logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for audi make

Audi Q5 Opiniones

1 / 9

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2017
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolina,Diesel,PHEV

Escrito por heycar

8/ 10
heycar opiniones
SUV pulido y refinado
Ventajas
  • Interior elegante

  • Circulación con un refinamiento excelente

  • Gran espacio para pasajeros 

Inconvenientes
  • Opcionales caros

  • Sistema de infoentretenimiento de última generación

  • Gama limitada de motores

Veredicto general

“El Q5 solía ser una elección clara. No es el coche versátil con el estilo más llamativo, pero su bonito diseño interior, sus motores potentes y su conducción refinada lo convirtieron en todo un placer para el público. Además, es muy tranquilo y cómodo en la autopista, justamente las cualidades que quieres en un transporte para la familia”.

Esas cualidades todavía brillan, pero una gran cantidad de rivales nuevos ha hecho que el Audi parezca estar un paso por detrás en cuanto a su tecnología de a bordo y a la eficiencia del combustible, mientras que la lista de equipamiento de serie deja fuera algunos de los mejores elementos.

Hay cuatro acabados: Advanded, Desing, S line y Black line, además del SQ5 de alto rendimiento. Sin embargo, habrá que pagar miles de euros por un sistema de infoentretenimiento mejor o por lo último en equipamiento de seguridad en todos los acabados, salvo en el SQ5. 

Puede sonar como si ya estuviéramos dando por perdido al Audi, pero la verdad es que todavía hay una gran cantidad de cosas que nos gustan.

Para empezar, se conduce bien, con una dirección segura y es bastante cómodo. Se parece más a un familiar más alto que a un todoterreno grande, con un control de la carrocería cuidado y una agilidad impresionante para ser un coche tan grande y pesado.

Los compradores pueden elegir entre motores de gasolina, de diésel e híbrido enchufable, pero todos los Q5 incorporan de serie el conocido sistema de tracción en las cuatro ruedas quattro de Audi, que va unido a una caja de cambios automática (aunque también hay una versión manual) de siete u ocho velocidades. Nuestro favorito es el 40 TDI de 190 CV, ya que tiene un buen rendimiento, con un razonable ahorro de combustible y de refinamiento.

Si tienes ganas de tirar la casa por la ventana, entonces los híbridos enchufables son una opción tentadora. Llevan un motor 2.0 de gasolina unido a un potente motor eléctrico y a una batería. En el modo híbrido, esta combinación convierte al Q5 en un coche muy rápido, mientras que en su forma EV (vehículo eléctrico puro) se pueden recorrer unos 20 kilómetros sin expulsar emisiones.

Estas versiones no son tan prácticas como el Q5 de serie, ya que los aparatos eléctricos reducen en un quinto el espacio del maletero, aunque el espacio para los pasajeros no se ve afectado. Caben sin problemas cuatro adultos, y podrá llevar a cinco cuando sea necesario, pero no irán tan cómodos como irían en los de la competencia que tienen tres asientos individuales. Aun así, si marcas la casilla de la lista de opcionales para la banqueta trasera deslizante el Audi tendrá una clara ventaja como transporte de carga.

El SQ5 es la única versión que lleva un motor de seis cilindros. Produce su velocidad y eficiencia de una manera bastante más convencional, con un gran motor 3.0 biturbo de diésel biturbo que tiene una gran potencia en marcha.

En general, el Q5 puede no estar tan alerta en las curvas como un BMW X3 o sentirse el lujo de un Mercedes GLC, pero es más cómodo que el primero y es más fácil de conducir que el segundo. Conseguirás un ahorro de combustible que más quisiera ahorrar un Land Rover Discovery Sport y tiene un interior que hace que un Porsche Macan parezca obsoleto. De hecho, el Audi es la definición misma de un gran coche versátil.

Si estás buscando la versión anterior, necesitas nuestra Audi Q5 (2008-2017) Opiniones.

¿El Audi Q5 es adecuado para ti?

El Q5 es un excelente SUV que se adapta a una gran variedad de compradores. Lo importante que hay que saber es que es un coche para familias, cómodo y refinado, muy práctico y con una agradable posición de conducción elevada.

