logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for bmw make

BMW Serie 2 Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2014
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Coupe
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por heycar

7/ 10
heycar opiniones
Un BMW coupé perfecto en miniatura
Ventajas
  • Aspecto agradable e interior deportivo

  • Conducción excelente y motores de alto rendimiento

  • La versión M240i es excepcional

Inconvenientes
  • Asientos traseros estrechos

  • El interior carece de lujos

  • Conducción rígida en algunas versiones

Veredicto general

“Hay muchas cosas que gustan del BMW Serie 2 Coupé. Es un coupé pequeño, excelente a la hora de conducir y con un gran atractivo que no te costará un ojo de la cara y que debería durar mucho tiempo. Además, mantiene una buena parte de su precio durante su vida útil”.

Por otro lado, también diríamos que es un BMW con todas las letras, ya que tiene tracción trasera. Resultó ser el último de una especie en extinción (su sucesor sería con tracción delantera). Esto hace que se gane el reconocimiento entre los entusiastas de la conducción, para aquellos para los que las ruedas delanteras solo deben girar.

La elección inicial de los motores se limitó a solo dos opciones. Sin embargo, los entusiastas no pusieron ninguna queja, porque uno de ellos era el motor turbo 3.0 de gasolina de seis cilindros llamado M240i (parte de la gama M de BMW). Este maravilloso motor puso instantáneamente al BMW Serie 2 en el punto de mira. La alternativa, el 220i de gasolina de cuatro cilindros, estaba bien, pero el motor de seis cilindros estaba claramente por encima. BMW ha ido ampliando la gama de motores durante la vida útil del BMW Serie 2, incluso con una serie de motores de diésel.

Por dentro es más espacioso que el estrecho BMW Serie 1 Coupé, y con un aspecto mucho más sofisticado. Se vuelve a inspirar en el estilo del gran BMW Serie 4, con una pantalla inteligente en el centro para el sistema de infoentretenimiento iDrive, unos controles más maduros y una cuidada gama de opciones de acabado. Incluso es más fácil encontrar una posición de conducción perfecta, y es muy agradable sostener el volante.

Aunque los de atrás se seguirán quejando. Es complicado entrar en la parte trasera y no hay demasiado espacio para la cabeza o las piernas. Es mucho mejor que antes, pero solo porque BMW tendría que haberse esforzado para empeorarlo. Si sueles llevar gente en la parte trasera, tal vez deberías echar un vistazo al BMW Serie 4 Coupé, más grande.

En cuanto a conducción, el BMW Serie 2 es una joya. El chasis está muy bien equilibrado y tiene una configuración increíble. Incluso las versiones básicas parecen ser coches deportivos y puros, con respuestas nítidas y una verdadera sensación de seguridad. El M240i es absolutamente excepcional, con muchísima potencia, un equilibrio perfecto y un tsunami de respuesta. Nos encanta.

La calidad de la conducción tira más para el lado deportivo, por supuesto, pero no está tan mal. El BMW Serie 2 Coupé, sobre todo con el motor diésel, era una opción popular de la gama y ofrecía una comodidad en el día a día y un poco de diversión durante el fin de semana. Todos los motores aprovechaban muy bien el combustible. Sí, incluso el M240i, teniendo en cuenta el rendimiento.

BMW pulió la línea de acabados durante los años de vida del coche, y tanto el asequible acabado Sport como el potente acabado M Sport tienen los detalles ideales para apoyar esa naturaleza más enfocada al conductor. Incluso el equipamiento es sorprendentemente generoso. Todos los coches llevaban de serie el sistema de climatización y el sistema iDrive de BMW.

¿El BMW Serie 2 Coupé es adecuado para ti?

Puede que a los compradores de un coupé les preocupe la practicidad, como la referente al espacio en los asientos traseros, donde el BMW Serie 2 Coupé hace bien su trabajo. La parte trasera es estrecha, pero que solo haya dos puertas hace difícil las entradas y salidas.

Sin embargo, los compradores de coupés suelen buscar un coche con estilo, que se sienta bien y que sea divertido a la hora de conducir. En esas tres categorías, el BMW Serie 2 Coupé cumple de sobra. Todas las versiones son entretenidas, y los acabados BMW M son extraordinarios.

La basta amplitud de la gama te ayudará a encontrar un BMW Serie 2 que se adapte a ti, desde las versiones diésel más económicas o las sencillas versiones automáticas de gasolina, hasta llegar a las versiones BMW M más altas. Por supuesto, también hay una versión en lo más alto, el BMW Serie 2 Cabrio.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del BMW Serie 2 Coupé?

