Icon for skoda make

Skoda Fabia Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2015
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Compacto
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por el equipo editorial de heycar

8/ 10
heycar opiniones
Ingenioso y refinado por su tamaño
Ventajas
  • Excelente calidad

  • Maletero grande

  • Cómodo de conducir

Inconvenientes
  • La conducción no es tan emocionante

  • Gama de motores limitada

  • Equipamiento escaso en la versión básica

Veredicto general

"El Skoda Fabia tiene un precio llamativo, es asequible de mantener, cómodo y práctico, y gracias al nuevo estilo de la familia Skoda y a la tecnología extra, consigue un atractivo adicional de alta gama".

El Skoda Fabia forma parte de la gama de Skoda desde el 2000 y la razón por la que se ha quedado tanto tiempo es simple: es muy, muy bueno. Esta es la versión MK3, diseñado con unos valores que lo colocan entre las primeras opciones de muchos compradores. La clave está en como Skoda se ha concentrado en diseñar y fabricar un segmento B a su propia manera, sin ninguna pretensión”.

Es un coche fácil de usar y está cargado de toques elegantes que te hacen preguntarte: “¿por qué nadie ha hecho esto antes?” Tiene características como grandes portabotellas en los espacios de almacenamiento en las puertas y en la consola central, el clip para los billetes del aparcamiento en el parabrisas o incluso la rasqueta quitahielo oculta en la tapa del depósito de combustible, que es una seña distintiva de la marca. Son pequeños detalles que marcan una gran diferencia en la experiencia como propietario.

Viene con un motor 1.0 de gasolina que se añadió después de la renovación de 2018 y con un motor 1.4 diésel que estuvo disponible desde 2015 a 2018. El motor 1.0 TSI es dinámico y viene con 90, 95 o 110 CV, dependiendo de la versión que elijas. En esta generación del Skoda Fabia, no te vas a encontrar una versión RS. Esta alternativa de hatchback deportivo solía ser una versión emblemática de la gama. Pero el Skoda Fabia ha madurado y se ha vuelto más serio, así que el motor 1.0 es lo mejor que vas a encontrar. Afortunadamente, es una pasada.

Elijas el que elijas, el Skoda Fabia es muy cómodo y absorbe magníficamente los salientes y los baches de la carretera, por lo que ofrece una conducción agradable. Conducirlo no es tan gratificante como si lleváramos, por ejemplo, un Fiesta. Sí, se parece menos a un “kart”, pero Skoda ha elegido la comodidad y la tranquilidad por encima de una experiencia, sobre todo, deportiva. Aun así, se las apaña con los giros, curvas, autopistas y ciudades a su paso, y nunca falla.

El Fabia también es práctico. El maletero tiene una buena capacidad de 330 litros, lo que lo sitúa muy por delante de rivales como el Ford Fiesta y el Opel Corsa. Hay espacio en la parte de atrás para que dos adultos se sienten de una forma bastante cómoda, aunque los niños se sentirán más a gusto. Si tienes un asiento infantil, también vienen de serie dos sujeciones ISOFIX en la parte trasera.

En la parte delantera, nos encontramos con un salpicadero pulcro con controles posicionados de forma lógica, diales claros y detalles de alta calidad como un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil. Dicho esto, a pesar de que hay más tecnología disponible, el Skoda Fabia se queda un poco atrás en cuanto a los materiales. No tiene plásticos suaves como los que se ven, por ejemplo, en el Volkswagen Polo.

¿El Skoda Fabia es adecuado para ti?

El Skoda Fabia es elegante, tiene un mejor habitáculo y transmite una sensación de madurez y habilidad por carretera. Además, ofrece una excelente relación calidad-precio ya que es muy asequible, tiene buen nivel de equipamiento y un bajo coste de mantenimiento. Si bien tiene mucha competencia, es un coche que debería estar entre las opciones de compra de cualquier persona. 

Por el refinamiento y la comodidad, podemos decir que su diseño está pensado más para recorrer distancias largas y ser cómodo que para ser “entretenido”. Intenta evitar los motores menos potentes para que la conducción sea más indulgente con tus oídos. La comodidad de los asientos es otro punto a favor y, aunque los materiales del habitáculo parezcan un poco simples, son duraderos.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Skoda Fabia?