Le dará un buen toque a la entrada de tu casa y tiene un elegante habitáculo que parece lujoso. Combina el sentido de calidad con la actitud relajada en carretera. Tendrás un coche magnífico para los viajes largos, las vacaciones en familia o el camino al trabajo.

Tiene tracción en las cuatro ruedas de serie que, para ahorrar combustible, se desactiva cuando no se necesita, pero ofrece un poco más de agarre útil en carreteras resbaladizas o cuando se lleva un remolque. Aunque un Land Rover Discovery Sport es una mejor opción si necesitas conducir fuera del asfalto.

Esa apariencia de lujo tiene un alto precio, y si solo te hace falta un espacioso SUV para la familia, hay muchos rivales que hacen lo mismo por menos dinero. Aun así, pocos tienen el mismo nivel de acabado que el Q5.

El Audi es una gran opción para ser los primeros en tener sistemas nuevos y caros, como la energía híbrida enchufable, pero no es el SUV que se elige para meterse en un camino con fango, o incluso para llevar el equipamiento deportivo de un equipo.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Q5?

A pesar del bajón de popularidad, los motores de diésel modernos siguen siendo los más eficaces en ofrecer un buen rendimiento y evitar el pésimo consumo de combustible de un SUV. Es por eso que creemos que el mejor Q5 es el 40 TDI quattro.

Este motor 2.0 es sorprendentemente suave y lo suficientemente veloz como para dar la impresión de que no se fatiga, incluso cuando va cargado. No es el más ahorrador, pero tiene una cifra oficial cercana a 7,1 l/100 km que le da unos costes de consumo más bajos que los motores de gasolina.

Si te preocupa que se endurezcan las restricciones de emisiones y quieres evitar el diésel por completo, nosotros optaríamos por el híbrido enchufable 50 TFSIe. Es más caro que el 45 TFSI, pero tiene el mismo rendimiento que la mayoría de los motores de seis cilindros, además trae muchísimos beneficios en cuanto a impuestos para los usuarios de coches de empresa y una caja de cambios S tronic aún más suave.

Sea cual sea la versión que escojas, te recomendamos que especifiques el acabado S line. Hay algunos elementos de equipamiento que Audi te hace pagar aparte, como una pantalla más grande, o una cámara de visión trasera, pero todo lo esencial está incluido. Se ve bien y tiene un interior deportivo, además de más equipamiento de seguridad y practicidad que en el acabado básico.

¿Qué otros coches son similares al Audi Q5?

Con sus cinco plazas, una marca de lujo y un interior espacioso y de alta calidad, el Q5 es el todoterreno de los SUV grandes. Es caro, pero por ese alto precio te llevas tracción en las cuatro ruedas, materiales impresionantes y unos motores potentes.

Por un precio parecido podrías conseguir un Mercedes GLC, que se ha renovado hace poco, en 2019. Tiene mucha tecnología para entretenerse, un motor diésel más potente y más equipamiento, pero es un poco menos refinado.

Otro rival muy parecido es el BMW X3. Es práctico tanto para llevar equipaje como para llevar gente en la parte de atrás, y viene con una selección más amplia de motores donde elegir, con motores de gasolina de seis cilindros y de diésel.

No obstante, si necesitas que el SUV lleve a siete pasajeros, entonces el Land Rover Discovery Sport, u otras alternativas más baratas como el Skoda Kodiaq podrán ofrecer de vez en cuando una tercera fila de asientos, pero no son tan cómodos. 

Aun así, si tus hijos ya han salido del nido y te apetece algo un poco más deportivo y divertido, entonces elige el Porsche Macan, Porsche MacanTambién vale la pena hacer una prueba de conducción en algunas versiones del Jaguar F-Pace y el Alfa Romeo Stelvio .

En resumen

El Audi Q5 es un SUV con clase que cumple perfectamente su objetivo de ser cómodo, lujoso y refinado. Los rivales son más prácticos o se pueden conducir de forma más versátil, pero pocos parecen estar tan bien diseñados, o tan suaves y silenciosos durante la rutina al volante.

Lo único que nos podría desanimar es una gama de motores algo escasa o una corta lista de equipamiento de serie, pero sigue siendo un coche excelente.