Te gustará saber que todos son bastante buenos. Este es un coche deportivo, por lo que BMW ha tenido mucho cuidado a la hora de no usar un motor que pudiese sentirse con poca potencia y pudiese llegar a estropear la experiencia. Incluso el hecho de que las versiones 218i posteriores vinieran con un motor turbo de gasolina de tres cilindros no tiene por qué preocuparte. Es el motor del MINI Cooper. Vale la pena tenerlo en cuenta si quieres un motor de gasolina que ahorre combustible.

El 220d de diésel es muy potente porque tiene mucha fuerza. Este motor hace el trabajo fácil de un Serie 3, más grande, por lo que no lo pasa mal en un BMW Serie 2. En cuanto a los acabados, el Advantage está bien pero no es nada especial. Nos quedaríamos, por lo menos, con un Sport o un M Sport, si fuese posible (aunque suelen ir acompañados de un precio premium, lo que refleja lo deseado que es).  

Y luego está el M240i. Si puedes, hazlo, simplemente. No te arrepentirás.

¿Qué otros coches son similares al BMW Serie 2 Coupé?

Entre los coupés compactos hay menos donde escoger. Audi nunca ha puesto a la venta un rival directo para el BMW Serie 1 y el 2 SeriesEllos prefieren dejar que sus coches deportivos TT hagan el trabajo. Lo mismo ocurre con Mercedes-Benz. Clase A nunca se ha ofrecido como un coupé.

Hay algunas alternativas más, aunque no muchas. El Volkswagen Scirocco es una buena competencia. Sigue una filosofía más simple que la del BMW, aunque con tracción delantera y con portón trasero, en lugar de tracción trasera y un maletero rechoncho.

También habría que decir que la marca hermana de BMW, MINI, ofrece una alternativa interesante como el MINI Coopersobre todo el Cooper S. También está enfocado al rendimiento, no le da mucha importancia al espacio de los asientos traseros y es una máquina de la conducción. Algunos entusiastas con una mentalidad determinada considerarán que es una alternativa.

“El antiguo BMW Serie 1 Coupé tenía un interior algo destartalado y a los propietarios no les hacía gracia que pidieran tanto dinero por un coche que no convencía por dentro. Por eso, la marca rectificó con el interior del BMW Serie 2 Coupé, que casi parece una versión en miniatura del diseño de los BMW más grandes”.

Desde el momento en el que pones un pie dentro, el BMW Serie 2 Coupé es agradable. Los asientos son cómodos y bajos, lo que genera una sensación de concentración y de espacio para las piernas tras el volante. Si eliges la versión M Sport, tendrás un volante magnífico y un salpicadero con dos grandes cuadros de instrumentos clásicos y redondos.

La pantalla del sistema de infoentretenimiento se encuentra en la parte superior del salpicadero, en un panel independiente, con radio y botones de la climatización en la parte inferior. Todo es muy fácil de usar y cuenta con un diseño muy claro, que transmite una sensación de madurez y de alta calidad.

Los propietarios de los coches nuevos parecían preferir los acabados más apagados, con muchos materiales oscuros que resaltaban gracias a unas incrustaciones metálicas. Sin embargo, es posible encontrar coches con colores más claros o, lo que es mejor (por lo menos, para nosotros), versiones con tapicería de cuero rojo. Puede sonar horrible, pero échale un vistazo. Pensamos que le va bien.

Los asientos son cómodos. Nuestros favoritos son los asientos reforzados y multi-ajustables de los acabados M Sport y M Performance. La tela y la tapicería de alcántara en modelos más deportivos también son espectaculares.  

Calidad y acabado

Los coches de BMW están mejor construidos y son más robustos que los de otras marcas principales. Parte de eso se demuestra aquí. Los paneles de la carrocería son gruesos, están suavemente pintados y bien ensamblados. En el interior, se percibe la calidad en aspectos como las alfombras, los botones del salpicadero y la sensación de solidez de las palancas.

Podría decirse que no se ajusta a la calidad y el lujo de Audi en cuanto a algunos de los materiales. El salpicadero es de primera calidad, con materiales de tacto suave y sin nada que pueda crujir o vibrar. Sin embargo, Audi tiene más ojo para los detalles. Mientras que BMW solo usa un pedazo de plástico grueso, Audi se encargará de que se vea atractivo.

Tal vez por eso el BMW no te quita el aliento cuando te metes dentro. Pero no hay ninguna duda de que sigue siendo un coche de lujo con muy buena calidad y acabado.