A no ser que te sea necesario un motor diésel, ve a por el 1.0 TSI con 95 CV o 110 CV. El de 95 CV estará bien para la mayoría de las ocasiones, aunque tendrás que ser “proactivo” con la caja de cambios manual de cinco velocidades para mantener el impulso. Es bastante silencioso y refinado, aunque tiene el típico tamborileo de tres cilindros si lo revolucionas mucho. La caja de cambios es agradable y el embrague es ligero y fácil de utilizar.

La versión diésel solo estuvo disponible entre los años 2015 y 2018, y es mejor evitar las versiones 1.0 MPI porque son más lentas.

Ignora el acabado Active del Fabia, ya que le falta equipamiento que ahora es clave, y ve mejor a por el Ambition, porque incluye aire acondicionado y sensores de aparcamiento traseros como extras. O, si quieres algo más elegante, el Style tiene navegación por satélite (como extra) en la pantalla del sistema de infoentretenimiento de 16,5 cm (6,5 pulgadas).

¿Qué otros coches son similares al Skoda Fabia?

Hay muchas opciones entre las que escoger cuando se trata de hatchback pequeños. Casi todos los fabricantes ofrecen un segmento B de una forma u otra. 

Los más vendidos son el Ford Fiesta,, Opel Corsa y el Volkswagen Polo. Pero, ¿quieres un coche en el que la conducción sea divertida? Puedes optar por un MINI o el Peugeot 208. ¿Quieres algo un poco más exclusivo? Prueba el Audi A1. Incluso hay versiones eléctricas de Renault, como el Zoe , que son alternativas al Corsa y al 208. 

Luego están los modelos que son un chollo. Elige un Dacia Sandero si lo que más te preocupa es el precio.

“Hay mucho espacio para el conductor y el copiloto, todo gracias a la altura del techo del Fabia. Es una opción ideal para conductores más altos o personas con problemas leves de movilidad. También descubrirás que el asiento se puede mover para ajustar la altura en todos los acabados menos en el Active, para conseguir una posición bastante baja para los pasajeros más altos o una posición elevada para ver bien si eres más bajo”.

La visibilidad panorámica es buena en el Skoda Fabia, con una visión frontal y lateral clara de la carretera gracias a la superficie de cristal del coche, que es más grande de lo normal. La visión trasera tampoco se ve obstaculizada por los pilares traseros al cambiar de carril, lo que da una mayor sensación de seguridad en carreteras más rápidas.

El conductor puede ajustar el ángulo y la profundidad del volante para conseguir una buena posición del asiento. Así, podrás ver los dos grandes diales de velocidad y de revoluciones en el claro cuadro principal del salpicadero y más información en la pantalla digital central. El Fabia no cuenta con un salpicadero digital, algo que los primos de Skoda ofrecen: Audi, SEAT y Volkswagen.

Lo que sí ofrece es una pantalla del sistema de infoentretenimiento de 16,5 cm (6,5 pulgadas) en la consola central del salpicadero. Se puede elegir, como opción, el navegador por satélite Amundsen. Es fácil de usar y la pantalla del Skoda tiene botones de atajo a los lados de la pantalla para redirigirte al menú correcto con rapidez.

Calidad y acabado

El interior del Fabia tiene un buen diseño y acabado, en el que demuestra calidad sin rodeos. Sin embargo, es un habitáculo muy sombrío donde se usan muchos materiales oscuros. Se varía un poco en la textura y en el color para paliar un poco la situación. También se puede elegir la banda central que cruza el salpicadero en un color más claro para compensar esa oscuridad, mientras que la versión Monte Carlo tiene algunas salpicaduras de color en la tapicería de los asientos para iluminar el interior.

Siempre esperamos alta calidad en los interiores de Skoda y, en ese sentido, el Skoda Fabia no nos decepciona. Puede que el fabricante checo no nos deslumbre, pero es bastante sólido. Unos pocos toques de color o de cromo harían del interior del Fabia un lugar más acogedor, pero tiene un diseño muy robusto.

Lo mismo ocurre con el espacio del maletero, donde la importancia de la alfombrilla y del acabado prevalecen sobre la forma. Sin embargo, no te importará cuando veas que es fácil de mantener limpio y no se vean todos los pequeños arañazos de la carga de niños, perros y bolsas.

