logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for hyundai make

Hyundai Ioniq Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2016
calender iconAño de renovación
2019
car comparison iconCarrocería
Familiar
fuel iconCombustible
Híbrido, EV, PHEV

Escrito por el equipo editorial de heycar

7/ 10
heycar opiniones
Hyundai híbrido y completamente eléctrico
Ventajas
  • Buena relación calidad-precio, bajos costes de mantenimiento y buena garantía 

  • Gama útil de versiones solo eléctricas en la versión enchufable 

  • El acabado Klass está bien equipado 

Inconvenientes
  • La gama del Hyundai Ioniq Electric no es tan buena como la de sus rivales 

  • Le falta calidad en algunas zonas del interior  

  • Ambos híbridos recurren rápidamente a los motores de gasolina  

Veredicto general

"Si quieres adentrarte en el futuro eléctrico de los coches pero no estás seguro de cuál elegir, el Hyundai Ioniq ofrece las opciones de híbrido normal, híbrido enchufable o vehículo eléctrico. Los únicos coches que ofrecen esta posibilidad son este y el Kia Niro, con el que está estrechamente relacionado, por lo que se puede elegir el tren motriz que mejor se adapte a ti. Todas las versiones tienen el mismo diseño. La forma del Hyundai Ioniq se amolda a sus objetivos de consumo: la mejor forma para apartar el aire sin esfuerzo es con la elegante luna trasera que se estrecha para formar una cola vertical, o por lo menos para que el Ioniq no vea muy afectada su utilidad como coche para familias. "

El híbrido autorrecargable es, como su nombre indica, una versión asistida por electricidad para aumentar el rendimiento del motor 1.6 de gasolina, por lo que solo necesita repostar gasolina. La pequeña batería que alimenta el motor eléctrico recupera energía cuando el Hyundai Ioniq está bajando una pendiente y toma algo de energía del motor al frenar. Puede funcionar solo con energía eléctrica, pero no recorrerá muchos kilómetros con ella, pues el sistema de propulsión hace todo lo posible para encontrar la solución más austera en función de la forma de conducción.  

Si quieres una conducción un poco más eléctrica, puedes elegir la versión enchufable, que aumenta el tamaño de la batería para conseguir una autonomía de la batería de hasta 52 km, lo que debería ser suficiente para la mayoría de los desplazamientos diarios. Se puede decir que es la solución perfecta para aquellos que quieran disminuir su impacto ambiental, pero sin tirarse a la piscina de un vehículo eléctrico con batería ni acarrear los problemas que todavía traen consigo. A diferencia de la versión autorrecargable, esta necesita un enchufe. La batería de 8,9 kWh tarda alrededor de dos horas y cuarto en cargarse desde un punto de carga normal de 7 kW.  

Sobre esa versión enchufable, se encuentra el Hyundai Ioniq totalmente eléctrico que, a diferencia de los otros dos Ioniq, no tiene ningún motor de gasolina en su tren motriz. En su lugar, hay un motor eléctrico y un paquete de baterías aún más grande, que ofrece una autonomía de media de hasta 309 km.  

Esta estrategia en tres niveles es, sin duda, un movimiento inteligente de Hyundai. Ofrece a los clientes una elección real dentro de una única gama de versiones y les permite comprender mejor las diferentes posibilidades, las ventajas y, con total sinceridad, los posibles inconvenientes de cada tren motriz diferente. El interior está menos recargado que el de sus rivales más estrechos como el Toyota Prius y el Nissan Leaf. De hecho, es bastante convencional tanto por dentro como por fuera, lo cual puede que no sea algo malo cuando se trata de atraer a las personas hacia las nuevas tecnologías.  

Todas las versiones son hatchback de cinco plazas, y con un tamaño parecido al de un coche para familias, como el Volkswagen Golf, pero con un precio alto y un buen equipamiento al estilo Hyundai. 

¿El Hyundai Ioniq es adecuado para ti?

