logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for nissan make

Nissan Micra Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2017
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Compacto
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por equipo Editorial de heycar

6/ 10
heycar opiniones
Hatchback deportivo, elegante pero deficiente
Ventajas
  • Los motores vivaces de tres cilindros

  • Un equipamiento de seguridad generoso

  • Un interior moderno y atractivo

Inconvenientes
  • No es el más asequible

  • Poco espacio para la cabeza en la parte trasera

  • Conducción inquieta en el acabado N-Sport

Veredicto general

"El Nissan Micra ha mejorado muchísimo con respecto a su predecesor. Tiene un diseño estiloso, un interior elegante y está repleto de todos los aparatos de seguridad que puedas imaginar. Sin embargo, todavía se queda atrás con respecto a otros de la competencia en varios aspectos importantes, sobre todo en la practicidad y en la comodidad. Además, los temblores que se sienten a baja velocidad podrían quitarte las ganas".

Podría decirse que el coche más popular de la marca Nissan es el Nissan Micra. Durante años ha sido una opción asequible, era popular entre los primerizos y está muy cotizado por su carácter de conducción fácil y accesible. Sin embargo, con la anterior generación, Nissan Micra ha perdido su esencia y fue uno de los coches menos interesantes del segmento.

Por suerte, la cosa cambió con la llegada de la versión actual. Es un coche nuevo hecho desde cero, mejor que el antiguo en todos los aspectos posibles, aunque el precio ha subido, como es normal, para adaptarse a este nuevo enfoque de gama alta. Tiene un generoso nivel de equipamiento de seguridad, un interior acogedor y motores de gasolina potentes que aumentan su atractivo.

La versión actual del Nissan Micra solía ofrecerse con un motor de gasolina de 90 CV bastante lento, pero ahora la elección es más simple: hay un motor turbo 1.0 de gasolina de tres cilindros con 100 CV o 117 CV. 

Se renovó en 2019 porque los compradores del segmento B ahora prefieren los coches eléctricos o los híbridos, aunque Nissan Micra no ofrece ninguna de estas opciones.

Por lo tanto, no podemos decir que sea el más eficiente del segmento B. Si te decides por la versión de 100 CV con la caja de cambios manual, tenemos un consumo oficial algo superior a los 5,7 l/100 km, muy por encima de la competencia, incluso del Ford Fiesta mild hybrid. Aun así, el rendimiento y el refinamiento son tan buenos que el motor más rápido parece un poco innecesario.

Cuando salió a la venta, no había una versión automática del último Nissan Micra, pero como es importante para muchos compradores de segmento B, ya se ha introducido un coche con transmisión CVT para el motor de gasolina de 100 CV. El coche básico tiene una caja de cambios manual de cinco velocidades, mientras que la versión más rápida gana una marcha más para aprovechar al máximo la fuerza añadida.

Nissan ha intentado que el Nissan Micra parezca deportivo, y aunque toma las curvas de forma cuidada, moverse por las carreteras irregulares de ciudad le quita a este coche la elegancia. Se estabiliza en carreteras más rápidas y, de hecho, es el coche perfecto para circular, aunque nos gustaría que se desenvolviera mejor por ciudad.

Esta mezcla de pros y contras resume a la perfección la experiencia de este coche. El interior se ve muy bien, parece sólido y tiene algunos materiales elegantes, pero es una pena que se recorte el presupuesto en algunos aspectos importantes.

Los pasajeros de la parte delantera tienen mucho espacio y hay algunos detalles bien pensados, pero la parte de atrás es estrecha y algo deslucida.

Debido al número de niveles de acabado es algo confuso elegir. Además, la elección que hagas puede repercutir en gran medida en el estilo exterior y la tecnología de a bordo. En sus versiones más básicas, el Nissan Micra parece anticuado y vacío. Por el contrario, las versiones de gama más alta tienen un hardware decente integrado para el sistema de infoentretenimiento, así como mucho equipamiento.

Puede que el acabado de gama media Acenta con un motor de 100 CV sea la mejor apuesta. Los acabados de gama más alta son demasiado caros, pero se pueden añadir algunas opciones (como los imprescindibles sensores traseros) para asegurarnos de conseguir la mejor experiencia. Aun así, el Nissan Micra vuelve a estar en la lista de cualquier persona que busque un segmento B.

¿El Nissan Micra es adecuado para ti?