Sistema de infoentretenimiento

El sistema de infoentretenimiento es un área que BMW domina. Todos los BMW Serie 2 Coupé tienen una pantalla inteligente de 8,8 pulgadas (22,35 cm) en el salpicadero que se controla con el conocido dial iDrive de la consola central. Es asombrosamente sencillo de usar, incluso aunque tenga instalado el sistema de navegación por satélite (el navegador por satélite vendría de serie más tarde en todos los BMW nuevos).

Los sistemas de navegación posteriores incluyeron el BMW Proactive Drive, que usaba el mapa para que coincidieran los cambios de marchas con la carretera. Por ejemplo, no subía de marcha cuando detectaba que se acercaba una curva. Analizaba la carretera incluso aunque el navegador por satélite no estuviera configurado y en funcionamiento.

En 2016, se mejoró el sistema de infoentretenimiento con la última interfaz iDrive, que hace que la creciente gama de funciones del sistema sea más fácil de encontrar y utilizar. Al igual que con los coches anteriores, se ofreció el sistema de navegación mejorado BMW Professional, que tenía una pantalla panorámica de tamaño completo, además de otras ventajas adicionales como carga inalámbrica, un punto de acceso Wi-Fi y Bluetooth mejorado.  

Sea cual sea el BMW Serie 2 Coupé que elijas, podrás usar un sistema de infoentretenimiento de primera clase que consigue que la mayoría de sus rivales parezcan complicados e engorrosos.

Espacio y practicidad

El BMW Serie 2 no es lo que suele decirse un coupé especialmente compacto. Mide alrededor de 4,4 metros de largo y más de 1,7 metros de ancho. Sin embargo, la tracción trasera quita algo de espacio, lo que significó que BMW tuvo que hacer ciertas concesiones. 

No para los pasajeros de los asientos delanteros, que se sentirán muy bien con esa posición relajada que proporcionan. Pueden aprovecharse del ajuste del asiento y disfrutar de una agradable sensación de estar sentados en el centro de un coche potente con un gran capó por delante. Además, las puertas son largas (y no tienen marco, lo que le da puntos extra) para dar una auténtica sensación de coupé.

Sin embargo, esta amplitud no se repite en la parte trasera, lo que no facilita el acceso de los pasajeros. Hay que bajar la cabeza, pasar los pies y dejarse caer. Seguro que habrá quejas incluso antes de que el asiento delantero vuelva a su posición. Los pasajeros de los asientos delanteros tendrán que sacrificarse para que tengan espacio disponible para las piernas, y el espacio para la cabeza tampoco es precisamente abundante.

Por lo menos, la cosa mejora en cuanto a espacio en el maletero. La capacidad total de 390 litros es casi tan grande como un Volkswagen Golf, y la forma es amplia y con bastante profundidad (gracias a esa parte trasera tan rechoncha). Los asientos tienen una división 60/40 de serie, así que puede que prefieras plegarlos para tener un espacio de carga plano antes que soportar las quejas de los pobres pasajeros de la parte trasera.

BMW también ofrece un paquete de almacenamiento ampliado, con redes en el suelo para sujetar las cargas, además de una ranura de carga detrás del apoyabrazos trasero para facilitar las cargas alargadas. El espacio para guardar cosas en el habitáculo no está del todo mal, con compartimentos prácticos en la consola central y dos portavasos. Cualquier propietario de un BMW Serie 1 Coupé tendría envidia.

“El BMW Serie 2 Coupé es un coche magistral para la conducción. Es un BMW correcto, y las diferencias de los hatchback de tracción delantera en comparación con los hatchback deportivos son obvias. Notarás que estás conduciendo algo un poco más especial y disfrutarás de la implicación añadida que necesita”.

En primer lugar, la dirección se siente bien. No se percibe esponjosidad a través del volante y responde incluso a los movimientos más suaves del conductor (tal vez los más tradicionales tengan razón después de todo). Te permite tomar las curvas de una manera muy “clásica”. Permite que las ruedas delanteras se encarguen de la dirección mientras que las ruedas traseras dominan la fuerza en carretera.

Incluso la configuración de la suspensión básica tiene un toque deportivo con una actitud que anima. Subir de gama conlleva una suspensión más deportiva, ya que las versiones M Sport tienen unos muelles 10 mm más bajos, más firmes y más segura en carretera. Te aconsejamos que le eches un vistazo a los coches que incluyen la suspensión M adaptativa con control electrónico de los amortiguadores. La amortiguación se vuelve muchísimo más hábil y se desenvuelve particularmente bien en carreteras complicadas, y el BMW Serie 2 Coupé la disfruta.

