logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for mazda make

Mazda 3 Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2014
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Familiar
fuel iconCombustible
Gasolina, Diésel

Escrito por el equipo editorial de heycar

8/ 10
heycar opiniones
Hatchback para familias, entretenido, fiable
Ventajas
  • Comprometido con la conducción

  • Muy fiable

  • Todavía se ve bien por fuera y por dentro

Inconvenientes
  • El espacio para la cabeza en la parte trasera podría mejorar

  • No a todo el mundo le gustan los motores de gasolina que tienen que revolucionarse tanto

  • El seguro es más caro que el de otros rivales

Veredicto general

"El Mazda 3 es un muy buen coche. Es entretenido a la hora de conducir, su mantenimiento es asequible y visualmente es muy elegante, pero también bastante práctico. Con la fiabilidad de su lado, parece ser una inversión segura, por no hablar de lo que nos gusta que sea diferente del resto".

Durante mucho tiempo, el Mazda 3 ha sido una alternativa que destacaba entre los hatchback orientados a la familia. Es un automóvil agradable, con un interior llamativo y un viraje deportivo que hace que la conducción sea entretenida. Puede que no sea la elección más evidente, pero los que se compran uno le dan muy buena puntuación (y puede que repitan cuando cambien de coche).

Esta generación del Mazda 3 salió a la venta en 2014 y, a pesar de que se ha reemplazado en 2019, todavía parece un coche moderno. La vida de los vehículos de Mazda es un poco más corta que en la mayoría de las marcas, por lo que el ritmo en el que aparecen los nuevos diseños puede ser bastante ágil. No tienes tiempo de aburrirte de su forma antes de que se renueve.

En 2014, Mazda progresaba adecuadamente en cuanto a su estrategia de convertirse en una marca de lujo y salirse de la norma. La empresa no quería vender muchísimo, sino vender menos coches, pero a un precio más alto. El Mazda 3 de esta generación justifica la subida de precio con la integridad de la ingeniería.

Es un coche que parece de gama alta. Tiene unas líneas bien definidas que complementan a la perfección la parte delantera deportiva con la parte trasera gruesa. La empresa ha cogido el diseño de este coche y le ha dado un pulido extra al último Mazda 3, pero la versión de 2014 todavía se puede considerar elegante, sobre todo con el magnífico acabado en color Rojo Brillante de Mazda.

Las referencias al mundialmente conocido Mazda MX-5 son evidentes en el interior. El volante podría confundirse directamente con el del descapotable con tracción trasera, al igual que la palanca de cambios o el cuadro de instrumentos (o eso diríamos nosotros).

El asiento del conductor transmite buenas sensaciones, con una agradable sensación de protección y unos controles bien colocados. Hay algunas combinaciones agradables de colores, incluida una opción de cuero en beige guijarro que contrasta muy bien con el cuadro de instrumentos negro y los adornos plateados (aunque muchos tenían interiores completamente negros, lo que lo hace mucho más sombrío).

Parece algo oscuro y claustrofóbico en la parte trasera debido a las ventanas pequeñas, que oscurecen más el ambiente en las versiones con los cristales tintados. Sin embargo, esto es solo la primera impresión, ya que el espacio de la parte trasera no es malo. Sin embargo, el maletero sí es pequeño, un punto débil que lleva arrastrando el Mazda 3 desde hace mucho tiempo. Échale la culpa a la sofisticada suspensión trasera multibrazo, aunque la dejarás pasar una vez estés al volante.

Si eres un conductor entusiasta, te encantará la sensación del Mazda 3. No es el coche más complaciente (si buscas la comodidad más absoluta, irás a por el Volkswagen Golf), pero muestra el espíritu del deportivo Mazda MX-5: el más caro de la familia. Para ser justos y, sin tener en cuenta la calidad de los motores, es agotador tener que conducir los motores de gasolina de una manera vivaz y acelerada para liberar su potencia. Esta es una de las razones por las que muchos compradores prefirieron una versión diésel.

