Icon for bmw make

BMW Serie 3 Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2012
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Compacto
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por el equipo editorial de heycar

9/ 10
heycar opiniones
Referente de berlinas de lujo
Ventajas
  • Dinámica de conducción de primera clase

  • Practicidad muy mejorada

  • Sistema de infoentretenimiento avanzado y opciones tecnológicas

Inconvenientes
  • Estilo un poco desinteresado

  • La calidad no es la misma que fue una vez

  • ¿Por qué los asientos traseros abatibles son un extra?

Veredicto

"La sexta generación de BMW Serie 3 salió al mercado en 2012 como la última actualización de una línea de modelos de larga trayectoria. En ese entonces, las ventas del BMW Serie 3 superaban las del típico coche para familias, el Ford Mondeo, que dejaba a relucir lo lejos que había llegado BMW. Por lo tanto, la compañía no podía permitirse ningún error con este coche. Su enfoque para el coche llamado F30 no fue una revolución, sino una evolución que arregló los problemas y perfeccionó sus puntos fuertes".

Una de las mejoras principales parece una de las más cotidianas: tener más espacio en los asientos traseros. Sin embargo, el BMW Serie 3 ha recibido varias críticas durante años por la escasez en el espacio para las piernas en la parte de atrás. Esto cada vez iba teniendo más importancia para un coche que intentaba vender mucho. BMW ha rectificado y ha acallado las críticas más clamorosas de una vez por todas.

El habitáculo reflejaba la tecnología cada vez más avanzada que BMW incorporaba en sus coches. Se ha sustituido el sistema de infoentretenimiento con saliente de la versión anterior que estaba totalmente integrado en el salpicadero por una pantalla independiente más ancha. BMW sabía que tenía que aprovechar la ventaja en el sistema de infoentretenimiento como siguiente paso y el BMW Serie 3 lo consigue.

Había una gama más amplia de motores modernos de gasolina y de diésel que ahora están turboalimentados de serie. La búsqueda de eficiencia en combustible promovió un enfoque diferente de esta versión, mientras que el BMW Serie 3 anterior llevaba motores grandes con seis cilindros. Más adelante, se podía escoger incluso un motor pequeño turboalimentado 1.6 de gasolina.

BMW también ha perfeccionado su estrategia de acabados en esta generación del BMW Serie 3. Las versiones más comunes ofrecían la mejor relación calidad-precio (y tenían menos emisiones de CO2) a los conductores, pero las versiones Sport y, en particular, la M Sport ahora son las más atractivas. El M Sport es una imitación del BMW M, pero con motores mucho más eficientes, entre los que se destacan los diésel por sus impuestos más bajos. ¿Acabado Sport? Un acabado M Sport más asequible con un enfoque más convencional.

El BMW Serie 3 se conduce muy bien y parece lo correcto ir a por las versiones con un aspecto más centrado. En este sentido, la compañía ya no es lo que era. Modelos como el Jaguar XE posiblemente son mejores para los conductores más deportivos, pero el BMW BMW Serie 3 sigue siendo entretenido. Su chasis de tracción trasera está bien equilibrado, gira con cuidado en las curvas y es capaz de soportar una gran variedad de carreteras diferentes sin perder la estabilidad. También había una versión con tracción en las cuatro ruedas llamada xDrive que ofrecía una mayor tracción en carreteras resbaladizas (y solucionaba otra queja recurrente del BMW Serie 3: la inestabilidad sobre nieve).

La conducción es más cómoda que en el BMW Serie 3 anterior. La versión de 2006 había introducido neumáticos antipinchazos y, con ellos, una calidad de conducción rígida y arenosa. Seis años después, BMW había encontrado una solución para esta tecnología. Esta versión sigue siendo más tirante que un Mercedes-Benz Clase C, por ejemplo, pero es mucho más complaciente y, con las ruedas más pequeñas, tiene una buena absorción.

