logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for suzuki make

Suzuki Vitara Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2015
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolina, Diésel

Escrito por heycar Editorial team

7/ 10
heycar opiniones
Un coche versátil y el favorito de las familias
Ventajas
  • Buena conducción

  • Buen equipamiento

  • Práctico

Inconvenientes
  • El interior se queda atrás si lo comparamos con otras versiones parecidas

  • Kia y Hyundai ofrecen una garantía más duradera

  • Motores antiguos y con un consumo un poco alto

Veredicto general

“El Suzuki Vitara ya era un SUV mucho antes de que se pusieran de moda. La versión original salió en 1988 y tuvo bastante éxito, abriéndole camino a los ‘todoterrenos’ y a sus descendientes, los ‘SUV’”.

En la actualidad, el Vitara (que volvió a salir al mercado en 2015 con una versión totalmente nueva) se ha reinventado como una alternativa a los SUV pequeños, como el Nissan Juke y el Renault Captur, así como a opciones más vanguardistas como el Kia Soul y el Skoda Yeti.

El patrimonio del Vitara destaca en la apariencia: robusto, resistente y con la confianza de poder aventurarse a cualquier lugar. Este es uno de los pocos SUV que se comporta como tal. Es capaz de estar fuera del asfalto si se elige una versión con tracción en las cuatro ruedas Allgrip (aunque no llega a ser un todoterreno de verdad, que para eso ya está el Jimny) y siempre parece tranquilo en carretera.

Cuando salió a la venta en 2015, esta generación contaba con tres motores donde escoger: un motor 1.6 de diésel, otro 1.6 de gasolina y un motor 1.4 “Boosterjet” turboalimentado de gasolina, que es el más potente de la gama. En un principio, este motor solo estaba disponible con tracción en las cuatro ruedas.

Con la renovación de 2019, se eliminaron los motores 1.6 de diésel y de gasolina de la gama y se añadió un motor 1.0 turboalimentado de gasolina y el motor 1.4 Boosterjet obtuvo la opción de tracción en dos o en las cuatro ruedas y la posibilidad de escoger entre una caja de cambios automática o manual.

Los motores del Vitara son muy atractivos, tanto si se elige uno de antes o después de la renovación. Son motores potentes y con buena respuesta, aunque los 1.4 y 1.6 de gasolina no son los más ahorradores y al diésel le cuesta un poco la aceleración, aunque sea el que menos consume de todos.

En carretera, el Vitara se comporta bien, algo de lo que te darás cuenta si ya has tenido un Suzuki antiguo: este coche se conduce bien, es suave, refinado y es el más parecido a un todoterreno que la marca japonesa ha fabricado nunca. La calidad de la conducción, que suele ser una pesadilla en los Suzuki, es muy buena.

Los conductores del Vitara disfrutan de una posición de conducción cómoda, con buena visibilidad y con mucho espacio. El asiento y el volante también tienen muchas formas de ajuste. Y ese enfoque en la practicidad se ve reflejado en otras partes del coche: hay mucho espacio para los pasajeros de la parte delantera y la parte trasera y un maletero con un buen tamaño.

Es fácil entender la gama cuando se trata de escoger el Vitara adecuado. Se ofrece una buena selección de acabados, entre los que se incluyen los niveles de acabado GL, GLE, GLX y el “deportivo” Toro. El acabado básico GL tiene aire acondicionado, radio DAB, elevalunas delanteros eléctricos, conectividad por USB y Bluetooth y llantas de acero de 16 cm (16 pulgadas). Si eliges el acabado GLE, consigues control de velocidad de crucero, radio DAB, faros antiniebla delanteros y llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas). El acabado GLX tiene ventajas como la tapicería de ante de los asientos, los faros LED y la navegación por satélite, mientras que el acabado Toro consigue techo solar panorámico y llantas de aleación con superficie pulida.