El Nissan Micra anterior era un desastre feo, barato y sin gracia. Y no es solo nuestra opinión, porque Nissan vendió mucho menos y perdió terreno en el proceso frente a sus rivales. Esta versión nueva es un producto bastante mejorado.

Para los conductores nóveles nerviosos (o para sus padres preocupados) puede ser el coche perfecto por su llamativa lista de equipamiento de seguridad y su bajo precio al asegurarlo. Además, ahora tiene el estilo y la tecnología para competir con los primeros de la clase.

Es raro que este segmento B parezca estar más cómodo por autopista que por ciudad, lo cual está muy bien para la gente que hace muchos kilómetros, pero que no le gustan los altos costes de mantenimiento que vienen como resultado de tener un coche más grande. 

Aun así, su movimiento intranquilo por ciudad sugiere que busquemos otra opción mejor si lo que queremos es un pequeño coche urbano. La gente que es más práctica preferirá un coche más espacioso, ya que los asientos traseros son estrechos y ofrece un maletero del montón.

Esa clase de gente podría ser la misma que está pensando en un SUV pequeño, pero el Nissan Micra no tiene esta versatilidad.

¿Cuál es el mejor modelo/motor de Nissan Micra?

Si quieres la mejor relación calidad-precio del Nissan Micra, escogeríamos el acabado Acenta y nos gastaríamos unos 700 € más para equiparlo con un navegador por satélite, una cámara de visión trasera y sensores de aparcamiento, y todavía le faltarían algunas funciones clave, pero el precio de los acabados más altos es demasiado elevado como para justificarlo, a no ser que estés mirando un coche de segunda mano.

Tanto la versión antigua de gasolina de 90 CV como la nueva de 100 CV son lo suficientemente flexibles como para ir por ciudad y por carretera, aunque con la última opción puedes apretar el acelerador en autopista y adelantar más rápido.

¿Qué otros coches son similares al Nissan Micra?

Con un precio inicial de poco más de 10.900 €, el Nissan Micra se sitúa al lado de rivales asequibles como el Hyundai i20, el Skoda Fabia y el Kia Rio. Aun así, en los tres se obtiene un poco más de espacio que en el Nissan Micra. 

Sin embargo, su estilo afilado y su generoso equipamiento de seguridad podrían alejar a los compradores de otros segmento B sofisticados y elegantes, como el Peugeot 208, el Renault Clioy el Volkswagen Polo. Todos son coches versátiles excelentes y cuentan con algunos de los interiores más agradables de este segmento, con materiales suaves y funciones de a bordo integradas. 

Los compradores que busquen un poco de emoción al volante deberían echarle un ojo al Ford Fiesta, que sigue siendo el mejor segmento B para conducir, con su suspensión flexible, respuestas ágiles y un control firme de la carrocería. Si la comodidad es una prioridad, el Citroën C3 consume poco, tiene asientos con forma de sillón y proporciona un viaje agradable que absorbe los baches de la carretera.

"Lo que una vez fue la mayor debilidad del Nissan Micra, ahora es una de sus mayores destrezas. El habitáculo parece muy europeo, por lo que fue diseñado para impresionar a los compradores de un mercado competitivo y no solo para tener un precio bajo".

Por ese motivo, ahora se ve más atractivo y moderno y tiene un montón de detalles con estilo prestados de los SUV más populares de la marca. Tiene un gran conjunto de diales que son fáciles de usar. Además, en el acabado Acenta y superiores presenta un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil que se integra perfectamente en el centro del salpicadero. 

Se conecta al dispositivo móvil, pero, a diferencia de algunos rivales, sigue manteniendo botones físicos para aquellas funciones a las que necesitamos acceder rápidamente, como el aire acondicionado o el volumen. Algunos interruptores importantes (como el del capó o el de la tapa del depósito) están por la zona de la pierna izquierda del conductor, pero una vez que sepas dónde están, ya no se te olvida.

El uso de colores claros y brillantes le da un gran atractivo al habitáculo del Nissan Micra, mientras que hay otros muchos segmentos B que parecen destartalados y aburridos. Sin embargo, Nissan Micra no ha pasado por alto las cosas importantes. La posición de conducción es buena, ya que todos los coches vienen con un asiento de altura ajustable y un volante que se puede mover hacia el conductor, no solo de arriba a abajo. Perfecto.