BMW ha vendido muchos BMW Serie 3 de esta generación durante los últimos años. No fue una revolución a nivel visual y las versiones anteriores son más atractivas y de aspecto más natural, al igual que sus rivales principales, en particular el elegante Mercedes-Benz Clase C. En general, era un coche tan completo que todavía es difícil de superar, incluso ahora. No es de extrañar que haya sido la elección de tantos hogares, una gran noticia para los que quieran disfrutar de todos sus beneficios.

¿El BMW Serie 3 es adecuado para ti?

A juzgar por su popularidad constante, es muy probable que el BMW Serie 3 sea el adecuado para ti, y no solo por su innegable atractivo. Este coche todavía tiene potencia, incluso para ser un coche enfocado para una familia.

El hecho de que esta generación de BMW Serie 3 haya resuelto tantas quejas que los propietarios tenían desde hace mucho tiempo, también explica su popularidad. Antes se podían poner excusas para no comprar un BMW Serie 3: la conducción era demasiado firme, no había suficiente espacio para las piernas en la parte trasera, el maletero no era muy práctico... Pero todo eso se ha arreglado en esta versión del F30.

La cantidad de opciones dentro de la gama también ha crecido, desde los motores responsables con el medio ambiente y de bajo consumo hasta máquinas de rendimiento completo que eran casi buenas alternativas del M3. Por eso hay tanta demanda del BMW Serie 3 hoy en día, ya que es un coche increíblemente bien diseñado y completo.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del BMW Serie 3?

En el mundo de los coches de empresa, los conductores se decantaban por los diésel y, como consecuencia, lo vemos reflejado en las existencias del BMW Serie 3 de segunda mano de hoy en día. El 320d es la base de la gama y es un brillante motor para todos los terrenos. Tiene más potencia que la mayoría de sus rivales, pero también es más eficiente con el consumo de combustible y tiene menos impuestos.

BMW también ofrecía un 318d menos potente, pero es más inusual. Por otro lado, el 316d es más asequible, pero no llama la atención porque carece del empuje del 320d. Si miramos más allá, el 330d también es algo inusual, pero es un motor encantador con el que se puede convivir. También teníamos el 335d con una rapidez indecente, pero encontrarlo sería más raro que ver a un yeti en la playa. Pasa lo mismo con su hermano de gasolina, el 335i.

Las versiones de gasolina son menos frecuentes, pero funcionan bien. Desde el principio, el 320i era un motor turbo 2.0 de gasolina que tenía cuatro cilindros y ofrecía una buena mezcla de rendimiento y consumo. Elegiríamos cualquiera de ellos con el acabado Sport para obtener la mejor relación calidad-precio, pero, en realidad, deseamos en secreto el acabado más atractivo: el M Sport.

¿Qué otros coches son similares al BMW Serie 3?

La competencia directa del BMW son el Audi A4 y el Mercedes-Benz Clase C. Ambos ofrecen una amplia gama muy parecida de motores y acabados, y parece que las tres marcas alemanas han simplificado sus coches en exceso, por lo que ninguno de ellos tiene una ventaja clara.

Como regla general, el Audi es el enrollado y técnico, el Mercedes-Benz es el lujoso y atractivo y el BMW es el sueño de todo conductor.

Otras alternativas pueden ser el Jaguar XE, el Volvo S60 o el más progresista Infiniti Q50. Sin embargo, si quieres un coche japonés, te recomendamos el Lexus IS en vez del aburrido y torpe Infiniti.

¿Listo para obtener tu Serie 3 de primera calidad?

  • Todos los coches vienen con garantía

  • Solo distribuidores seleccionados

  • Toda la calidad comprobada

"El BMW Serie 3 tiene una disposición interior interesante: es menos primitivo y está más organizado que las versiones anteriores. Parece que BMW quería inyectar un poco más de emoción en el habitáculo y por eso ha sacado el maletero hacia afuera".

Por suerte, el interior se centra en el conductor. Hubo un momento en el que BMW se alejó de esta disposición enfocada al conductor, lo que frustró a los clientes más leales. Esta versión se vuelve a centrar en el conductor y por eso parece mucho mejor. Los acabados más deportivos tienen una franja de color bastante curiosa que recorre el salpicadero y anima el interior. Los más populares fueron el rojo o el azul, a juego con el color del llavero. Los compradores también podían elegir entre un montón de detalles diferentes si el coche era nuevo, como en aluminio o negro piano.

