Icon for skoda make

Skoda Kodiaq Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2016
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por el equipo editorial de heycar

8/ 10
heycar opiniones
Un SUV más que adecuado
Ventajas
  • SUV para la familia espacioso disponible con siete asientos

  • El interior está bien diseñado y es elegante, especialmente en versiones de gama alta

  • Los motores diésel ofrecen un rendimiento aceptable

Inconvenientes
  • El 1.5 gasolina no parece estar a la altura

  • Muchos niveles de acabado y extras confusos

  • Siete plazas solo para uso ocasional

Veredicto general

"El Skoda Kodiaq es un SUV para la familia realmente excepcional. Es una opción versátil, con un maletero grande y siete asientos en la mayoría de versiones. Los modelos seminuevos tienen una gran relación calidad-precio y los niveles de acabado de gamas medias vienen con un montón de equipamiento. Es fácil de conducir, a pesar de su tamaño, y no debería costar una fortuna mantenerlo, siempre que se evite el 2.0 gasolina que más consume".

Si tu decisión de comprar un coche nuevo se está viendo condicionada por el crecimiento de tu familia, pondríamos el Skoda Kodiaq en lo más alto de tu lista. Es un SUV grande con una muy buena relación calidad-precio y no te costará una fortuna mantenerlo. Su interior está repleto de funciones inteligentes diseñadas para hacer la vida familiar un poco más fácil.

La mayoría de las versiones del Skoda Kodiaq vienen con siete asientos, pero si pretendes viajar con frecuencia con siete pasajeros, es mejor que busques un monovolumen como el SEAT Alhambra o el Ford Galaxy. Sí, sabemos que un SUV es una opción mucho más elegante, pero es difícil acceder a la tercera fila de asientos del Skoda Kodiaq y esto hace que el maletero sea casi inexistente.

Con los asientos traseros abatidos por completo, el Skoda Kodiaq es un coche muy práctico con un maletero enorme. Los asientos de la segunda fila se deslizan hacia adelante y hacia atrás, mientras que los asientos traseros exteriores vienen con puntos de anclaje ISOFIX para una fácil colocación de las sillas infantiles. Es una pena que el asiento central no los tenga, pero se ofrece como extra en el asiento del pasajero delantero.

El interior puede carecer del estilo del Peugeot 5008, pero está bien hecho y tiene un diseño lujoso, especialmente en los niveles de acabado superiores. Es un coche cómodo, con asientos con buen apoyo colocados en una posición agradable y alta, ideal para permitirte a ti (y a los niños) ver el exterior. La suspensión suave también favorece la comodidad, aunque va peor en carreteras con baches si se opta por las llantas de aleación más grandes.

Aparte de los sistemas de propulsión híbridos, hay un motor que se adapta a más compradores. A nosotros nos gusta el diésel 2.0 TDI. Está disponible con 150 o 190 CV, y ambos proporcionan un rendimiento más que adecuado y un ahorro de combustible aceptable. El gasolina 1.5 TSI es mejor si no recorres muchos kilómetros, pero le falta algo de potencia, especialmente cuando el coche va lleno de pasajeros y equipaje.

También encontrarás versiones con tracción en las cuatro ruedas (excelente si planeas tirar de mucho peso o si necesitas aventurarte fuera de la carretera), así como cajas de cambios manuales o automáticas. La mayoría de los Skoda Kodiaq de segunda mano vendrán con la transmisión automática DSG de siete velocidades, lo que es una buena noticia, ya que es bastante suave y se adapta bien a su naturaleza relajada.

El Skoda Kodiaq no es una elección emocionante y las alternativas internas, como el SEAT Terraco o también el Peugeot 5008, suponen una dura competencia. Dicho esto, hace todo lo que se puede desear y no te costará un ojo de la cara comprarlo ni mantenerlo. Es un coche muy fácil de recomendar.

¿El Skoda Kodiaq es adecuado para ti?

Si estás buscando un SUV práctico para la familia, el Skoda Kodiaq es una opción verdaderamente interesante. No estará a la altura si necesitas transportar a siete personas con frecuencia (encuentra un SUV que pueda...) y las versiones de gama alta pueden ser sorprendentemente caras. La gama de motores es bastante sólida y los compradores pueden elegir entre cajas de cambios manuales o automáticas, así como tracción en dos o cuatro ruedas.

Puede que no tenga la imagen del Volkswagen Tiguan Allspace ni el peculiar habitáculo del Peugeot 5008, pero cumple bien todos los requisitos de la gran mayoría de los compradores.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Skoda Kodiaq?