Sistema de infoentretenimiento

La pantalla táctil de 16,5 cm (6,5 pulgadas) del sistema de infoentretenimiento del Skoda Fabia no viene de serie en todos los Fabia. Se ofrece una versión más limitada en el acabado básico Ambition, con una configuración más simple para cambiar de emisora y dos botones giratorios a cada lado que parecen un poco endebles. Sin embargo, los botones de atajo a ambos lados de la pantalla funcionan con gran precisión y te redirigen al menú requerido muy fácilmente.

Este sistema tiene conexión Bluetooth, puertos USB y conexión para tarjetas SD. Se pueden encontrar versiones (no todas) con Smartlink+ de Skoda para acceder fácilmente a las aplicaciones de tu dispositivo móvil. También te permite escuchar música a través de Apple CarPlay y Android Auto.

En el acabado Ambition o en superiores del Skoda Fabia, se puede obtener de forma opcional la versión Amundsen del sistema de infoentretenimiento. Viene con navegador por satélite incluido y un año de acceso a Internet si es un coche nuevo. Nos gusta porque es un sistema intuitivo gracias a la claridad en los menús y a los grandes y pulcros iconos en pantalla que se pueden seleccionar con facilidad al volante. Puede que haya más sistemas con muchas más funciones, pero siempre nos quedamos con la facilidad de uso del Skoda.

Espacio y practicidad

Para ser un hatchback pequeño, el Skoda Fabia es increíblemente práctico. El maletero de 330 litros es muy espacioso y supera a sus rivales de Ford y Opel. La abertura es amplia y hay detalles agradables como una red de carga y anclajes para bolsas. Por desgracia, el suelo de carga no es plano y tiene el maletero tiene un borde que hay que superar al cargar objetos, pero es un pequeño obstáculo para una zona de carga que, si fuese de otra manera, sería muy práctica.

En la parte trasera hay mucho espacio para las piernas, la cabeza y los hombros, y se pueden sentar un par de adultos con mucha comodidad. En la banqueta hay sitio para tres niños y cada uno tiene su cinturón de tres puntos. Skoda también añade un par de sujeciones ISOFIX para sillitas infantiles en los asientos exteriores, a los que se puede acceder con facilidad a través de las puertas traseras de gran apertura que completan la fama del Fabia de ser un práctico hatchback.

“Por lo general, los segmentos B como el Skoda Fabia pretenden ofrecer un mínimo de deportividad, pero este se contenta con hacerse un hueco mejorando la comodidad por encima de todo lo demás. Y eso es bueno, ya que la mayoría de la gente que elija este hatchback compacto preferirá un viaje flexible por encima de lo último en manejo delicado”.

Eso no quiere decir que el Skoda Fabia no quiera coger las curvas. Nada de eso, el Skoda Fabia aprovecha al máximo el agarre disponible para surcar las curvas de forma muy controlada y tranquila. La dirección es ligera y transmite una percepción adecuada de lo que hacen las ruedas delanteras, mientras que los frenos son potentes y coherentes cuando se usan.

Todo esto hace que el Skoda Fabia sea mucho más divertido de conducir de lo que pueda parecer a simple vista. Aun así, sigue siendo principalmente la comodidad durante el viaje la que deja una huella más duradera. Elige las versiones con ruedas más pequeñas y el Skoda Fabia saldrá airoso al enfrentarse a los baches de la mayoría de las carreteras. Incluso la versión Monte Carlo, con sus ruedas más grandes, se conduce con una seguridad adherida que aparta al conductor y a los pasajeros casi por completo de la mala calidad del asfalto.

En ciudad, la firmeza de la conducción es ligera cuando se encuentra obstáculos más acentuados como juntas de la calzada o baches mal arreglados, pero a velocidades más altas esto se traduce en un control excelente. Incluso cuando el Skoda Fabia está a tope de gente y equipaje, este mantiene la estabilidad y la satisfacción al conducir durante todo el día a la máxima velocidad. Si es necesario hacer un giro con rapidez para evitar un peligro, el Skoda Fabia también resiste la inclinación de la carrocería de forma excepcional para dar al conductor plena confianza y control.