“Encontrar la posición de conducción correcta es fácil. Entrar en él es más sencillo que en una berlina normal debido a la suspensión alta, y hay una amplia gama de ajustes manuales tanto en el asiento como en el volante. No nos imaginamos a ningún conductor que no pueda conseguir una postura cómoda al otro lado de esos pedales ligeramente desviados”.

Algunos rivales ofrecen un ajuste eléctrico del asiento, lo que supone mayor flexibilidad a la hora de ajustar la postura, pero la mayoría de las personas no encontrarán muchos problemas a la hora de usar las palancas y la rueda del respaldo, solo que lleva algo más de tiempo.

El soporte lumbar eléctrico está incluido en toda la gama, lo que ayuda a aliviar el dolor de espalda después de largos días conduciendo.

Esto no quiere decir que los asientos normales no sean cómodos o que no tengan apoyo, pero preferimos los asientos deportivos que se incluyen en los acabados más altos, que vienen más acolchados y con refuerzos laterales de agarre.

Tienen una posición bastante elevada, por lo que la visión de la carretera mejora, pero las líneas de las ventanas altas hacen que te sientas en un coche más acogedor que, por ejemplo, un Land Rover Discovery Sport, en el que parece que te sientes en un púlpito y vieses la carretera desde las alturas.

El interior tiene una disposición tan lógica como el maletín de Spock, todo ordenado y colocado al alcance del conductor. Tiene más botones e interruptores de los que encontrarías en el maravilloso y minimalista Volvo XC60, pero todos ellos están bien etiquetados y agrupados por su función, por lo que lo más probable es que no pierdas de vista ningún botón clave.

Calidad y acabado

La diferencia entre un Audi Q5 y un SUV para familias promedio es como la que hay entre un traje alquilado y uno hecho a medida. La forma y el diseño son similares, pero el ajuste y los detalles son mucho mejores.

Las partes prominentes que tocarás más habitualmente están recubiertas de materiales densos y caros, y los plásticos más baratos (si es que puedes encontrar alguno) se encuentran fuera del perímetro visual. La rica mezcla entre la tapicería de cuero, con acabados de aluminio en las puertas y la frialdad al tacto de los interruptores del climatizador aumenta su atractivo de lujo.

El interior de la versión S line parece especialmente lujoso gracias a un conjunto de asientos deportivos gruesos con acabado de cuero y de ante como de alcántara, con contrastre de costuras, pedales de acero inoxidable brillante y un volante más deportivo.

Los espacios entre los paneles superpuestos y los botones tienen una precisión al milímetro, y nada de lo que está fijado en un sitio se mueve o cruje cuando se fuerza. Parece muy sólido y robusto.

Subir a la gama más alta supone una mayor cantidad de cuero, madera de poro abierto y una elegante iluminación LED multicolor para llenar el habitáculo de color, aunque se puede sentir el lujo en todas las versiones.

El único coche que se acerca en cuanto al nivel de atención en los detalles es el BMW X3.

Sistema de infoentretenimiento

Audi suele estar a la vanguardia en cuanto a conectividad, pero el Q5 parece que está una generación por detrás con respecto a los últimos coches de la marca. En un mundo en el que la mayoría de los segmento B tienen una pantalla táctil llamativa, una pantalla de 17,8 cm (7 pulgadas) no es suficiente.

Es cierto que es más fácil de controlar mientras se conduce que una pantalla táctil, gracias a su dial giratorio y a los botones de atajo que hay junto al selector de marchas, ya que te permiten desplazarte fácilmente y hacer clic en las diferentes listas y menús del coche.

La lista de funciones está bien: Bluetooth, comandos básicos de voz, navegación, un par de puertos de carga USB (además de una entrada auxiliar más tradicional), Apple CarPlay y Android Auto.

Este software te permite utilizar las aplicaciones que selecciones de tu dispositivo móvil en la pantalla principal, lo que facilita enviar mensajes o llamar a alguien cercano, circular evitando los atascos cercanos o escuchar tus canciones y podcasts favoritos.

Estos últimos deberían escucharse muy bien, ya que todos los Q5 vienen (como mínimo) con un sistema de sonido de 8 altavoces.