Nos gusta el diésel 2.0 del Skoda Kodiaq, aunque no es para todos. Si haces muchos kilómetros por autopista o necesitas remolcar una caravana, sin duda es el mejor motor para ti. La versión de 150 CV está bien, pero apuesta por la de 190 CV si deseas un poco más de potencia. De lo contrario, busca un gasolina. El 1.5 puede parecer un poco menos potente, pero es refinado y barato de mantener.

En lo que respecta al nivel de acabado, no faltan versiones entre las que elegir. Evitaríamos la versión Active más básica: es bastante sencilla y no se ha vendido mucho. La versión Ambition o Style cumplirá todos los requisitos de la mayoría de los compradores sin ser demasiado cara. Algunas de las versiones más caras son muy agradables, particularmente la L&K de alta gama. También está su variante más deportiva, el Skoda Kodiaq vRS.

¿Qué otros coches son similares al Skoda Kodiaq?

Los rivales más cercanos del Skoda Kodiaq son posiblemente alternativas internas, como el Seat Tarraco y el Volkswagen Tiguan Allspace. Ambos comparten plataforma y motores con el Skoda Kodiaq, lo que dificulta la elección entre ellos. En nuestra opinión, el Skoda Kodiaq ofrece la mejor relación calidad-precio, especialmente en el mercado de segunda mano.

También deberías echarle un vistazo al Peugeot 5008. Nos parece una opción más interesante que el soso Skoda Kodiaq y nos gustan los asientos traseros individuales que ofrecen un poco más de flexibilidad. También hay una fuerte competencia de Corea representada por el Hyundai Santa Fe y el Kia Sorento, que ofrecen una buena relación calidad-precio y amplias garantías. Por último, también podrías tener en cuenta el Nissan X-Trail, aunque está un poco pasado de moda.

"La posición de asiento elevada es una característica deseable en un coche como el Kodiaq. Sin embargo, muchos SUV colocan los asientos bastante bajos para aumentar la sensación de espacio. Si bien el Skoda Kodiaq tiene un buen rango de ajuste en los asientos, en general tienes la sensación de ir elevado y mirando hacia abajo para ver el tráfico".

Los asientos son muy amplios y con buen apoyo, y es fácil encontrar una posición cómoda para sentarse. Las versiones de gamas más altas vienen con asientos delanteros ajustables eléctricamente, que incluyen soporte lumbar ajustable. Sin embargo, en ciertas versiones de gamas más bajas, el soporte lumbar se ajusta de forma manual. La diferencia de soporte en la zona lumbar en viajes largos es notable.

Dejando a un lado la comodidad, el habitáculo del Skoda Kodiaq es funcional, aunque poco emocionante. Tiene la pantalla del sistema de infoentretenimiento en lo alto del salpicadero, flanqueada por grandes salidas de aire, y cuenta con botones giratorios para ajustar funciones como el volumen. Debajo hay botones e interruptores para el sistema de climatización.

Hay algunas características útiles que se ofrecen como extras y que puede valer la pena tener en cuenta como, por ejemplo, el paquete Family (210 € en unidades nuevas), que incluye pequeños toques prácticos como protectores de borde de puerta retráctiles, persianas enrollables para las ventanillas laterales traseras y un compartimento pequeño en el espacio de almacenamiento de la puerta. Por su parte, el paquete Sleep cuesta 305 € en las unidades nuevas e incluye cosas como apoyacabezas traseros especiales diseñados para hacerte las siestas más cómodas y cortinas solares mecánicas en la parte trasera.

En general, el Skoda Kodiaq tiene un interior diseñado pensando en la vida familiar y, aunque no va a ganar ningún premio por su estilo, es poco probable que te deje con ganas de más.

Calidad y acabado

La calidad de fabricación de todo el habitáculo es, en general, excelente. Seguro que encontrarás algunos acabados endebles si los buscas, pero te podrían engañar fácilmente si te dijesen que el Skoda Kodiaq es un modelo de Volkswagen. Sin duda, parece estar preparado para resistir el tipo de maltrato al que la vida familiar lo someterá.

Las versiones Edition y L&K de gama alta tienen tapicería completa de cuero, lo que hace que el habitáculo del Skoda Kodiaq parezca muy estiloso. El Style cuenta con asientos de cuero parcial que también resultan bastante elegantes, aunque no tan lujosos como los de cuero completo.

