logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for suzuki make

Suzuki Ignis Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2017
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
City car
fuel iconCombustible
Gasolina

Escrito por heycar Editorial team

7/ 10
heycar opiniones
Seudo SUV para ir por ciudad
Ventajas
  • Un diseño interesante por dentro y por fuera

  • Coste de mantenimiento bajo

  • Buen acabado básico

Inconvenientes
  • Algunos elementos interiores dan la sensación de ser baratos

  • Las versiones de gama más alta son caras

  • La conducción se altera sobre algunas superficies

Veredicto general

“El Ignis tiene muchas características atractivas, no solo es un coche algo diferente.
Tiene buen aspecto y un buen equipamiento, se conduce bien y no debería consumir mucho. No es tan elegante ni tiene unos acabados tan buenos como algunos rivales, y puede llegar a ser caro si eliges el acabado equivocado, pero es una buena opción si no quieres seguir a las masas”.

Durante los últimos años, Suzuki se ha centrado en coches más pequeños. Ha tenido un gran éxito, concretamente con el excelente Swift.

Antes, ofrecía el Celerio en la categoría de compactos urbanos, que estaba más enfocado en el valor y en el equipamiento, pero le faltaba mucho en cuanto a diseño o atractivo para el conductor. Suzuki adoptó un enfoque diferente con la presentación del Ignis, que está a medio camino entre un compacto urbano y un SUV.

La verdad es que las dimensiones lo califican como un compacto. Con 3,7 metros de longitud, es solo 10 centímetros más largo que un Volkswagen Up!, y es bastante estrecho, con 1,7 metros de ancho. El Suzuki Ignis se diferencia de casi todos los demás compactos urbanos en la altura. Puede que sea no sea un SUV con todas las letras, pero ofrece esa postura erguida y una visión mejorada de la carretera que hace que este tipo de coches sean tan atractivos para los compradores.

El Ignis también deja más claro su estilo comparado con el antiguo Celerio. El Ignis se adapta a la moda de los SUV con su estilo robusto, una altura de conducción superior a la media y unos detalles atrevidos. Sin embargo, lo más importante es que el Ignis ofrece un espacio similar al de un SUV, al menos para ser un coche de este tamaño. Gracias a la carrocería alta, es fácil que quepan cuatro adultos cómodamente, y el espacio del maletero está a la altura de los mejores de la clase.

Elegir motor para el Ignis es sencillo: hay un solo motor 1.2 de cuatro cilindros de gasolina en dos versiones diferentes, aunque la potencia y el par motor son idénticos: 90 CV y 120 Nm de par. El Ignis 1.2 de serie cuenta con la tecnología Dualjet, que tiene dos inyectores por cilindro para lograr la máxima eficiencia. Además, Suzuki ofrece una versión SHVS, un mild hybrid que aprovecha la energía que se pierde con la frenada y la utiliza para potenciar la aceleración a bajas velocidades y así mejorar el rendimiento y el ahorro de combustible.

Por dentro, el Ignis ofrece una cantidad impresionante de espacio para ser un coche de este tamaño. La carrocería alta pasa a estar en primera línea. Con ella, se obtiene un espacio para la cabeza excelente, tanto para los pasajeros de la parte delantera como para los de la parte trasera. No es tan generoso el espacio para las piernas en la parte trasera, pero es un coche pequeño que puede llevar a cuatro adultos cómodamente.

En cuanto a la conducción, el Ignis es relativamente divertido, aunque no es precisamente perfecto. Lo más importante es que es genial para estar en ciudad, porque es muy manejable y se aparca con facilidad por sus dimensiones compactas y su ligereza.

La calidad de la conducción también es buena en la mayoría de los casos, con una suspensión diseñada principalmente para la comodidad. Puede que a veces se sorprenda con los baches más grandes, pero está a la altura de sus principales rivales. Ambos motores ofrecen un buen rendimiento. La versión SHVS es una poco más rápida y frugal, pero no merece la pena pagar más por ella.

El Ignis le da un giro de tuerca a la fórmula de los compactos urbanos. Aunque su enfoque, más parecido al de un SUV, no es para todo el mundo, sí que atraerá a los compradores que se enamoren de sus inusuales encantos y que no quieran ninguna de las alternativas más comunes.