Tendrás que hacerte con el Pack Tecnológico si quieres igualar la tecnología que ofrecen sus rivales de primera clase. Este paquete añade una pantalla de 21,1 cm (8,3 pulgadas), una resolución y un navegador mejorados, además de una suscripción de tres años a los servicios en línea de Audi (en lugar de los tres meses de serie).

Este paquete también incluye el cuadro de instrumentos digital “Virtual Cockpit” de Audi, que sustituye a los típicos velocímetro y cuentarrevoluciones por una pantalla de 31,2 cm (12,3 pulgadas) que permite personalizar el diseño para que muestre la información del camino y la selección de medios.

El Paquete Tecnológico viene de serie en la versión híbrida SQ5, pero es un opcional caro en las otras versiones. Cuando se instala, el Q5 parece estar más a la última. Esperamos que algunas de sus características se incluyan de serie (como en el A4 actualizado).

Espacio y practicidad

Los compradores pueden respirar tranquilos sabiendo que el Q5 será más que capaz de hacer frente a la exigencias del día a día. El habitáculo tiene espacio para que viajen cuatro personas con total comodidad y el maletero es lo suficientemente grande para albergar un amplio surtido de equipaje.

El maletero tiene una capacidad de 550 litros, que está a la par con el Mercedes GLC y el BMW X3. Para acceder a él es tan simple como pulsar un botón en el llavero, ya que todas las versiones vienen con un portón trasero motorizado de serie. Si reclinas los asientos traseros, esta capacidad se amplía a 1 550 litros, aunque en los híbridos enchufables estas cifras bajan.

Hay un ligero borde en el maletero que impide que se deslicen objetos más pesados hacia dentro o hacia fuera. Aparte de eso, no podemos hacer otra cosa que elogiar la disposición de la zona de equipaje. Tiene una bonita forma cuadrada, con lados altos, por lo que engulle maletas voluminosas sin problemas y es lo suficientemente profundo como para llevar objetos más alargados, como palos de golf, con los asientos levantados.

La banqueta trasera se divide en tres partes de serie, de forma que permite llevar objetos incómodos como esquís y dos personas al mismo tiempo. También se puede pagar un poco más para que los asientos se deslicen y se reclinen individualmente.

Es un opcional que merece la pena, ya que permite aumentar el espacio del maletero cuando sea necesario o aumentar el espacio para las rodillas en un viaje más largo, que seguro que agradecerá cualquier pasajero de la parte de atrás que tenga ganas de echarse una siesta.

Los asientos laterales están preparados para ser cómodos. Mantienen a los pasajeros en su sitio, pero el que se siente en medio sentirá que es un ciudadano de segunda. Es estrecho y no está tan bien acolchado, tiene menos espacio para la cabeza y las rodillas y una gran joroba en el hueco que hay para los pies, por lo que tendrá que sentarse con las piernas abiertas.

La instalación de un asiento para niños no es un problema, gracias a que los puntos de anclaje ISOFIX están claramente marcados. Audi te ofrece dos juegos en los asientos traseros y otro como opcional en el asiento del acompañante para que puedas transportar a tus trillizos en un abrir y cerrar de ojos.

Hay muchas zonas de almacenamiento con espacios profundos de almacenamiento en las puertas y una guantera de gran tamaño. Además, puedes guardar más cosas debajo del reposabrazos. ‎

Otro opcional (relativamente asequible) está el Paquete Portaobjetos, que ofrece a los pasajeros de la parte trasera un lugar donde colocar una revista o una tableta, un portavasos en el reposabrazos trasero y un útil juego de red de almacenamiento en el maletero. Deberían venir de serie, al igual que una rueda de repuesto, pero al menos Audi proporciona un kit antipinchazos.

“Parece que Audi por fin ha caído en la cuenta de la importancia de la comodidad durante la conducción. Se solía ofrecer el Q5 con una suspensión rebajada “más deportiva” en los acabado más caros, pero siempre parecía demasiado firme en las carreteras con baches”.

Hoy en día, todas las versiones tienen la misma configuración cómoda. Por lo tanto, los compradores pueden elegir el equipamiento y las actualizaciones del estilo que quieran sin tener que preocuparse porque eso suponga sufrir un viaje movidito.

