logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for peugeot make

Peugeot Partner Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2018
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Van
fuel iconCombustible
Diesel, Petrol

Escrito por heycar Editorial team

8/ 10
heycar opiniones
Un moderno y práctico monovolumen con aire a coche
Ventajas
  • Capacidad de carga excelente

  • Tecnología ingeniosa y útil

  • Consumo asequible

Inconvenientes
  • El pequeño volante no se adapta a todos los tipos de conductores

  • Los monovolúmenes de gama media son caros

  • La versión de entrada de gama es muy básica

Veredicto general

“El Peugeot Partner consigue cumplir la mayoría de aspectos importantes que se esperan de un monovolumen pequeño, y muchos otros de menor importancia”.

Muchos de sus componentes primordiales se comparten con el Citroën Berlingo, el Opel Combo y el Toyota Proace City. Estos cuatro monovolúmenes se desarrollaron uno al lado del otro, aunque cada uno tiene su ligera modificación a la fórmula.

El habitáculo es la parte que hace destacar al Peugeot de los demás. El monovolumen tiene la misma disposición de iCockpit que muchos de los coches de la gama de la marca. Esta disposición implica un volante más pequeño y una pantalla con información que está sobre el volante y no detrás. Puede que no le guste a todo el mundo, pero hay suficientes compradores que están contentos con la configuración de Peugeot como para tener la seguridad de colocarlo en su monovolumen de más éxito.

El Peugeot y sus cómplices han dado un paso al frente en cuanto a practicidad. Se puede conseguir un Partner con una carga máxima de hasta 1 000 kg, una zona de carga de hasta 4,4 metros cúbicos y hay varias versiones distintas para las diferentes necesidades.

Por ejemplo, la versión Grip está más orientada a trabajos más duros, como la construcción. Estas versiones tienen tres asientos delanteros, tiene unos 30 mm más de altura sobre el suelo y un mejor control de la tracción para las superficies resbaladizas, como las que suelen aparecer en obras o en carreteras de campo.

También hay una versión dirigida a aquellas personas que tengan que pasar horas y horas al volante en la autopista. La versión Asphalt recibe insonorización reforzada, sensores de aparcamiento y un navegador con pantalla táctil.

La versión Pro tiene un precio bajo, pero también tiene un bajo nivel de equipamiento. Por ejemplo, no tiene aire acondicionado o ajustes en el asiento del conductor.

Sea cual sea la versión que busques, el Peugeot Partner es un monovolumen fácil de conducir. El gran parabrisas, la cómoda suspensión y la dirección precisa lo convierten en un vehículo donde poder estar relajado y tranquilo, sobre todo en ciudad. Su volante pequeño y poco convencional es innovador. Muchos se llevarán bien con él, pero a otros les podría parecer que les obstaculiza la visión de la información del salpicadero. Si observamos los otros tres coches con los que el Peugeot Partner comparte su estructura, todos tienen más equipamiento de serie.

Se puede elegir entre tres motores de diésel, un mismo motor 1.5 con diferentes potencias, o un motor de gasolina. La potencia oscila entre 75 y 130 CV, con una versión intermedia de 100 CV. El motor de gasolina es una unidad 1.2 de 110 CV. El consumo de combustible es bueno en todas las versiones, incluso en el de gasolina, que tiene un consumo de 6,3 l/100 km. Los motores de diésel tiene un consumo de 5,1 l/100 km.

Hay algunos sistemas tecnológicos ingeniosos que están disponibles en el Partner y que lo hacen diferenciarse del Ford Transit Connect y del Volkswagen Caddy. La cámara de visión trasera es muy nítida y el sensor de sobrecarga es un sistema fantástico que te ayudará a aprovechar al máximo la capacidad de carga del monovolumen, aunque estos sistemas son opcionales.

¿El Peugeot Partner es adecuado para ti?