Calidad y acabado

La calidad y la robustez del diseño vienen de serie en un BMW Serie 3. Todas las versiones parecen sólidas desde el momento en que cierras la puerta con un golpe seco. Los asientos son firmes, el cuero del volante parece de primera y, por lo general, los plásticos son de gama alta y sin mucho brillo.

Decimos “por lo general” porque al mirar por debajo del salpicadero, puedes encontrar plásticos un poco más duros y ásperos de lo que podrías esperar en un BMW. Así es el mundo, parece: ya no existe esa ingeniería pura que da orgullo.

Es muy placentero manejar un BMW Serie 3, desde el suave clic de los interruptores de las ventanillas eléctricas, hasta la acción robusta del indicador de luz. Nada parece demasiado ligero y los diales giratorios del sistema iDrive son bastante satisfactorios. Las pantallas son especialmente nítidas y resalta esa sensación de calidad, desde la pantalla del sistema de infoentretenimiento hasta el panel negro del sistema de climatización. El cuadro de instrumentos también es agradable y claro, con un encantador efecto ámbar brillante.

Sistema de infoentretenimiento

BMW ha mostrado el camino en cuanto al sistema de infoentretenimiento durante años, y esta generación del BMW Serie 3 ha servido para mostrar su obra maestra. Todos los modelos disponían, como mínimo, de una pantalla nítida de 16,5 cm (6,5 pulgadas) que se controlaba con el sistema iDrive en la consola central. Se podía añadir el navegador por satélite como un extra. Se ofreció una pantalla más grande con el BMW Live Cockpit Professional, junto con un conjunto más completo de funciones.

Es completamente inútil, pero también puedes enseñar una pantalla que muestre la potencia y el par del motor con dos gráficas distintas. Es posible que solo lo uses una vez y ya está.

En la renovación de 2015 había dos opciones de navegación por satélite en toda la gama y se consiguió que el automático de ocho velocidades fuera más inteligente: el llamado Proactive Drive podía detectar una curva y cambiar a una marcha inferior en el momento oportuno. Esto aumentaba el ahorro de combustible y reducía la “caza” innecesaria de la caja de cambios.

En 2016, se introdujo el último sistema iDrive. Fue un gran paso adelante y simplificó el diseño del menú, a pesar de toda la funcionalidad extra que BMW había incorporado. El sistema tiene más memoria RAM para un funcionamiento más rápido, Bluetooth mejorado, cargador inalámbrico para dispositivos móviles opcional e, incluso, un punto de acceso wifi.

Espacio y practicidad

Los BMW tienen un estilo establecido de posición de conducción, una de las razones por las que habría que comprar uno. Los asientos son bajos y agradables para los principiantes; se pueden elevar para que los conductores con menos estatura puedan ver mejor la carretera, pero la posición por defecto es baja. El espacio para los pies es profundo y largo, así que parece que por mucho que se estiren los conductores, el volante está bien puesto y cerca. Si a esto le añades una consola central alta y una palanca de cambios bien colocada, casi podrías imaginar que estás en una carrera.

Ya hemos mencionado la mejora del espacio en los asientos traseros. Es un punto clave. Las versiones anteriores del BMW Serie 3 eran apretadas en la parte trasera, se notaba que faltaba espacio para las piernas si te sentabas detrás de alguien alto. En esta versión, BMW se aseguró de que ya no fuese un foco de críticas.

No nos malinterpretes, no es una limusina. El Audi A4 todavía tiene un poco más de espacio en la parte trasera (sobre todo para los pies, donde al BMW todavía le falta un poco). Pero el BMW Serie 3 es bastante decente y más cómodo de lo que se piensan aquellos que conocen las versiones anteriores. Solo es un espacio óptimo para dos personas, ya que por la parte del medio sobresale un túnel de transmisión grueso. Una tercera persona no te agradecerá por el viaje.

El mayor problema de la parte trasera son las puertas, que aún no son lo suficientemente amplias como para que las personas más altas entren y salgan con dignidad.