Esta configuración convencional tira más hacia la firmeza, así que sentirás rigidez cuando las ruedas pasen sobre baches o bordillos a baja velocidad. Se trata de ser consciente de la superficie por la que se conduce en lugar de sentir las molestias. Descubrirás que las llantas de aleación más grandes harán que el coche parezca nervioso por la ciudad, así que preferimos evitarlas si es posible.

La cosa se tranquiliza cuando alcanzas velocidad. En las autovías y autopistas, el Q5 es aterciopelado y estable. No importa si te topas con un bache con el borde de la rueda, el coche no se inmutará ni perderá la compostura.

En las versiones equipadas con la suspensión neumática adaptativa opcional, el viaje se transforma. Parece un coche muy lujoso que se desliza sobre los baches y los sobresaltos, pero parte de esa comodidad se puede ver afectada si eliges las ruedas más grandes de 53,3 cm (21 pulgadas). También puedes bajar o subir la suspensión para facilitar la carga de objetos en el maletero o para mejorar la distancia con respecto al suelo. Sin embargo, a pesar de estas impresionantes habilidades, no parece que merezca la pena para lo que cuesta, ya que no se puede incluir como un opcional aparte.

El manejo también está muy cuidado y es tranquilo. Sufre menos inclinación de la carrocería en las curvas que algunos SUV altos. Esto hace que parezca ágil y te inspire confianza, y el agarre adicional de la tracción en las cuatro ruedas mejora la estabilidad.

Incluso en las curvas, el Audi se mantiene bajo control. No tiende a salir disparado o a revolverse al cambiar de dirección como ocurre en rivales más tranquilos de Volvo o Land Rover. La dirección es ligera y remota, de modo que, aunque es segura, ir rápido no es tan divertido como en un Jaguar F-Pace o un Porsche Macan.

Motores y cajas de cambios

El Q5 básico tiene una gama de motores bastante reducida. Los compradores pueden elegir entre un motor de gasolina o de diésel, pero tanto el 40 TDI como el 45 TFSI tienen cuatro cilindros y son 2.0 con 190 CV y 245 CV, respectivamente.

No importa cual elijas, ya que tendrás un motor potente con potencia desde bajas revoluciones hasta velocidades de autopista sin hacer el más mínimo esfuerzo. El 45 TFSI parece que es más rápido, pero la mayor parte de esa urgencia adicional solo se percibe a altas revoluciones, así que solo notarás un aumento de rendimiento cuando le pises.

Sin embargo, al conducirlo con más alegría, podrás ver cómo consume mucho más de 9,4 l/100 km de combustible. Es por eso que el 40 TDI, que es fácil y responsable, será la mejor opción para la mayoría de los compradores. También ruge un poco más en marcha al remolcar. Ambos motores van unidos a una caja de cambios automática de siete velocidades, que es rápida a la hora de cambiar cuando se usan las levas del volante, pero puede ser frustrantemente insegura si la dejas a su aire. Tampoco es ni de lejos tan elegante como la de un BMW X3.

Estas versiones son rápidas en línea recta, pero si quieres algo con un poco más de fuerza tendrás que pagar mucho por ello. Los híbridos enchufables 50 y 55 TFSIe van unidos a una versión mejorada del motor 2.0 de gasolina del coche básico con un motor eléctrico de 143 CV, para una potencia total de 299 CV en el primero y de 367 CV en el segundo.

Esas cifras se traducen en un ritmo cada vez más acelerado en el mundo real. En el modo híbrido, el par motor instantáneo se combina a la perfección con el suave y contundente motor de gasolina y parece bastante rápido al arrancar.

Creemos que es una pena que Audi solo ofrezca un motor de seis cilindros con más potencia a los compradores que estén dispuestos a pagar por el SQ5. Presenta un motor 3.0 biturbo V6 de diésel con casi el doble de potencia que el 45 TFSI, lo que lo convierte en la versión más rápida de la gama con diferencia, pero solo aumenta la velocidad de forma constante, en vez de dejarte la espalda pegada al asiento.

 Refinamiento y niveles de ruido 

Aunque el Q5 no es el más estimulante de los SUV, sí es uno de los más relajantes. Para ser un coche alto, el ruido del viento es prácticamente inexistente, incluso a altas velocidades, y también está bastante bien sofocado el ruido de rodadura.