El Peugeot Partner es un monovolumen pequeño parecido a un coche, con una buena experiencia de conducción y un habitáculo cómodo y práctico a partes iguales. También ofrece una capacidad de carga sumamente práctica. Tiene un volumen de carga enorme e incluye varias funciones bastante útiles que permiten transportar objetos largos y pesados de una forma que no se podría haber hecho en los antiguos monovolúmenes pequeños.

Para aquellos que estén empezando un negocio y necesiten un vehículo comercial por primera vez, este monovolumen es perfecto para comenzar, ya que es muy fácil de conducir. Sin embargo, también es un profesional consumado que cuenta con una versión que será capaz de superar los terrenos más irregulares. Si buscas un monovolumen pequeño que pueda realizar casi cualquier tarea, eso es lo que te ofrece el Peugeot Partner.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Peugeot Partner?

El acabado Premium será el mejor para la gran mayoría de los clientes. Al acabado Pro le falta mucho equipamiento de serie para ser un monovolumen versátil y cómodo, tanto que ni lleva equipamiento como el aire acondicionado. Sin embargo, el acabado Premium sí que lo añade. También incluye otras funciones como pantalla táctil a color con conectividad con Android Auto y Apple CarPlay. Estos sistemas te permiten transmitir el navegador por satélite del dispositivo móvil a la pantalla.

El mejor motor para los conductores de largas distancias es el diésel de 130 CV. Tiene una aceleración suave y una interesante capacidad de carga de 1 000 kg.

¿Qué otros coches son similares al Peugeot Partner?

Los mayores rivales del Peugeot Partner son los monovolúmenes con los que comparte chasis: el Citroën Berlingo, el Opel Combo y Toyota Proace City. Hay poco donde elegir entre ellos, y su mayor diferencia son los elementos visuales. Puede que te atraigan más los otros si no te gusta que el volante del Peugeot sea más pequeño. Por otro lado, el Toyota tiene una garantía más duradera.

Si estás buscando algo que transmita más emoción al volante, entonces merece la pena que le eches un vistazo al Ford Transit Connect. ‎El Volkswagen Caddy es otro monovolumen parecido a un coche en cuanto a experiencia de conducción. A finales de 2020 se empezó a comercializar una nueva versión.

“El mayor inconveniente del habitáculo del Peugeot Partner es también su principal atractivo comercial, el llamado iCockpit”.

Esta disposición se compone de un pequeño volante que hay que colocar de forma que el cuadro de instrumentos esté sobre él y no detrás.

Esta disposición les parecerá bien a algunas personas, pero algunos conductores descubrirán que tienen que colocar el volante en una posición más baja de lo que les gustaría para conseguir una comodidad óptima. Sin embargo, no deberías tener problemas para ponerte cómodo con algunos ajustes. El volante pequeño es una ventaja porque que parece compacto y grueso cuando lo tienes entre las manos.

El resto del habitáculo es menos extravagante. La versión Pro solo tiene un ajuste básico para el asiento. Se podrá jugar con la altura y con el apoyo lumbar en cuanto se suba un nivel de acabado. El hueco para los pies tiene mucho espacio y es fácil encontrar una posición de conducción que te permita estar cómodo durante los viajes largos.

El resto del habitáculo también tiene una disposición lógica. La palanca de cambios tiene una posición ligeramente más alta que le permite tener un poco de espacio para las piernas al pasajero del medio. Además, sigue siendo fácil llegar hasta ella. Todas las versiones, excepto la básica, tienen un freno de mano electrónico, que se encuentra junto a la palanca de cambios, por lo que se reduce la necesidad de estirar la mano entre los asientos si eres de los que aparcan a menudo.

Calidad y acabado

El ajuste y el acabado de todas las versiones del Peugeot Partner transmiten una sensación de ser sólidos y de soportar toda clase de golpes. Los paneles se doblan poco y no hay casi hueco en áreas como la guantera y las puertas. Lo que más falta hace en los acabados básicos es la pantalla, que no aparece en la versión Pro o en la versión Grip. Por lo tanto, en ambos casos, el salpicadero tiene un aspecto un poco más sencillo.