¿El Suzuki Ignis es adecuado para ti?

El Ignis se desenvuelve tan bien por ciudad como cualquier otro coche de la clase. Es una buena opción si necesitas un coche pequeño para llevar con regularidad a cuatro personas gracias a su amplio espacio. Se guarda un as en la manga con la opción de tracción en las cuatro ruedas, aunque esto quiere decir que es mejor a la hora de pasar por un camino lleno de barro que para cruzar los Pirineos. También es una opción atractiva para los conductores nóveles, con un aspecto distintivo y un buen equipamiento de serie.

Sin embargo, si planeas viajar largas distancias o ir a la autopista con frecuencia, puede que quieras elegir otro coche con un poco más de refinamiento. Si quieres un coche de ciudad admirable y con una buena conducción, probablemente quieras echarle un vistazo a alguno del trío Up!/Citigo/Mii.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Suzuki Ignis?

La gama de motores y el equipamiento de serie que ofrece el Ignis son tan increíbles que no se puede tomar ninguna mala decisión. El Ignis GLE básico viene con mucho equipamiento importante que querrías tener como el control electrónico de estabilidad (ESC), aire acondicionado, llantas de aleación, luces diurnas LED, cámara de marcha atrás, un sistema de radio DAB con entrada USB y un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil con Apple CarPlay y Android Auto.

El GLX, la versión de gama más alta, da un paso más allá con el climatizador y el control de velocidad de crucero, pero no hay mucho que se vaya a echar en falta si eliges el acabado GLE.

En cuanto a los motores, aunque el híbrido es un poco más rápido y eficiente con el consumo de combustible, para conseguirlo tendrás que pagar un suplemento de alrededor de 1 100 €. El sistema AllGrip de tracción en las cuatro ruedas opcional también puede ser útil si se recorren con frecuencia terrenos complicados, pero a la mayoría de gente no le merecerá la pena pagar un suplemento de 1 500 €.

¿Qué otros coches son similares al Suzuki Ignis?

Como el Ignis es un poco raro en este sector, hay pocos coches que se puedan considerar rivales directos. El diminutivo Fiat Panda está disponible como Panda 4x4 y tiene un precio parecido. Aunque es un buen coche, se le notan los años y es bastante estrecho por dentro.

De entre las alternativas más convencionales, el Toyota Aygo, Peugeot 108 y Citroën C1 tienen un buen valor y un gran equipamiento, mientras que el Škoda Citigo y SEAT Mii son alternativas más elegantes, aunque solo el Volkswagen Up! está disponible para su compra nuevo con un motor de gasolina en lugar de eléctrico.

“Al igual que en el Suzuki Celerio, un antiguo compañero de batallitas del Ignis, una carrocería alta es una ventaja notable a la hora de entrar o salir del coche”.

Al igual que en los SUV más grandes, una posición de asiento ligeramente elevada y un techo más alto permiten que no haya que agacharse tanto para entrar en el asiento, lo que es una buena noticia tengas los años que tengas. Una vez en el asiento del conductor, hay una buena cantidad de ajustes para el volante y para el propio asiento. El volante no tiene ajuste de profundidad, como ocurre en casi todos los compactos urbanos.

Los asientos son bastante cómodos para la mayoría de personas, aunque andan un poco escasos de apoyo. No hay mucho refuerzo lateral, por lo que si te acercas a las curvas con entusiasmo, te acabarás inclinando un poco.

Otro punto a favor para ese diseño cuadrado y ese enfoque de medio SUV es la buena visibilidad del conductor hacia la carretera. El parabrisas tiene un buen tamaño y, aunque la línea de la ventanilla de la parte trasera reduce un poco la visibilidad trasera, la naturaleza compacta de sus dimensiones permite saber con facilidad dónde están los extremos a la hora de aparcar.

La disposición del habitáculo también es sorprendentemente sencilla. El sistema de infoentretenimiento está situado en la parte superior del salpicadero. Debajo, se encuentran los controles de ventilación y otros de menor importancia. La verdad es que habría sido más conveniente que estos estuvieran situados más arriba en la consola central.