A todo esto se le incluye equipamiento de seguridad actualizado en sistemas activos como el control de velocidad de crucero adaptativo y el sistema de frenado automático, así como un alto nivel de seguridad pasiva, gracias a la ligereza de la carrocería, que también es resistente. Obtuvo cinco estrellas en las pruebas de choque realizadas por Euro NCAP en 2015.

El Vitara ofrece una gran relación calidad-precio. En 2019, se actualizó con un interior mejorado (se pueden distinguir las versiones renovadas por las tiras cromadas de la parrilla), por lo que consigue acercarse a otros SUV pequeños.

¿El Suzuki Vitara es adecuado para ti?

El Vitara es el ADN de Suzuki hecho metal: tiene un buen equipamiento, un buen diseño y la capacidad de ir a cualquier parte. Incluso en un mercado abarrotado, con algunas alternativas excelentes, el Vitara se defiende muy bien. Si necesitas que tu SUV sea más que capaz, este probablemente le dé una vuelta a las otras opciones a la venta. Sin embargo, este coche es algo más que un juego de ruedas capaz: el maletero tiene un gran tamaño y un fácil acceso. Si se abaten los asientos, se consigue una amplia zona de carga, que es perfecta para la vida en familia.

Las versiones de 2020 añaden un sistema mild hybrid. Aunque se trata de una mejora importante para el Vitara, no debe confundirse con coches como, por ejemplo, el Mitsubishi Outlander PHEV. El sistema híbrido de Suzuki se recarga a sí mismo con la energía que, en otras circunstancias, se desperdiciaría. Este híbrido no se conecta a la corriente, por lo que no vayas a creer que irás muy lejos con la energía de la batería. Este sistema híbrido trata de hacer más eficiente el motor de gasolina.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Suzuki Vitara?

La mayoría de los compradores eligen la versión con tracción en las ruedas delanteras, que parece un Swift en zancos (en el buen sentido). Tiene un agarre magnífico, aunque es obvio que tiene una inclinación de la carrocería mayor que en un hatchback, ya que tiene un centro de gravedad más alto. Hay varios motores más disponibles desde que salió a la venta, pero nuestro favorito es el 1.0 BoosterJet turboalimentado de gasolina, que salió al mercado con la renovación del Vitara de 2019. Tiene un rendimiento suave pero potente, y es poco ruidoso.

Incluso en la versión básica GL se incluye aire acondicionado, elevalunas delanteros eléctricos, conectividad USB y Bluetooth y llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas). Una versión básica sorprendentemente bien equipada. Si subimos en la gama, nuestra elección es el GLX, con navegador por satélite y sistema multimedia integrados.

¿Qué otros coches son similares al Suzuki Vitara?

Los compradores de SUV y crossover pequeños tienen mucho material donde elegir. Si buscas algo más antiguo, tienes el Skoda Yeti, Ford Ecosport y Kia Soul. Los compradores que busquen algo nuevo o de kilómetro 0 pueden tener en cuenta el SEAT Arona, Skoda Kamiq y VW T-Cross, que se ofrecen con un estilo de SUV a precio de hatchback.

Luego está el Nissan Juke, Peugeot 2008, Renault Captur y Toyota C-HR,, aunque también están el Citroen C3 Aircross, y Hyundai Kona. Todos son coches muy buenos y vale la pena tenerlos en cuenta. El Dacia Duster es la “propuesta de valor”. Reduce toda su oferta, incluso en el acabado más alto. Si quieres un coche que se parezca más a un todoterreno, merece la pena echarle un vistazo al Jeep Renegade.

¿Listo para un Suzuki Vitara de la mejor calidad?

  • Todos los coches vienen con garantía

  • Solo distribuidores seleccionados

  • Toda la calidad comprobada

“El diseño del habitáculo del Vitara es funcional y fácil de entender. Esos toques de color aquí y allá alegran mucho el interior y, si has elegido una versión con el techo solar panorámico, también contarás con mucha luz y espacio”.

Destacan los asientos de ante que llevan los Vitaras de versiones de gama más alta. El material es suave, pero resistente. Los asientos ofrecen mucho apoyo y se mantienen cómodos incluso en los viajes largos.

