logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for volvo make

Volvo V40 Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2012
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Family hatch
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por heycar Editorial team

5/ 10
heycar opiniones
El rival sueco del Audi A3
Ventajas
  • Cómodo y agradable de conducir

  • Una buena gama de motores (aunque algo confusa)

  • Impresionante nivel de seguridad

Inconvenientes
  • Sus principales rivales lo superan en cuanto a calidad del interior

  • Ergonomía discutible y diseño interior anticuado

  • El maletero es más pequeño que en la mayoría de rivales

Veredicto general

“Si lo valoramos por sí mismo, el Volvo V40 parece un coche atractivo. Es muy agradable a la hora de conducir, tiene un refinamiento impresionante y los motores ofrecen un buen equilibrio entre rendimiento y consumo. También ofrece una buena practicidad y unas prestaciones de seguridad impresionantes. Sin embargo, sus principales rivales lo superan en varias áreas y, en comparación, parece algo anticuado”.

Dicen que si te paras, en realidad estás retrocediendo, y pocos coches ilustran mejor esta afirmación que el pobre y viejo Volvo V40.

En realidad da lástima este coche, porque consiguió progresos en muchos aspectos. Se había transformado en un hatchback de lujo que sustituía a la berlina S40 y al familiar V50, y estaba teniendo mucho éxito, por lo que parecía listo para enfrentarse directamente a rivales de lujo como el Audi A3, el BMW Serie 1 y el Mercedes Clase A.

Basado en el Ford Focus de aquellos tiempos, contaba con algunos elementos mecánicos increíbles, proporcionando una brillante mezcla entre diversión y comodidad, incluso para lo habitual de los coches de lujo. La gama de motores ofrecía una impresionante mezcla de rendimiento, consumo y refinamiento, mientras que el habitáculo ofrecía una cantidad competitiva de espacio y practicidad que se podía comparar con sus rivales. Hubo incluso una versión para todos los terrenos: el Volvo V40 Cross Country.

La cantidad de equipamiento de lujo de serie también era competitiva, aunque la cantidad de equipamiento de seguridad de serie que traía estaba fuera de lo normal. Fue el primer coche de su clase en incluir la frenada automática de emergencia de serie en toda la gama, allanando el camino para que esta importante característica de seguridad se generalizara entre los coches modernos de la actualidad, algo por lo que hay que estarle agradecidos.

Sin embargo, hubo una o dos áreas clave en las que el V40 no avanzó lo suficiente, y que le resultarían caras. La primera fue el diseño del interior. Era un problema que la disposición del salpicadero fuese muy similar a la de los coches que el V40 sustituía.

Para empezar, esa disposición no fue buena en un primer momento, por lo que el V40 no iba a ser tan bueno en cuanto a ergonomía como debería. Además, visualmente, el diseño parecía más bien de la vieja escuela, incluso cuando salió a la venta por primera vez. Contra esos rivales tan atractivos con los que se enfrentaba, el V40 no tenía la suficiente capacidad de sorprender, sobre todo si lo comparamos con el BMW Serie 1, que se había reemplazado recientemente.

La situación empeoró rápidamente. Poco después de la llegada del V40, aparecieron nuevas versiones del Audi A3 y del Mercedes Clase A. Ambos coches mejoraron mucho la calidad del interior, incluyeron más tecnología y, como resultado, tenían mucha más capacidad de asombro. Si lo comparamos con estos coches, el interior del V40 no era atractivo ni de lejos.

Sin embargo, el V40 no se convirtió en un mal coche de la noche a la mañana. Sigue teniendo muchas características buenas, y es más asequible que sus principales rivales, sobre todo de segunda mano. A día de hoy, todavía es digno de tener en cuenta.

¿El Volvo V40 es adecuado para ti?

No se pone en duda la capacidad y el atractivo de los hatchback alemanes de alta gama como el Audi A3, el BMW Serie 1 y el Mercedes Clase A. Sin embargo, la pregunta es: ¿tienen carácter? ¿Son agradables? ¿Tienen encanto? Creemos que mucha gente dirá que no. También creemos que mucha de esa misma gente dirá que el Volvo V40, con el que compiten estos coches, sí. Es difícil saber exactamente por qué.

Quizá sea porque el V40 sustituye a la implacable eficiencia alemana por un sofisticado estilo escandinavo. Quizás porque es un poco más extraordinario y, por tanto, una opción más vanguardista y creativa. Tal vez sea porque a algunas personas les gusta apoyar a los desfavorecidos. En cualquier caso, el V40 es una opción firme, distintiva y atractiva.

¿Cuál es el mejor motor/modelo del Volvo V40?

Como descubriremos, la gama de motores ha ido cambiando de forma irreconocible durante la vida del V40. Afortunadamente, nunca ha habido una mala opción entre ellos.