Calidad y acabado

La primera impresión al entrar en el habitáculo del Ignis es buena. Tiene un aspecto bastante elegante, con un acabado bicolor en el salpicadero que da la sensación de estar por encima del habitual acabado gris uniforme. El interior transmite la sensación de ser de calidad, sobre todo con el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil.

Sin embargo, si miramos más de cerca, nos damos cuenta de que los materiales no son tan elegantes como parecen a primera vista. Aunque el volante y la palanca de cambios están recubiertos de cuero en la versión GLX, la mayoría de los materiales son bastante ásperos al tacto y no parecen importantes, lo que le resta algo de elegancia al interior.

Los Suzuki suelen ofrecer un buen nivel de calidad de construcción y fiabilidad. Aunque el Ignis parece estar bien ensamblado, el hecho de que algunos de los materiales del habitáculo sean un poco endebles, además de baratos, sugiere que puede no durar tanto como esperaríamos. También hay algunas mejoras opcionales para el habitáculo, pero se trata de mejoras relacionadas con el estilo, en lugar de las que aportan algo al conjunto.

Sistema de infoentretenimiento

El nivel de entrada GLE Ignis tiene un sistema de infoentretenimiento con un sistema de pantalla táctil de 17,8 cm (7 pulgadas) que incluye tanto Apple CarPlay como Android Auto, una radio FM/AM con DAB y una entrada USB y Bluetooth para la conectividad del dispositivo móvil y la transmisión de audio.

El sistema con pantalla táctil parece bastante elegante, pero puede llegar a ser complicado manejarlo en algunas ocasiones. Funciona bastante bien si lo emparejas con el dispositivo móvil, ya que reproduce las funciones del dispositivo y así es fácil de usar. Sin embargo, es menos impresionante si utilizas las funciones internas del sistema, incluyendo el navegador por satélite. A veces le falta respuesta cuando tocas la pantalla y tiene una resolución de pantalla mediocre. Aun así, una vez que consigues que el sistema haga lo que quieres, ya sea reproducir audio o conectar tu dispositivo móvil, funciona bastante bien. Aunque puede llegar a frustrarte algunas veces, sigue ofreciendo las funciones que promete.

Espacio y practicidad

No es el primer compacto urbano que Suzuki tiene en esta categoría. Al igual que sus predecesores, el Ignis se hace notar en la carretera con su estructura alta. Todos los compactos urbanos se enfrentan al mismo conflicto de querer ser pequeños en carretera y grandes en el interior, pero el Ignis hace un buen trabajo en ambos frentes. En la parte delantera, todos los adultos deberían tener suficiente espacio para la cabeza y para las piernas, incluso si los conductores más altos encuentran la visión del cuadro de instrumentos algo obstaculizada por la falta de ajuste de profundidad.

La parte trasera también es impresionante: es lo suficientemente grande como para que los adultos viajen con bastante comodidad. Los acabados GLE y GLX ofrecen un asiento trasero diseñado para dos personas con un par de cinturones de seguridad y con la opción de deslizarlo hacia delante o hacia atrás para aumentar el espacio para las piernas o para el maletero. Los adultos más altos pueden llegar a sentirse un poco apretados, pero es lo más realista que cabría esperar al viajar cuatro con regularidad.

En el maletero también hay buenas noticias. El Ignis ofrece 260 litros de espacio con los asientos traseros levantados, un poco más que la mayoría de sus rivales. Esta capacidad aumenta a 514 litros al abatir los asientos traseros, que es bastante menos que la competencia. Además, el diseño de esos asientos no permite que se plieguen completamente. También hay que tener en cuenta que si se escoge la versión AllGrip de tracción en las cuatro ruedas, el maletero es 60 litros más pequeño, debido al equipamiento adicional que se necesita.

Sin embargo, el espacio de almacenamiento en el habitáculo es bueno: con un tamaño razonable para los almacenamientos laterales de las puertas, que pueden llegar a contener una botella de agua, cuatro portavasos repartidos por el habitáculo y una guantera que puede contener algo más que un par de guantes.