La calidad de la conducción es la que paga el pato de todo esto. Todos tienden a ser firmes, aunque se puede tolerar perfectamente en las versiones más bajas de la gama, con ruedas más pequeñas. A medida que las ruedas van creciendo, se vuelve un poco más inestable, pero se queda aún más firme en la versión M Sport con unos amortiguadores normales que te harán pensar que están llenos de hormigón. Por eso nos gusta la suspensión M adaptativa, porque los amortiguadores electrónicos también ayudan a añadir un poco de amortiguación al recorrido.

El mejor Serie 2 Coupé es el M240i, y la mejor suspensión se llama suspensión deportiva M, que está rebajada 10 mm. Este va a ser el que los aficionados coleccionen (y los que se venderán por un dineral) en los años venideros.

Vale la pena señalar que BMW también fabricó un BMW Serie 2 Coupé con tracción en las cuatro ruedas, llamado xDrive. Esto ofrece una gran tracción en todas las condiciones climáticas y hace que el pequeño Serie 2 sea a prueba de nieve.

Motores y cajas de cambios

El 220i Coupé utiliza un motor turbo 2.0 de cuatro cilindros y 184 CV, que ya es bastante rápido, pero se mejora aún más en la versión 230i de 252 CV. Este motor consigue pasar de 0 a 100 km/h en solo 5,6 segundos. Ambos son más potentes que el motor 218d de 150 CV, por lo que muchos prefieren el motor 220d de diésel con turbo. Con 184 CV, iguala al motor de gasolina en cuanto a potencia, pero ofrece un ahorro de combustible mucho mayor.

Nos gusta bastante el motor 218i posterior, con un motor 1.5 de tres cilindros y 136 CV del MINI Cooper. Es atrevido y divertido, y también consigue más puntos por ser el motor que se encuentra en el BMW i8 híbrido. BMW también introdujo más tarde un motor 225d de diésel con 224 CV, que conseguía una marca de 0 a 100 km/h de 6,3 segundos.

El 225d venía de serie con la brillante caja de cambios automática Sport de ocho velocidades, que era un opcional en otras versiones. Mientras que la caja de cambios manual de seis velocidades es agradable, con una palanca corta (aún más corta en el M Sport) y un cambio rápido, la caja automática es asombrosamente capaz y proporciona una mayor aceleración que en los coches manuales.

El M240i tiene el motor turbo 3.0 y seis cilindros al que ya le hemos regalado la oreja. Con 326 CV, consigue pasar de 0 a 100 km/h en solo 5,0 segundos. Es la definición de la alegría, con un sonido de motor muy adictivo y un carácter aún más musical en el M240i de 340 CV. Con la caja automática y el asistente de arranque activado, el coche es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en apenas 4,6 segundos, una cifra que normalmente se asocia con el Porsche 911. Es sencillamente impresionante, con esa gran cantidad de potencia de tracción.  

Refinamiento y niveles de ruido 

El BMW Serie 2 Coupé no es tan silencioso como el BMW Serie 3, pero aun así es lo suficientemente refinado como para que sientas con total garantía la lujosa marca bajo el capó. Aunque los motores de diésel pueden hacer un poco de ruido y los de cuatro cilindros zumban cuando se revolucionan, todos los motores son suaves, sobre todo el 1.5 turbo y el 3.0 turbo. El ruido queda al margen cuando gana velocidad, pero el estruendo de los escapes duales de las versiones BMW M se consigue fácilmente con un ligero movimiento de pie, lo cual es agradable.

Se nota un poco el ruido de rodadura, ya que el BMW Serie 2 Coupé suele llevar llantas de aleación más grandes, con neumáticos que emiten un poco de ruido. Como es un coche más pequeño que, digamos, un BMW Serie 4 Coupé, hay menos espacio para el material aislante del ruido. Se puede escuchar el trayecto en sí mismo en carreteras en mal estado.

Sin embargo, el interior da una sensación general de refinamiento. Por ejemplo, el ventilador de la climatización apenas molesta y los sonidos de aviso utilizan un tono suave y tranquilizador, en lugar de un horroroso zumbido o un pitido. Otro pequeño ejemplo de la diferencia que marcan los coches de lujo.

Equipamiento de seguridad

El Euro NCAP no probó el BMW Serie 2 Coupé en cuanto salió, ya que es una variante de un coche existente, el BMW Serie 1 hatchback. Por lo tanto, si miramos la puntuación de ese coche en el Euro NCAP, podemos hacernos una idea de la seguridad de un coupé.

Consiguió una buena nota: un 91 % en la protección de los ocupantes adultos y un 83 % en la protección de los niños. La asistencia de seguridad recibió el 86 %, aunque la seguridad de los peatones se acercó a la media, un 63 %.