Incluso los motores básicos T2 (gasolina) y D2 (diésel) tendrán la suficiente potencia para algunas personas. Sin embargo, creemos que la mayoría de los compradores querrá la potencia adicional de las versiones T4 y D3. Si quieres más, el número de la D sube al D4, mientras que el número de la T sube al T5.

Desde el punto de vista de los acabados, la situación cambia drásticamente, ya que Volvo reorganizó por completo la estructura de los acabados en la renovación de 2016. Los compradores de coches más antiguos probablemente preferirán el acabado Kinetic, que ofrece el mejor equilibrio entre equipamiento y precio. Si estás comprando un coche más nuevo, es posible que estés preparado para gastar algo más en el acabado Inscription para tener algunos lujos más.

¿Qué otros coches son similares al Volvo V40?

El Volvo V40 es un hatchback familiar elegante de cinco puertas que difumina los límites con los típicos hatchback como el Peugeot 308 y Ford Focus (con el que comparte algunos elementos mecánicos, por cierto), y algunas opciones más lujosas como el Audi A3 Sportback, BMW Serie 1 y Mercedes Benz A-Class.

En este sentido, se parece bastante a otros rivales que son elegantes pero no tanto, como el Volkswagen Golf, el Honda Civic y Lexus CT200h.

“El V40 es una gran mezcla de aspectos positivos y negativos. La parte positiva es que todas las versiones tienen un volante con botones para el sistema de infoentretenimiento y para el control de velocidad de crucero. Por suerte, todos los botones son grandes, están bien señalizados y son fáciles de usar”.

Sin embargo, no podemos decir lo mismo de los botones de la consola central. Para empezar, hay demasiados botones, y muchos de ellos son completamente inútiles. Casi todos son demasiado pequeños y es difícil pulsarlos con solo echar un vistazo. También hay algunos botones ocultos en la palanca de cambios.

Los asientos siempre han sido un punto fuerte de Volvo, y los del V40 son tan cómodos y proporcionan tanto apoyo como cabría esperar. La posición de conducción también tiene muchísimo ajuste, gracias a un amplio rango de movimiento tanto en el asiento como en el volante, por lo que nadie debería tener problemas a la hora de encontrar una posición cómoda.

Sin embargo, mientras que la visibilidad frontal está bastante despejada, la visión trasera se ve obstaculizada por la luneta trasera, que es poco profunda, y por dos pilares gruesos. Hay que añadir el ParkPilot opcional para obtener los sensores de aparcamiento. Además, ninguna versión tiene cámara de visión trasera como equipamiento de serie.

Calidad y acabado

El V40 se tiene que esforzar mucho en este aspecto. Este es uno de esos ámbitos en los que el nivel de exigencia es especialmente alto si se pretende seguir el ritmo de marcas como Audi, BMW y Mercedes. Cuando salió a la venta, allá por el 2012, el Volvo no desentonó demasiado.

El denso revestimiento con tacto suave del salpicadero proporcionaba una apariencia y una sensación bastante buenas. Los interruptores y los botones funcionaban con una precisión magnífica. Sin embargo, el interior del Volvo no ha envejecido tan bien como el de los rivales, tanto en los materiales como en el diseño. Es más, algunos de esos rivales se sustituyeron poco después de la llegada del V40. Aparecieron coches que tenían una calidad bastante superior a la de sus predecesores y que parecían más elegantes y con más tecnología que el Volvo.

Incluso se podría discutir si el Volkswagen Golf y el Honda Civic, rivales que no eran de lujo, superaron al V40 en este aspecto. No nos malinterpretes, el V40 no parece barato y la calidad de su construcción parece resistente y sólida. No obstante, no puede igualarse a sus despampanantes rivales en cuanto a atractivo.

Sistema de infoentretenimiento

Los primeros V40 venían con el mismo sistema de infoentretenimiento de serie. La versión R-Design Momentum venía con seis altavoces, conectividad Bluetooth opcional, un reproductor de CD, un puerto USB opcional, una toma auxiliar y una radio AM/FM (el DAB era opcional). Para desplazarse por los menús de este sistema, había una pantalla de 12,7 cm (5 pulgadas) con un mando giratorio.

Solemos preferir este tipo de sistemas a los de pantalla táctil más modernos, pero este presenta unos menús largos y enrevesados y unos gráficos bastante borrosos, por lo que no es tan intuitivo como los sistemas rivales que se encuentran en los Audi y BMW. Tendrías que pagar un suplemento en cualquiera de los acabados si quisieras el sistema de navegación, incluso en los acabados de gama más alta. Este sistema incluía una pantalla más grande, de 17,8 cm (7 pulgadas), y control por voz. Sin embargo, su interfaz se basaba en una parecida a la del sistema normal, por lo que no era más fácil de usar.

