemos decir que, para ser un coche urbano, el Kia Picanto pasa la prueba de practicidad con gran éxito. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, si necesitas aún más espacio, el Dacia Duster y el Suzuki Ignis son un poco más grandes y cuestan aproximadamente lo mismo.

En primer lugar, el Kia Picanto cumple bien todas las tareas que se le piden a un coche urbano. En la carretera es compacto, lo que le permite moverse por los espacios entre el tráfico, y la dirección es agradable y ligera a bajas velocidades, así que conducirlo es muy fácil.

Si evitas las llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas) que vienen de serie en la versión X-Line, disfrutarás de un viaje tranquilo. Eso sí, el Volkswagen Up! y el Hyundai i10 son más suaves en los baches, y no van tan nerviosos por carreteras irregulares.

Este carácter nervioso solo se nota a velocidades bajas cuando el Kia Picanto coge baches, pero hace un buen trabajo deteniendo las vibraciones. Con una configuración más firme, no rebota en badenes largos ni produce un vaivén que maree en zonas con subidas y bajadas.

Tiene un perfil bajo, lo que implica que la suspensión tiene menos recorrido, por lo que los dos acabados que mencionamos pueden rebotar más en una superficie irregular, pero se compensa con un excelente control de la carrocería y un fuerte agarre en las curvas. De hecho, este Kia es realmente entretenido a la hora de conducir, con un mejor control de la carrocería que sus compañeros, una dirección precisa y una respuesta ágil y enérgica.

Se las apaña bien para estar conectado a la carretera de una manera que no se suele ver en coches urbanos, permaneciendo alerta y erguido mientras gira sin ponerse nervioso a mayor velocidad. El agarre en curvas cerradas es muy bueno y el manejo es predecible.

Un Hyundai i10 parece más coche, pero nos gusta la exuberancia juvenil del Kia. Estamos seguros de que muchos conductores nuevos apreciarán el hecho de que, si bien no es un coche particularmente rápido, puede poner una gran sonrisa en tu cara.

Motores y cajas de cambios

Algunas marcas han reemplazado sus coches urbanos más pequeños por versiones exclusivamente eléctricas, incluidos Skoda, Smart y Honda, mientras que otras como Opel y Suzuki han abandonado por completo sus urbanos pequeños más baratos.

Sin embargo, el Kia Picanto se mantiene como opción económica y viene con una gama de tres motores pequeños de gasolina que deberían ser bastante baratos de mantener y perfectos para realizar viajes cortos por ciudad.

El punto de partida es un 1.0 con 67 CV, que es la única opción en los coches de entrada de gama. Es un tres cilindros, por lo que suena alegre y se revoluciona rápido y, aunque es bastante lento, no es una lata andar de paseo con él.

Este motor está bien para viajes cortos, pero puede parecer fatigado cuando sube pendientes pronunciadas o en autopista.

Si vas a aventurarte por carreteras más rápidas con frecuencia, el 1.25 de cuatro cilindros es una opción mejor. Solo tiene 17 CV más con los que entretenerse, pero supone una gran diferencia cuando hablamos de un coche urbano tan ligero y compacto. 

Sin embargo, el motor más grande suena (y parece) un poco plano en comparación con el 1.0, especialmente a altas revoluciones. Aun así, los compradores cuentan con la opción de una caja automática de cuatro velocidades en lugar de la caja manual de serie de cinco velocidades. El embrague ligero y el cambio del manual están bien, pero el automático es uno de los más suaves entre los coches urbanos que hay.

Con mucho, la opción más rápida es el turbo T-GDi 1.0 de 100 CV. Parece un hatchback deportivo con un excelente rendimiento y un sonido más ronco, y se siente como en casa al jugar con el tráfico en carreteras fluidas.

Desafortunadamente, este motor es bastante caro y solo está disponible en los niveles de acabado GT Line y X-Line. Para la mayoría de los compradores, el 1.0, que es el más barato y animado, será suficiente. Además, como toda ayuda es bienvenida, es el que tiene los mejores datos de consumo.

Refinamiento y niveles de ruido

En términos generales, el Kia Picanto se porta bien como coche urbano. Aun así, debido a que es necesario pisarle bastante para que ande, y que solo tiene cinco relaciones de transmisión, se vuelve ruidoso a velocidades altas.

Para este tipo de conducción, el motor 1.25 suena más tosco que el de tres cilindros más pequeño y genera un sonido emocionante que le da carácter, pero también envía un ruido de vibración a través del asiento y los pedales.

Evidentemente, el hábitat natural de los coches pequeños no son las autovías. El Kia transmite un poco de ruido del viento y de rodadura, así que tendrás que levantar la voz para hablar con tus acompañantes.

El Hyundai i10 o el Skoda Citigo te aislarán mejor del mundo exterior, y no acabarás tan cansado como en un Fiat Panda o en un Toyota Aygo en un viaje de doscientos kilómetros. La suspensión también produce un ruido "sordo" de vez en cuando.

Mientras estés en ciudad notarás mucho menos el ruido del motor, excepto al subir cuestas pronunciadas, y los controles como los frenos y el embrague son ligeros y responden de manera constante, lo que facilita la conducción del coche sin problemas entre el tráfico de la ciudad.