Todas las versiones tienen un parabrisas de vidrio “acústico” más grueso, que amortigua el sonido del aire que se precipita sobre la parte delantera del capó. Además, todas las versiones cuentan con ventanillas delanteras insonorizada como opcional. Esto hace que el Audi sea un compañero tranquilo en los arduos caminos de la autopista y te aísle del mundo exterior.

Si eliges una versión con suspensión neumática adaptativa, no oirás ningún ruido de los amortiguadores durante las carreteras difíciles, pero es bastante raro que se incluya en el coche de serie.

Todos los motores de la gama son suaves y civilizados, incluso cuando les metes más caña. El 40 TDI es uno de los motores de diésel de cuatro cilindros más silencioso, superando por poco al GLC 220 d y al X3 20d por su refinamiento.

Aparte del SQ5, cada Q5 viene equipado con la caja de cambios S tronic de doble embrague de Audi, pero también se pueden encontrar versiones con una caja manual de 6 velocidades. Aunque intercambia bien sus siete marchas en carreteras rápidas, puede ser un poco brusca cuando circula a velocidad de aparcamiento. 

Los dos híbridos enchufables TFSIe utilizan el par instantáneo de sus motores eléctricos para suavizar los espacios entre los cambios, por lo que, como resultado, parecen más fluidos que los coches convencionales. Lo único que oirás mientras circulas solo con energía eléctrica es un suave quejido del motor; el cambio a la gasolina es perfecto.

Equipamiento de seguridad

Casi todos los SUV de lujo de esta gama de precios han recibido las cinco estrellas máximas en seguridad contra choques por el organismo de pruebas Euro NCAP. ¿Eso significa que todos son igual de seguros? No es del todo así. Si observamos el desglose de las puntuaciones en las categorías individuales, el Q5 no se desenvuelve tan bien como muchos de sus rivales cercanos.

Recibió una buena calificación de 93 % para la protección de los adultos y de 86 % para la protección de los niños, pero tanto el Mercedes GLC como el Volvo XC60, líder en su clase, lo superaron, ya que consiguieron un 98 % en la primera y un 87 % en la segunda.

Su puntuación global también se vio arrastrada por una puntuación baja del 58 % en asistencia de seguridad, ya que Audi solo ofrece la alerta de cambio involuntario de carril dentro del caro paquete opcional Tour, que combina control de crucero adaptativo, sistema de reconocimiento de señales de tráfico y una mayor gama de velocidades para el esencial sistema de frenada automática de emergencia (AEB).

Sin embargo, el Q5 sigue siendo un vehículo muy seguro para transportar a la familia, con todos los últimos equipamientos modernos para ayudar a prevenir accidentes o, al menos, reducir significativamente la posibilidad de lesiones en caso de que ocurran. Todos los acabados tienen seis airbags, una alerta de cinturón de seguridad y asistencia de arranque en pendiente para que puedas subirlas.

El sistema Pre-sense City AEB mencionado anteriormente funciona por debajo de 84 km/h. Utiliza una cámara oculta que escanea la carretera en busca de ciclistas, peatones y coches, advirtiéndote si estás a punto de chocar con algo y accionando los frenos.

Si pagas por el paquete Tour, este sistema funciona hasta a 250 km/h, así que también cubre la autopista.

Los sensores acústicos de aparcamiento vienen de serie para ayudarte a maniobrar a baja velocidad, pero si quieres una cámara de visión trasera tienes que hacerte con el paquete de asistentes City. Para proporcionar aún más asistencia, Audi te pide que escojas un equipamiento diferente, el paquete de asistentes de Aparcamiento. Incluye vigilancia de puntos ciegos para advertirte de motos que puedan estar escondidas, una cámara de aparcamiento de 360º, aparcamiento automático y alerta de tráfico cruzado.

“Aunque el Q5 tiene los mismos motores que el berlina A4, su carrocería más pesada, su sistema de tracción en las cuatro ruedas de serie y su forma de bloque hacen que no sea ni de lejos tan eficiente en consumo. Además, también va por detrás de la mayoría de los otros SUV de lujo”.

