logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for peugeot make

Peugeot 308 Opiniones

1 / 8

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2014
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Compacto
fuel iconCombustible
Gasolina, Diésel

Escrito por equipo Editorial de heycar

7/ 10
heycar opiniones
Compacto francés elegante y refinado
Ventajas
  • Varios motores verdaderamente excepcionales

  • Amplio maletero ideal para familias

  • Interior lujoso

Inconvenientes
  • Sistema de infoentretenimiento complicado y posición de conducción incómoda

  • Espacio limitado para los pasajeros en la parte de atrás

  • El equipamiento estándar de seguridad se queda algo corto

Veredicto

"El Peugeot 308 cumple en algunas áreas, con un maletero amplio, un habitáculo de calidad y varios motores que ofrecen un desempeño extraordinario, gran eficiencia y refinamiento. Su conducción también transmite buenas sensaciones. Sin embargo, una posición de conducción incómoda, un sistema de infoentretenimiento complicado y poco espacio para los pasajeros en la parte de atrás son varias de sus desventajas, a las que se suma lo limitado que resulta el paquete estándar de seguridad".

El Peugeot 307 y la primera generación de los 308 eran armatostes bastante aburridos, con muy pocos puntos positivos a destacar frente a la legión de rivales de talento y con buenos precios existentes en aquel momento en el mercado.

Sin embargo, en 2017 Peugeot actualizó el modelo lanzado en 2013, lo cual supuso una revolución para la marca. Se trataba de un coche con auténtico glamour. Un coche realmente atractivo e interesante. Y a pesar de las numerosas virtudes de los rivales, no existían muchos coches en su clase que pudieran presumir de lo mismo.

¿Cuál ha sido la razón de este éxito? Principalmente, su diseño exterior. El 308 es un coche elegante y atractivo a partes iguales, mientras que su habitáculo ofrece una combinación de diseño minimalista poco convencional y unos materiales de extraordinaria calidad que lo convierten en un vehículo con clase. Puede que hayan pasado varios años, pero incluso con los estándares actuales, el interior del 308 sigue transmitiendo una gran elegancia.

También ofrece otras ventajas. La gama de motores incluye versiones de diésel y gasolina con una mezcla extraordinaria de desempeño, eficiencia y refinamiento, mientras que el maletero también es uno de los más grandes de su segmento. Se muestra firme y con muy buen aplomo en carretera y su suspensión tiene un grado de dureza muy confortable.

Es verdad que hay aspectos no tan positivos. A muchos les costará acostumbrarse al puesto de conducción, con un volante de tamaño más reducido que el de sus rivales, a lo que hay que añadir el espacio limitado en los asientos traseros. Y mientras el equipamiento de seguridad era aceptable en 2017, existen varios elementos, como el sistema de frenado automático de emergencia, que se incluyen como opcionales mientras que en la mayoría de rivales de este modelo vienen incluidos en el equipamiento básico. Aún así, la gran mayoría de sistemas de seguridad sí están incluidos.

Los márgenes en el segmento de compactos familiares son mínimos y en muchos aspectos, el 308 sigue siendo un coche competitivo a pesar de su antigüedad.

¿Es el Peugeot 308 el coche adecuado para ti?

¿Quieres un coche rompedor, pero no quieres pagar una fortuna por él? Entonces, el 308 puede ser lo que andabas buscando. Si te decantas por un modelo nuevo, comprobarás que es más competitivo que la mayoría de sus rivales. Sin embargo, pocos rivales llevan en el mercado tanto tiempo como el 308, por lo que podrás encontrar modelos de segunda mano por mucho menos dinero.

¿Qué es lo que más te convencerá de este coche? En primer lugar su estilo, tanto interior como exterior y seguro que también te encantará su equipamiento estándar más que generoso, el enorme maletero y los motores alegres, frugales y eficientes. Quizás te entusiasme algo menos la ergonomía del 308, el sistema de infoentrenimiento algo anticuado y el poco espacio disponible en los asientos traseros, pero un buen precio pueden hacerte olvidar estos aspectos menos positivos.

Si necesitas más espacio, puedes optar por el Peugeot 308 SW y si lo que te interesa es la potencia y el acabado deportivo, tienes el Peugeot 308 GTI.

