logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for peugeot make

Peugeot Traveller Opiniones

1 / 2

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2016
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
MPV
fuel iconCombustible
Diesel

Escrito por heycar Editorial team

7/ 10
heycar opiniones
Amplio y elegante vehículo de ocho plazas
Ventajas
  • Comodidad en la carretera para todos los pasajeros

  • Espacio para ocho como mínimo, y hasta nueve

  • Eficiente gama de motores diésel

Inconvenientes
  • Otros rivales tienen una conducción mejor, como el Ford Tourneo Custom

  • El espacio del maletero no es muy grande con todos los asientos disponibles

  • La tercera fila de asientos puede ser un poco ruidosa

Veredicto general

“El Peugeot Traveller es un monovolumen de gran tamaño que ofrece mucho espacio para cualquiera que necesite transportar hasta nueve personas en total, ya sean taxistas, operadores de transporte en aeropuertos o simplemente familias numerosas”.

El Traveller de Peugeot es el rival del Volkswagen Caravelle y del Ford Tourneo Custom y, al igual que estos dos, se basa en una furgoneta. En el caso de Peugeot, la furgoneta Expert es la que constituye la base del gran monovolumen.

Peugeot ha tratado de tentar a los compradores con el precio. Cuando es nuevo, es más barato que el Ford y el Volkswagen, y algunos costes de mantenimiento son competitivos, lo que supondrá una buena noticia para quienes necesiten un nueve plazas debido a una familia numerosa con muchos gastos.

Hay dos longitudes para elegir del Traveller, aunque ambas se basan en la misma distancia entre ejes. La más corta de las dos tiene un maletero de tamaño decente, con 603 litros de espacio, pero la versión más larga lo eleva a 989 litros con los asientos colocados. Hay varias configuraciones de asientos, pero si realmente necesitas maximizar la capacidad de carga, puedes quitar todos los asientos excepto la primera fila y disfrutar de hasta 4 554 litros de espacio.

Se ofrecen cuatro acabados. Las versiones Active y Allure se dirigen más a las familias y a los usuarios particulares, mientras que los Business y Business VIP están más orientados al mercado de los ejecutivos y los chóferes, y son rivales de la Clase V de Mercedes con menos asientos y más equipamiento de lujo.

La lista de equipamiento de serie es decente, ya que el Active viene con climatizador que incluye aire acondicionado para los pasajeros traseros, sensores de aparcamiento traseros, faros automáticos y una rueda de repuesto de tamaño completo. Las puertas correderas laterales dobles también vienen de serie, así como el portón trasero dividido. El Allure añade elementos como el navegador por satélite y el Head-Up Display.

Hay mucho espacio para los pasajeros en el Traveller, ya que las versiones cuentan con una banqueta en la segunda y tercera fila. Quienes tengan varios hijos agradecerán los tres puntos de anclaje ISOFIX. La mayoría tiene ocho asientos, pero la versión Business viene con un asiento doble para el pasajero delantero, por lo que pueden entrar tres en cada fila.

Al igual que ocurre con la furgoneta Expert en la que se basa el Traveller, solo hay una altura disponible, pero como es inferior a 2 metros, podrá enfrentarse a casi todas las restricciones de altura de una ciudad normal.

Todos los motores de la gama son diésel, con un 1.5 de 120 CV y tres versiones 2.0 con 120, 150 y 180 CV. Las versiones anteriores incluían motores 1.6 diésel. El motor 1.5 es la estrella desde el punto de vista del ahorro, con un consumo oficial de 6,0 l/100 km. El 2.0 de 150 CV es la otra opción, con mucho par.

Puede que el Traveller no se conduzca tan bien como el Tourneo Custom o el Caravelle (a la dirección le falta sensibilidad y el habitáculo es un poco ruidoso, especialmente en la tercera fila), pero los viajes son cómodos desde las tres filas de pasajeros.

Aunque el Traveller tenga algunas pegas, sus costes de mantenimiento y su elegante aspecto interior y exterior lo harán atractivo tanto para las empresas como para las familias numerosas.

¿El Peugeot Traveller es adecuado para ti?

Si tienes que transportar a muchas personas, ya sean adultos o niños, puede que tengas que hacer frente a diferentes tipos de presiones financieras. Los competitivos costes de mantenimiento y el precio de compra más bajo del Peugeot Traveller en relación a sus rivales le favorecen.

Muchos coches de siete plazas, ya sean monovolúmenes o SUV, no tienen mucho espacio en la tercera fila, pero ese no es el caso del Traveller: todos los pasajeros disponen de un espacio decente y todavía queda sitio para el equipaje. Si eres el conductor designado de un equipo de rugby y necesitas llevar todo el equipamiento del club, el Traveller podría ser ideal.

