logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for vw make

Volkswagen Transporter Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2015
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Van
fuel iconCombustible
Diesel, Gasolina, EV

Escrito por heycar Editorial team

9/ 10
heycar opiniones
El monovolumen mediano más parecido a un coche
Ventajas
  • Una experiencia de conducción refinada y parecida a la de un coche

  • Excelente habitáculo con materiales y equipamiento de alta calidad

  • Mucho equipamiento de seguridad

Inconvenientes
  • No es el que tiene más capacidad de carga de la clase

  • Poco espacio para las piernas en el asiento del conductor

  • Los puertos USB-C limitan el número de dispositivos que se pueden conectar, por ahora

Veredicto general

“La combinación de practicidad y la elegancia del habitáculo del Volkswagen Transporter hacen que sea mucho más parecido a un turismo que los monovolúmenes de antes, y de ahora”.

Lo esencial del Volkswagen Transporter no ha cambiado mucho en las últimas actualizaciones. La progresión del T5 al T6 y al T6.1 (la renovación más reciente) ha sido estable. No obstante, ha dado como resultado un monovolumen muy moderno y atractivo.

Hay muchos rasgos que son familiares a las personas que han tratado últimamente con la gama de coches de Volkswagen. Los motores, la tecnología y los diferentes materiales evocan a los turismos.

La gama de motores amplía su oferta. Los dos motores nuevos 2.0 TDI son las dos versiones básicas en el T6.1, una de 90 CV y otra de 110 CV. Las dos versiones superiores son un motor de 150 CV y un motor biturbo de 199 CV. Los dos aparecen en la gama del T6 y en varias versiones de turismos de Volkswagen. Se ofrecieron motores de gasolina por poco tiempo, pero se dejaron de fabricar los dos motores 2.0 TSI por falta de ventas, así que tu única opción es alguna versión rara de segunda mano si quieres uno. Incluso hay una versión eléctrica disponible, con una autonomía oficial de 132 kilómetros.

En cuanto a las cajas de cambio, los motores de menor potencia tienen una caja manual de cinco velocidades, mientras que las versiones de mayor potencia tienen una sexta velocidad. También hay una caja de cambios automática DSG de siete velocidades, que es opcional en el motor de diésel de 150 CV y es la única caja de transmisión que se ofrece en el de 199 CV, el motor más potente de diésel.

La comparación con los turismos no acaba en los motores, porque su habitáculo es uno de los más parecidos a los de un coche que el de cualquier otro monovolumen del mercado, sobre todo en las versiones de gama alta. El salpicadero se actualizó en 2019 y los cambios dieron lugar a la incorporación de una elegante pantalla al sistema de infoentretenimiento y a mejores materiales. 

Sin embargo, el interior no es perfecto. Es menos intuitivo que monovolúmenes parecidos como el Opel Vivaro, y el almacenamiento es un punto débil frente al Ford Transit Custom. También puede pecar un poco de demasiado moderno para el gusto de algunos usuarios: los puertos USB son tipo C, que no muchos dispositivos móviles actuales o antiguos tienen. Está bien el espacio en el habitáculo para los pasajeros, pero es irritante que falte espacio en las piernas para que el conductor apoye el pie izquierdo.

El elemento más importante de la practicidad del Volkswagen Transporter, el espacio de carga trasero, es una parte que no se actualizó en la última renovación. Hay un montón de diseños de carrocería diferentes, entre las que se incluye una distancia entre ejes corta y larga y dos alturas para el techo. También hay una versión Kombi con cinco asientos, versión de transporte de personas y caravana, aunque ninguna viene con la opción de un techo más alto. La versión básica del monovolumen ofrece espacio para tres europalets, una carga máxima de poco más de 1300 kg, un espacio de carga máximo de 9,3 m3, una longitud máxima de carga de 2,97 m y un peso de remolque de 2500 kg.