Todo lo que se toca se nota bien acabado, incluso los botones y palancas dan una sensación de primera clase. Funciones como el freno de aparcamiento electrónico (en lugar de uno manual anticuado) incrementan el aire de lujo.

Sistema de infoentretenimiento

Para compradores con un presupuesto limitado, el Skoda Kodiaq Active de entrada de gama viene con un sistema de infoentretenimiento pequeño de 16,5 cm (6,5 pulgadas). Puede parecer diminuto, pero cumple su cometido gracias a los útiles botones que ofrecen acceso a sus funciones (más bien limitadas). Apple CarPlay y Android Auto están disponibles como extra a través del sistema SmartLink de Skoda, que te permite acceder a las funciones de tu dispositivo móvil cuando estás conduciendo.

Las versiones Ambition y superiores tienen un sistema de 20,3 cm (8 pulgadas) como mínimo. Vale la pena buscar una versión de gama alta solo por esta función. Damos una puntuación alta a la pantalla del sistema de infoentretenimiento Bolero de 20,3 cm (8 pulgadas): da la talla y tiene suficientes botones para evitar ser una distracción demasiado grande cuando vas al volante. También ofrece respuestas rápidas y viene con Apple CarPlay y Android Auto. Sin embargo, ten en cuenta que el sistema de navegación no viene de serie en el Ambition. Para tenerlo, tendrás que optar por un Style o un modelo superior.

El sistema de navegación Columbus de 23,4 cm (9,2 pulgadas) está disponible como extra en las versiones Ambition y superiores. Es muy similar a la unidad Bolero, pero con sistema de navegación incorporado de serie y una pantalla más grande. Como ya hemos mencionado, resulta muy impresionante, con gráficos nítidos y todas las funciones que se puedan desear. También cuenta con wifi a bordo, que atraerá tanto a familias como a empresarios. Como punto negativo, viene con menos botones físicos.

Además del sistema de infoentretenimiento, ofrece otros aspectos tecnológicos destacados, entre los que se incluyen un sistema de sonido Canton de primera clase que viene de serie en las versiones L&K. También tiene Virtual Cockpit de 26 cm (10,25 pulgadas), que se ofrece en casi todas las gamas. Sustituye los diales convencionales y ofrece la posibilidad de elegir entre varias vistas diferentes. En nuestra opinión, tiene un aspecto elegante y es un extra por el que apostar si se encuentra en el mercado de segunda mano.

Espacio y practicidad

Como era de esperar de un SUV de este tamaño, hay una gran cantidad de espacio en la parte delantera del Skoda Kodiaq. Los asientos están colocados bastante altos, pero la falta de espacio para la cabeza no será un problema. El espacio para las piernas también es generoso y hay mucho margen entre los asientos delanteros para evitar codazos incómodos.

El espacio en la parte trasera es suficiente para dos adultos y la banqueta deslizante permite priorizar el espacio para el maletero o para las piernas. Los respaldos reclinables individuales también son un detalle agradable.

El acceso a los asientos traseros es fácil, con puntos ISOFIX en los asientos laterales (y en el asiento del pasajero delantero como extra en el caso de unidades nuevas). Los pasajeros del asiento central pueden sentirse algo incómodos y apretados, pero ¿quién lleva a tres personas en la parte trasera con frecuencia? Evidentemente, es solo para uso ocasional.

Hablando de uso ocasional, la mayoría de los Skoda Kodiaq tienen siete asientos, pero es posible que no uses demasiado los dos de atrás del todo. A los niños les encantará subirse a ellos, pero están demasiado apretados para usarlos a diario y, si tienes una familia numerosa, irás mucho mejor en un monovolumen como el Volkswagen Sharan.

Con los siete asientos en uso, verás que el maletero es bastante escaso. El maletero solo contará con 270 litros, lo que equivale a unas cuantas bolsas de las compras y poco más. Afortunadamente, la tercera fila de asientos se abate hasta quedar completamente plana, ofreciendo un espacio mucho más grande de 835 litros. Eso debería ser suficiente para toda la parafernalia familiar que posiblemente quieras llevar y, si no lo es, el concesionario de Skoda te venderá un baúl de techo como extra.

Las versiones de cinco asientos se ofrecen con una rueda de repuesto minimizada temporal en el caso de unidades nuevas, pero la mayoría de los Skoda Kodiaq vienen con kit antipinchazos. No es tan útil en el caso de sufrir un pinchazo, pero aquí lo que prima es la practicidad.

