logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for audi make

Audi A1 Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2018
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Compacto
fuel iconCombustible
Gasolina

Escrito por el equipo editorial de heycar

7/ 10
heycar opiniones
Mejor, pero no más pijo
Ventajas
  • Líneas elegantes

  • Amplia gama de motores turbo de gasolina

  • Mucho espacio en la cabina y el maletero

Inconvenientes
  • Conducción dura para un coche con suspensión Sport

  • El 40 TFSI no tira tanto como debería

  • La calidad de la cabina decepciona en algunos aspectos

Veredicto

"La segunda generación del Audi A1 Sportback se atreve a ser un poco más “enrollada” que su predecesora y se queda en un ideal punto medio entre la sobriedad del Volkswagen Polo y el estiloso MINI. Convierte al A1 en un supermini muy atractivo, ya que concentra muchos de los elementos de diseño y toda la calidad de los Audi más grandes en un coche para comerse la ciudad".

Esto no quiere decir que el A1 sea pequeño. Todo lo contrario: ha crecido en todas las direcciones en comparación con la primera generación del modelo que se lanzó en 2010. Cuando Audi dio a conocer este nuevo modelo en 2018, el A1 se había desecho de las tres puertas y se había quedado únicamente con la versión Sportback de cinco puertas. Esto hace que el A1 sea un coche más versátil y práctico, además de dar más guerra a la competencia sin comprometer la dinámica de conducción.

El coche igual vale para conducir en ciudad que en carretera, aunque Audi todavía no ha aprendido la lección del A1 original sobre la configuración de la suspensión. Este último A1 Sportback viene con una suspensión suave de serie, pero los modelos con la suspensión Sport siguen siendo demasiado duros para la mayoría de las carreteras.

Con la llegada de este A1 Sportback también se introduce una nomenclatura ligeramente confusa para identificar los motores. Comienza con el gasolina 25 TFSI de 95 CV, que es el primero de los cuatro motores de gasolina turbo disponibles y tiene una caja de cambios manual de cinco velocidades o una automática S tronic de siete velocidades. El siguiente es el 30 TFSI de 116 CV y dos opciones: un cambio manual de seis velocidades o la transmisión S tronic.

La gama alta en la mayoría de acabados es el 35 TFSI 1.5 con 150 CV, que solo está disponible con la caja de cambios S tronic. Si optas por el modelo S Line Competition con su anagrama en el maletero de 40 TFSI, tendrás un motor de gasolina turbo de 2.0 litros con 200 CV para disfrutar del A1 Sportback más rápido. Este modelo también viene con una suspensión deportiva más rígida y ajustable.

En cuanto a los acabados, Audi lanzó el A1 Sportback como modelo básico de la gama pero está lejos de ser básico gracias a sus llantas de aleación de 15 pulgadas y faros LED delanteros y traseros, sin olvidar el interior, con la interfaz para smartphone de Audi y una pantalla táctil de 8,8 pulgadas de infotainment.

El siguiente es el Advanced, que incorpora llantas de aleación más grandes de 16 pulgadas, sensores de estacionamiento traseros, control de crucero y asientos delanteros deportivos. Los clientes de un S Line disfrutarán de llantas de aleación de 17 pulgadas y paquete deportivo exterior que incluye una parrilla delantera más agresiva y una suspensión Sport más firme.

Hay otras tres versiones deportivas, comenzando con la Black Line Edition, que tiene llantas de aleación de 18 pulgadas, faros delanteros ahumados y pintura amarilla Python. También tiene el techo y los retrovisores exteriores de color negro brillante, y otros detalles exteriores que rematan este acabado. Si optas por la Adrenalin Edition, tendrás varias llantas en acabado bronce, mientras que en el interior verás el paquete de iluminación ambiente LED.

¿El Audi A1 Sportback es el coche más adecuado para ti?

Hay mucho que admirar en la forma en la que Audi ha diseñado el A1 Sportback. Combina sabiamente deportividad y elegancia para aquellos que se sientan atraídos por el segmento prémium de la gran familia de superminis.

Audi también ha diseñado muy bien la cabina dándole suficiente espacio para que sea tu único coche, aunque muchos terminarán siendo segundos coches en casa. Pero estaríamos encantados de usar el A1 como coche principal por su capacidad para hacer kilómetros en carretera.