Solo encontramos un reposabrazos en el modelo N-Sport y no le podemos añadir soporte lumbar, pero los asientos que vienen de serie proporcionan agarre y apoyo, y no creemos que vaya a haber muchos problemas con ellas, incluso después de horas al volante.

Una advertencia: la terminación pronunciada de las puertas traseras y los gruesos pilares de las ventanas hacen que la visibilidad trasera sea bastante mala. Puede que quieras añadir los sensores de aparcamiento traseros si vas a comprar un acabado que no los traiga de serie.

Calidad y acabado.

Es innegable que esta generación de Nissan Micra dio un salto cuántico hacia arriba si lo comparamos con su predecesor.

Los materiales de tacto suave cubren la mayoría de las superficies superiores del salpicadero y el atractivo diseño es sorprendentemente brillante.

Los controles parecen robustos y pesados, las puertas se cierran con un golpe satisfactorio y todo parece muy bien construido, sin ningún panel que cruja ni la sensación de que tenga un acabado endeble. En las versiones más caras se puede añadir un panel de cuero sintético cosido que cubre la consola central (en varios colores) para darle vidilla al diseño, y por un precio módico.

Sin embargo, justo cuando las cosas empezaban a ser de color de rosa, Nissan Micra te devuelve al mundo real de golpe. Hemos elogiado los materiales interesantes que se encuentran en el habitáculo del Nissan Micra, pero solo los N-Connecta o los Tekna, las versiones más caras, tienen acceso a un acabado de cuero suave para el volante y aun así tienen ventanas traseras manuales.

Vas a estar tocando estas zonas cada vez que vayas a conducir, así que lo mejor sería que no fueran de plástico duro y goma. Abarata toda la experiencia de estar en el habitáculo, y creemos que es inexcusable haber recortado en eso para reducir costes cuando casi todos los rivales lo ofrecen en las versiones de gama media.

Sistema de infoentretenimiento.

Si te gusta estar conectado detrás del volante, evita el acabado Visia. Viene con un sistema de música de dos altavoces, conexión Bluetooth y un puerto USB, pero no mucho más, y sirve para poco más que para sintonizar la emisora del sitio.

Subir al Acenta es como saltar una década en el tiempo. De repente, el Nissan Micra tendrá una bonita pantalla táctil a color de 17,8 cm (7 pulgadas), cuatro altavoces y compatibilidad con los dispositivos móviles a través de Apple CarPlay y Android Auto.

Así que se pueden utilizar las aplicaciones de navegación del dispositivo, por lo que es poco probable que necesites añadir el navegador incorporado.

La pantalla en sí es brillante, pero sus gráficos no son los más nítidos. La respuesta táctil puede ser lenta, sobre todo en los coches con navegación por satélite, ya que tarda mucho tiempo en planear una ruta o pulsar una parte específica del mapa. 

Algunos de los iconos son bastante pequeños, pero tiene un práctico conjunto de botones de atajo para saltarse la pantalla.

En las versiones con especificaciones más caras, se obtiene un navegador parecido a TomTom, aunque es menos intuitivo que usar simplemente el dispositivo móvil.

También contarás con un sistema de música Bose que incluye altavoces incorporados en el reposacabezas del conductor para crear un sonido envolvente y convincente.

Espacio y practicidad

La amplitud dentro del Nissan Micra es la típica moneda de dos caras: generosa por delante, pero muy escasa por detrás.

Empecemos con lo bueno. Quien está delante va a tener mucho espacio para la cabeza y las piernas, con mucha amplitud interior. 

La guantera es muy profunda (Nissan Micra calcula que caben en ella unos diez litros) y tiene detalles agradables como la gran bandeja que hay delante de la palanca de cambios y que es bastante ancha como para colocar un dispositivo móvil moderno, o la iluminación de noche con luces LED.

Te encontrarás un par de portavasos poco profundos entre los asientos delanteros y espacios de almacenamiento en las puertas para guardar una botella grande de deporte y unos cuantos aperitivos, y todavía sobraría espacio. Puede que necesites almacenamiento extra, ya que los pasajeros de atrás no tienen dónde poner sus objetos personales más allá de los bolsillos en la parte de atrás de los asientos y de un pequeño compartimento.