Equipamiento de seguridad

Si crees que la mayoría de los artilugios de seguridad no suponen ninguna diferencia, este Kia demuestra que te equivocas. De serie, los acabados de entrada de gama vienen sin frenado automático de emergencia (AEB) para ayudar a prevenir pequeños sustos.

Cuando el organismo independiente Euro NCAP realizó la prueba de choque, obtuvo una calificación de tres estrellas, pero si incluía el paquete de asistencia al conductor avanzada opcional (350 €), obtenía una estrella adicional y calificaciones de protección para adultos más altas.

Con el paquete de seguridad, el Kia Picanto tiene un mejor rendimiento general en accidentes que un Volkswagen Up! o un Toyota Aygo, aunque el primero se ocupa mejor de la protección de los niños, obteniendo un 81 % frente al 64 % del Kia Picanto.

El sistema funciona mediante el uso de una cámara en el parabrisas para escanear la carretera en busca de tráfico, peatones y otros posibles obstáculos. Si el coche detecta un posible accidente, advertirá al conductor, pero si este no reacciona a tiempo , puede activar los frenos y realizar una parada de emergencia.

Cada versión cuenta con un equipamiento básico activo y pasivo bastante decente , incluida la asistencia de arranque en pendiente, perfecta para salir de cruces empinados, control electrónico de estabilidad y controles de presión de neumáticos.

A diferencia de algunos rivales (nos referimos a ti, Fiat Panda), viene con seis airbags de serie, además de un aviso para abrocharse el cinturón.

Trae un kit antipinchazos en el maletero, en lugar de una rueda de repuesto minimizada, como el Hyundai i10.

"El Kia Picanto es un coche urbano de gran valor y, aunque no es una opción económica, no consumirá mucho en el día a día. Según las últimas cifras de WLTP, el motor 1.0 MPI no debería superar los 5,7 l/100 km; el mejor de la gama".

Sin embargo, optar por el 1.25 más potente tampoco supondrá un gran sacrificio, ya que también puede alcanzar los 5,7 l/100 km y, dado que no será necesario exprimirlo a tope para que ande, es probable que se acerque a esa cifra en la conducción del mundo real.

Los propietarios reales registran una cifra bastante menos impresionante de 6,3 l/100 km en el caso del primero, y de 7,1 l/100 km en el caso del segundo. Si optas por la transmisión automática de cuatro velocidades, el consumo se verá afectado y subirá a unos 8 l/100 km reales.

Con un tanque de 35 litros, deberías poder recorrer 560 kilómetros entre repostajes, lo correcto para un coche urbano.

"Los precios para un Kia Picanto nuevo comienzan en poco más de 11.000 € y suben por encima de 16.500 € en el caso de las versiones GT Line o X-line de gama alta con extras. Obviamente, puedes pagar mucho menos si estás dispuesto a comprar una versión de segunda mano, y hay muchas disponibles".

El camino más económico para ser propietario de un Kia Picanto es adquirir un coche de 2017 equipado con el motor 1.0 MPI de la gama básica Concept, que debería costar alrededor de 5 800 €. Más o menos lo mismo que un Hyundai i10, pero menos que el Volkswagen Up!.

Habrá que poner al menos 1 000 € más para conseguir uno de los acabados más elegantes, o el motor de gasolina 1.25 más grande. En el otro extremo de la escala, como el 1.0 T-GDi turbo tricilíndrico solo viene en el acabado GT-Line, comienza en 10.500 €.

Por ese precio puedes conseguir un coche con un kilometraje muy bajo a partir de 2019, con un interior y una carrocería impecables. Obtener descuentos en coches de kilómetro 0 es más difícil, pero se puede encontrar alguna oferta de 1.200 € de descuento sobre el precio de salida.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Con tres niveles de acabado diferentes para escoger, es poco probable que te confundas al elegir tu Kia Picanto. El Concept más básico es sencillo, con ruedas de acero, espejos retrovisores de plástico negro, menos opciones de pintura. , aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros, Bluetooth, volante multifunción, sensores de luz y ajuste en altura del asiento del conductor. 

Si pasas al GT-Line tendrás un coche un poco superior, con climatizador, elevalunas eléctricos en las ventanillas traseras, control de velocidad de crucero, limitador de velocidad y, como extras, una cámara de visión trasera, pantalla táctil de 17,8 cm (7 pulgadas), navegador por satélite , sistema Apple CarPlay y Android Auto para manejar los dispositivos móviles a través de la pantalla del coche, sensores de aparcamiento traseros y seis altavoces. Seguramente sea el coche ideal para la mayoría de los compradores. 

Si quieres un diseño resistente, los coches X-Line imitan el estilo de los SUV al combinar los parachoques más gruesos con una posición elevada para hacer que el Kia Picanto parezca un todoterreno sencillo, o desfasado, según se mire.

El acabado GT-Line tiene un diseño más deportivo, con un enfoque similar, por lo que tiene parachoques exclusivos y escape doble. Los últimos dos acabados incluyen un equipamiento que seguramente no encontrarás en ningún otro coche urbano, tapicería de cuero sintético y cargador de dispositivo móvil inalámbrico como extra.

Puedes incluir equipamiento extra, así que elige con cuidado y ten en cuenta que algunos motores y colores están limitados a un solo nivel de acabado (generalmente el más caro).

De hecho, la pintura metalizada cuesta 350 €, y la pintura Clear White, algo más barata, cuesta 150 €.

arrow up icon
Volver arriba