Según las pruebas oficiales más estrictas de la WLTP, incluso el diésel más eficiente no baja su consumo de 7,1 l/100 km, y ese número va en aumento si utiliza ruedas más grandes o más equipamiento de serie. En las versiones de gasolina se espera un consumo de unos 8,8 l/100 km.

Las excepciones son los híbridos enchufables: el 50 y 55 TFSIe. Ambos usan las mismas baterías de 14,1 kWh y el mismo motor eléctrico de 143 CV, pero no llegan a alcanzar la cifra tan baja que indican de 2,4 l/100 km. Esa cifra dependerá de que siempre esté completamente cargada. Si conduces en modo EV (conducción eléctrica), podrás recorrer unos 20 kilómetros antes de quedarte sin electricidad, y la recarga tarda siete horas con un enchufe doméstico y dos horas y media con un Wallbox.

Los cables que se necesitan para cada tipo de carga se incluyen con el coche, pero a menos que lo conduzcas muy suavemente, va a ser complicado no recurrir al combustible fósil, incluso en los desplazamientos más cortos, y más que los PHEV más caros como el X5 45e.

“El Q5 es uno de los coches más populares y deseados de Audi, por lo que los compradores de coches de segunda mano tienen donde elegir. Como este coche lleva en venta desde 2017, ahora se puede conseguir una versión de las primeras por unos 26.500 €”.

Esa suma debería permitirte conseguir uno con motor TDI 2.0 de diésel en acabado S line, con una media de kilómetros algo superior y con todas las revisiones al día. Si amplias el presupuesto a 31.500 €, te pondrás al volante de un coche con unos 20,000 kilómetros rodados y podrás elegir opcionales como el magnífico Paquete tecnológico. Este es también el precio que necesitarás tener preparado para empezar por si quieres un Q5 con un motor gasolina en vez de diésel.

Te harán falta unos 35.000 € para una versión de 2019 más reciente, pero si juntas 3.500 € más podrás tener a tu alcance un coche de kilómetro 0 con menos de 200 kilómetros en el cuentakilómetros y la posibilidad de elegir motor. 

La única excepción es el híbrido enchufable 55 TFSI, que hasta la fecha no se puede encontrar por menos de 58 000 €.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Cuando salió a la venta el Q5 actual, Audi lo ofreció con un equipamiento de serie tentador y asequible al que le faltaban algunos accesorios que la marca sabía que querrías añadir más adelante.

‎ El precio inicial se ha disparado por encima de 41.000 €, pero la hoja de especificaciones resulta algo cruel para tener ese precio.

Sí, es fantástico que tenga de serie el climatizador, los sensores de aparcamiento y el navegador por satélite, además de una pantalla del sistema de infoentretenimiento de 17,8 cm (7 pulgadas), Bluetooth, radio DAB y un portón trasero motorizado.

Sin embargo, esto es lo mínimo que esperamos de un SUV para la familia de primera clase. Algunos de sus rivales ahora ofrecen faros LED delanteros, pantallas táctiles más grandes, cuadros de instrumentos digitales y cámaras de visión trasera en todo la gama. Audi ofrece todo este equipamiento, pero los dos últimos artículos son opcionales, incluso en las versiones más caras. Uno de sus compañeros más generosos es el Mercedes GLC. 

Aun así, Audi ofrece como opcional el Apple CarPlay y Android Auto, mientras que no está disponible (ni siquiera como opcional) en los dos primeros acabados del GLC.

Creemos que vale la pena actualizar a la versión S line. No es mucho más caro y se obtiene Apple CarPlay y Android Auto, llantas de aleación de 48,3 cm (19 pulgadas), faros LED más brillantes, asientos con tapicería de cuero y de ante y una luneta trasera tintada. Seguirás teniendo que pagar otros 1 000 € por el Paquete Tecnológico para añadir una pantalla de sistema de infoentretenimiento más grande, un procesador más rápido y un cuadro de instrumentos digital de 31,2 cm (12,3 pulgadas).

Los Q5 del Black Edition simplemente incluyen mejoras de estilo en lugar de un aumento del equipamiento útil.

‎ ‎

arrow up icon
Volver arriba