Todo se vuelve algo más sencillo cuando hablamos de acabados, con un Trendline más básico y un Comfortline más lujoso. La inclusión más importante a la lista de equipamiento con la última actualización fue un sistema de dirección electromecánica nuevo. 

Esto no supone una diferencia drástica en la conducción, pero permite la instalación de una gama nueva de equipamientos de seguridad opcionales, entre los que se incluyen el asistente de mantenimiento de carril, el asistente de estacionamiento y un sistema de asistencia para remolque que ayuda a la conducción marcha atrás. También se ha añadido otro equipamiento de seguridad nuevo, un sistema de protección lateral que te avisa si te acercas demasiado a los objetos en ambos lados del monovolumen.

La actualización de la dirección mantiene el estatus del Volkswagen Transporter como el monovolumen más parecido a un coche de la categoría. Ha reducido mucho el esfuerzo necesario para mover las ruedas a velocidades más bajas, lo que facilita el aparcamiento, aunque todavía se resiste un poco a mantenerse estable a velocidades más altas. La suspensión es experta en asegurar la comodidad en el viaje y se desenvuelve bien por baches pronunciados. Los rivales pueden tener ventaja en la capacidad de carga, pero el Volkswagen Transporter le gana a unos cuantos con su dirección, su comodidad y su practicidad.

¿El Volkswagen Transporter T6 es adecuado para ti?

Es probable que el Volkswagen Transporter atraiga a los que van detrás de un monovolumen que es más que una simple herramienta. El cómodo habitáculo, el alto nivel de equipamiento, la excelente tecnología y la conducción refinada hacen que sea una opción interesante para las empresas pequeñas que quieren un vehículo de trabajo elegante con algunas comodidades.

Sin embargo, no ofrece la mayor capacidad ni el mayor tamaño de carga de su clase, pero tiene suficientes versiones como para superar a muchos de ellos en cuanto a practicidad. Los vehículos como el Transit Custom y el Renault Trafic te ofrecen más capacidad si solo quieres abarrotar el muelle de carga al máximo.

No es exactamente un coche, pero es el monovolumen mediano que más se acerca a experimentar una sensación parecida a la de un coche. La tecnología les quitará el estrés de conducir un monovolumen a aquellos que no estén acostumbrados a conducir un vehículo comercial.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Volkswagen Transporter T6?

El punto fuerte del Transporter T6.1 está en la comodidad y en su habitáculo, que solo brilla de verdad en el acabado más alto. ‎

Los mejores motores son los dos centrales, el de 110 CV y el de 150 CV, por lo que tu elección se reduce a tu tipo de conducción. Los que pasen más tiempo en ciudad o lleven cargas más ligeras estarán más que satisfechos con la versión de menor potencia. Sin embargo, la potencia y el rendimiento añadidos de los 150 CV ayudarán a aumentar la carga, y la sexta marcha hará que estar sentado por la autopista sea mucho más relajante.

¿Qué otros coches son similares al Volkswagen Transporter T6?

La gran competencia en el sector de los monovolúmenes medianos es el Ford Transit Custom, uno de los pocos monovolúmenes que ofrece una gama similar de tamaños y estilos de carrocería. También es uno de los pocos que proporciona un interior tan parecido al de los Volkswagen, aunque no está a la altura del nivel de tecnología y de calidad del habitáculo de las versiones superiores. Por supuesto, el otro monovolumen con estilo es el Mercedes Vito.

También merece la pena considerar el Fiat Talento y el Renault Trafic para una carga máxima completa. Si lo que buscas es la autonomía eléctrica, pronto habrá una versión eléctrica para los vehículos de Peugeot, Citroën, Opel y Toyota de la misma clase que el Volkswagen Transporter.

“Los asientos del Volkswagen Transporter son excelentes, proporcionan un gran apoyo lateral y un amplio margen de ajuste. La versión básica tiene ajuste de altura y un apoyo lumbar de cuatro direcciones para aliviar las molestias en la espalda durante viajes más largos”.