“Nos puede costar tomarnos en serio al Ignis dentro de los SUV, pero si te das una vuelta en uno, verás que esconde algo”.

Con una configuración algo suave para la suspensión, está claro que el diseño del Ignis tiene como prioridad hacer frente a las superficies irregulares de la carretera, y lo hace muy bien la mayor parte del tiempo. Se las apaña para filtrar gran parte del típico caos del que se componen las superficies de las carreteras de ciudad. El bache que le cuesta asimilar al Ignis es ese bulto ocasional más grande de la cuenta que acaba dando como resultado un notable golpe que resuena en el habitáculo. Sin embargo, el Ignis compite con los principales jugadores de la clase en la mayor parte.

No debería ser una sorpresa descubrir que la carrocería del Ignis se inclina bastante cuando empiezas a tomar las curvas más rápido, dada esa altura elevada de la carrocería y esa suspensión tan suave. No es alarmante, porque no llegas a tener miedo de que des una vuelta de campana, pero tomas consciencia de la altura y no es el mejor a la hora de coger curvas. La dirección no ayuda en esta situación, ya que aunque es precisa y bastante rápida, carece de un respuesta y puede parecer un poco estéril al estar al volante.

Aun así, sigue siendo divertido embarcarse con el Ignis porque, al ser tan corto, es ligero y cambia de dirección con alegría. También tiene mucho agarre, por lo que hay que ser un poco bruto antes de que se nos vaya de las manos.

Si crees que la versión AllGrip es como un Audi Quattro más barato, ve olvidándote. No hay suficiente rendimiento como para que haya problemas con la tracción disponible, por lo que es mejor ahorrar dinero, peso y espacio en el maletero.

Motores y cajas de cambios

El motor 1.2 del Ignis da un poco la impresión de estar anticuado, ya que no está turboalimentado. En realidad, Suzuki se ha adelantado un poco al utilizar otros métodos para aumentar el rendimiento y la eficiencia de sus motores.

El motor 1.2 de serie cuenta con tecnología Dualjet. En palabras más sencillas, se refiere a que tiene un par de inyectores de combustible por cilindro en lugar de uno, como suele ser habitual, lo que permite un control más preciso y aumenta la eficiencia. La otra opción se llama SHVS, que es un sistema mild hybrid. Este sistema recoge la energía que se desperdiciaría durante la frenada y la almacena en pequeñas baterías. Luego, esta energía se utiliza durante la aceleración para aumentar los niveles de par. “Mild hybrid” significa que es un sistema con una potencia limitada y no es suficiente para conducir el coche solo con energía eléctrica, pero aumenta el rendimiento sin utilizar combustible adicional.

Ambos motores ofrecen un rendimiento bastante bueno. Nadie espera que un coche de este tamaño sea rápido, pero hay bastante aceleración disponible sin tener que ahogar al motor al arrancar. En cuanto a la elección entre los dos motores, el mild hybrid ofrece una aceleración ligeramente mejor, con un mejor consumo, pero cuesta más de 1 000 € más si lo compras nuevo.

La caja de cambios de cinco velocidades de serie también es una gran compañera. Tiene un buen cambio de marcha, es precisa y fácil de usar. Suzuki también ofrece el Ignis con una caja de cambios manual automatizada de cinco velocidades. Sin embargo, a menos que realmente necesites una caja automática, preferimos la caja manual normal.

Refinamiento y niveles de ruido

La caja de cambios de cinco velocidades de serie también es una gran compañera. Tiene un buen cambio de marcha, es precisa y fácil de usar. Suzuki también ofrece el Ignis con una caja de cambios manual automatizada de cinco velocidades. Sin embargo, a menos que realmente necesites una caja automática, preferimos la caja manual normal.

El ruido de rodadura también se mantiene bajo control en gran medida, independientemente de la velocidad a la que vayas. Por ciudad no notarás ningún tipo de zumbido de los neumáticos, sobre todo porque son bastante estrechos. Si aceleras en autopistas o autovías, el volumen del ruido aumenta, lo que no favorece al hecho de que al interior le falta mucho estilo.