El Hyundai Ioniq es un coche eléctrico para todos los gustos, porque la gama de versiones te permite elegir tu nivel de compromiso. La versión autorrecargable es perfecta como alternativa a un hatchback de diésel, mientras que el Hyundai Ioniq enchufable es una excelente elección para aquellos que quieren ir y venir del colegio o del trabajo sin emitir CO2, con la tranquilidad de la gran autonomía del motor de gasolina en caso de que se agote la batería y no haya tiempo para ponerlo a cargar. Para aquellos que quieran un coche totalmente eléctrico y asequible, el Hyundai Ioniq también tiene una solución. La estrategia de Hyundai te permite elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.  

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Hyundai Ioniq?

Como se ha ido avanzando en la tecnología híbrida, ya no estamos tan seguros de que las ventajas de los híbridos autorrecargables sean las mismas que antes, por lo que nosotros no los recomendaríamos. De los otros dos, creemos que la versión enchufable es el mejor avance hacia el vehículo eléctrico, con un útil alcance eléctrico diario, una carga rápida en casa y el apoyo de un motor de gasolina para viajes más largos. En cuanto a los niveles de acabado, la versión enchufable se ofrece con tres acabados: Klass, Tecno y Style. El Klass viene con un amplio equipamiento de serie, así que este sería el que elegiríamos, aunque si quieres algunos de los sistemas de asistencia al conductor más avanzados, entonces sería mejor elegir el acabado Style.  

¿Qué otros coches son similares al Hyundai Ioniq?

El rival más obvio de las versiones autorrecargables y enchufables es el Toyota Prius, un híbrido vanguardista. Este coche no se ofrece como vehículo eléctrico con batería, ni Toyota ofrece ninguno, así que tendrás que ir a la casa Nissan para un Leaf, o a la Volkswagen para su e-Golf. Su rival más cercano, el Kia Niro, es el otro que ofrece los tres diferentes trenes motrices dentro de una misma carrocería, aunque no es algo sorprendente, porque Hyundai posee una parte de Kia, por lo que comparten tecnología. El Niro tiene un diseño más parecido al de un SUV que al de un hatchback más convencional como el Hyundai Ioniq.  

En resumen

Hyundai ha hecho un excelente trabajo encontrando compradores en el mercado principal: ofrece coches de buena calidad y a buen precio en categorías atractivas para la gente. Con su estrategia de tres niveles de coches eléctricos, ofrece a los compradores una elección sin fallos con el Hyundai Ioniq y les permite elegir la mejor solución para sus necesidades. Esa variedad es mayor que en casi cualquier otra marca, lo cual es admirable. Hyundai ofrece una buena relación calidad-precio junto a un equipamiento de serie que hace que sus coches sean aún más atractivos para un futuro eléctrico.  

"Hyundai puede ser un poco radical al ofrecer un trío de trenes motrices diferentes en el Hyundai Ioniq, pero ha sido muy prudente con respecto al estilo del interior. Es cierto que las primeras versiones que salieron tenían un diseño interior muy normal, pero Hyundai ha añadido un poco de estilo en las versiones renovadas de 2019, aunque no demasiado. Los cambios se han centrado principalmente en la gran pantalla táctil del salpicadero, aunque este ya tiene una forma estrecha atractiva que llama algo más la atención, sin ser tan extraño como su rival principal, el Toyota Prius. El habitáculo tiene un diseño lo suficientemente agradable, donde todo funciona con claridad y facilidad."  

Es muy sencillo ponerse cómodo al volante, ya que hay muchos ajustes en el asiento del conductor y en el volante. Este ajuste es manual en las versiones Klass y Tecno, pero el acabado Style gana ajuste eléctrico con una función de memoria. Todos vienen con apoyo lumbar eléctrico para el conductor, y el acabado Style viene con asientos calefactables. El climatizador bizona viene de serie en toda la gama, con conductos de ventilación traseros en todos menos en el Klass. Las versiones Style cuentan con asientos delanteros con ventilación y asientos traseros exteriores calefactables, mientras que en todos los acabados vienen con el botón arranque sin llave, excepto en el acabado Klass. Todos vienen con sensores de aparcamiento traseros y una cámara de visión trasera. Esta función es muy útil dada lo limitada que es la visibilidad a través de la pequeña luna trasera.  