¿Qué modelo/motor del Peugeot 308 es la mejor elección?

Independientemente del motor que elijas, asegúrate de que tiene un mínimo de 130 CV. Tanto el motor PureTech de 130 CV (gasolina) como el BlueHDi de 130 CV (diésel) son excelentes, con una buena respuesta y un refinamiento muy sorprendente, además de ser frugales y con un nivel reducido de emisiones. Aquellos conductores que realicen muchos kilómetros preferirán el diésel, mientras que los que solo realizan trayectos cortos estarán más a gusto con el motor de gasolina.

Las cosas no están tan claras en lo referente a los acabados. Los más preocupados por el presupuesto estarán tan a gusto con el acabado Access, ya que incluye un nivel de confort que convence a la mayoría. Pero también entenderemos que te decantas por el Allure, posiblemente la opción más distinguida de la gama, con unas llantas de 17 pulgadas, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, freno de mano con funcionamiento eléctrico o faros delanteros de tipo LED. Sin embargo, si logras encontrar un modelo con el acabado GT, podrás disfrutar de suspensión deportiva, control dinámico de la conducción, iluminación interior con tecnología de tipo LED, salidas de escape cromadas, volante y asientos deportivos.

¿Qué otros coches son similares al Peugeot 308?

Sin establecer un orden especial, encontramos en este segmento el Ford Focus, el Volkswagen Golf, el Opel Astra, el Honda Civic, el Skoda Octavia, el SEAT Leon, el Mazda 3, el Renault Megane, el Toyota Corolla, el Hyundai i30, el Kia Ceed y el Fiat Tipo. También se encuentran el Audi A3, el BMW Serie 1 y el Mercedes Clase A, además de todos los pequeños SUV que tanto éxito tienen entre las familias hoy en día.

"La postura de conducción convencional no ha cambiado mucho a lo largo del tiempo, hasta que los diseñadores de Peugeot decidieron hacer algo al respecto hace unos años".

Mientras el diseño interior de casi todos los coches te obliga a mirar el cuadro de instrumentos a través de la parte superior del volante, en el 308 podemos observarlo por encima de un volante ovalado y con un tamaño más pequeño de lo habitual. En todos los Peugeot la primera sensación es de extrañeza, pero en algunos modelos con el tiempo acabamos acostumbrándonos y nos parece menos incómodo. Sin embargo, el 308 no tiene tanta suerte. Muchos conductores, e incluso te diría que casi todos, opinarán que deben colocar el diminuto volante en un posición tan baja que resulta molesta y los conductores más altos tendrán problemas para colocar las rodillas debajo de él. Y da igual que intentes ajustar el asiento o el volante, lo normal es que te cueste encontrarte cómodo.

Los instrumentos sí son muy claros, al igual que la visión en todas direcciones, gracias a las ventanas de gran tamaño separadas por pilares estrechos. También encontrarás que el diseño del panel de instrumentos no es recargado, lo que le da una apariencia sofisticada y minimalista. Sin embargo, rápidamente echaras en falta los clásicos botones. Para realizar cualquier operación, incluso algo tan básico como cambiar la temperatura de la calefacción, necesitas utilizar la pantalla táctil, lo cual acaba siendo frustrante y complejo (como explicaremos en la sección de Infoentretenimiento más abajo).

Calidad y acabados

Peugeot ha realizado grandes mejoras en esta área y el 308 no es ninguna excepción. Aunque desde el punto de vista de la ergonomía deja bastante que desear, el diseño minimalista del cuadro de mandos y la pantalla central de gran tamaño le dan un cierto aire de sofisticación al habitáculo, incluso si lo comparamos con coches lanzados más recientemente. Y los materiales de tacto agradable y buenas calidades aportan ese plus de espectacularidad.

Es cierto que apreciamos una o dos superficies que no concuerdan con el resto, pero están bastante escondidas, por lo que la sensación de elegancia permanece. Sigue sin ser un Volkswagen Golf, pero logra mantener una sensación de elegancia frente a los demás rivales. Todas las versiones incorporan luces diurnas LED de serie, mientras el acabado Style incluye climatizador bizona y sensores de aparcamiento traseros.