Cuando se renovó el coche en 2016, ni la radio DAB ni la navegación se incluyeron como equipamiento de serie en ningún acabado. Una vez más, si querías añadirlo, ibas a tener que incluir el Pack Business Connect o el Pack Business Connect Pro con un suplemento. Además, era el mismo sistema básico que el de antes, así que no se mejoraba su uso.

Espacio y practicidad

Los pasajeros delanteros no necesitarán más espacio, y a los de atrás tampoco les irá mal. El espacio para la cabeza y para las piernas es similar al de sus rivales, por lo que los adultos altos estarán bastante cómodos. Sin embargo, es posible que no quede mucho espacio libre para estirarse.

También hay espacio de sobra para dos niños pequeños con asientos infantiles. Como pasa en los rivales, es preferible llevar a dos adultos antes que a tres en la parte trasera de este coche, ya que el espacio para los hombros es limitado y el asiento central es estrecho, duro y alto.

El maletero tiene un tamaño decente, pero no se puede igualar al de sus principales rivales. Además, puede ser complicado cargar objetos incómodos como carritos de bebé o palos de golf, debido a la estrecha abertura. Por otro lado, hay que superar un borde muy alto, para cargar objetos pesados. Cuando se pliegan los asientos traseros, con una partición 60/40, para obtener más espacio de carga, se aprecia un escalón pronunciado (y una leve inclinación) en el suelo de carga. Se puede conseguir un suelo de maletero ajustable para mejorarlo, pero supone un coste extra.

“Por dentro, el V40 se basa en el Ford Focus, y eso es un muy buen comienzo para la conducción y el manejo, incluso para un coche de lujo”.

Se ha suavizado un poco la suspensión para intentar darle un carácter más relajado y tranquilo, y estos intentos han tenido éxito. Absorbe de forma controlada y sin problemas la mayoría de los baches de la carretera. Solo los baches más grandes y desagradables pueden alterar la estabilidad del coche.

Será así tanto si te deslizas por una calle de ciudad llena de baches como si vas disparado por una autopista. Y a pesar de su cómoda conducción, el V40 también es muy emocionante en las curvas. Puede que no enamore tanto como un Ford Focus, pero tiene un buen agarre, controla muy bien la inclinación de la carrocería y la dirección responde bien, tiene un buen peso y es precisa.

La única pega real es que a lo mejor no te gusta tanto que el pedal del embrague sea algo blando y tenga un largo recorrido, porque hace que sea más complicado de lo necesario encontrar el punto de fricción.

Motores y cajas de cambios

Era un poco difícil estar al día con la gama de motores que se ofrecía en el V40, porque Volvo la cambiaba casi constantemente. Lo importante que hay que recordar es que lo esencial de la gama se mantuvo constante, con opciones de gasolina como el T2, T3, T4 y T5, y de diésel como el D2, D3 y D4.

Es más, a pesar de que hubo muchos cambios en el número de cilindros y en las cilindradas utilizadas, las potencias de cada uno se mantuvieron bastante parecidas. Con respecto a los motores de gasolina, las potencias eran las siguientes: 120 CV para el T2, 150 CV para el T3, 190 CV para el T4 y 245 CV para el T5.

El T2 era lo suficientemente ágil como para tirar del V40 con bastante decisión, aunque había que apretarle un poco más para que alcanzase la velocidad de la autopista. El T3 conseguía llevar a cabo esta tarea con un poco más de facilidad. En general, tenía un poco más de potencia útil, por lo que valía la pena subir en la gama. El T4 era un poco más rápido, aunque no se notaba mucho la diferencia en el día a día. Por otro lado, el T5 tenía mucha potencia. Era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos.

Pasa lo mismo con los motores de diésel. Con unos 120 CV, el D2 estaba bien la mayor parte del tiempo, pero el D3, con 150 CV, proporcionaba una potencia útil adicional para aquellas ocasiones en las que querías ganar velocidad rápidamente. El D4, con 177 CV, era bastante potente, pero nunca llegamos a probarlo en su siguiente versión, con 190 CV.

El T5 y el D4 venían con una caja de cambios automática de ocho velocidades, que funcionaba con bastante sutileza. El resto de motores venían de serie con una caja de cambios manual de seis velocidades con la que se disfrutaba al cambiar de marcha. A la mayoría de motores también se les podía añadir una caja de cambios automática de seis velocidades, pero nunca hemos tenido la oportunidad de probarla.

Refinamiento y niveles de ruido

De todos los motores que se han ofrecido a lo largo de los años, no deberías tener problemas con ningún motor de gasolina. Todos consiguen mantenerse en silencio bastante bien, incluso cuando se les pisa el acelerador. Tampoco se transmite mucha vibración al habitáculo.