A medida que se sube en la gama, se añaden algunos adornos estilísticos, pero ninguno cambia totalmente la atmósfera de monovolumen. El acabado de gama alta Asphalt tiene un suelo de plástico duro, pero es más por protección que por estética. Las luces LED del muelle de carga opcionales de la versión Grip añaden también un toque adicional de practicidad y calidad.

Las versiones de gama más alta tienen algunos adornos añadidos en la palanca de cambios y en el volante, pero en ningún punto de la gama llega a venir de serie el volante de cuero, que se mantiene como un opcional. Es poco probable que haya muchos que elijan marcar esa casilla, ya que el volante de serie transmite una buena sensación, como si fuese a recorrer muchos kilómetros antes de desgastarse.

Sistema de infoentretenimiento

La pantalla del sistema de infoentretenimiento aparece por primera vez en los acabados de gama media, aunque solo la pantalla de la versión Premium está más orientada a la carretera. Es una pantalla táctil de 20,3 cm (8 pulgadas) que funciona con el mismo sistema que cualquier otro monovolumen con el que el Peugeot Partner comparta muchos componentes.

La pantalla tiene un aspecto agradable y los gráficos son claros y atractivos, pero el sistema no es tan fácil de usar como en los monovolúmenes modernos de Volkswagen, por ejemplo. Tiene una fila de “botones” de atajo a cada lado de la pantalla, pero son parte de la pantalla táctil en vez de ser botones físicos, que se pueden sentir en movimiento. Por ello, a veces hay que apartar la vista de la carretera para darle con precisión.

También viene con Apple CarPlay y Android Auto, que simplemente se empareja a través de un cable. Todavía no hay conexión inalámbrica como en versiones como el Volkswagen Transporter que sí que la ofrecen.

En los acabados de gama alta Asphalt hay una segunda pantalla fantástica, que se coloca en el lugar del espejo retrovisor central y proporciona imágenes en vivo de la cámara de lo que está sucediendo detrás del monovolumen. No es tan clara como un espejo, pero es mucho más tranquilizadora para los que empiezan con un monovolumen y no se sentirían cómodos dependiendo únicamente de los retrovisores laterales.

Espacio y practicidad

La versión básica del Peugeot Partner viene con solo dos asientos, lo que proporciona una buena cantidad de espacio para ambos ocupantes. Sin embargo, se ofrece como opcional una banqueta que puede llevar hasta dos adultos.

No obstante, el asiento intermedio no es para mantenerlo como una opción a tiempo completo, ya que no es tan grande como los asientos individuales y tiene ciertos obstáculos en lo que se refiere al espacio para las piernas. Esta banqueta es más estrecha que los dos asientos principales, y hay que alejarse de las piernas del conductor para asegurarse de que no te dé un golpe cada vez que cambie de marcha. Aun así, ofrece más que el Ford Transit Connect.

La otra ventaja que trae la banqueta es que gana mucho en practicidad. El asiento se pliega y permite abrir una ventanilla hacia la zona de carga trasera, por lo que se pueden deslizar objetos más largos desde la parte trasera, pasando de una longitud de carga de 3,0 m a 3,4 m. También incluye una función excelente: una bolsa integrada que evita que el polvo, la suciedad o la mugre que pueda haber en esos objetos largos se extienda por todo el habitáculo.

La zona de carga principal tiene una fantástica capacidad de carga en casi todas las versiones, siempre y cuando se eviten los motores menos potentes. Estos motores tienen una capacidad de carga de alrededor de 650 kg, pero los motores más potentes pueden llevar alrededor de 1 000 kg, que lo pondría muy por delante del Transit Connect y del Volkswagen Caddy.