Infoentretenimiento

Independientemente de la versión del 308 que escojas, te encontrarás con la misma pantalla táctil de 9,7 pulgadas. Dependiendo de los niveles de acabado, a través de esta pantalla accederás a numerosas funcionalidades como el navegador, puerto USB, seis altavoces y Apple Carplay/Android Auto, lo cual es bastante competitivo comparado con otros rivales.

Sin embargo, la utilización del sistema puede resultar bastante frustrante. Para empezar, se trata de una pantalla táctil y la atención que debes dedicar a pulsar en los iconos correctos te distrae inevitablemente de la carretera. Echamos de menos algún tipo de botón o tecla que te permita elegir fácilmente los diferentes menús.

Y en los menús precisamente encontramos otro problema. Hay demasiados y están organizados sin lógica alguna, por lo que navegar por este sistema resulta más difícil de lo necesario. Pero lo que verdaderamente se lleva la palma es el software. Los gráficos están anticuados y cada vez que tocas la pantalla para activar cualquier función, se produce una incómoda pausa antes de que ocurra algo, lo cual te lleva a preguntarte si de hecho has activado la función o no.

Espacio y funcionalidad

Aquí es donde el 308 muestra alguna desventaja frente a sus rivales. Existe una gran amplitud y espacio suficiente en la parte delantera, como suele ocurrir, mientras que en la parte trasera la altura puede considerarse suficiente, aunque no puede decirse lo mismo del espacio para las piernas.  

Existe espacio suficiente para los adultos, siempre que no midan más de 1.80 metros, pero a nadie le hace ilusión viajar durante horas como sardinas en lata y con las rodillas incrustadas en los asientos delanteros. Las sillitas para niños de gran tamaño pueden colocarse sin problema y existen dos anclajes Isofix para instalarlas, pero echarás de menos algo más de espacio en la parte trasera cuando tengas que dedicar tu tiempo libre a limpiar las huellas de los zapatos de tus hijos de los asientos delanteros.

Eso sí, la falta de espacio en los asientos traseros tiene una vertiente positiva: un maletero mayor. No puede rivalizar con el del Skoda Octavia, pero es muy similar al del Honda Civic, lo que significa que es de lo mejor en el segmento. El espacio tiene además un agradable diseño cuadrado, aunque te costará algo de esfuerzo introducir los bultos debido a que el marco inferior está algo elevado. Los asientos traseros se abaten con una división 60-40 para proporcionarte una mayor capacidad de carga, aunque no quedan del todo planos una vez abatidos.

"Conducir un 308 es una experiencia agradable, ya que la suspensión solo se verá comprometida con los baches muy extremos".

Debemos confesar que no es el coche con la mejor suspensión de su clase - un Volkswagen Golf o un Ford Focus filtran mucho mejor cualquier tipo de imperfección en el firme - pero te convencerán su estabilidad y agilidad. Sin embargo, notarás que a medida que aumentas el tamaño de las llantas vas perdiendo estabilidad, por lo que te recomendamos que optes por las de menor tamaño.

El 308 filtra muy bien cualquier tipo de imperfección, da igual que sea un resalto, un bache o una ondulación. Nunca sacude a los pasajeros ni produce ruidos. Y todo esto lo consigue con un ajuste firme, que se siente porque los apoyos son muy precisos y sin apenas balanceo. Aunque el volante de reducidas dimensiones te permite realizar maniobras sin mucho esfuerzo cuando el coche está parado, es más difícil asirlo cuando se enlazan curvas cerradas.

En los modelos más deportivos con el acabado GT y GTI el chasis y la suspensión están diseñados para que el conductor disfrute al máximo. La altura de la carrocería es menor, como mandan los cánones en los vehículos de estas características, pero ambos tienen una puesta a punto magnífica y ofrecen un excelente equilibrio entre rendimiento y confort de marcha. En ambos, el tren delantero es ágil y obediente. Por su parte, el trasero aporta ligereza al conjunto. La suspensión contiene los balanceos de la carrocería y absorbe las irregularidades del asfalto, sin resultar incómoda o rebotona, y el confort de marcha es elevado.