"Evidentemente, el Skoda Kodiaq es un coche grande, pero una vez detrás del volante, conducirlo no es tan complicado como se podría esperar. La mayoría viene con sensores de aparcamiento delanteros y traseros pero para lo último en asistencia al aparcamiento, busca uno con la cámara de visión de 360 grados que viene como extra. Incluso puedes tener uno con el Park Assist de Skoda, que mueve la dirección del Skoda Kodiaq para aparcar".

A pesar de su tamaño, es un coche bastante fácil de conducir por ciudad, con una posición de conducción realmente alta, espejos retrovisores exteriores grandes y dirección ligera. Fuera de la ciudad, logra un buen equilibrio entre manejo y calidad de conducción, especialmente si compras uno con ruedas pequeñas. No es tan ágil como el SEAT Ateca, que es más pequeño, pero se puede llevar más rápido que un Hyundai Santa Fe, por ejemplo.

Una función que rara vez se encuentra es la del Dynamic Chassis Control. Se trata de la denominación de Skoda para la suspensión adaptativa, que le da al conductor la opción de establecer tres modos de conducción diferentes (normal, confort y sport), cada uno con sus propios ajustes de suspensión. Las versiones con tracción en las cuatro ruedas también tienen modo todoterreno.

Es un extra caro en las unidades nuevas, por lo que la mayoría de los compradores no se interesarán por este. Tampoco creemos que merezca la pena pagar más por este en el mercado de segunda mano. Es un poco más suave que la suspensión de serie en el modo confort, pero no notarás una gran diferencia en el día a día, al menos no tanta como si usases ruedas más pequeñas.

Las versiones con tracción en las cuatro ruedas brindan un poco más de seguridad en carreteras resbaladizas, pero es una opción cara en lo que respecta al precio de compra y a los costes de mantenimiento. A menos que estés planeando llevar una caravana por el campo, nosotros nos quedaríamos con una de las versiones con tracción en dos ruedas.

Motores y cajas de cambios

“Diésel” puede ser una palabra fea hoy en día, pero el 2.0 TDI se adapta bien al Kodiaq. Incluso las versiones de 150 CV con menos potencia son bastante rápidas gracias a la útil cantidad de par disponible desde un bajo rango de revoluciones. Si quieres un poco más de potencia, busca una versión de 190 CV. Está disponible en las versiones Style y superiores, y hace que la conducción sea relajante, además de tener suficiente potencia para adelantar sin problemas.

El Skoda Kodiaq se ofrecía inicialmente con un motor 1.4 TSI, que fue reemplazado por el 1.5 a mediados de 2018. Si bien hemos calificado el 1.5 en otras versiones del Grupo Volkswagen, consideramos que no tiene potencia suficiente para un coche del tamaño del Kodiaq. Irá bien si se conduce habitualmente por ciudad, pero en cuanto el coche se llene de pasajeros y se presente un camino empinado, comenzará a sentirse falto de fuerza. Cambia bien si se le pisa a fondo, pero esto afectará al ahorro de combustible.

Si para ti un gasolina es imprescindible, pero quieres más potencia que la que ofrece el 1.5, busca un coche con el motor de gasolina 2.0 TSI de 190 CV. Circula rápido sin esfuerzo, pero como solo está disponible con la caja de cambios automática DSG y tracción en las cuatro ruedas, no es precisamente austero.

La mayoría de las versiones del Skoda Kodiaq en el mercado de segunda mano vendrán con caja de cambios automática DSG. Es una buena noticia, ya que se adapta bien al coche, proporciona una conducción sin esfuerzo y, en general, cambia de marcha sin problemas. Si prefieres cambiar de marcha tú mismo, el Skoda Kodiaq está disponible con transmisión manual de seis velocidades en la mayoría de los motores. Es muy precisa, tiene un cambio limpio y un pedal de embrague ligero, pero aun así preferimos la automática.

Refinamiento y niveles de ruido

El refinamiento del Skoda Kodiaq es, sin duda, uno de sus puntos de venta clave. Hace un trabajo excelente amortiguando el ruido de elementos externos, por lo que este coche es un cómodo refugio para los viajes más largos. Llega poca vibración al habitáculo, lo cual no es algo que se pueda decir de todos los rivales principales del Skoda Kodiaq.

Los motores de gasolina 1.4 y 1.5 son los más silenciosos, aunque notarás un evidente zumbido al subir las revoluciones (y no te quedará más remedio cuando quieras ir un poco rápido o incorporarte a una autopista). Es una lástima que el Skoda Kodiaq no esté disponible como híbrido. Tendrías que ir a por el Toyota RAV4 si quieres una conducción tranquila con parada y arranque.