Todos los Partner Premium y Asphalt tiene una puerta lateral deslizante de serie, y se ofrece como opcional en las versiones Pro y Grip. En toda la gama se puede añadir una segunda puerta lateral deslizante como opcional. Hay 1,2 m de espacio entre las ruedas traseras, es decir, hay espacio para dos palets europeos. Se consiguen seis ganchos de amarre de serie y se pueden añadir cuatro más como parte del Paquete de zona de carga. Este paquete también incluye iluminación LED en la parte trasera y tomas de corriente de 12 y 220 V.

El mejor sistema disponible en el Peugeot Partner es el indicador de sobrecarga, que te advierte de cuándo se está llegando al máximo de la capacidad de carga y cuándo se sobrepasa ese límite. La advertencia se puede escuchar en la parte trasera y en el habitáculo, y es una excelente manera de aprovechar la fuerte carga del monovolumen a la par de seguir siendo seguro y legal.

“El Peugeot Partner es un monovolumen fácil de conducir, la suspensión y la conducción son cómodas, por lo que es relajante”.

Este ligero enfoque hacia la comodidad no le permite ser tan preciso como el Ford Transit Connect, pero ofrece una suspensión flexible para la autopista, ya que absorbe los baches para mantener la comodidad en los viajes largos.

A pesar de tratarse de una suspensión cómoda por los pelos, el Peugeot Partner se mantiene firme en las curvas, algo muy útil, ya que podrías acabar llevando cargas pesadas con esa capacidad de carga tan grande.

Por otro lado, la versión pesada, la que puede soportar hasta 1 000 kg, da la sensación de ser menos cómoda en carreteras más complicadas, así que es mejor ir a por las ruedas más pequeñas si necesitas esa versión en concreto.

La dirección es ligera a velocidades bajas, más ligera que la que había en los monovolúmenes antiguos, por lo que también hace que sea fácil circular por los espacios más estrechos de la ciudad. La sensación de rapidez mejora con ese volante más pequeño, ya que las manos no tienen que moverse tanto como lo harían si estuvieran colocadas en un volante mucho más grande. No obstante, se mantiene estable a velocidades más altas y ofrece suficiente resistencia como para garantizar que no se saldrá de su carril.

Motores y cajas de cambios

En la gama del Peugeot Partner hay tres motores de diésel y uno de gasolina. La versión básica de diésel de 75 CV puede ser una entrada barata a la gama, pero no está a la altura de los otros motores de diésel, con una capacidad de carga de 350 kg menos que la mayoría del resto de la gama.

La versión de 100 CV ofrece un poco más de potencia de empuje para proporcionar suficiente potencia en la autopista. Sin embargo, carece de una sexta marcha, por lo que es menos silenciosa a velocidades más altas que el motor 1.5 de diésel de 130 CV que, sin duda, es el mejor de la gama.

Cuando el Peugeot Partner salió a la venta por primera vez, también se ofrecía con un motor de diésel 1.6 con 75 CV o 100 CV. Como no cumplían con las nuevas normas de emisiones que entraron en vigor en 2019, estos motores solo se ofrecieron en los primeros meses de vida del monovolumen. Sin embargo, se vendieron los suficientes como para que estén disponibles en el mercado de segunda mano. No coinciden con los niveles de par máximo de los nuevos motores, pero la versión más potente todavía es capaz de transportar una carga de 1 000 kg.

Como es lógico, los motores 1.2 de gasolina son mucho más adecuados para conducir por ciudad para aquellas personas que no quieran ir a por el motor básico de diésel. 

Además de la caja de cambios manual de seis velocidades, hay una caja automática de ocho velocidades impresionante que se controla con un dial en el salpicadero. Esta caja es muy suave y hace un trabajo magnífico si vas a estar en un atasco mucho tiempo.

Refinamiento y niveles de ruido

Como es de esperar, el motor de gasolina es el más silencioso de los motores, pero los motores 1.5 de diésel son impresionantes por lo refinados y silenciosos que son. Los anteriores motores 1.6 de diésel eran mucho más ruidosos, sobre todo cuando se alcanzaban velocidades más altas en la autopista.