El espacio del maletero es mejor que en cualquier BMW Serie 3 de antes. Tiene unos 480 litros en total, que son más que suficientes, y es 100 litros más grande que otros coches como el Volkswagen Golf. El maletero es más ancho que antes y tiene una forma más pulida y cuadrada. El portón automático del maletero es opcional. Si lo tienes, con solo mover el pie bajo el parachoques trasero, se abrirá por arte de magia.

Sin embargo, creemos que es imperdonable que BMW no incluya asientos traseros plegables de serie. Se quedaron como extras, y como no todo el mundo se dio cuenta de que no estaban incluidos, no hay garantías de que un coche de segunda mano los tenga. Eso significa que no hay posibilidad de expandir el espacio del maletero cuando realmente lo necesites. ¿Puede que este fuera el astuto plan de BMW para hacer que la gente escogiese al BMW Serie 3 Touring o al (lento) BMW Serie 3 GT en su lugar?

Al menos, los anclajes ISOFIX para asientos infantiles vienen de serie en los asientos traseros exteriores, con una señalización clara y cubiertas de plástico.

"Quienes más familiarizados están con el mercado de berlinas de lujo de tamaño familiar siguen eligiendo el BMW Serie 3, al menos si les gusta la dinámica de la conducción. Lo cierto es que con este coche no te vas a equivocar. La sensación al sentarse es deportiva, con una posición agradable y hacia adelante, como en un coche de carreras. Una vez puesto en movimiento, no decepciona y mantiene una sensación natural y equilibrada".

El chasis de tracción trasera tiene una buena reacción de respuesta: es formal y lineal. Si priorizas la conducción suave, este coche también lo hace. Da una vuelta y verás que responde con velocidad y no parece que se salga de control o sea brusco. Si buscas una conducción segura en asfalto mojado o hielo, no temas: las versiones xDrive con tracción en las cuatro ruedas son casi igual de atractivas, con la seguridad añadida de tener tracción total los 365 días del año.

Además de la suspensión de serie, los propietarios podían elegir como extra el control dinámico de amortiguadores, que solo sirve para ampliar el alcance y la capacidad del BMW Serie 3, y añade una funcionalidad extra al interruptor de "Comfort" y "Sport" que está al lado de la palanca de cambios. El modo Sport reafirma notablemente la suspensión, te corta el rollo un poco más y hace que el BMW Serie 3 sea más emocionante de conducir. Es entretenido, aunque ya de por sí es muy bueno y no lo necesitas. La mayor ventaja de los amortiguadores adaptativos es el marco extra en la calidad de conducción en carreteras muy complicadas.

Lo que tenía que mejorar BMW en el BMW Serie 3 era, más que la dirección, la calidad de la conducción, y lo ha conseguido sin duda. El nivel de comodidad todavía impresiona a día de hoy: agradable por ciudad y con una buena capacidad para absorber los golpes al incorporarse en la autopista sin mucho traqueteo. Sin embargo, se vuelve más incómodo cuando eliges ruedas más grandes. Si buscas una versión con llantas grandes, intenta que también lleve el control dinámico de amortiguadores, porque las compensa bastante bien.

Motores y cajas de cambios

La gran mayoría de los F30 Serie 3 que se han vendido vienen con un motor turbodiésel 2.0 de cuatro cilindros. En general, el más recomendable es el 320d, que producía 184 CV al principio y más tarde se amplió a 190 CV. Tiene una caja de cambios automática y mucha fuerza, de modo que consigue pasar de 0 a 100 km/h en menos de 7,5 segundos. El motor diésel es el que necesitas a menos que te seduzca un 330d con 258 CV (y su marca de 0 a 100 km/h en tan solo 5,6 segundos).

El motor 320d EfficientDynamics, con un enfoque más respetuoso, tenía un poco menos de potencia, unos 163 CV, pero no parece que se queda corto. Claro, hasta que pruebas la alegría de un 320d normal.