Desafortunadamente, todavía se pueden poner aún peor para las personas que se sienten atrás. El espacio para la cabeza en la parte trasera es estrecho, así que tus amigos más altos no te agradecerán que los lleves. Además, las ventanas pequeñas generan una sensación de claustrofobia. El espacio para las piernas es muy valioso, y en rivales como el Skoda Fabia y el Hyundai i20 tenemos más.

Si vas a llevar a más de un adulto de forma habitual, la falta de espacio será un problema importante, pero al menos el Nissan Micra es bastante bueno para llevar a los niños, gracias a sus tres asientos equipados con sujeciones ISOFIX (dos en la parte trasera y uno en la delantera). 

El problema es que las sujeciones están ocultas al fondo de la base del asiento y las puertas traseras son bastante estrechas, por lo que conseguir colocar y agarrar de forma segura un asiento voluminoso orientado hacia atrás puede ser una gran lucha.

El maletero también es decepcionante. Aunque tiene una capacidad razonable (la media de la categoría es de 300 litros), tiene un borde alto por el que se debe pasar el equipaje y no tiene un suelo ajustable para minimizar la diferencia de altura.

Se pueden abatir los asientos en una división de dos sentidos para aumentar la capacidad, pero dejan un escalón incómodo que impide deslizar las cosas directamente. Si para ti la carga de equipaje tiene prioridad, llévate un Honda Jazz o un Skoda Fabia Familiar.

"Por carretera, el Nissan Micra proporciona una sensación tranquila que camufla su tamaño reducido. El vehículo tiene de serie un control suave, por lo que no es exigente a la hora de conducir por ciudad, y es fácil conducirlo por aparcamientos estrechos o para entrar en los huecos".

Por ahora, todo normal. Sin embargo, cuando dejas la ciudad, su actitud madura te sorprenderá. Esa conducción rígida en carreteras en mal estado desaparece en la autopista, donde el Nissan Micra se conduce de forma estable y con una tranquilizadora sensación de seguridad que solemos encontrar únicamente en coches más grandes y pesados.

Una vez que te encuentras en carreteras con más curvas, la dirección no tiene un peso tan consistente como en algunos rivales (sobre todo el Ford Fiesta), así que puede que necesites un par de intentos para tomar una curva.

El control de la carrocería es bueno, con una inclinación reducida al mínimo, por lo que no se desestabiliza ni se balancea sobre desniveles grandes.

Lo que no está tan bien es que su configuración rígida no se encargue de los baches y otros surcos más abruptos. Carece de estabilidad en superficies irregulares y sus ruedas chocan contra las imperfecciones de la carretera mientras que otros rivales se deslizan sobre ellas.

No es incómodo, pero está menos conseguido que otros segmentos B mejores, y la cosa se pone peor en la versión de 117 CV.

Esto se debe a que el Nissan Micra tiene una altura más baja y ruedas de 43 cm (17 pulgadas) de serie en los modelos N-Tec, N-Connecta y Tekna, además de una dirección más rápida Este conjunto de cambios está diseñado para introducir algo de deportividad en la mezcla, pero perjudica a la conducción.

Aunque con esta configuración se obtiene más respuesta del volante, la conducción del Nissan Micra pasa de ser un poco firme a totalmente inestable. Por eso evitaríamos este motor, al igual que el acabado N-Sport.

Motores y cajas de cambios

El cambio en los gustos del consumidor y el endurecimiento en las normas de emisiones ha sido un golpe que el Nissan Micra ha encajado con solo dos motores. Ambos son motores turbo de tres cilindros de gasolina, que vienen con 100 CV o 117 CV.

La buena noticia es que ambos funcionan bien. Ambos se las pueden apañar con las labores de la autopista o al adelantar, y son tan insistentes en marcha que el conductor no tiene que esforzarse demasiado. El viejo motor sin turbo con 90 CV era demasiado lento y, por desgracia, muy poco potente, por lo que nos alegramos de que se haya echado a un lado.

Con solo 1.0 litros de capacidad, la respuesta a bajas revoluciones puede ser un poco plana, pero una vez que se pone en marcha, es un motor con energía y competente que, con solo un gruñido, ya se pone en marcha, incluso en la versión con menos potencia.

El motor de serie viene con una caja de cambios manual de cinco velocidades y la versión más rápida con una de seis. Ninguno de los dos es muy preciso, con un cambio largo que puede parecer vago o que te obliga a buscar la marcha adecuada.