Otra ventaja de comprar un Mazda es la excelente calidad del diseño y la honestidad de la empresa. Son vehículos ensamblados con mucho cuidado y garantizan que funcionarán como un reloj durante muchos años. Esto se refleja en los precios, que empiezan desde los 6 000 € incluso en las versiones más básicas, pero es fácil entender el por qué después de echar un vistazo. Permítenos guiarte por toda la gama.

Si estás buscando la versión anterior, necesitas nuestra reseña del Mazda 3 (2019-).

¿El Mazda 3 es adecuado para ti?

Si te gustaría conducir algo un poco más interesante que el típico hatchback orientado a la familia, el Mazda 3 puede ser un buen candidato. Es un coche con energía que transmite la sensación de que el Mazda MX-5 se ha tenido en cuenta en el diseño, y eso no tiene nada de malo.

También tiene una parte responsable, con motores diésel de bajo consumo que se unen a los motores de gasolina, además de una gama de acabados con un buen equipamiento entre los que elegir. La fiabilidad de Mazda es insuperable, y esos excelentes precios de segunda mano muestran que es seguro invertir dinero en sus coches. Además, le respalda su reputación de compañía de semi-lujo en constante crecimiento.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Mazda 3?

Una parte de nosotros quiere recomendar un Mazda 3 con motor 2.0 de gasolina. Viene de la misma familia de motores que se usan en el Mazda MX-5 y tiene una naturaleza muy entusiasta. Se revolucionará por encima de la línea roja todo el día mientras retumba. El problema es que, si no lo conduces así, parece que el motor no tiene fuerza en comparación con los motores turbo de gasolina que ahora dominan esta categoría.

Así que quizás deberías considerar un motor diésel. Al motor 1.5 le falta un poco de potencia, pero el 2.2 es sorprendente. Es el mismo motor que se usa en el SUV CX-5, por lo que no tiene problemas para acoplarse con el Mazda 3, más ligero. De hecho, es el más rápido de todos los modelos en contrarreloj, así que ya sabes.

Mazda no presenta demasiadas diferencias visuales entre los diferentes acabados, por lo que no es tan importante elegir uno en particular (el tamaño de las llantas de aleación es lo máximo que recibes). Sin embargo, por las razones anteriores, nuestro favorito es el acabado Style.

¿Qué otros coches son similares al Mazda 3?

La categoría de hatchback orientados a familias es amplia e infinita. Hay una gran cantidad de marcas que quieren ofrecer un coche en esta categoría de forma seria. Es un sector definido por el Volkswagen Golf, el Ford Focus y el Opel Astra, pero incluye una mezcla diversa de vehículos, entre los que se encuentran el Peugeot 308, el Toyota Auris, el Nissan Pulsar, el Renault Megane, el Seat Leon, el Kia Ceed y el Hyundai i30.

Con ese enfoque hacia el lujo del Mazda 3, también lo podemos relacionar con los hatchback de gama alta como el BMW Serie 1, el Audi A3 y el Mercedes-Benz Clase A. El Mazda 3 es tan bueno a la hora de conducir como estas alternativas más elegantes, pero cuesta unos cuantos miles menos.

"El interior del Mazda 3 es un lugar interesante donde estar sentado. El habitáculo tiene un aire deportivo, con paneles envolventes en las puertas, un salpicadero esculpido y todas las características interesantes que se enfocan al conductor. Cuenta con un cuadro de instrumentos con un enorme cuentarrevoluciones en medio. ¿Y dónde hemos visto esto antes? Sí, en el Mazda MX-5 descapotable".

La pantalla del sistema de infoentretenimiento está incrustada en la parte superior del salpicadero. Tiene una posición para que el conductor no tenga que apartar mucho la vista de la carretera, pero como está fuera del alcance, se controla a través de un control central de mando (HMI) que hay entre los asientos.

La posición de conducción es excelente: muy cómoda, con una agradable sensación de altura baja y controles perfectamente colocados. Los pedales se extienden hacia adelante y el volante se puede acercar como un coche deportivo. Los asientos son excelentes, sobre todo los de la versión Style, más firmes y reforzados, y nos encantan algunas de las opciones de tapicería de tacto suave del Mazda 3.