Motores y cajas de cambios

Skoda ha optado por una gama de motores muy simple para el Skoda Fabia. No hay una alternativa diésel para los compradores nuevos, ya que el motor 1.4 estuvo a la venta durante 2015 y 2018 y luego se descatalogó. 

Los motores de gasolina son dos 1.0: MPI y TSI. El motor 1.0 MPI de gasolina tiene una indiferente potencia de 60 CV, por lo que es mejor que la mayoría de compradores lo eviten y escojan el de 75 CV. El motor de gasolina TSI es mucho mejor y está disponible con potencias de 90, 95 y 110 CV. 

El motor de 95 CV viene con una caja de cambios manual de cinco velocidades como única opción de transmisión. Tarda 10,8 segundos en llegar a los 100 km/h si se conduce dándole mucha caña, lo que en la teoría parece aceptable. No es así en carretera y el motor de 95 CV siempre parece demasiado lento, sobre todo en la autopista.

Su mayor problema es que la caja de cambios de cinco velocidades pide que el motor sea más flexible de lo que es. El cambio de la transmisión de cinco velocidades no es tan suave y fácil como la de seis velocidades, que se utiliza como única opción para el motor turbo de gasolina de 110 CV.

Además de es mejor cambiar de marcha en la de seis velocidades, tiene una mejor distribución de las proporciones para lograr la marcha adecuada en cualquier situación. Añádele la potencia extra y el empuje a bajas velocidades de la versión de 110 CV del motor de tres cilindros y, en nuestra opinión, será la opción ganadora.

Esta preferencia se basa en las cifras de aceleración que tiene el Skoda Fabia de 110 CV, que pasa de 0-100 km/h en 9,4 segundos. Esa diferencia de 1,4 segundos tiene un gran impacto en la tranquilidad con la que el Skoda Fabia arranca en un cruce o se incorpora al tráfico más rápido. Es sorprendente el hecho de que casi no hay ninguna consecuencia en el ahorro de combustible o en las emisiones si se elige el motor más potente, que, sin lugar a dudas, es la elección más inteligente del Skoda Fabia.

Refinamiento y niveles de ruido

Los motores turbo de tres cilindros de gasolina que trae el Skoda Fabia son actualmente la norma en la mayoría de los otros segmentos B y los del Skoda Fabia son tan buenos como la mayoría. No obtendrás la misma potencia suave del Ford Fiesta, pero comprobarás que es tranquilo y responde bien en ciudad y cuando va a la velocidad máxima de las carreteras con varios carriles.

Si pisas el acelerador un poco más, como cuando hay que subir una cuesta empinada, los motores de tres cilindros pueden hacer un poco de ruido. No es que sea intolerable, pero sí que notarás una pequeña vibración a través del volante, los pedales y la palanca de cambios.

Skoda ha llevado a cabo un trabajo minucioso para aislar el habitáculo del Skoda Fabia del viento y del ruido de la carretera , aunque se oye un silbido leve y el ruido del viento cuando se lleva el coche a altas velocidades. También descubrirás que el Skoda Fabia aísla muy bien el interior del rugido de los neumáticos, incluso en aquellas versiones que van sobre ruedas más grandes.

Equipamiento de seguridad

Skoda siempre se ha centrado en la seguridad y eso se ve claramente en el Skoda Fabia. Es uno de los pocos segmentos B que incluye el sistema de frenada de emergencia autónoma casi de serie (en el acabado Ambition o superiores). Este sistema, llamado Front Assist, detecta posibles peligros en la carretera y avisa al conductor con alertas auditivas y visuales. Si el conductor no reacciona, el coche activará al máximo los frenos para detenerlo con seguridad o minimizar el impacto de una colisión.

También se incluyen dos airbags frontales, airbags laterales y de cortina de serie en toda la gama del Skoda Fabia, así como cinturones de seguridad de tres puntos y reposacabezas para cuatro ocupantes, aunque hay que pagar un extra si se quiere uno para el asiento central. Todas las versiones traen dos sujeciones ISOFIX para sujetar los asientos infantiles con seguridad en la parte trasera. También se incluye el sistema control de estabilidad (ESP) y control de tracción, y sistema de antibloqueo de frenos (ABS).