¿Cuál es el mejor modelo/motor de Peugeot Traveller?

El Traveller cuenta con un buen equipamiento de serie, por lo que quienes tengan en cuenta el precio se alegrarán de no apostar por una opción más grande o con mejores especificaciones. El motor 1.5, que es el más barato de los que se ofrecen, también es una opción económica buena, ya que es el más eficiente de la gama.

Debes tener en cuenta el 2.0 de 150 CV si es probable que lleves cargas pesadas con frecuencia, o si vas a remolcar algo. El par motor adicional se agradecerá en las rutas con pendientes y en los adelantamientos, por ejemplo.

Si quieres un poco más de lujo, el Allure está bien equipado, pero hay que sumar un buen pico extra, ya que cuesta más de 7 000 € adicionales cuando es nuevo.

¿Qué otros coches son similares al Peugeot Traveller?

El modelo más parecido al Traveller es el Citroen SpaceTourer, que es fundamentalmente idéntico al Peugeot, con el toque de Citroën. A partir de 2019 ocurre lo mismo con el Opel Vivaro Life.

Otros monovolúmenes de fabricantes convencionales son el Ford Tourneo Custom y Volkswagen Caravelle. El Mercedes-Benz Clase V ofrece un poco más de lujo y es un rival para las versiones tope de gama del Traveller.

"Viajando en cualquiera de las ocho plazas con las que cuenta el Traveller, te sentirás cómodo y con mucho espacio."

La única excepción sería el asiento central de la primera fila en la versión de nueve plazas, pero eso se debe en gran medida al espacio, más que a la calidad del asiento.

El asiento del conductor está más elevado de lo habitual y cuenta con una amplia gama de ajustes, incluyendo los ajustes de altura y lumbar que vienen de serie. El reposabrazos ajustable para el conductor y el pasajero delantero también viene de serie, por lo que cualquier conductor, sea cual sea su talla, puede encontrar una posición cómoda para afrontar viajes largos.

El Traveller no cuenta con el iCockpit que tienen muchos otros Peugeot, sino un volante grande más convencional y un cuadro de instrumentos que se ve a través del volante en lugar de por encima. Gracias al fondo de la furgoneta, los mandos están al alcance de la mano, con la palanca de cambios colocada en alto y los controles bien situados en la consola central. La visibilidad también es buena, gracias a la posición elevada del asiento.

Más hacia atrás, la furgoneta vuelve a jugar a favor del Traveller, ya que cuenta con puertas correderas a ambos lados para facilitar el acceso de los pasajeros. Así es más fácil entrar y salir en lugares estrechos, como los aparcamientos, y se puede llegar a cerrar la puerta desde el interior con facilidad. Una puerta delantera estándar con bisagras tendría que abrirse mucho para permitir que las dos filas de pasajeros entrasen y saliesen cómodamente.

Calidad y acabado

Los materiales que se ofrecen en el Traveller son más de furgoneta que de coche en general, lo que es casi inevitable dados los fundamentos comerciales del vehículo. Los plásticos son, en general, duros y parecen más orientados a soportar un duro día de trabajo que a impresionar a un grupo de ejecutivos.

Los acabados más altos tienen mucha más decoración interior, con algunos elementos de efecto cromado, y los acabados superiores tienen cuero repartido por el habitáculo, pero no llegan a cubrir del todo las franjas de plástico.

La versión estándar viene con asientos de tela, con diseños diferentes en las versiones básicas Active y Business. Sin embargo, el Allure tiene muchos detalles cubiertos con materiales más lujosos; el volante, la palanca de cambios y el marco están revestido de cuero. También hay toques de aluminio cepillado y asientos de cuero.

These leather seats are also heated and get electric adjustment. The massage function is a nice touch, too. Gracias al fondo de la furgoneta, los mandos están al alcance de la mano, con la palanca de cambios colocada en alto y los controles bien situados en la consola central. La visibilidad también es buena, gracias a la posición elevada del asiento.

Estos asientos de cuero también son calefactables y tienen ajuste eléctrico. La función de masaje es, además, un buen detalle.

El Traveller puede venir con mucho equipamiento, pero no ofrece la misma sensación de lujo de alta tecnología que se obtiene en rivales como el Volkswagen Caravelle.

Sistema de infoentretenimiento

La pantalla táctil de 17,8 cm (7 pulgadas) está incluida en todas las versiones y tiene conectividad Bluetooth y USB de serie. La pantalla del Traveller no es la versión más moderna, pero es inteligente y relativamente fácil de manejar una vez que te acostumbras a sus particulares métodos. Sin embargo, a veces la respuesta es un poco lenta.