Tanto el 320i como el 328i son motores turbo 2.0 de gasolina con cuatro cilindros. El 328i produce unos ágiles 245 CV, aunque más adelante se actualizaría al 339i con 258 CV. Los mayores seguidores de BMW con motores de gasolina de seis cilindros deberían optar por el motor turbo 3.0 335i con 306 CV o, si fuese posible, por el magnífico 340i de 326 CV (capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos). Evita el 1.6 316i con 136 CV, porque no es lo suficientemente potente.

El ActiveHybrid 3 es una rareza. Es un motor eléctrico de 55 CV, pero en total son 340 CV, y puede circular unos cuatro kilómetros solo con electricidad, aunque es caro, no se ahorra mucho en impuestos y ya no tiene mucha utilidad a día de hoy. No ocurre lo mismo con el híbrido enchufable 330e, que podía hacer 40,2 kilómetros como vehículo eléctrico antes de que el motor 2.0 turbo de gasolina de 184 CV llevara las riendas (la potencia total era de 252 CV). Era tan popular como coche de empresa nuevo que BMW tuvo que poner lista de espera y al final hubo que parar de aceptar pedidos.

Las versiones con caja de cambios manual de seis velocidades son una delicia, pero los automáticos son aún mejores. La caja de cambios de ocho velocidades es muy suave. Te sorprenderá la doble capacidad de seleccionar las marchas altas antes de tiempo para ahorrar combustible a la vez que siempre está en la marcha correcta en el momento adecuado cuando pisas al acelerador.

Perfeccionamiento y niveles de ruido

El BMW Serie 3 tiene el nivel de refinamiento característico de los coches de primera clase. Por lo general, es silencioso y no transmite mucho el ruido del viento; además de aislar bien el ruido de rodadura. Sin embargo, lo que realmente lo distingue es la forma en que la suspensión absorbe los baches sin que se produzca un golpe y la forma en que circula por las autopistas más transitadas sin que el ruido de los coches que adelantan moleste a los pasajeros.

Los motores son bastante refinados, aunque cada uno tiene sus propias características. Los motores diésel pueden ser un poco ruidosos cuando están en frío, por ejemplo, pero se calman una vez que se calientan. Los motores de gasolina de cuatro cilindros, por otro lado, tienen un sonido muy distintivo cuando aceleran con fuerza, que es bastante más común en un hatchback deportivo que en un coche de empresa. Sin embargo, como ocurre con los demás, circulan en silencio.

Los motores de seis cilindros son magníficos. Aunque se escuche el traqueteo de los diésel en frío, son muy suaves en todo lo demás. Incluso cuando hacen ruido suenan estupendamente, lo que sirve para realzar que este es un coche de primera clase. Ciertamente le da un valor agregado al BMW Serie 3.

Equipamiento de seguridad

Muchos coches nuevos BMW Serie 3 (aparte del 320d EfficientDynamics, que utilizaba ruedas de 41 cm (16 pulgadas) para ahorrar combustible) llevaban neumáticos Run Flat, así que no había necesidad de una rueda de repuesto o un kit antipinchazos. Aunque estén totalmente desinflados, los neumáticos pueden seguir rodando más de 48,3 kilómetros. Hoy en día vale la pena comprobar que los llevan instalados o, de lo contrario, podrías quedarte tirado si pinchas y te encuentras con que no hay ningún kit en el maletero.

Todos los BMW Serie 3 tienen una buena cantidad de funciones de seguridad, incluyendo un sistema de control de estabilidad muy eficaz. Estaban disponibles de forma opcional un sistema de frenada de emergencia autónomo, un limitador de velocidad, alerta de cambio involuntario de carril y un sistema de vigilancia de puntos ciegos. No había ningún anclaje ISOFIX en el asiento del copiloto, aunque se podía desactivar el airbag.

El Euro NCAP probó el BMW Serie 3 de 2012 ese mismo año y le dio una calificación completa de cinco estrellas, con una excelente puntuación del 95 % para la protección de los ocupantes adultos. La seguridad de los niños se calificó con un 84 %, al igual que la seguridad de los peatones, mientras que las características de asistencia de seguridad obtuvieron un 78 %.