Todos los BMW Serie 2 Coupé tienen airbags frontales, laterales y de cortina, puntos de anclaje traseros ISOFIX y control de estabilidad. Había un recordatorio de cinturones de seguridad en todos los asientos (otra cosa más para acabar con esa pobre persona de en medio), aunque no había un airbag para la rodilla.

Entre las funciones de seguridad más cotidianas se encuentran los sensores de aparcamiento traseros, el espejo retrovisor con atenuación automática, los limpiaparabrisas con sensor de lluvia y los faros LED traseros brillantes. Los faros full LED de la parte delantera también se añadieron más tarde.

El sistema iDrive con la actualización de verano de 2016 también cuenta con algunos opcionales de seguridad fantásticos, entre los que se incluye una versión mejorada del sistema de llamada de emergencia inteligente, que establece contacto con los servicios de emergencia en caso de accidente y utiliza el GPS de a bordo para ayudarles a localizarte.

“BMW tiene la asombrosa capacidad de hacer que sus motores aprovechen más los kilómetros de combustible que sus rivales directos, a pesar de tener potencias similares. Si cogemos la versión básica de salida con el 220i, este podía consumir casi unos 6,3 l/100 km a pesar de tener 184 CV de potencia. Si eliges una caja automática, el gasto baja a 6 l/100 km”.

Un coche manual con el 220d consume unos 4,8 l/100 km, mientras que el automático consume 4,4 l/100 km. Incluso el M240i nos da otra razón para quererlo: consume una media de 8,0 l/100 km en la versión manual y 7,6 l/100 km en la versión automática. El motor 230i posterior, que acortó la brecha con el M240i consumía una media de 6,6 l/100 km a pesar de tardar 5,7 segundos en pasar de 0 a 100 km/h.

El motor 218i de tres cilindros alcanzó un consumo de 5,4 l/100 km, lo que lo hace una buena apuesta para aquellos que quieren seguir con un motor de gasolina, pero sin el alto precio del combustible. Cuesta creer que el M240i tenga un consumo medio de 7,8 l/100 km con la caja de cambios manual y de 7,0 l/100 km con la caja automática. ¿Dónde firmamos?

‎ ‎ ‎ ‎

‎ ‎

“Deberías pagar alrededor de 17 600 € por un BMW Serie 2 Coupé, y las versiones a ese precio serán o el 218d o el 220d, probablemente con alrededor de 80 000 km en el cuentakilómetros”.

El acabado Sport fue más popular que la versión básica cuando salió al mercado, y este es el acabado que más verás en el mercado de segunda mano.

Parece que los BMW Serie 2 Coupé con motor de gasolina se buscan un poco más. Necesitarás tener unos 15 000 € de presupuesto para llevarte un 218i del 2015, pero puede que te sorprenda saber que puedes comprar uno con acabado M Sport por 20 000 €. Tampoco tendrá muchos kilómetros, porque los coches de gasolina suelen hacer menos kilómetros anuales que los de diésel, ya que están más enfocados a ser coches de empresa. 

Luego están nuestros acabados favoritos, los BWM M240i. Las versiones M235i tienen un precio de alrededor de 27 500 €, o un poco más si lo buscas con menos kilómetros. El M240i cuesta poco menos de 34 000 € para coches de 2017 con más kilómetros de media, y los mejores coches cuestan más de 37 500 €. 

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Cuando salió a la venta, BMW ofrecía una línea de acabados llamada “Luxury” que era poco atractiva y no tenía sentido. No se adaptaba para nada al BMW Serie 2 Coupé, por lo que muchos los ignoraron y se quedaron con la línea principal de acabados: versión básica, Sport, M Sport y el BMW M240i.

Se obtiene un equipamiento de primera calidad incluso en un BMW Serie 2 Coupé básico. Todas las versiones incluyen de serie llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), pantalla del sistema iDrive, sistema de climatización, Bluetooth, radio DAB, limpiaparabrisas con sensor de lluvia y un volante de cuero deportivo con botones. El acabado Sport incluye un acabado atractivo en negro brillante en la parte exterior, un diseño diferente de las llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas) y, en el interior, se encuentran unos buenos asientos deportivos.

El acabado M Sport tiene una combinación visualmente atractiva de una suspensión reducida a 10 mm y llantas de aleación con radios dobles de 46 cm (18 pulgadas) muy interesante. Los compradores también podían elegir la pintura azul Estoril, un color que no se ofrecía en ninguna otra versión. Había un paquete completo de carrocería deportiva y un interior aún más deportivo. Las versiones BMW M son otro paso en la gama. De nuevo, están tan repletos de detalles que hasta incluyen el logo de su marca en el maletero.

arrow up icon
Volver arriba