Los motores diésel hacen bastante ruido, especialmente cuando están fríos, pero una vez que aumenta la velocidad (y la temperatura) en la autopista, la conducción es silenciosa.

La caja de cambios DSG generalmente cambia de marcha bastante pronto para que los niveles de refinamiento no se vean afectados, aunque de vez en cuando puede ser un poco brusca al salir de una parada. Puedes notar que las cabezas de tus pasajeros se balancean si intentas entrar muy rápido en una rotonda.

Equipamiento de seguridad

Hay una gran cantidad de funciones inteligentes de asistencia de seguridad disponibles en el Skoda Kodiaq, pero muchas de ellas solo están disponibles como extras, particularmente en versiones de gamas bajas.

Si deseas las últimas funciones de asistencia a la conducción, te recomendamos buscar un Skoda Kodiaq con el paquete de asistencia al conductor (una opción de 1 400 € en unidades nuevas). Solo está disponible en las versiones DSG, e incluye elementos como el asistente de carril con detección de punto ciego, un sistema que usa cámaras para mover la dirección si comienzas a desviarte de tu carril, mientras que también avisa de vehículos en tu punto ciego mediante una luz en el retrovisor de la puerta. Esta función también se ofrece sola como extra por 1 035 €.

Otros aspectos destacados del paquete de asistencia al conductor incluyen el control de crucero adaptativo, asistente de atascos (que puede controlar la dirección, el frenado y la aceleración en un atasco a baja velocidad), la alerta de tráfico trasero (que notifica si hay un vehículo que se acerca al salir marcha atrás de un aparcamiento) y el asistente de emergencia (que puede detener automáticamente el coche y activar las luces de emergencia si detecta que el conductor no responde).

El sistema de alerta para el conductor utiliza un sensor de fatiga que advierte cuándo se debe tomar un descanso, aunque solo está disponible pagando 45 € adicionales en unidades nuevas. La asistencia en alumbrado automático, que enciende y apaga automáticamente las luces de carretera cuando se conduce de noche, es un extra de 210 € disponible para todas las versiones.

Si tienes hijos pequeños, es posible que quieras buscar un Skoda Kodiaq con el punto de anclaje ISOFIX de sillas infantiles que viene como extra en el asiento del pasajero delantero. Este extra cuesta 35 € en unidades nuevas y se suma a los puntos ISOFIX de serie en los asientos traseros laterales. 

Cuando Euro NCAP realizó la prueba de choque del Skoda Kodiaq en 2017, le otorgó una calificación de seguridad máxima de cinco estrellas, por lo que puedes estar seguro de que es una buena opción para las familias.

"Si realizas muchos kilómetros y buscas un Skoda Kodiaq austero, te recomendamos uno con motor diésel 2.0 TDI. La versión de 150 CV con tracción en las cuatro ruedas y caja de cambios manual tiene un consumo oficial de 6,3 l/100 km, bajando a 5,9 l/100 km con caja de cambios DSG. Un 2.0 TDI 150 DSG 4x4 arrojó una cifra de nada menos que 6,4 l/100 km en las pruebas de ahorro de combustible WLTP".

El 2.0 TDI 190, más potente, consume un poco más, sobre todo porque solo está disponible con caja de cambios DSG y tracción en las cuatro ruedas. Oficialmente, su consumo es de 7,0 l/100 km.

Dicho esto, las versiones de gasolina no consumen más necesariamente. El 1.5 TSI 150 de serie consume oficialmente 7,2 l/100 km según las pruebas combinadas de ahorro de combustible WLTP, independientemente de la caja de cambios con la que esté equipado. El 2.0 TSI 190 DSG 4x4, como era de esperar, no es una elección muy austera: consume oficialmente 8,8 l/100 km. Tendrías que tener muchas ganas de un gasolina para tenerla en cuenta.

"Si deseas comprar un Skoda Kodiaq como nuevo, pero no quieres pagar el precio de venta, tenemos buenas noticias para ti. Los concesionarios solicitan a menudo coches nuevos antes de matricularlos y venderlos por debajo del precio oficial con un número muy bajo en el cuentakilómetros. Esto significa que puedes saltarte la cola y ahorrar dinero comprando un coche “nuevo”, siempre y cuando no le des mucha importancia al hecho de no poder elegir cosas como, por ejemplo, el color".