Un nuevo y elegante sistema de faros LED estaba disponible como un extra cuando se renovó el BMW Serie 3. Esta configuración tan bien preparada proporcionaba una iluminación similar a la del día durante la noche y también se incluía un ingenioso sistema activo de luces largas de BMW. Tenía una cámara que detectaba los coches que venían en dirección contraria y apagaba los faros de forma automática para no deslumbrar a los demás conductores.

La tecnología EfficientDynamics de BMW proporciona un consumo excelente de combustible y un bajo coste en general. El motor de gasolina 328i tiene un consumo parecido al de un diésel con 6,4 l/100 km. El motor de diésel 320d alcanza los 4,4 l/100 km y, a pesar de esos 306 CV, el 335i alcanza una cifra de hasta 7,2 l/100 km.

El 320d EfficientDynamics es tan económico como el débil 316d, y se mejoró en la renovación de 2015 tras alcanzar una increíble cifra de 3,8 l/100 km. También había un motor gasolina 320i EfficientDynamics que consumía 5,4 l/100 km. En ese entonces, incluso el 330d tenía un consumo de 5,0 l/100 km, lo que es poquísimo por los 258 CV que tiene y por esos 5,6 segundos que tarda en alcanzar los 100 km/h.

Si quieres ahorrar combustible, puedes activar el modo Eco Pro que está disponible en todos los modelos. Este modo corta el suministro de energía eléctrica a funciones como la luneta trasera calefactable, le quita potencia al acelerador e incluso te muestra un medidor ecológico en el salpicadero. Este medidor te informará los kilómetros recorridos en modo ECO y los kilómetros que “ganas” con la conducción ecológica.

El ActiveHybrid 3 no era tan sorprendente, ya que el consumo medio era de 5,9 l/100 km. Sin embargo, gracias a la singularidad de la prueba oficial de ahorro de combustible, el 330e consiguió llegar a consumir 1,9 l/100 km de forma oficial y emitir solo 44 g/km de CO2, pero solo en distancias cortas y con la batería completamente cargada.

"Los precios de esta generación de BMW Serie 3 empiezan en torno a los 10.000 € para la versión de 2012-2013, posiblemente con un 320d. Si subes el presupuesto a 14.000 €, puedes encontrarte con más acabados, como el M Sport. También hemos visto algunos modelos 320d xDrive por menos de 15.000 €".

Se puede conseguir un coche más reciente por un precio parecido si estás dispuesto a aceptar un kilometraje más alto. Hay muchos BMW Serie 3 que antes fueron coches de empresa que han hecho una media superior a los 40.000 kilómetros al año. Lo motores son bastante buenos, así que es una buena forma de llevarse un chollo.

Las versiones renovadas a partir de 2015 empiezan en unos 13.000 €. Llevarán, sobre todo, el motor 320d y, en menor medida, versiones con el 318d a este nivel. Muchas tendrán el acabado Sport, que ofrece una buena relación calidad-precio. Para un M Sport habrá que tener un presupuesto de más de 15.000 €.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

El BMW Serie 3 comprende los acabados Sport, Luxury, Modern y M Sport.

Todos los acabados tienen de serie el sistema de infoentretenimiento iDrive, llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas), aire acondicionado, conexión Bluetooth, un enchufe USB, control de velocidad de crucero, apertura del portón trasero sin contacto y arranque sin llave. El acabado Sport añade sensores de aparcamiento traseros, control de climatización bizona, y luces y limpiaparabrisas automáticos.

Recomendamos el acabado Sport, ya que es asequible y tiene unas llantas únicas, detalles exteriores negros, adornos interiores negros con mucho brillo y costuras rojas en la tapicería. El acabado M Sport tiene llantas de 46 cm (18 pulgadas), una suspensión más baja y rígida, una carrocería más pronunciada, interior de cuero y, en los modelos con transmisión manual, una palanca de cambios de corto alcance.

Estos tenían navegador por satélite, interior de cuero y asientos calefactables y son bastante codiciados a día de hoy porque consumen poco combustible y son bastante lujosos.

Modelos similares

Mercedes-Benz C-Class

Audi A4

Alfa Romeo Giulia

arrow up icon
Volver arriba