Calidad y acabado

El interior parece ser sólido y estar bien diseñado, aunque las puertas y el portón trasero pueden hacer un sonido metálico, y algunos de los plásticos interiores carecen de la delicadeza que se encuentra en otros SUV. No obstante, a algunos compradores les gustará esa sensación utilitaria. La calidad mejoró tras la renovación de 2019: se introdujeron algunos plásticos suaves al tacto en la parte superior del salpicadero y un cuadro de instrumentos con un aspecto más elegante.

El Vitara solo ha pasado por revisión unas cuantas veces, bastante pocas para un coche de este tipo. La primera fue por las frenadas involuntarias, dado que el coche podía llegar a frenar innecesariamente en algunas situaciones. La otra fue para revisar los tornillos del eje trasero. Hubo un problema con los tornillos del eje trasero porque se mezclaron en la fábrica con tornillos que no tienen revestimiento antifricción, por lo que los tornillos se aflojaban en algunos coches.

Sistema de infoentretenimiento

Ningún comprador del Suzuki Vitara debería sentirse mal cuando hablamos del sistema de infoentretenimiento de a bordo. Incluso en el acabado básico GL, el sistema dispone de radio DAB, un puerto USB y conectividad Bluetooth. Además, es el acabado que debes elegir si necesitas un reproductor de CD. Como la configuración es más sencilla (en comparación con las versiones de gama más alta), es el único acabado que cuenta con uno. Todos los demás acabados se basan en la conectividad con el dispositivo móvil o mediante USB, como viene siendo la tendencia habitual.

Los niveles de acabado GLE y GLX disponen de un sistema de infoentretenimiento completo con pantalla táctil. En este sistema se incluye navegador por satélite integrado y Smartphone Link, que te permite mostrar en la pantalla una versión simplificada del dispositivo móvil Apple o Android. El sistema está a la cola con respecto al que encontramos en otros fabricantes. En comparación, el de Suzuki puede tener una respuesta lenta y ser un poco incómodo. Las versiones de gama más alta también cuentan con una cámara de visión trasera, aunque solo el GLX añade sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

Espacio y practicidad

La practicidad es un ámbito en el que el Vitara destaca. Tiene un maletero de fácil acceso y es de los más grandes de la clase (aunque es obviamente más alto que el de un familiar o un hatchback). Hay un gancho para bolsas y una toma de corriente auxiliar en la zona de carga. También puede ser útil el espacio de almacenamiento que hay bajo el suelo.

Si quieres plegar los asientos traseros para añadir más espacio, estos no se abaten por completo. Sin embargo, gracias a que las dimensiones del Vitara son bastante cuadradas, cuando se pliegan los asientos, hay mucho espacio. Hay detalles prácticos, como las guías de plástico para los anclajes ISOFIX, que son útiles si vas a instalar un asiento infantil.

El útil espacio de almacenamiento bajo el suelo es perfecto para guardar objetos de valor, como así también algunos objetos sueltos. También hay dos bolsillos de almacenamiento en el maletero.

“Puede que a algunos les sorprenda lo bien que se conduce el Vitara. Es cierto que no es tan emocionante al volante como un Porsche o un Lamborghini, pero para ser un coche de este tamaño y altura, se maneja y se conduce muy bien. Tiene una dirección sensible, lo que aporta tranquilidad en las curvas, aunque es bastante ligera. Es cierto que la carrocería se inclina un poco, pero no le falta agarre en la parte delantera”.

La conducción del Vitara es suave. No se choca con todos los baches, sino que absorbe los obstáculos con facilidad. Ni siquiera se vuelve incómodo al elegir el Vitara Toro con el motor turboalimentado.

A veces, puede ocurrir que al incluir un tren motriz híbrido, se vea afectada la calidad de la conducción.‎ Esto no ocurre en el Vitara. Este sistema, que se introdujo en 2020, solo añade 15 kg de peso, por lo que el equilibrio del coche no se ve alterado. En cuanto a la conducción, te costará notar la diferencia entre un Vitara no híbrido y uno híbrido.