Calidad y acabado

Con esta generación del Mazda 3, la empresa estaba comenzando a moverse por el mercado de gama alta. En comparación con las versiones anteriores más baratas, el interior muestra una visión de calidad de gama alta real. La mitad superior del salpicadero es agradable al tacto, y hay detalles muy palpables, como los tiradores de las puertas y los interruptores de las ventanillas eléctricas.

Los diales del sistema de climatización tienen un agradable “clic”, e incluso hay algunas gamas de color muy agradables de alta calidad: molduras de las puertas en rojo ciruela y asientos de cuero negro, por ejemplo, o cuero en marfil con acabados en negro.

El volante también es maravilloso. Es grueso, está hecho de cuero de alta calidad y tiene botones agradables que puedes pulsar con los pulgares. También da en el blanco con la forma, que está suavemente abombado para colocarlo un poco más cerca y de forma más natural para el conductor. Mazda es consciente de que es el punto de contacto principal, así que se ha asegurado de que sea de alta calidad.

El interior mejoró mucho más con la renovación de 2016, gracias a los paneles más elegantes en las puertas, los acabados nuevos en las inserciones del salpicadero y el diseño mejorado del volante. 

Sistema de infoentretenimiento

La conectividad Bluetooth viene de serie en todas las versiones, al igual que un enchufe USB. Sin embargo, la radio DAB no llegó hasta después de la mitad de la vida del coche, a finales de 2016.

Las mejoras llegaron a principios de 2014, con el sistema MZD Connect, que se conecta de forma más precisa con los dispositivos móviles y ofrece una gama amplia de funciones en línea. Lamentablemente ningún Mazda 3 viene con Apple CarPlay o Android Auto de serie.

Espacio y practicidad

Los ocupantes de los asientos delanteros estarán bien atendidos en el Mazda 3. La posición del asiento es natural y tiene una buena forma con un apoyo que no llega a ser demasiado acolchado ni a molestar. Es un lugar agradable, con una consola central ligeramente elevada y un reposabrazos central bien colocado. Sin embargo, los conductores pueden encontrar que las versiones con el freno de mano electrónico (que se incluyó en la renovación de otoño de 2016) son un poco más cómodas, dada la altura a la que se levanta el freno de mano manual. El espacio de almacenamiento también podría mejorar. 

En la parte trasera hay una buena cantidad de espacio para las piernas, ya que en esta generación del Mazda 3 se había ampliado la distancia entre los ejes en comparación con su predecesor. Los asientos traseros también son cómodos: puede que no tengan un apoyo sorprendente para los muslos, ya que están colocados un poco más bajos, pero imitan a los asientos delanteros al brindar apoyo y comodidad. El problema es el espacio para la cabeza, porque el techo es un poco bajo y el efecto de estar atrapado se puede ver reforzado por las ventanas pequeñas y tintadas. Es posible que tus hijos te pidan dejar la luz encendida durante la conducción nocturna.

Mazda prioriza la suspensión al espacio del maletero. Por lo que parece, lo primordial es la forma de conducción, y el resto se amolda. Es por eso que el espacio del maletero está bastante en la media, con 350 litros. El suelo del maletero está un poco alto, aunque es un espacio plano. Los guardabarros también son bastante intrusivos, así que la parte más ancha será la que está más al borde del coche.

Los asientos se abaten hasta quedar planos, y nos referimos a “completamente planos”, lo que amplía a 1 360 litros el espacio. La abertura del maletero también es amplia, pero el borde trasero se puede considerar alto, por lo que puede que tengas que levantar un poco más los objetos para meterlos dentro.

La parte trasera tiene sujeciones ISOFIX para asientos infantiles en los dos asientos traseros exteriores y, aunque hay un interruptor para desactivar el airbag del copiloto, no encontrarás ninguna sujeción ISOFIX ahí.

"El manejo es el punto fuerte del Mazda 3, como era de esperar de la compañía que nos brindó el Mazda MX-5. Es un placer conducirlo, con una naturaleza aterciopelada, fluida y atractiva que parece muy bien engrasada y natural. Es un coche en el que uno puede subirse, comenzar a conducir a través de carreteras con curvas y disfrutar de la gran respuesta de la dirección y del fuerte agarre de las ruedas delanteras y traseras".