Si vas a estar una gran parte del día en la autopista, el acabado Asphalt de alta gama ha añadido insonorización reforzada en el habitáculo para mantener el ruido al mínimo. Con esto, el Peugeot Partner consigue estar tan tranquilo y relajado en movimiento como un coche para la familia, independientemente de si va vacío o no, ya que el sonido tiene tendencia a reverberarse en la parte trasera si no hay nada que lo amortigüe.

El Asphalt solo está disponible en los dos motores de diésel más potentes y en el motor de gasolina, así que la versión de 75 CV va a acabar siendo la más ruidosa, pase lo que pase.

Equipamiento de seguridad

Como suele ocurrir en los monovolúmenes, muchos de los sistemas de seguridad son opcionales o solo están disponibles en los acabados de gama más alta. La versión Pro tiene asistencia de arranque en pendiente, un airbag para el conductor y luces de emergencia que parpadean al frenar con fuerza.

La versión de gama más alta, la Asphalt, obtiene más equipamiento de serie: una alarma, sensores de aparcamiento delanteros y traseros y un freno de mano electrónico automático.

Para obtener más equipamiento, hay que añadir paquetes opcionales, aunque ya incluye una cantidad impresionante de equipamiento. El Pack Safety incluye alerta de cambio involuntario de carril, reconocimiento de límite de velocidad, frenada automática de emergencia, regulador y limitador de velocidad.

Se incluyen más sistemas con el Paquete Safety Plus, como luces automáticas (con conmutación automática de las luces de carretera y cruce) y alerta de atención del conductor.

Lo mejor del equipamiento de seguridad es el indicador de sobrecarga, que puede añadirse como un opcional en todas las versiones. Suena una alarma si te acercas y si te pasas de la carga máxima del monovolumen, por lo que aumenta la seguridad y la eficiencia.

“El motor con menor potencia del Peugeot Partner no es que sea el más eficiente. El motor de diésel de 100 CV es el que tiene el mejor consumo con una cifra oficial de 5,1 l/100 km”.

El motor de diésel de menor potencia es el siguiente más eficiente, seguido por el de 130 CV. Pero, como hay tan poca diferencia entre ellos, hay poco donde elegir. El motor de 130 CV sigue teniendo una cifra oficial de 5,4 l/100 km, así que el consumo no sería una razón para elegir una versión sobre la otra. Incluso los motores de gasolina tienen unos valores increíbles en cuanto a consumo oficial, con cifras teóricas de 6,4 l/100 km.

“Debería haber buenas ofertas para el Peugeot Partner, gracias a que las primeras versiones venían con unos motores 1.6 de diésel que duraron poco”.

Los motores 1.5 traerán consigo un poco más de glamour, y el precio aumentará un poco más debido a la atractiva caja de cambios de ocho velocidades.

El precio del Peugeot es similar al del Citroën Berlingo, del Toyota Proace City y del Opel Combo Cargo, por lo que se espera que los cuatro también mantengan su relación calidad-precio de forma similar en el mercado de segunda mano.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Si puedes elegir, es mejor evitar el acabado Pro. Esta versión viene con una lista de equipamiento demasiado básica como para recomendarla. El acabado Premium es la elección más completa, por su relación calidad-precio y por su equipamiento. En ella se añade el sistema de aire acondicionado, más ajustes para el asiento del conductor y una banqueta delantera como opcional. 

La insonorización reforzada de la versión Asphalt será un incentivo para los conductores que tengan que hacer trayectos largos. La cámara de visión trasera es un opcional práctico, y se puede añadir por un precio relativamente bajo.

El otro opcional con una buena relación calidad-precio es el indicador de sobrecarga, que cuesta relativamente poco y que se amortizaría en poco tiempo por el ahorro en los viajes y en las multas que se evitarían.

arrow up icon
Volver arriba