El sistema estéreo viene con cuatro altavoces y cuatro Tweeters de serie, pero el acabado superior es aún mejor, con cinco altavoces, cuatro Tweeters y un subwoofer. La versión superior también dispone de control por voz para las distintas funciones. Una de estas funciones es el navegador por satélite, que puede venir con actualizaciones de TomTom Live y alertas de radares, aunque en ambos casos son extras de pago. Hay que subir hasta el acabado superior para tener navegador, ya que en el resto de las versiones está disponible como opción de pago.

Sin embargo, para mucha gente no será necesario, dado que la versión básica viene con Mirror Screen, Apple CarPlay y Android Auto.

Espacio y practicidad

El Traveller está disponible en dos tamaños, ambos basados en la misma distancia entre ejes, pero también hay una versión compacta.

La versión Compact no tiene mucho espacio en el maletero trasero. Con los ocho asientos colocados, solo dispone de 280 litros. Peugeot ofrece las versiones Standard y Long, más prácticas, y ambas cuentan con maleteros mucho más grandes y útiles. La versión Standard tiene un maletero de 640 litros, que es mucho mayor que el de muchos monovolúmenes y SUV incluso con los asientos traseros abatidos.

Dada la forma vertical del Traveller, quizás tengas que apilar las maletas unas encima de otras, o ponerlas de pie, para aprovechar al máximo esos 640 litros. La versión Long ofrece un maletero francamente amplio, con 989 litros de espacio con todos los asientos colocados.

Hay pocas necesidades del día a día que no se satisfagan con ese espacio, pero si necesitas más, los asientos se pueden abatir con bastante facilidad, o incluso se pueden quitar por completo.

Si quitas los asientos por completo, probablemente necesitarás ayuda (los asientos son bastante grandes y pesados) pero, una vez que lo hagas, te encontrarás con un espacio casi tan grande como el que se encuentra en la furgoneta en la que se basa el Traveller. Si quitas todos los asientos traseros, tendrás 3 497 litros de espacio, por lo que, básicamente, estarás conduciendo una furgoneta bien equipada. Nada sorprendente.

Cuando los asientos están colocados, hay mucho espacio para todos los que viajan tras la parte delantera del habitáculo, y los asientos se pueden deslizar hacia adelante y hacia atrás para maximizar el espacio en cualquier fila que tenga un pasajero particularmente alto. También se pueden reclinar los asientos para viajar más cómodamente.

Gracias a las puertas laterales correderas y a la altura relativamente elevada de la carrocería, meter y sacar a los niños del coche es más fácil, sobre todo en plazas de aparcamiento estrechas. Todas las versiones tienen tres puntos de anclaje ISOFIX de serie, los tres en la fila central.

Para las familias con sextillizos (o dos pares de trillizos o tres pares de gemelos…) se pueden conseguir seis puntos ISOFIX, algo que ningún SUV o monovolumen de siete plazas estándar puede igualar.

Todas las versiones vienen con una rueda de repuesto de acero.

“Aunque el Traveller se conduzca más o menos como una furgoneta, el Expert en el que se basa no se conduce exactamente como una furgoneta en sí. Es fácil de conducir por varias razones”.

De todas formas, no es tan grato como los monovolúmenes de siete plazas más consagrados, como el Ford S-MAX, por ejemplo. La dirección es ligera, así que es fácil realizar movimientos a baja velocidad, y el radio de giro es relativamente pequeño para un vehículo de este tamaño, incluso si tienes que girar el volante varias veces en el proceso. Sin embargo, la ligereza de la dirección se traduce en una sensación de poca sensibilidad.

Por otra parte, la calidad de conducción del Traveller es excelente, ya que la suspensión es lo suficientemente suave como para absorber la gran mayoría de imperfecciones que se encuentran en la carretera. Esto se nota en las tres filas.

También es un compañero de autopista relajado, aunque las versiones más largas son propensas a coger viento cruzado y no disponen de un sistema para lidiar con él, a diferencia de otras furgonetas. El Expert tampoco dispone de este sistema, por lo que no es una gran sorpresa.

No hay una versión de tracción en las cuatro ruedas para el Traveller, pero puedes obtener un sistema llamado Grip Control, que ayuda en superficies de baja tracción, como campos y nieve, y que funcionará mejor con neumáticos de invierno si planeas usarlo en zonas donde hiela frecuentemente.

Motores y cajas de cambios

Aunque hay cuatro motores en la gama Traveller, no dispones de tantas opciones como parece. Los diésel 1.5 de 120 CV y 2.0 de 150 CV solo están disponibles con caja de cambios manual de seis velocidades, mientras que los diésel 2.0 de 120 CV son solo automáticos.