No dudarás de su respuesta o de su comportamiento en función de la superficie de la carretera, y siempre te deja con una sonrisa en la cara gracias a su potencia y flexibilidad. Sin duda, es uno de los hatchback para familias más agradables y con mejor manejo que se pueden comprar.

El trayecto también es correcto. No es tan suave como el que sientes con los mejores de la categoría, pero tiene cierta firmeza y se desenvuelve con soltura en superficies mixtas, de nuevo, gracias a su suspensión sofisticada. También se mantiene tranquilo y en línea recta a gran velocidad. El único defecto que destacaríamos es que la conducción por ciudad en los coches con las ruedas más grandes de 46 cm (18 pulgadas) es menos agradable que en las versiones con las ruedas de 41 cm (16 pulgadas). Mientras que las pequeñas son capaces de absorber los baches, las grandes parece que chocan contra ellos.

A partir de la renovación de otoño de 2016, el manejo de los coches mejoró aún más con una nueva tecnología llamada G-Vectoring. Se trata de una forma de vectorización del par que reduce increíblemente el par del motor al girar en una esquina, lo que ayuda a tranquilizar al coche para que sea más sosegado y directo. No lo notas cuando está en funcionamiento, pero sí se notan los resultados, porque el Mazda proporciona una sensación muchísimo más gratificante durante la conducción.

Motores y cajas de cambios

El Mazda 3 tiene una buena gama de motores. Solo el motor básico 1.5 de gasolina está un poco perdido en este enfoque más deportivo del coche, aunque está bien para los menos exigentes (y ofrece un consumo de combustible decente).

El 2.0 Skyactiv-G se puede seleccionar con potencias de 120 CV y 165 CV. El motor de 120 CV es un motor redondo, con una cantidad razonable de potencia de aceleración, aunque no es excepcional, sobre todo si estás preparado para mantener las marchas un poco más (o para cambiar un poco antes) de lo normal que en una alternativa turboalimentada. Su conducción mejora con respecto al 1.5. 

Nuestro favorito, sin embargo, es el carismático motor 2.0 de 165 CV, que es exactamente el mismo que encabeza la gama del Mazda MX-5. Tiene un excelente rugido de doble cámara, es muy suave incluso con las revoluciones elevadas y parece mucho más rápido de lo que sugiere su aceleración de 0-100 km/h de 8.2 segundos. Hay que meterle más caña que a un motor turbo, pero merece la pena.

La gama de motores de diésel comprende un 1.5 Skyactiv-D de bajo consumo con 105 CV o un motor más grande 2.2 con 150 CV. Este es un motor grande para un coche relativamente pequeño y tiene potencia de tracción de sobra, lo que le da al Mazda 3 mucha fuerza, y es el motor que hay que escoger si no quieres estar subiendo y bajando de marcha todo el rato. En realidad, es un poco más rápido que uno de gasolina en una competición de 0 a 100 km/h.

El Mazda 3 puede llevar una caja de cambios automática, y es agradable, aunque la caja manual es fantástica. Así que, a menos que realmente necesites una caja automática, escoge la palanca de cambios elegante y compacta. Es una caja de cambios con el mismo espíritu enérgico que encuentras en el Mazda MX-5 y, gracias a su embrague con un buen peso, es todo un placer cambiar de marcha.

Refinamiento y niveles de ruido

Vuelve a salir a la luz la sensación de gama alta del Mazda por su atención a la absorción de ruido. El Mazda 3 tiene una conducción silenciosa y bien aislada que no castañea sobre los baches y mantiene a raya el ruido de los neumáticos. También hay que tener en cuenta que los coches con ruedas de 41 cm (16 pulgadas) hacen mejor este trabajo que las versiones deportivas con llantas de 46 cm (18 pulgadas). El ruido del viento tampoco es excesivo.

Entre los motores, hay de todo, y lo decimos en el buen sentido. Los motores diésel no son demasiado bruscos, aceleran suavemente y son muy silenciosos a grandes velocidades, mientras que los motores de gasolina son más vocales y, para algunos, ese es su encanto, que emite un rugido muy animado a altas revoluciones. Si te apetece, puede ser muy entretenido, sobre todo por lo suave que es cuando se revoluciona. 