No es de extrañar que los motores de diésel sean un poco más ruidosos, aunque no son tan refinados como los equivalentes de algunos rivales. Sin embargo, la mayoría son lo suficientemente silenciosos y suaves, siempre y cuando no los fuerces de verdad. Si evitas el motor D2, no habría por qué tener que meterle caña a menudo.

Todos los motores consiguen relajarse hasta que el ruido se convierte en un zumbido distante en la autopista. Gracias a que el ruido del viento y el ruido de rodadura también están muy bien aislados a 120 km/h, los kilómetros se recorren con mucha tranquilidad en el V40.

Equipamiento de seguridad

Este es un campo en el que Volvo nos ha deslumbrado durante años, y el V40 no es la excepción de la regla. Fue uno de los primeros coches de su clase en incluir la frenada de emergencia automática de serie en toda la gama, una medida que hay que aplaudirle, y que probablemente sea parte del motivo por el que esta importante característica de seguridad es tan habitual en los coches más modernos.

Los ocupantes de estos coches también disponen de siete airbags para mantenerse a salvo en caso de colisión. Incluso hay uno en el exterior del coche para proteger a cualquier desafortunado peatón que pueda aparecer en tu camino sin querer. No es de extrañar que el V40 haya superado con creces las pruebas de choque de Euro NCAP, con una puntuación máxima de cinco estrellas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay que elegir el ParkPilot opcional para la zona delantera y trasera para obtener los sensores de aparcamiento, incluso en el acabado R-Design Momentum de gama alta.

“Junto con la cantidad de idas y venidas de la gama de motores, también hubo bastante movimiento con las cifras exactas de consumo de combustible, aunque las aproximaciones eran bastante parecidas”.

Según la cifra oficial, los compradores de un T2, T3 y T4 podían esperar un consumo de 5,6 l/100 km, aunque en el T4 la cifra subía a 6,1 l/100 km si el coche llevaba la caja de cambios automática opcional. No es sorprendente que el T5 consuma mucho más, a 8,0 l/100 km.

En cuanto a los motores de diésel, el D2 llegaba a consumir 3,6 l/100 km, lo que es realmente impresionante. Las versiones posteriores del D3 y del D4 no quedarían muy lejanas de esa cifra. Los primeros D3 y D4 se las ingeniaban para consumir alrededor de 4,3 l/100 km, que subía a 5,2 l/100 km si se incorporaba la caja de cambios automática.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que todas las pruebas para estas cifras se realizan en un laboratorio, y será bastante complicado conseguir esas cifras en la realidad. Además, se trataba de las anteriores cifras NEDC, que eran mucho más optimistas que las de WLTP.

“Los precios han ido cambiando a lo largo de la vida del coche (lo que ocurre siempre). Cuando salió al mercado, la versión más barata habría costado 22 000 € a aquellos compradores que lo querían nuevo”.

Por otro lado, la versión de diésel más barata cuesta unos 22 900 €. Subir a la versión con el paquete Sensus navigation costaba algo más de 1 000 €, mientras que subir del acabado Momentum al Inscription eran unos 3 000 €. La versión más cara era la T5 R-Design Momentum, que superaba los 39 000 €.

No era un coche barato, aunque era un poco más barato que los Audi y BMW contra los que se enfrentaba. Tampoco ha mantenido bien su valor. Los coches de segunda mano serán un poco más baratos, y ha pasado mucho tiempo para que los precios bajen. Nuestras listas muestran varios coches interesantes (con diferencias en cuanto a motor y acabado) por debajo de los 16 000 €.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Los primeros coches que salieron a la venta tenían disponibles los acabados Kinetic, Momentum, Summum y R-Design Momentum. La versión básica, el acabado Kinetic, incluye llantas de aleación, climatizador, cuatro elevalunas eléctricos, cierre a distancia y volante de cuero, además de todo el equipamiento de seguridad y de lujo que hemos mencionado anteriormente. El acabado Momentum añadió tapicería de tela más elegante, control de velocidad de crucero, limpiaparabrisas automático y retrovisores exteriores plegables eléctricamente. En el acabado Summum se añadió tapicería de cuero y unas llantas más grandes.

Las versiones R-Design tienen una gama de mejoras de diseño y una tapicería de cuero parcial. Más tarde, en 2016, se cambió por completo la estructura de los acabados. El acabado Kinetic seguía siendo el acabado básico. Sin embargo, el acabado más lujoso sería el R-Design Momentum, que viene con tapicería de cuero total, limpiaparabrisas automático y se podían incluir sensores de aparcamiento traseros opcionales.

El acabado Inscription era básicamente el mismo que el acabado Summum pero con más elementos de diseño. Por otro lado, el paquete Business Connect añadía navegación y sensores de aparcamiento. Se podía completar con opcionales como la cámara de visión trasera.

arrow up icon
Volver arriba