Un factor más importante es el ruido del viento, que es una desventaja del diseño voluminoso y empinado del Ignis. Una vez más, las velocidades bajas no son un problema, pero a la velocidad de crucero se puede escuchar el viento azotando el parabrisas y los retrovisores exteriores, con la única solución de reducir la velocidad para evitarlo. En general, el Ignis es un poco menos refinado que los mejores coches de la clase, pero solo llega a ser un problema a altas velocidades.

Equipamiento de seguridad

El Euro NCAP probó el Ignis cuando salió a la venta en 2017, y le otorgó dos puntuaciones diferentes según el nivel de equipamiento. La versión básica obtuvo tres estrellas de media, con una puntuación de seguridad para los adultos del 79 %, para los niños del 79 %, una puntuación de seguridad de los peatones del 67 % y una puntuación baja de la asistencia de seguridad, con solo el 25 %.

La versión con el paquete de seguridad, que añade, entre otras características, la frenada automática de emergencia, obtuvo un 87 % en protección de los adultos, un 79 % en protección de los niños, un 77 % en seguridad de los peatones y un 60 %, mucho mejor, en asistencia de seguridad.

Todas las versiones Ignis están equipadas de serie con seis airbags: conductor y pasajero delantero, además de airbags laterales y de cortina, pero no hay airbag de rodilla para el conductor o para el pasajero delantero. Hay dos anclajes ISOFIX en los asientos traseros, además de pretensores de cinturones de seguridad y limitadores de carga para los pasajeros de los asientos delanteros.

El control electrónico de estabilidad (ESC) viene de serie en todas las versiones, mientras que el paquete de seguridad viene de serie en la versión GLX. Incluye el sistema de frenada automática de emergencia, que cuenta con la detección de peatones, el limitador de velocidad y la alerta de cambio involuntario de carril. Es necesario incluir este paquete para conseguir la calificación de cinco estrellas de Euro NCAP. El Ignis también incluye el control de descenso en pendiente, que es una característica adicional muy útil si necesitas salir del asfalto con regularidad.

“Ambas versiones del Ignis deberían consumir poco, gracias a que combinan un peso ligero con unos motores modernos y eficientes. Ambas versiones del Ignis tienen las mismas cifras de consumo de combustible combinado y de CO2 bajo las normas más estrictas de WLTP: 5,5 l/100 km y 117 g/km de CO2”.

Sin embargo, como la versión híbrida ofrece un par motor adicional, debería consumir menos en el mundo real que la versión no híbrida, pero seguro que vas a ahorrar dinero no pagando el coste adicional en primer lugar.

“Como el Ignis todavía se vende nuevo, es bastante fácil encontrar coches de kilómetro 0 si no te apetece encargar uno. Una rápida búsqueda en las listas de HeyCar permitió encontrar algunos coches con solo unos pocos kilómetros en el cuentakilómetros. Encontramos un Ignis con el acabado GLX y con menos de 5 km por casi 16 200 €”.

En cuanto a los coches más antiguos, los primeros de 2017 deberían seguir estando en buenas condiciones, y por unos 8 990 €. En la lista de HeyCar aparece un coche de 2020 con solo 6 183 kilómetros, con acabado mild hybrid GLE por 15 900 €, lo que supone un ahorro considerable en un coche que todavía no ha llegado a los 10 000 kilómetros.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

No hay que sentir vergüenza por elegir el acabado GLE del Ignis. Este acabado incluye elementos básicos como el aire acondicionado, pero también algunos añadidos útiles, como la conectividad Bluetooth, la radio DAB y las luces diurnas.

También ofrece un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil. No, no es perfecto, pero añade Apple CarPlay y Android Auto, un imprescindible para los conductores modernos. También incluye asientos traseros deslizantes.

Si vas a comprarlo nuevo, te sugerimos evitar la versión híbrida, ya que el coste de esta versión no se compensa con el posible ahorro de combustible. Sin embargo, se pueden encontrar coches de segunda mano con la versión híbrida que cuestan poco más que uno no híbrido. También sugerimos que, a no ser que tengas que ir con frecuencia por carreteras rurales o por el campo, no merece la pena gastar más dinero y perder espacio en el maletero por el sistema AllGrip de tracción en las cuatro ruedas.

arrow up icon
Volver arriba