El reposabrazos doble es un opcional estupendo, pero que se subestima con frecuencia. Algunos monovolumen solo tienen un reposabrazos en medio del habitáculo y te hacen apoyar el otro brazo en la puerta, lo que puede dejarte en una posición ligeramente inclinada. Con el paquete de dos reposabrazos puedes sentarte derecho.

Sin embargo, el espacio para los pies del conductor no siempre permite una posición perfecta. ‎‎ ‎ ‎

La palanca de cambios se encuentra en una posición elevada en todas las versiones y su ubicación es bastante cómoda. El freno de mano está entre los asientos, por lo que hay que estirar un poco el brazo para accionarlo en un atasco.

El resto del salpicadero es elegante y sencillo, con unos botones físicos grandes que permiten modificar rápidamente las funciones principales, como la temperatura o el volumen, mientras está en marcha.

Calidad y acabado

El habitáculo del Volkswagen Transporter tiene un aspecto elegante y de calidad, tanto en diseño como en apariencia. Los materiales, aunque no son tan exquisitos como en un turismo, son suaves al tacto en muchos puntos claves. Podremos encontrarlos en el salpicadero principal, en los paneles de las puertas y en las zonas de contacto, como el volante y la palanca de cambios. Se puede ajustar la altura y la profundidad del volante, incluso en la versión básica.

‏‏‎Hay detalles adicionales que pueden aumentar la calidad, como los asientos calefactables, aunque son un opcional en todas las versiones.

Además de los materiales de calidad, el acabado tiene una reconfortante solidez que hace que el Volkswagen Transporter parezca que aguantará la dureza de la vida laboral. Por ejemplo, el suelo está recubierto con alfombrillas de goma, por lo que serán fáciles de lavar cuando haga falta.  

Sistema de infoentretenimiento

El sistema de infoentretenimiento fue uno de los elementos con una actualización íntegra en la renovación de 2019. En realidad, hay dos sistemas: el Composition Colour y el Discover Media. El primero viene con una pantalla táctil a color de 16,5 cm (6,5 pulgadas), incorpora Bluetooth y es compatible con los servicios básicos de App-Connect, que permite mostrar varias de las aplicaciones del dispositivo móvil en la pantalla, entre las que se incluye el navegador por satélite que tengas.

Sin embargo, si quieres un sistema de navegación integrado, el Discover Media opcional lo proporciona con una pantalla de 20,3 cm (8 pulgadas) y con actualizaciones OTA (Over The Air) gratuitas. También viene con el sensor de proximidad, una función en coches como el Golf, que destaca los “botones” de la pantalla cuando le acercas la mano.

Ambos sistemas vienen con puertos USB, y son tan modernos como todo lo demás. Esto será bueno para algunos y no tan bueno para otros, ya que son puertos USB-C, y todavía no hay muchos dispositivos móviles que los utilicen.

El sistema es fluido y fácil de entender, con una sección práctica de botones físicos que acceden a las funciones principales del menú y que te permiten acceder a las diferentes funciones en movimiento.

Espacio y practicidad

De serie, la parte delantera del Volkswagen Transporter tiene tres asientos, de los cuales dos son en una banqueta. El pasajero del lateral se lleva la mejor parte, porque el asiento del medio tiene un espacio ligeramente reducido para las piernas y una posición más alta y dura para sentarse. Aunque no es muy diferente de la mayoría de los monovolumen de este tamaño. Las versiones Kombi solo tienen dos asientos en la parte delantera. Hay un gran espacio entre los dos, por donde se permitiría pasar a la fila de atrás si fuera necesario.

El mayor inconveniente en la parte delantera es el espacio para los pies. Falta espacio en la parte izquierda del embrague, por lo que habrá que mantener el pie izquierdo sobre el pedal o dejarlo recogido con la rodilla doblada.