Calidad y acabado

En su momento, se priorizó el generoso equipamiento de serie de Hyundai y su atractivo precio por encima de la calidad de los materiales del interior en comparación con otros de su clase. Pero eso ha cambiado y el interior del Hyundai Ioniq de ahora es casi tan bueno como el de la mayoría de sus rivales principales. Como resultado, la mayoría de los materiales tienen un tacto suave.  

Todavía se nota que antes dominaba un tipo de plástico duro y áspero, pero se han colocado en la parte baja del habitáculo y en zonas que raramente, o nunca, tocas. Esto se nota más en los coches renovados de 2019 con un estilo interior más elegante, por lo que el habitáculo no solo obtiene una mejora visual en sus renovaciones, sino que también aumenta la calidad. Los controles de la calefacción son una excepción. Hyundai ha reemplazado los simples botones físicos del Hyundai Ioniq anterior por unos botones táctiles, que no funcionan con la misma facilidad.  

Sistema de infoentretenimiento

Evita el acabado Klass si buscas el mejor sistema de infoentretenimiento, ya que el que viene con el coche básico necesita más equipamiento para igualar su precio básico. Solo se ofrece con el híbrido normal, que además cuenta con un cuadro de instrumentos convencional en lugar de la pantalla TFT de 17,8 cm (7 pulgadas) que encontramos en las otras versiones. Por otro lado, tiene una pantalla táctil más pequeña de 20,3 cm (8 pulgadas) en lugar de una de 26 cm (10,25 pulgadas), aunque tiene conectividad con Android Auto, Apple CarPlay y Bluetooth, entradas USB y radio DAB de serie.  

Además, los Hyundai Ioniq añaden navegador por satélite, Bluelink (los servicios en línea de Hyundai), el sistema Infinity Sound, un cargador inalámbrico para el dispositivo móvil, esa pantalla táctil central más grande de 26 cm (10,25 pulgadas) y una pantalla de 17,8 cm (7 pulgadas) en lugar de un cuadro de instrumentos normal. El sistema de pantalla táctil de Hyundai es bastante fácil de usar. Tiene submenús claros y una navegación sencilla con funciones clave de mapas, navegación, radio, multimedia y configuración, todas con botones de atajo debajo de la pantalla principal, además de un dial físico para el volumen. Se incluyen botones de serie en el volante en todas las versiones para el sistema de audio, el control de velocidad de crucero y para el dispositivo móvil.  

Espacio y practicidad

Hay mucho espacio en la parte delantera para el conductor y el copiloto, con un amplio ajuste de los asientos, un par de portavasos y un compartimento de almacenamiento muy útil. La cosa cambia en los asientos traseros, que no son tan generosos debido al perfil inclinado del techo. Hay suficiente espacio para las piernas, pero el espacio para la cabeza es muy escaso, sobre todo si eres más alto que la media. El techo inclinado tampoco ayuda a subir a los niños a los asientos infantiles, que se pueden colocar en los asientos laterales de la parte trasera con el sistema ISOFIX. Hay un tercer cinturón de seguridad central trasero, pero ese asiento es estrecho y alto, por lo que solo se debería usar de forma puntual y en tramos cortos, aunque pasa lo mismo en todos los rivales del Hyundai Ioniq y en casi todos los coches, excepto los monovolúmenes o SUV más espaciosos.  

Se puede acceder al maletero a través de un gran portón trasero. El propio maletero ofrece diferentes capacidades dependiendo del tren motriz que elijas. El más grande es el híbrido estándar, de 443 litros con los asientos levantados, o de 1 505 litros cuando se abaten. El híbrido enchufable reduce ese número a 341 y 1 401 litros, mientras que el Hyundai Ioniq eléctrico con batería tiene una ligera mejora de capacidad, con 357 y 1 417 litros. En las versiones de batería, el suelo del maletero es plano y los asientos tienen una partición 60/40 al abatirse. El híbrido tiene un escalón debido a que el suelo del maletero es más bajo. 