Motores y cajas de cambio

Sin duda uno de los elementos más sorprendentes del 308 es su gama de motores, con una combinación de potencia, ahorro y refinamiento.

La gama de motores del Peugeot 308 está compuesta de la siguiente forma: en gasolina, se ofrece con dos 1.2 PureTech de 110 y 130 CV; el primero con cinco marchas y el segundo con seis. También hay dos 1.6 THP de gasolina de 225 y 270 CV; el primero sólo con cambio automático de ocho marchas y el segundo con uno manual de seis velocidades. En diésel, hay un 1.6 BlueHDI de 100 CV y un 1.5 BlueHDI de 130 CV, además de dos 2.0 BlueHDI de 150 y 180 CV -este último sólo para el acabado GT y con cambio automático de ocho marchas-.

En gasolina, el motor que te interesa es el 130 CV. Destaca por su frugalidad y buena respuesta, pues parece tener más potencia de la que realmente anuncia. Los 1.2 PureTech son mecánicas de tres cilindros, algo que les hace tener un sonido peculiar pero poco molesto. Eso sí, su nivel de vibraciones es bajo para ser un propulsor de este tipo. Los motores 1.6 de gasolina son rápidos y frenéticos, por lo que los amantes de la velocidad los disfrutarán enormemente. Eso sí, hay que tener en cuenta que su consumo es elevado.

En cuanto a los motores diésel, el 1.5 de 130 CV es el que más nos convence por su gran flexibilidad. Sustituye al anterior de 120 CV e incorpora el Start & Stop, ofreciendo un consumo realmente bajo. Homologa tan solo 3,5 litros a los 100 kilómetros, con unas emisiones de CO2 de 93 gr/km, cumpliendo así con la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP. 

Los motores diésel 2.0 son versiones claramente más potentes, pero en la mayoría de opciones de conducción no apreciarás grandes ventajas sobre el 1.6, por lo que te recomendamos que optes por este último.

Dependiendo del motor que elijas y de la antigüedad del coche, tienes la opción de cambios manuales de cinco o seis marchas y de seis y ocho en el caso de los automáticos. El cambio manual de cinco velocidades de las mecánicas gasolina y diésel menos potentes resulta preciso porque siempre se acierta con la marcha adecuada, pero sus largos recorridos le hace tener un tacto no muy agradable. Con los de seis marchas este aspecto gana sustancialmente, manteniendo la misma precisión. Los cambios automáticos cumplen sin problema por suavidad o rapidez, pero el de ocho velocidades es aún mejor en conducción rápida o deportiva.

Refinamiento y niveles de ruido

Si eliges uno de los motores de gasolina 1.2 PureTech de 110 y 130 CV, no tendrás que preocuparte por ruido o vibración alguna. Los dos son muy silenciosos y suaves, además de muy flexibles. Los 1.6 son algo más ruidosos y ásperos, aunque aquellos que los elijan querrán un comportamiento más deportivo, por lo que no les importará. Aún así, siguen siendo suaves.

Tampoco tendrás problema alguno con los diésel 1.5. De nuevo, destaca su flexibilidad e incluso en las pocas ocasiones en las que necesites forzarlos, verás que no son ruidosos. Los diésel 2.0 son algo más toscos y menos silenciosos, pero siguen estando dentro de los estándares del segmento. Los 1.6, algo más antiguos, sí tiene una rumorosidad más elevada.

Es posible que aprecies que la ponderación de los pedales no es tan consistente como en otros modelos y que la caja de cambios manual puede tener un tacto poco agradable. En carretera, la insonorización es absoluta si no pasamos de los 110 kilómetros por hora, aunque sí apreciarás algo el ruido del viento.

Equipamiento de seguridad

Seguramente el 308 te decepcionará en esta área. Debemos empezar por decir que este coche ha conseguido cinco estrellas (el máximo) en los tests Euro NCAP. Sin embargo, esto fue en 2013 y desde entonces los estándares de seguridad se han vuelto más exigentes cada año, por lo que dudamos que el resultado fuera el mismo si las pruebas se realizaran hoy en día. ¿Por qué decimos esto? Pues porque para los estándares en vigor hoy en día, el paquete de seguridad incluido en el precio es bastante pobre.  