El Skoda Fabia obtuvo una calificación de cinco estrellas en las pruebas de choque del Euro NCAP, con una puntuación del 81 % en seguridad para ocupantes adultos y niños. Los opcionales de seguridad para el Skoda Fabia incluyen el sistema de ascenso de pendientes para evitar que el coche retroceda en cuesta y pasar de los frenos de tambor a los discos en la parte trasera.

Otro equipamiento de seguridad opcional que ofrece es el detector de fatiga para determinar y advertir al conductor en caso de que deba hacer una pausa. Los sensores de aparcamiento delanteros y traseros se ofrecen en toda la gama, al igual que el control de velocidad de crucero.

Sin embargo, el acabado Active no se puede elegir con el control de velocidad de crucero adaptativo optimizado. Y lo mismo ocurre con la detección de puntos ciegos.

“Tanto el motor turbo de gasolina 1.0 TSI de 95 CV como el de 110 CV del acabado Active consumen 5,7 l/100 km en las pruebas WLTP”.

Incluso las versiones menos económicas del Skoda Fabia consiguen una cifra oficial que se acerca a los 5,7 l/100 km. Si observas el consumo en l/100 km reales, el motor de 95 CV puede ofrecer 5,4 l/100 km y el de 110 CV da 5,5 l/100 km.

Lo mejor de los Skoda Fabia en cuanto a ahorro de combustible es el turbodiésel 1.4 TDI 90 CV, que tiene un consumo real de 4,6 l/100 km.

“Se puede conseguir un chollo con un Skoda Fabia ya matriculado con pocos kilómetros y es común encontrar descuentos de 2 500 € o más en los precios de los concesionarios de Skoda”.

Escoger un Skoda Fabia ya matriculado o seminuevo con pocos kilómetros en el cuentakilómetros te puede salir 3 400 € más barato que un modelo completamente nuevo. Hay muchos coches de estas características disponibles en los concesionarios.

Si buscas algo un poco más barato, entonces una versión renovada con el acabado Ambition, con 110 CV y 35.000 kilómetros te costará alrededor de 9 500 €. Un Skoda Fabia 2015 con un kilometraje promedio saldrá por unos 8 600 €. Podrás elegir entre distintos niveles de acabado en función de los kilómetros exactos y de unas pequeñas variaciones de precio, por lo que no hay necesidad de conformarse con un Skoda Fabia de segunda mano con el acabado básico.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

En un principio, cuando Skoda Fabia lanzó el Fabia en 2015, se ofrecía en los acabados Active, Ambition y Style. No ha ampliado esa gama y aún comienza con el Active con ruedas de acero de 36 cm (14 pulgadas), espejos retrovisores con ajuste eléctrico y luces diurnas. En el interior, hay tapicería de tela negra y un puerto USB.

Si optas por el acabado Ambition, obtienes como opcionales los faros antiniebla delanteros y los sensores de aparcamiento traseros. El Ambition también tiene ruedas de acero de 38 cm (15 pulgadas), un volante con tres ristras de botones y control a distancia de la radio. El sistema de infoentretenimiento tiene seis altavoces. También ofrece accesorios indispensables como el aire acondicionado y un asiento de conductor con altura ajustable.

El Colour Concept se basa en el Ambition, pero tiene llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas), una cámara de visión trasera y el techo y las cubiertas de los retrovisores en negro, blanco o plata que contrastan con el color de la carrocería.

El acabado Style tiene llantas de aleación de 38 cm (15 pulgadas), sistema de climatización y reposabrazos central delantero. , sistema de climatización y reposabrazos central delantero. Se pueden elegir diferentes llantas de aleación, control de velocidad de crucero y arranque sin llave como opcionales. También tiene asientos recubiertos de tela negra satinada y de ante.

El acabado Monte Carlo, con sus llantas de aleación pintadas de negro (de 41 cm [16 pulgadas]), luces traseras LED y volante y asientos delanteros deportivos, es el mejor de la gama.

Los extras clave del Skoda Fabia son el techo solar panorámico de cristal para compensar los colores oscuros del habitáculo y una cámara de visión trasera muy útil.

Modelos más vistos

Skoda Octavia

Skoda Kodiaq

Skoda Rapid

Modelos similares

Ford Fiesta

Opel Corsa

Volkswagen Polo

arrow up icon
Volver arriba