"No es una sorpresa que el Hyundai Ioniq no sea el último grito en emoción en la carretera con sus tres modelos enfocados a personas que buscan un motor económico. Sin embargo, es bastante competente, por lo que encontrará una dirección ligera y fácil acoplada a un manejo seguro con un buen balanceo de la carrocería en las curvas. Esta forma de conducción subraya que la suspensión tiene una configuración centrada en la comodidad de la conducción en lugar de la velocidad en las curvas."

Eso es lo que se espera y, de hecho, el Hyundai Ioniq es un coche fácil y relativamente cómodo para pasar las horas. Todo parece bastante normal, por lo menos en las versiones híbridas, lo cual es bienvenido. Hay un poco más de movimiento en las curvas con la versión eléctrica. Esto se debe en gran parte a su mayor masa, aunque Hyundai ha hecho un trabajo magnífico para que el freno parezca natural bajo los pies. Puedes cambiar el nivel de regeneración del tren motriz, dando el efecto de frenado de un motor cuando levantas el pie del acelerador, lo que te permite usar menos los frenos y conducir casi con un solo pedal. La suspensión se lleva por delante la mayoría de las superficies irregulares de la ciudad, pero los peores baches acaban transmitiendo el golpe al interior.  

Motores y cajas de cambios

No hay caja de cambios en la versión eléctrica, pero sí en las opciones híbridas y en las híbridas enchufables debido al motor 1.6 de gasolina. En ambos casos, la caja de cambios es una automática convencional de seis velocidades y doble embrague, a diferencia de la transmisión CVT que prefiere Toyota para sus híbridos, por lo que habrá una proporción adecuada de altas revoluciones si vas con prisa. Puedes conducir solo con electricidad, pero si dejas que el híbrido vaya a su aire, hará unos buenos malabares con el motor eléctrico y el gasolina para mejorar el ahorro y el rendimiento. Se dice que los híbridos tienen una potencia combinada de 141 CV y de 147 Nm de par, y que el híbrido enchufable tiene un motor eléctrico de 43,5 CV que lo ayuda. El motor de la versión enchufable funcionará por sí solo durante mucho más tiempo, y el motor eléctrico de la versión híbrida normal será más un motor de asistencia que uno de función primaria.  

El motor eléctrico del Hyundai Ioniq eléctrico es de 136 CV. Parece rápido al acelerar, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 9,9 segundos en el modo Sport, o de 10,2 segundos en el modo Normal. Las versiones Híbrido e Híbrido Enchufable tardan 10,8 y 10,6 segundos respectivamente.  

Niveles de aislamiento y ruido

El buen refinamiento es una característica que viene junto a la propulsión híbrida y al vehículo eléctrico, gracias a que los neumáticos de baja resistencia a la rodadura son silenciosos en la carretera y la carrocería aerodinámica desliza el aire de la manera más eficiente posible. Todas estas características se cumplen en el Hyundai Ioniq. El eléctrico es silencioso en movimiento, con solo un leve ruidito eléctrico del motor y aumenta un poco el ruido de la carretera y del viento a medida que se aumenta la velocidad. Aun así, la mayor parte del tiempo circula en silencio, sobre todo a la velocidad de la ciudad.  

Eso también se aprecia en el híbrido enchufable, que puede funcionar con una útil autonomía de la energía de la batería, y el híbrido estándar autorrecargable depende más a menudo de su motor de gasolina. La transición entre los dos motores es suave, aunque se le pide mucho al tren motriz y el motor se revuelve un poco a altas revoluciones. Es difícil criticarlo porque, en realidad, no muchos compradores del Hyundai Ioniq son propensos a pisar el acelerador, seguramente porque buscan sacar cada pizca disponible del vehículo eléctrico conduciendo con el pie ligero.  