Hemos visto versiones del Skoda Kodiaq SE kilómetro cero con motor 2.0 TDI anunciadas por unos 30.000 €, un ahorro de casi 3 500 €. Un Skoda Kodiaq Scout con el mismo motor se puede comprar por unos 35.000 €, lo que supone un ahorro considerable de 4 500 € con respecto al precio oficial. Una elegante versión L&K con motor 2.0 TDI 190, caja de cambios DSG y tracción en las cuatro ruedas te costará alrededor de 41.000 €, unos 4 000 € menos.

Si prefieres un Skoda Kodiaq un poco más antiguo, hay muchas unidades de hace tres años que llegan al mercado a medida que terminan sus contratos de leasing y sus acuerdos de financiación. Con un presupuesto de unos 23.000 € puedes conseguir una versión Ambition con motor de gasolina 1.4 y 150 CV, o con 25.000 € uno con el 2.0 TDI. Una versión Edition te costará alrededor de 27.000 €, con poca variación en el coste de los motores de gasolina o diésel.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Los niveles de acabado disponibles dependerán de la antigüedad del Skoda Kodiaq en el que estés interesado. Cuando el Skoda Kodiaq salió a la venta por primera vez en 2016, la jerarquía era la siguiente:

La versión Active básica solo se ofrecía con el motor de gasolina 1.4 TSI. Disponía de funciones como luces LED de conducción diurna, llantas de aleación Mitykas de 43,2 cm (17 pulgadas), volante multifunción de cuero y aire acondicionado manual. Otros aspectos destacados incluían el Front Assist y el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil Swing.

Las versiones Ambition están disponibles con dos opciones de motor: un gasolina 1.5 TSI de 150 CV (manual o DSG) y un diésel 2.0 TDI de 150 CV (solo DSG). Estas incluían llantas de aleación Elbrus de 45,7 cm (18 pulgadas), lunas traseras tintadas, control de velocidad de crucero y sensores de aparcamiento traseros. El sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil Bolero de 20,3 cm (8 pulgadas) y la cámara de visión trasera vienen de serie, así como el climatizador bizona, los sensores de lluvia y las luces y los espejos retrovisores con atenuación automática. Los siete asientos estaban disponibles como extra por 1 100 €.

Las versiones Style venían con portón trasero eléctrico, llantas de aleación Triton de 45,7 cm (18 pulgadas) y sistema de navegación por satélite Amundsen con Infotainment Online durante un año y wifi. El selector de modo de conducción, los sensores de aparcamiento delanteros y traseros, la tapicería negra o beige y los faros LED completos también se incluyen de serie en todos los Style.

El resistente Skoda Kodiaq Scout llegó a finales de 2017, ubicándose entre las versiones L&K y RS. Tenía tracción en las cuatro ruedas de serie y se ofrecía con una gama de motores de gasolina y diésel. Los aspectos más destacados incluyen parachoques delanteros y traseros especiales “todoterreno”, así como llantas de aleación de 48,3 cm (19 pulgadas). En el interior, el habitáculo del Scout cuenta con salpicadero con acabado en madera, tapicería Alcantara e iluminación ambiental LED. También tiene pedales de acero y siete asientos de serie.

El Skoda Kodiaq Sportline salió a la venta poco después, situándose también entre el Style y el L&K en la gama. Este adoptó un enfoque más deportivo que el Scout, con llantas de aleación de 48,3 cm (19 pulgadas) y parachoques delanteros y traseros deportivos, así como detalles exteriores negros. En el interior, el Skoda Kodiaq Sportline cuenta con volante deportivo de cuero, salpicadero e inserciones en las puertas con efecto carbono, asientos de butaca deportivos y paneles de las puertas acabados en Alcantara. Un paquete de iluminación interior LED, una placa SportLine y acabados negros completan el paquete de diseño interior.

La elegante versión Skoda Kodiaq L&K llegó a mediados de 2018. Dispone de una parrilla cromada, llantas de aleación de 48,3 cm (19 pulgadas) y parachoques delantero y trasero a medida. El techo solar corredizo es un extra y los asientos están acabados en cuero. También encontrarás acabados interiores en negro piano, pedales de aluminio e iluminación ambiental.

El espectacular Skoda Kodiaq RS llegó en 2019 y tiene su reseña propia.

Modelos más vistos

Skoda Octavia

Skoda Kodiaq

Skoda Superb

Skoda Fabia

Skoda Karoq

Modelos similares

Kia Sorento

Seat Tarraco

Volkswagen Tiguan Allspace

arrow up icon
Volver arriba