Todos los A1 Sportback vienen bien equipados con paquetes exclusivos y sistemas de seguridad de serie, poniendo en evidencia a muchos de sus principales rivales. Incluso el A1 más básico hace que sus rivales parezcan un poco tacaños con el equipamiento, lo que hace que el Sportback se convierta en un “hermano pequeño” de la familia Audi, pero solo por tamaño, no por prestaciones.

¿Cuál es el mejor modelo/motor de Audi A1 Sportback?

Con una amplia gama de motores turbo de gasolina para elegir, es fácil adaptar el A1 Sportback a tus necesidades. Si solo conduces por ciudad, el 25 TFSI de 1.0 litros con 95 CV será más que suficiente, pero creemos que la versión de 116 CV es la mejor opción por su mayor flexibilidad.

Por mucho que nos guste la potencia extra del 40 TFSI de 2.0 litros con 200 CV, no tiene el tirón que debería para un coche que pasa de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos.

Lo que nos lleva de cabeza al 35 TFSI con sus 150 CV. Los conductores de ciudad apreciarán la caja de cambios de doble embrague S tronic de siete velocidades, pero a la mayoría les recomendamos que se queden con la manejable transmisión manual de seis velocidades. De esta forma, el A1 Sportback se convierte en un aspirante supermini muy fuerte, sobre todo si evitas los modelos Advanced y S Line, que tienen una suspensión más dura, o eliminas esta opción cuando encargas el coche.

¿Qué otros coches se parecen al Audi A1 Sportback?

Los compradores de superminis con clase tienen muchas opciones y MINI es el gran rival del Audi A1 Sportback. El MINI se centra más en el diseño para destacar y algunos lo preferirán frente a otros.

También le hacen competencia los primos de los Audi A1 que llegan de otros lugares del gran imperio Volkswagen, a saber, el Volkswagen Polo, el SEAT Ibiza y el Skoda Fabia. Todos son muy buenos y el Polo especialmente tiene aspiraciones.

No olvidemos el magnífico Ford Fiesta en sus diversos modelos o el Renault Clio y el Nissan Micra, con muchos puntos fuertes y atractivos.

"Audi ha hecho más espacio dentro del último A1 Sportback al ser más largo y ancho. También tiene más altura, así que los ocupantes de los asientos delanteros van muy cómodos. La altura de los asientos del conductor y el copiloto se puede ajustar y el conductor puede variar el ángulo y la profundidad del volante para encontrar la mejor posición".

Si se mira alrededor desde el asiento del conductor, la visión delantera y lateral es excelente. Sin embargo, cuando el conductor mira por encima del hombro para cambiar de carril o salir de un cruce oblicuo, se topa con los gruesos pilares traseros del Sportback. Este es un problema habitual en muchos superminis, pero el Audi parece padecerlo más que la mayoría.

Si miramos el interior, la consola central va encajada de manera irregular a lo ancho del coche. Delante del copiloto hay una amplia salida de aireación, mientras que el resto de la consola está orientada hacia el conductor. Esto hace que la pantalla de infotaintment quede cerca cuando hay que presionar algún botón. Afortunadamente, los botones son grandes y responden rápidamente al tacto.

Audi coloca el resto de los controles prestando máxima atención a la ergonomía, algo marca de la casa. Tal vez sea más raro el freno de mano manual del A1 en vez del eléctrico que se utiliza más en los modelos prémium hoy en día. Aun así, funciona bien y no molesta al usar la palanca de cambios manual.

Sus cómodos asientos facilitan los viajes más largos. Las versiones más rápidas como la Competition y la Vorsprung tienen asientos delanteros deportivos, que son bonitos pero quitan espacio para las piernas a los pasajeros de atrás.

Calidad y acabado

Por extraño que parezca tratándose de un Audi, el A1 Sportback da una de cal y otra de arena. En un primer momento, todo parece maravilloso cuando tocas sus suaves plásticos y materiales de alta calidad en puertas, volante y controles.

Sin embargo, según va pasando el tiempo, te das cuenta de que Audi ha ahorrado en ciertos plásticos que no se ven a primera vista. Por ejemplo, los paneles de las puertas parecen bastante baratos, lejos de lo que esperaríamos de un Audi o un supermini prémium de precio similar. En cualquier caso, la cabina del Sportback parece sólida, por lo que no esperamos ruiditos sospechosos.