El espacio para los pasajeros en el resto del habitáculo está bien. Hay tres asientos de tamaño completo en la parte posterior de la versión Kombi. Los dos asientos exteriores se ofrecen con puntos de anclaje ISOFIX opcionales y es muy fácil meter a los niños gracias a la posición alta de los asientos del Volkswagen Transporter. Sin embargo, solo hay una puerta corredera de serie. Así que, si estás planeando usar ambos puntos ISOFIX, merece la pena marcar la casilla de la segunda puerta corredera opcional. Es muy complicado agacharse en el habitáculo para meter a un niño en el lado alejado a la puerta.

El espacio de carga es bueno, más que ser el mejor de la clase. Hay varios rivales capaces de vencer al Volkswagen Transporter en cuanto a espacio y volumen de carga. En su defensa diremos que tiene una de las gamas más amplias de estilos de carrocería, con dos longitudes y dos alturas, aunque la Ford Transit Custom lo ha superado en capacidad de carga total por unos 100 kg.

El portón de carga es de ayuda con los objetos más grandes. La carga puede llegar a medir hasta 3300 mm y pueden caber hasta tres palés europeos en el monovolumen y dos en la versión Kombi.

“El mayor cambio que se ha introducido en la actualización más reciente del Volkswagen Transporter ha sido un sistema de dirección nuevo. Aunque tiene una gran cantidad de sistemas nuevos de seguridad, también afecta un poco en la forma de conducir del Volkswagen”.

 La dirección es ligera a velocidades más bajas, por lo que es un vehículo fácil de mover por la ciudad. Gracias a su precisión, le quita mucha tensión a las maniobras como el estacionamiento.

También tiene una gran capacidad de respuesta a velocidades más altas, lo que da una sensación de confianza al tomar las curvas más rápidas. También habrá menos posibilidades de que te salgas del carril de forma involuntaria en la autopista. Si pasa, el nuevo asistente para viento lateral y el asistente de mantenimiento de carril opcional te ayudarán a mantenerte dentro del carril.

Además, la suspensión tiene una configuración fantástica, ya que ofrece una conducción suave (sin excederse) y estable. Esto ocurre en la versión básica, que dispone de llantas de acero de 41 cm (16 pulgadas). También se ofrecen llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas) o de 43 cm (17 pulgadas) como opcionales. También se las arregla para mantener el coche bajo control cuando está vacío o completamente cargado. Se perciben pocas diferencias cuando tiene que lidiar con las superficies de carreteras más complicadas.

La carrocería se puede inclinar un poco en las curvas, pero es una inclinación ínfima y no es peor que en la mayoría de su clase. 

Motores y cajas de cambios

Los pilares de la gama de motores del Volkswagen Transporter son todos motores 2.0 de diésel, con cuatro potencias diferentes para elegir. Las potencias abarcan desde 90 CV para la versión básica hasta 110 CV, 150 CV e incluso 199 CV para la versión biturbo de gama alta.

De entre ellos, la preferencia de la mayoría de los usuarios es la versión 110 CV. Ofrece 250 Nm de par, lo que significa que puede acelerar a través de las marchas, con buena potencia para adelantar y avanzar en las caravanas. El inconveniente es que solo tiene cinco marchas, por lo que está menos adaptado para trayectos de autopista más largos. Si planeas hacer muchos viajes largos, la versión de 150 CV será una mejor apuesta, con una leve potencia añadida y una caja de cambios manual de seis velocidades de serie.

La mayoría de los conductores no verá la necesidad de elegir la versión de gama más alta y sus 199 CV de potencia. Esta versión solo incluye una caja de cambios automática DSG de siete velocidades. Es un sistema suave para cambiar de marcha, incluso aunque parezca un poco más lento que la configuración equivalente de los turismos de Volkswagen.

Volkswagen ofreció un par de Volkswagen Transporter de gasolina, que eran tranquilos y muy suaves, pero debido a la falta de demanda, estuvieron poco tiempo en el mercado.