Equipamiento de seguridad

En toda la gama vienen de serie los sistemas de control de tracción y estabilidad, el sistema antibloqueo de frenos (ABS), el sistema de frenado de emergencia autónomo, un sistema de alerta de atención al conductor, eCall (un sistema de llamada automática a los servicios de emergencia), la asistencia de mantenimiento de carril con alerta de cambio involuntario de carril, dos sujeciones ISOFIX para asientos infantiles en los asientos traseros exteriores y el sistema de control de la presión de los neumáticos. En las versiones Style, también se incluye la detección de puntos ciegos, asistencia al seguimiento de carril y el detector de tráfico trasero. Todos vienen con airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor. El Hyundai Ioniq obtuvo una puntuación de cinco estrellas cuando se probó en 2016 con las pruebas de choque independientes del EuroNCAP.  

Rango máximo de los coches eléctricos

El Hyundai Ioniq eléctrico tiene una autonomía oficial de 309 km, que, por supuesto, depende de las condiciones, pero debería ser capaz de alcanzar con facilidad los 240 km en un uso normal. El híbrido enchufable llega a los 51,2 km con carga completa, pero, una vez más, es probable que esté más cerca de los 40 km con una conducción cuidada y en el mejor de los casos. Cabe destacar que ambos son mejores que las versiones anteriores a la renovación, ya que ambos obtuvieron baterías de mayor densidad de potencia.  

"Cargar la versión eléctrica al 80 % puede llevarte tan solo 57 minutos con un cargador público de alta capacidad de 50 kW. Si lo enchufas en una toma de casa normal, podría estar 19 horas cargando, pero es poco probable que lo hagas. Con una Wallbox en casa, la versión eléctrica se cargará en poco más de 6 horas."

El mismo cargador de 7 kW cargará al máximo la batería del híbrido enchufable en 2 horas y 15 minutos, o unas 5 o 6 horas si usas una toma de casa normal. El consumo de l/100 km oficial del WLTP para la versión híbrida enchufable es de 1,1 l/100 km, pero será más probable encontrar un consumo real de 3,5 a 4 l/100 km. Puede ser que en trayectos más largos, se haya ponderado esa cifra de forma poco realista. El híbrido normal consume, según las pruebas, unos 4,6 l/100 km, una cifra que debería ser posible.  

"Si estás preparado para conducir kilómetros como si fueras un pequeño taxi, puedes comprar un Hyundai Ioniq de segunda mano por menos de 11.000 €, aunque no hay muchos a este precio."

Sería mejor pensar en esos 11.000 € como un punto de partida. Con este cambio, puedes encontrar muchas versiones híbridas con unos 100.000-130.000 km. Hay muy buenas ofertas a elegir si tienes un presupuesto de unos 14.000 €, pero incluso con ese precio, la mayoría son versiones híbridas normales. Las versiones híbridas enchufables parece que están restringidas solo a partir de unos 17.000 €. Lo mismo pasa con la versión eléctrica, cuyos precios empiezan en los 19.300 € de segunda mano. Hyundai ofrece una garantía de cinco años que se puede transferir, por lo que solo los Hyundai Ioniq más antiguos se quedarán sin esa cobertura.  

Niveles de acabado y equipamiento de serie  

El híbrido con acabado Klass tiene llantas de aleación de 38 cm (15 pulgadas), panel multimedia con pantalla táctil de 20,3 cm (8 pulgadas), conectividad con Android Auto y Apple CarPlay, faros automáticos, sistema de frenado automático de emergencia (AEB), sistema de climatización, control de velocidad de crucero, alerta de atención al conductor, sensores de aparcamiento traseros y cámara de visión trasera. El Klass LE añade llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas) y freno de aparcamiento electrónico. 

El híbrido con acabado Tecno (el que va después del Klass) tiene llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), conexión Bluelink, faros LED, arranque sin llave con botón, sistema de climatización, navegador por satélite con pantalla táctil de 26 cm (10,25 pulgadas), sistema Infinity Sound y cargador inalámbrico para el dispositivo móvil.  

El híbrido con acabado Style (el que va después del Tecno) tiene sistema de detección de puntos ciegos, control de velocidad de crucero adaptativo con Stop & Go, ajuste eléctrico del asiento del conductor con memoria, tapicería de cuero, asientos delanteros calefactables con ventilación, asistencia de seguimiento de carril, detector de tráfico trasero y asientos traseros exteriores calefactables.  

arrow up icon
Volver arriba