Motores y cajas de cambios

La gama de motores original incluía un motor 1.6 de gasolina y otro 1.6 de diésel, ambos con 120 CV. Estos motores proporcionaban un rendimiento adecuado, si no brillante. El motor de gasolina también estaba disponible con una caja de cambios automática.

Poco después, salió a la venta el Vitara Toro, que cuenta con el excelente motor 1.4 BoosterJet de Suzuki, con 140 CV y una caja de cambios manual de seis velocidades. Este motor le proporciona una velocidad increíble al Vitara y consigue que sea muy divertido de conducir, algo que no esperábamos en un Vitara.

Cuando el Vitara se renovó en 2019, Suzuki abandonó los motores 1.6 (sin sustituir al diésel) e introdujo el motor 1.0 BoosterJet. Este es, para nosotros, el mejor motor con diferencia. Parece que es mucho más rápido en la conducción diaria, a pesar de su pequeño tamaño y de solo tener 111 CV.

Es un motor de tres cilindros, por lo que tiene un buen par a bajas revoluciones, pero también es silencioso y suave. El único inconveniente es que es de cinco velocidades, en lugar de seis. Sin embargo, es silencioso y no parece que se ahogue incluso cuando alcanza la velocidad de la autopista.

Si eliges la versión Allgrip con tracción en las cuatro ruedas, podrás desplazarte con cuatro modos de conducción. Si lo pones en automático (a nuestro parecer, el mejor modo), se impulsará con tracción delantera hasta que haga falta que las ruedas traseras entren en acción.

Aunque el Vitara no es el coche perfecto para meterse en el fango, sí es cierto que se desenvuelve mejor fuera del asfalto que la mayoría de sus rivales. Los campos de fango no le suponen ningún problema al Suzuki, y el control de descenso de pendientes te quitará algo de miedo a las bajadas pronunciadas.

En 2020 hubo un gran cambio con la incorporación de una versión mild hybrid de 48 V basada en el motor 1.4 Boosterjet. Este sistema tiene una base similar al sistema híbrido de 12 V que Suzuki introdujo en 2016 en versiones más pequeñas. El nuevo tren motriz híbrido de 48 V sigue teniendo un diseño muy ligero, y se añaden menos de 15 kg de componentes al total del peso del coche.

El sistema microhíbrido SHVS de Suzuki (Smart Hybrid Vehicle by Suzuki) consta de una batería de iones de litio de 48 V, un generador de arranque integrado (conocido como ISG) y un convertidor de 48 V-12 V (DC/DC) para suministrar energía a los componentes que necesiten un voltaje más bajo, como las luces, el sistema de audio o el aire acondicionado. El generador ISG actúa como generador y como motor de arranque. Se acciona por correa y asiste al motor de gasolina durante el arranque del vehículo para conseguir un nivel de par mayor, con 235 Nm disponibles de 2000 rpm.

La compacta batería de iones de litio almacena la energía eléctrica recuperada de la desaceleración y del frenado, e incorpora una función de parada al ralentí, que funciona a través del generador de arranque integrado. La batería y el convertidor DC/DC se encuentran bajo los asientos delanteros para ayudar con la distribución del peso total.

Otra ventaja del nuevo sistema híbrido de 48 V es la introducción del motor eléctrico al ralentí cuando el embrague está desactivado y la velocidad del motor es de aproximadamente 1000 rpm. Básicamente, esta función sustituye la inyección de combustible por la potencia del motor eléctrico para controlar y mantener el ralentí del motor a una velocidad inferior a 16 km/h y cuando el coche se detiene.

Refinamiento y niveles de ruido

Todos los motores del Vitara son suaves, aunque puede que les falte algo de refinamiento al acelerar con brusquedad, como cuando vas a adelantar en una autopista y necesitas bajar de marcha. En todas las versiones se escucha un poco de ruido del viento y de rodadura, sobre todo a velocidades de autopista.