Los compradores tienen la opción de instalar una caja de cambios automática en el modelo de 100 CV pero, a diferencia de los escurridizos sistemas de doble embrague del Hyundai i20 y del Volkswagen Polo, este utiliza lo que se llama una transmisión variable continua (CVT).

Este tipo de caja de cambios no es conocida por su refinamiento o precisión, pero se adapta a la conducción a velocidades constantes. En el Nissan Micra es muy suave, pero ahoga un poco el rendimiento y hace que este Micra sea dos segundos más lento al pasar de 0 a 100 km/h que la versión manual con el mismo motor de 100 CV.

Creemos que lo más recomendable es comprar el motor de serie con la caja manual. Es solo un poco más lento que el modelo DIG-T de 117 CV y un poco más barato, pero no es tan rápido como las versiones más rápidas del Renault Clio y del Ford Fiesta.

Refinamiento y niveles de ruido

Normalmente, los segmento B destacan en el medio ambiente urbano, como en los aparcamientos de varias plantas y en calles con mucho tráfico, pero se salen de su zona de confort cuando se encuentran en las autopistas más rápidas y en las carreteras largas de doble sentido.

En el Nissan Micra ocurre lo contrario. Sus motores de tres cilindros pueden parecer planos y un poco tambaleantes a bajas revoluciones, además de transmitir vibraciones a través de los pedales. Sin embargo, tienen una conducción más relajada y suave.

Siempre y cuando se mantenga un tamaño de rueda prudente (por debajo de 43 cm — 17 pulgadas), el ruido de la carretera se aísla muy bien en el habitáculo. El Nissan Micra también tiene un parabrisas acústico para ayudar a filtrar el ruido del viento a altas velocidades. No es el segmento B más tranquilo, porque ese título ya lo ostenta el Polo, pero es un coche maduro y relajado que nos gusta.

Si eliges la transmisión CVT, el coche no sonará ni zumbará tan a menudo como esta caja en, por ejemplo, un Toyota Yaris (de hecho, ese coche parece una lata a 113 km/h en comparación con el Nissan Micra) pero no la elegiríamos frente al manual.

Equipamiento de seguridad

Una de las mayores ventajas del Nissan Micra es su amplia gama de equipamiento de seguridad que viene de serie. Fue uno de los primeros segmento B en tener un sistema de frenada automática de emergencia en cada una de las versiones de la gama, y eso es solo una de sus muchas asistencias a la conducción.

Esta pieza vital de equipamiento utiliza una cámara delantera que escanea la carretera y detecta el tráfico. Si el conductor se distrae o no logra detectar un obstáculo, el coche emitirá una advertencia, e incluso se podrá detener.

Puede evitar que te choques con peatones descuidados o coches aparcados a baja velocidad, y te podrías ahorrar miles de euros por evitar a tiempo un choque en la caótica circulación de ciudad, pero eso es solo la punta del iceberg. Nissan Micra también cuenta con un lector de señales de tráfico, la asistencia de las luces largas y una alerta de cambio involuntario de carril como extras.

Si te empiezas a salir del carril, el Nissan Micra tiene la capacidad de frenar suavemente para devolverte a tu sitio. Si quieres, también puedes desactivar este sistema, porque las primeras veces que interviene puede parecer un poco antinatural.

Algunos de estos sistemas son opcionales (como parte de un paquete de seguridad) lo que explica por qué el Nissan Micra obtuvo solo cuatro de las cinco estrellas de Euro NCAP cuando se sometió a las pruebas de choque en 2017. Cuando se volvió a probar con el equipamiento que ahora viene de serie, consiguió la última estrella y con calificaciones también muy buenas en la mayoría de las categorías individuales.

Cada versión viene con seis airbags, control de velocidad de crucero con un limitador de velocidad, la asistencia de arranque en pendiente, que te da un segundo para aumentar las revoluciones y arrancar perfectamente cuesta arriba y, por supuesto, control de estabilidad y sujeciones ISOFIX.

A partir del acabado N-Connecta, consigues sensores de aparcamiento traseros y una cámara de visión trasera. Deberían ser suficientes para ayudarte a mantener las llantas fuera de bordillos altos y al parachoques libre de pequeños golpes. Cualquier conductor que no confíe en su capacidad para maniobrar debería añadir este equipamiento a las versiones Acenta (como parte del Pack Navegación Plus) por unos 400 €.