Un motor 1.5 puede parecer relativamente pequeño para una furgoneta tan grande, pero es una unidad potente que promete el mejor ahorro de la gama, aunque no sea especialmente rápido. Los 221 Nm de par motor ayudarán a la hora de arrancar y subir cuestas, aunque el paso de 0 a 100 km/h en 12 segundos no es muy rápido.

Sin embargo, la versión de alto rendimiento de la gama, el 2.0 de 177 CV ya es más rápida, dado que consigue pasar de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos. Esta versión es la más relajada para la conducción en autopista, pero la versión diésel 2.0 de 150 CV también tiene un rendimiento admirable.

En el pasado, el Traveller también contaba con otros motores: hubo un diésel 1.6 antes del 1.5. Disponía de dos potencias, 95 CV y 115 CV, y a la más baja de las dos le costaba hacer frente al tamaño del Traveller. El motor de 115 CV se comporta mejor, pero no es precisamente rápido.

La caja de cambios manual de seis velocidades y la automática de ocho velocidades son dos fuertes mejoras respecto a las anteriores, una manual de cinco velocidades y otra manual automatizada. Mientras que las versiones anteriores eran lentas y bruscas, las últimas son suaves y mucho más agradables de conducir.

Refinamiento y niveles de ruido

La mayor causa de ruido en el Traveller no son los motores, sino la carretera y el viento. Debido a su enorme interior, los sonidos que llegan hasta el habitáculo pueden reverberar un poco. Los asientos absorben bastante, pero los pasajeros de la tercera fila tendrán una experiencia más ruidosa que la que tendrán de los de adelante.

Sin embargo, los cuatro motores consiguen mantener el ruido y las vibraciones bajo control, lo que hace que los viajes por autopista sean bastante relajados. De todas formas, esto no siempre es así, y el habitáculo se resiente un poco cuando el Traveller se encuentra con baches o imperfecciones en la carretera.

Los anteriores motores 1.6 son ligeramente más ruidosos, especialmente al acelerar con fuerza y en parada, pero no tanto como para arruinar la experiencia de conducción o como para que tengas que hablar más alto de lo que lo harías normalmente en un viaje largo.

Equipamiento de seguridad

El Peugeot Traveller superó las pruebas de choque Euro NCAP 2015 con cinco estrellas, con buenos resultados en todas las categorías, especialmente en la de protección de los ocupantes infantiles, en la que obtuvo un 91 %.

Esto pudo deberse en parte a sus numerosos puntos de anclaje ISOFIX, pero la buena cantidad de airbags que equipa también pudo haber ayudado. Tanto el conductor como el copiloto disponen de airbags frontales y laterales de serie, mientras que los acabados superiores añaden también airbags de cortina traseros.

Otros elementos del equipamiento de serie son el sistema de alerta de atención al conductor y el control de crucero con limitador de velocidad. Las versiones Allure incluyen el sistema de control de puntos ciegos y el sistema Peugeot SOS que avisa a los servicios de emergencia en caso de accidente.

El Pack Serenidad opcional aporta bastante equipamiento extra, incluyendo faros con atenuación automática, reconocimiento de límites de velocidad, control de crucero adaptativo y alerta de cambio involuntario de carril. Por su parte, el paquete Pack Seguridad incluye frenado autónomo de emergencia y una alerta de distancia que te avisa si te acercas demasiado al coche que está delante o a un peatón en la carretera.

“El diésel 1.5 es la versión más económica de la gama actual, con un consumo de combustible de 6,0 l/100 km”.

La diferencia con el resto de la gama es notable, ya que ninguna de las otras versiones promete menos de 6,7 l/100 km. De todas formas, más o menos todas deberían alcanzar los 7,0 l/100 km de consumo medio.

Las versiones anteriores podían prometer un mayor ahorro (el 1.6 de 115 CV aseguraba unos 5,1 l/100 km), pero este dato se basaba en la antigua prueba NEDC. Una cifra de unos 7,0 sería más realista.

“Los precios de todos los Traveller nuevos empiezan por encima de los 31 000 €, pero las versiones de segunda mano cuentan con una buena relación calidad-precio”.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

El acabado Active ofrece todo lo que realmente se necesita de un Traveller, sin gastar demasiado dinero en él. El diésel 1.5 más económico solo está disponible en el acabado Active, y su equipamiento incluye la pantalla de siete pulgadas y el sistema para reflejar la pantalla de dispositivos móviles, que permite usar Apple CarPlay y Android Auto. Los dos paquetes que merece la pena tener en cuenta son el Pack Serenidad y el Pack Seguridad, ya que ambos aportan tecnología que hará más fácil la vida con un vehículo grande.

Si apuestas por el modelo largo o el motor más grande, el precio aumentará bastante, por lo que el Traveller puede acabar siendo muy caro. Solo deberías recurrir a una de estas opciones si es absolutamente imprescindible.

arrow up icon
Volver arriba