El único problema es que puede que no estés de humor todo el tiempo y no se puede conseguir toda la potencia del motor sin revolucionarlo. Incluso a la velocidad de la autopista, oyes un zumbido de fondo de los motores de gasolina. Puede que no sea un problema si eres un conductor entusiasta, pero no es el aislamiento que consigues en un Volkswagen Golf.  

Equipamiento de seguridad

El Euro NCAP calificó al Mazda 3 con una puntuación total de cinco estrellas en las pruebas de choque en 2013. La protección de los ocupantes adultos fue bastante buena, con un 93 %, y en la protección de los niños consiguió un 86 %. La protección de los peatones no fue tan buena (65 %), pero el coche obtuvo un respetable 81 % por sus características de asistencia de seguridad.

Además de venir con airbags frontales y laterales de serie, los airbags de cortina se extienden de adelante hacia atrás, al igual que un sistema completo de recordatorios (con luces y sonidos) del cinturón de seguridad (aunque sin tensores o limitadores de fuerza). El control de estabilidad viene de serie en todos los Mazda 3 y todos tienen un limitador de velocidad. Otra asistencia de seguridad útil es la asistencia en la frenada en ciudad, que advierte al conductor si detecta una colisión inminente y, si no responde, acciona los frenos automáticamente. Podrá evitar un accidente por completo o mitigará el impacto si vas a velocidad de ciudad.

Todos los coches tienen asistencia de arranque en pendiente, que evita que el coche retroceda durante un arranque en pendiente.

Parte de lo que pensó Mazda al diseñar sus motores Skyactiv-G y Skyactiv-D fue lograr un excelente consumo de combustible. Los motores diésel tienen una compresión particularmente baja y los motores de gasolina son de alta compresión, lo que los hace muy eficientes sin tener que recurrir a turbocompresores o a tecnología híbrida más cara.

Se puede ver en las cifras de consumo teóricas. Según las pruebas de consumo NEDC (que son bastante indulgentes), tanto el motor 1.5 de gasolina como el 2.0 tienen un consumo promedio de 5,1 l/100 km, e incluso el motor de gasolina con 165 CV con el acabado Style consiguió un consumo medio de 5,8 l/100 km.

Los motores diésel mejoraban estas cifras: el motor 1.5 consume hasta 3,8 l/100 km y el 2.2 proporciona un consumo medio de 3,9 l/100 km. Un motor de gasolina con una caja de cambios automática consume alrededor de 6,4 l/100 km, mientras que un motor diésel con una caja automática ronda los 4,6 l/100 km. 

Los precios de esta generación de Mazda 3 comienzan aproximadamente en 6 000 €. Por este precio puedes conseguir una versión de 2015 con un kilometraje algo mayor que la media y con el acabado Style.

Se amplía el abanico de opciones si aumentas el presupuesto a 11.300 €, donde se pueden escoger hasta coches de 2015 de segunda mano aprobados por el fabricante, y también se introduce a la lista de opciones el motor 2.2 de diésel. Ah, y nuestro querido acabado Luxury con el motor 2.0. 

Si tienes un presupuesto de 10.500 €, podrás elegir entre las versiones renovadas de 2017. Hay muchos modelos Style y algunos con menos de 24.000 km en el cuentakilómetros. Además hay una buena selección de motores 2.2 de diésel para escoger. Es curioso que tanto los motores 1.5 de gasolina como los de diésel sean bastante inusuales. Está claro que a la mayoría de los compradores de los nuevos Mazda 3 les gustaba más el rendimiento adicional de los motores 2.0 y 2.2. 

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Los acabados principales del Mazda 3 son el Pulse, Style y Luxury. Todos cuentan con llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas), aire acondicionado y conectividad por USB. 

El acabado Style añade un volante de cuero, espejos retrovisores exteriores plegables eléctricamente y calefactables, la pantalla TFT de 17,8 cm (7 pulgadas) y el sistema de climatización bizona. También se puede añadir a la pantalla la navegación por satélite como opcional. Estos coches también cuentan con cuero suave opcional en negro o en marfil. 

Modelos más vistos

Mazda CX-30

arrow up icon
Volver arriba