La cámara inteligente de visión 360º es una cámara de aparcamiento impresionante, pero no hace falta ir tan lejos. En el acabado Tekna, lo obtienes de serie junto con un sistema de alerta de puntos ciegos.

"El motor de gasolina más popular alcanzará algo más de 5,7 l/100 km de forma oficial, o eso dicen las cifras del WLTP, lo que convierte al Nissan Micra en un coche bastante mediocre para ser un segmento B. No es el que más consume, pero está lejos de ser el más austero".

‎Como era de esperar, elegir la caja de cambios automática CVT o el motor con más fuerza afecta negativamente al consumo que se obtiene en ciclos combinados, igual que si se eligen las ruedas más grandes y los acabados más elegantes con equipamiento que pesa más.

Aun así, ninguno debería elevarse mucho más de los 7 l/100 km, por lo que podríamos recorrer al menos 643 km hasta la siguiente parada.

"El Nissan Micra solo ha estado a la venta unos cuantos años, así que los precios no han bajado mucho todavía. Aunque algunas versiones restauradas de algún choque o de gama baja se pueden conseguir por menos de 6 900 €, pagaríamos un poco más por un modelo Acenta que esté en condiciones".

Un presupuesto un poco más alto te llevará a una versión de 90 CV a partir de 2017 con un kilometraje medio y con todas las revisiones oficiales.

La mayoría de los coches vienen con el atractivo acabado N-Connecta, que está lleno de funciones como el GPS y el sistema de climatización. La buena noticia es que el motor 1.0 de gasolina con un acabado parecido solo te costará unos 8 990 €.

Si subes el presupuesto a 10.000 o 12.000 € podrás conseguir un coche con menos de 10.000 kilómetros y algunos extras con colores metálicos que le dan otro toque. A las versiones nuevas de 2018 las encontrarás más cerca de los 12.000 €.

Aun así, solo tendrás que añadir unos 1 000 € más a ese total para una versión casi sin kilómetros de 2019 con el acabado Acenta.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Si le echas un vistazo al magnífico catálogo, el Nissan Micra se ve genial. Tiene un habitáculo elegante, materiales de clase y muchas funciones. El precio también parece ser bastante bajo.

Tiene ruedas de acero, retrovisores con las carcasas de plástico negro, un sistema de estéreo con dos altavoces, Bluetooth y aire acondicionado, pero poco más. El siguiente acabado es el Acenta, que es muy parecido. Este coche tiene una pantalla táctil de 17,8 cm (7 pulgadas), radio DAB, llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas) y control de velocidad de crucero, además de conectividad para dispositivos móviles con Android Auto y Apple CarPlay. Satisface la mayoría de los elementos clave, pero le faltan algunas funciones menos frecuentes: por alguna razón, ningún Nissan Micra tiene elevalunas eléctricos traseros.

Los coches con el acabado N-Sport esparcen con generosidad algunas mejoras en el rendimiento como un juego de carcasas para los retrovisores de fibra de carbono de imitación, llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), asientos de Alcantara y cuero sintético, además de arranque sin llave. Está bien, pero nada de esto te hará ir más rápido. Aun así, también consigues una cámara de visión trasera y sensores de aparcamiento traseros, que, dada la mala visibilidad del Nissan Micra, serán un poco más útiles en el día a día.

Las versiones con el acabado Tekna vienen con el volante y el pomo de la palanca de cambio en cuero, lo que parece una carencia importante porque esto se da incluso en las versiones básicas de algunos de sus rivales. El acabado de gama alta del Nissan Micraincluye materiales más elegantes, un sofisticado sistema de altavoces Bose en el reposacabezas del conductor, navegación, sistema de climatización, faros LED más brillantes y una cámara de aparcamiento de 360º.

Hay una edición especial del acabado N-Tec que se encuentra entre el Acenta y el N-Sport. Obtiene algunas de las mejoras visuales como llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), pero también añade navegación por satélite y sensores de aparcamiento traseros.

También hay un modelo N-Connecta con llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas), una cámara de visión trasera y sensores de aparcamiento traseros. Tiene I-Key, volante y pomo de la palanca de cambios en cuero, navegación y sistema de climatización.

Modelos más vistos

Nissan Qashqai

Nissan Juke

Modelos similares

Ford Fiesta

Renault Clio

arrow up icon
Volver arriba