Equipamiento de seguridad

El Vitara cuenta con un equipamiento de seguridad actualizado, que incluye sistemas activos como el control de crucero adaptativo y el sistema de frenado automático, así como un nivel elevado en equipamiento de seguridad pasiva, gracias a una carrocería ligera, pero resistente. Obtuvo cinco estrellas en las pruebas de choque realizadas por Euro NCAP en 2015.

Todos los Vitaras vienen con espuma para reparar pinchazos y un compresor en lugar de una rueda de repuesto de tamaño normal. Para aquellos que quieran contar con la tranquilidad de una rueda de repuesto de tamaño normal, el sitio donde se coloca la rueda de repuesto es lo suficientemente grande como para que quepa una, lo que no siempre ocurre en las versiones de otros fabricantes.

“En teoría, las cifras de consumo de combustible del Vitara no son buenas. No obstante, Suzuki suele ser honesto a la hora de tratar las cifras de consumo. Verás que las cifras que indica la empresa se acercan bastante a lo que verás en la vida real. El Vitara 1.0 BoostJet de gasolina con la caja de cambios manual tiene una cifra oficial de 6,2 l/100 km, que sube a 6,8 l/100 km si es automático”.

Si eliges una versión Allgrip con tracción en las cuatro ruedas, el consumo de combustible aumenta a 7,2 l/100 km.

El motor 1.4 turbo de gasolina consume 6,5 l/100 km con una caja de cambios manual de seis velocidades, o 7,1 l/100 km con la caja automática de seis velocidades. Una vez más, si se añade la tracción en las cuatro ruedas, se aumenta el consumo, que en esta ocasión es de 7,5 l/100 km para la versión manual y de 7,7 l/100 km para la automática.

“Esta generación del Vitara se encuentra la venta desde 2015, por lo que hay una amplia gama de precios y especificaciones donde elegir”.

Los precios de segunda mano del Suzuki Vitara comienzan en torno a los 8 900 €. Pagarás un poco más en un concesionario Suzuki, ya que allí es donde suelen estar las mejores versiones.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Se puede elegir entre los acabados GL, GLE, GLX y el deportivo Toro, pero todos están bien equipados. El GL cuenta con llantas de 41 cm (16 pulgadas), radio DAB, lector de CD, Bluetooth, mandos de audio en el volante, asiento trasero abatible con una partición 60/40, faros halógenos, luces diurnas, asientos de tela, función Auto Stop Start, elevalunas eléctricos delanteros y dos anclajes ISOFIX.

El GLE añade llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas) con un acabado plata oscuro, un sistema de infoentretenimiento de 10,7 cm (4 pulgadas) y una cámara de aparcamiento trasera.

El GLX incluye llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas) con un acabado pulido, retrovisores exteriores abatibles eléctricamente, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, faros automáticos, faros LED con nivelación automática, asientos de ante, cuentakilómetros analógico, control de velocidad de crucero adaptativo, sensores de aparcamiento delanteros y traseros y asistencia de frenada por radar con señal de freno de emergencia. El Vitara Toro viene con llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas) con un acabado pulido, cristales traseros tintados, biseles negros en los faros antiniebla y molduras laterales negras en la carrocería, inserciones de ante en los paneles de las puertas delanteras, reposabrazos de cuero sintético, tracción delantera y control de retención en pendientes.

En 2019, el Vitara recibió unas leves renovaciones con algunas actualizaciones de diseño, además de dos nuevos colores, nueva tecnología y equipamiento de seguridad avanzado.

En el exterior se ofrece un nuevo diseño para las llantas de aleación, se ha rediseñado la parrilla delantera y el parachoques inferior y la parte trasera del coche presenta un nuevo aspecto y una combinación de faros LED distintivos. En el interior, se ha incorporado un material de tacto suave para aumentar la calidad del salpicadero y el cuadro de instrumentos tiene un nuevo diseño, con una pantalla de información central a color.

arrow up icon
Volver arriba