Refinamiento y niveles de ruido 

El Volkswagen Transporter siempre ha sido un monovolumen tranquilo de conducir, y esto no ha cambiado en las últimas versiones. Gracias a los retrovisores relativamente pequeños y a otras cosas, el vehículo carece notablemente de ruido del motor, de la rodadura o del viento.

El gran par a bajas revoluciones es una de las razones de esa naturaleza relajada y refinada del Volkswagen Transporter. No hace falta pisar el acelerador y aumentar las revoluciones y, por lo tanto, el ruido. Los motores son un poco bruscos si se les presiona. La versión de 150 CV es un poco más brusca que la de 110 CV.

Si bien los motores de gasolina eran muy silenciosos y relajados, la versión eléctrica lleva el silencio a otro nivel. 

Equipamiento de seguridad

A partir de la renovación de 2019, hay toda una gama de sistemas nuevos de seguridad disponibles en el Volkswagen Transporter. Incluso la versión básica es excelente, ya que viene con asistente de viento lateral, sistema de frenado post-colisión y un sistema de alerta de emergencia eCall. También incluye dos airbags frontales y uno para el copiloto de serie, algo raro para un monovolumen.

Además, en la lista de opcionales hay varios sistemas interesantes, como es el control de velocidad de crucero adaptativo que incluye el sistema de observación del entorno con frenada de emergencia urbana.

El asistente de maniobras con remolque te ayudará a dar marcha atrás mientras llevas un remolque, lo que es una gran ventaja para remolcar de forma ocasional o para los que no se sienten muy seguros. Además, la alerta de tráfico trasero emite una advertencia si hay coches acercándose cuando se sale de un aparcamiento en marcha atrás. Merece la pena considerar los dos sistemas.

Rango máximo de los coches eléctricos

La versión vehículo eléctrico del Volkswagen Transporter no es el vehículo eléctrico por excelencia como lo serán algunos otros rivales. Una compañía asociada creó esta versión usando el vehículo existente. Tal vez no sea la mayor sorpresa que la autonomía no sea muy elevada, con solo 132 kilómetros. Esta autonomía se calcula con las nuevas y más estrictas pruebas WLTP, por lo que es probable que se pueda conseguir. Sin embargo, si vas completamente cargado, que no te extrañe que sea difícil llegar a esa cifra.

“El motor más económico de la gama del Volkswagen Transporter es el de 90 CV, con la distancia entre ejes corta y el techo bajo, pero ni aun así consigue bajar de 7,1 l/100 km. La mayoría de los otros motores también alcanza un consumo máximo promedio de 8 l/100 km, por lo que hay pocas posibilidades de que se gaste más con una versión con un poco más de potencia. El ir a por la DSG hace que el consumo medio oficial suba unos 0,4 l/100 km”.

La versión de vehículo eléctrico se puede recargar en un wallbox de 7,2 Kw en cinco horas y media aproximadamente y, con uno de carga rápida de 50 Kw, puede llegar a un 80 % en solo 45 minutos.

“El Volkswagen Transporter mantiene mejor su precio que cualquier otro monovolumen mediano. Una buena noticia para los vendedores pero no tan buena para los compradores de segunda mano”.

Sin embargo, después de tres años y 95 000 kilómetros, solo mantiene un poco más de la mitad de su precio. Las versiones de gama más alta tienden a mantener mejor de su precio. Sin embargo, como pasa con las versiones Kombi, puede que pagues un poco más por una versión interesante.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Aunque la versión básica tiene un buen equipamiento de serie, hay que buscar la versión Comfortline, de gama más alta, para sacarle el máximo partido al lujoso habitáculo y al aspecto elegante del Volkswagen Transporter. Los parachoques de un solo color aprovechan al máximo el diseño de la parte delantera y lo que es una buena mejora es el excelente y amplio sistema de infoentretenimiento. 

El motor de diésel de 110 CV es un motor magnífico y versátil, que se adaptará a todos los tipos de conductores salvo a aquellos que quieran pasar las horas en la autopista, el único lugar donde será un problema que falte una sexta marcha.

arrow up icon
Volver arriba