Todos menos el modelo básico del A1 Sportback vienen con asientos delanteros deportivos para dotar a la cabina de un toque más dinámico. Sin embargo, ninguno de los equipamiento de serie incluye tapicería de cuero, para tener los asientos Alcántara con punteado en cuero de imitación hay que pagar alrededor de €1.000.

Sistema de infoentretenimiento

Cualquier A1 Sportback que elijas viene con un salpicadero digital de 10,25 pulgadas que muestra información de la instrumentación principal en un clúster digital que se puede modificar para darle más o menos protagonismo a la velocidad y las revoluciones. También puede mostrar detalles sobre la selección de marchas, la hora, la radio y el menú del teléfono.

La mayoría de los modelos del A1 Sportback vienen con una pantalla táctil de serie de 8,8 pulgadas para manejar el sistema de infotaintmento. La pantalla a color se puede conectar al smartphone por Bluetooth o a un puerto USB para acceder a música, llamadas telefónicas, navegación por satélite y otras aplicaciones.

El paquete opcional ‘Tech’ que se le puede añadir a cualquiera de los modelos A1 Sportback incluye una pantalla táctil más grande: la MMI Navegación plus de 10,1 pulgadas, que ofrece modelos de la ciudad en 3D para saber más fácilmente dónde estás en el mapa. También tiene información del tráfico en tiempo real, reconocimiento de voz y Virtual Cockpit de Audi, que coloca el mapa en el tablero principal para que lo veas mejor mientras conduces. Si contratas el paquete Tech, tendrás una suscripción de tres años a Audi Connect Infotainment Services para acceder a internet. El sistema de recarga inalámbrico Phone Box para smartphones con el estándar Qi también va incluido en el paquete MMI Navegación plus.

Espacio y practicidad

Con su segundo rediseño, Audi ha hecho el A1 Sportback más largo y ancho que su predecesor de 2010. También es más bajo, aunque solo se nota por fuera, ya que por dentro es más alto y esto hace que este supermini alemán dé una mayor sensación de espacio interior que antes.

Esto se nota especialmente en los asientos traseros, donde los adultos ahora pueden sentarse con una comodidad razonable. Antes, los adultos no podían sentarse allí por las restricciones de altura debidas al diseño del techo del A1 Sportback. Ahora, en esta última generación, caben perfectamente dos adultos.

Atrás también hay tres cinturones de seguridad, además de un par de puntos Isofix de anclaje para sillas de niños. Poner un cinturón de seguridad en el medio es señal de que la marca aspira a que se siente ahí un adulto, pero así el A1 permite que tus hijos vayan acompañados atrás con todas las medidas de seguridad. En los portaobjetos grandes de las puertas se pueden guardar todos los envoltorios de los caramelos, pero eso es todo lo que podrás almacenar en la parte trasera.

Si llevas equipaje, el maletero del A1 Sportback ahora ofrece 335 litros de capacidad, lo que lo coloca a la cabeza del segmento de superminis. Si abates los asientos en una proporción 60/40 o todos los asientos, puedes conseguir hasta 1.090 litros de cubicaje introduciendo la carga por el portón del maletero, que es más ancha que la media. El suelo del maletero es plano y debajo de la cubierta hay un kit de reparación de pinchazos en lugar de una rueda de repuesto.

Si avanzamos por la cabina vemos que los ocupantes de los dos asientos delanteros tienen mucho espacio para estirarse. La altura de cada asiento se puede ajustar manualmente y el conductor puede adaptar aún más a su gusto la posición del asiento moviendo la distancia hasta el volante y el ángulo. Se pueden guardar cosas en los portaobjetos de las puertas, la guantera y una bandeja situada delante de la palanca de cambios.

La instrumentación y el sistema de infotaintment son fáciles de leer y se pueden manejar la mayor parte del tiempo a través de los botones del volante. Audi también merece elogios por los sencillísimos controles giratorios para ajustar la calefacción y el aire acondicionado. No hace falta mirar las lecturas digitales; basta con girar el selector para que la cabina esté más caliente o más fría.

"Hay una decisión clave que debes tomar al elegir un Audi A1 Sportback y es si quieres la suspensión Sport o no. El modelo básico y, curiosamente, el modelo Advanced, vienen los dos con la suspensión de serie que ofrece al conductor la misma comodidad que puede encontrar en el Volkswagen Polo, con el que el Sportback comparte gran parte de sus piezas mecánicas".