Incluye todos los elementos obligatorios por ley, como la estabilidad electrónica y los sistemas de tracción, el monitorizado de la presión de las llantas, dos anclajes Isofix para las sillitas de los niños y seis airbags, pero los sistemas de asistencia a la conducción más sofisticados, como el frenado automático de emergencia, no vienen de serie. Están disponibles, pero con un coste adicional en la gran mayoría de acabados.

La excepción es el acabado Allure, que incluye sensores de aparcamiento delanteros con radar y traseros con cámara, reconocimiento de señales de tráfico, sistema de servofreno de emergencia, regulación de los faros con ajuste de altura automático, alerta de cambio de carril y sistema de alarma de colisión.

"Desde que se lanzó el 308, la forma de calcular oficialmente el consumo de combustible ha cambiado completamente para reflejar más fidedignamente las condiciones de conducción reales. Sin embargo, las pruebas siguen realizándose en un laboratorio, lo que significa que los resultados suelen ser más optimistas que la realidad. Por lo tanto, solo deberían utilizarse con fines comparativos".

Independientemente de qué tipo de pruebas se hayan realizado, el 308 siempre ha obtenido mejores resultados en esta área que la mayoría de rivales de su segmento. De acuerdo con las últimas cifras, el motor 1.2 de 110 CV tiene un consumo de 4,6 litros/100 km, mientras que el motor diésel 2.0 de 150 CV ofrece un consumo de 3,7 litros/100 km y el de 180 CV de 4 litros/100 km. La versión más potente y deportiva de toda la gama, el Peugeot 308 GTI tiene un consumo mixto de 6 litros/100 km. Se trata de cifras verdaderamente impresionantes.

"En el momento de redactar este artículo los precios para un 308 nuevo empezaban en los 18.600€ para el 1.2 Puretech 110 Active manual, y subían hasta un mínimo de 29.250€ para el 2.0 BlueHDi 180 GT."

El modelo que recomendamos, el 1.2 Puretech 130 Active manual, sale por unos 19.350€, y el diésel más económico cuesta a partir de 20.750€, mientras que la versión GT Pack, con motor Blue HDI 130 CV y cambio automático sale a partir de 28.250€.

Comparado con los rivales, el Peugeot no es especialmente económico: no llega a los precios de rivales como el Volkswagen Golf, pero existen muchos competidores con una potencia y equipamiento similares con un precio inferior. Dicho esto, el Peugeot no mantiene su valor de la misma forma que muchos de ellos, y esta importante depreciación puede dar lugar a importantes gangas en coches de segunda mano. Y como el coche ha estado en el mercado desde 2013, los precios han tenido tiempo suficiente de caer bastante. Podrás encontrar algunos modelos de primera generación por unos 8.700€.

Acabados y equipamiento estándar

Al estar presente en el mercado desde 2013, se han realizado pequeños cambios en la estructura de acabados a lo largo de la vida del coche, pero los principales niveles han permanecido a lo largo de los años. El acabado Active ofrece casi todo lo que puedas necesitar, como elevalunas eléctricos traseros, volante de cuero multifunción, ayuda al arranque en pendiente, un equipo de audio más avanzado con 6 altavoces en vez de 4 y función streaming, control de velocidad de crucero, espejos retrovisores y tiradores de las puertas del color de la carrocería y llantas de aleación de 16 pulgadas, climatizador, sensor de lluvia y luces, y sensor de parking trasero.

Para el acabado lujoso Allure quedan como elementos de serie que se añaden a los anteriores el navegador integrado en la pantalla táctil, la función Jukebox con dos tomas USB y disco de 7 GB, el freno de estacionamiento eléctrico, llantas de aleación de 17 pulgadas, faros completos con tecnología LED, sensor de parking delantero y retrovisores exteriores eléctricos y térmicos abatibles.

El acabado GT Line incluye todo lo anterior más reposabrazos en asiento trasero, sistema de acceso y arranque manos libres, volante deportivo en cuero, faros antiniebla LED y faros Full LED.

arrow up icon
Volver arriba