La cosa se tuerce con el resto de modelos que traen de serie la suspensión Sport. En cualquier superficie que no sea asfalto casi totalmente liso, la suspensión da sacudidas. Hace que resulte agotador avanzar por carreteras irregulares, aunque afortunadamente Audi te permite marcar una opción para volver a la configuración de serie, lo que recomendamos encarecidamente.

El modelo S Line sortea este dilema con su suspensión deportiva ajustable, que te permite elegir entre comodidad y ajustes dinámicos mediante el modo Drive Select. Marca la diferencia, pero preferimos la suspensión más blanda del A1 Sportback básico, a la que también ayudan sus ruedas más pequeñas.

En todos los demás aspectos, la suspensión del A1 Sportback funciona bien, permite una conducción firme y da confianza en las curvas. El volante reacciona con rapidez a las instrucciones del conductor, aunque nos parece que no transmite las sensaciones del Ford Fiesta.

Aun así, el A1 Sportback se aparca sin problemas en ciudad y cabe en sitios reducidos. El conductor agradecería tener un poco más de visión por encima del hombro al cambiar de carril en la carretera. En estos tramos más rápidos, también notarás más ruido que en coches similares al Volkswagen Polo, que está un paso por detrás del excelente aislamiento del A1 anterior.

Motores y cajas de cambios

El A1 Sportback viene con cuatro de los motores de gasolina turbo TFSI de Audi, comenzando con una pareja de motores de tres cilindros y 1.0 litros de 95 o 116 CV. Si eliges el menos potente de estos dos, llamado 25, será mejor que te quedes en la ciudad, ya que sudarás tinta china manejando su caja de cambios de cinco velocidades para que tire decentemente en carretera.

Este motor también se puede pedir con la caja de cambios automática de doble embrague S tronic de siete velocidades. Resulta suave, pero le quita gracia a la experiencia de conducción. Pasa lo mismo con los otros motores en los que la caja S tronic es una opción o va de serie.

Si apuestas por el modelo 30 con 116 CV, verás que sale con mucha más garra, aunque sigue quedándose un poco corto en carretera. Por tanto, optaríamos por el 35 TFSI con su motor de gasolina turbo de 1.5 litros y 150 CV, que solo viene con el cambio automático S tronic. Es un coche mucho más completo en todos los ámbitos y no consume mucho más que el 30 TFSI de 116 CV. Si tienes suficiente presupuesto como para incluir este motor en tu decisión, vale la pena hacerlo por su conducción más relajada y su brío en ciudad.

Para aquellos que quieren la experiencia deportiva del A1 Sportback, el modelo S Line y Black Line Edition son los únicos con opción de incluir el motor de 2.0 litros turbo gasolina 40 TFSI. Con 200 CV, estarían al mismo nivel que el Ford Fiesta ST o el Volkswagen Polo GTI, y pasa de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos. Sin embargo, no es tan divertido de conducir como sus rivales, ya que cambia de ritmo con rapidez, pero no te acelera el pulso.

Aislamiento y niveles de ruido

Audi dio un golpe de efecto con el A1 Sportback original y lo situó como supermini prémium gracias a su excelente aislamiento. Gran parte de lo conseguido se ha tirado por la borda en esta segunda generación de A1, ya que hace demasiado ruido en carretera a cualquier velocidad.

En ciudad, a menos que la carretera esté recién asfaltada y lisa, los neumáticos hacen un zumbido de fondo. Pero si vas por carreteras más rápidas, ese zumbido se convierte en un estruendo crispante que reduce las posibilidades de hacer viajes más largos sin agotar a sus ocupantes.

Todo esto se amplifica en los A1 Sportback que van equipados con llantas de aleación más grandes y suspensión deportiva, pues esto solo sirve para hacer más ruido en carretera y transmitirlo a la cabina. Quédate con el modelo AI Sportback básico y sus llantas de aleación de 15 pulgadas si quieres un A1 con un aislamiento decente en carretera.

En cuanto al ruido del viento y del motor, ambos llegan mucho más amortiguados a los oídos de los ocupantes. Incluso cuando al motor se le acelera con fuerza, cosa que hace falta hacer más a menudo de lo que podrías pensar, el coche mantiene la compostura y no vuelve locos a los ocupantes.

Equipamiento de seguridad

Todos los A1 Sportback tienen dos airbags delanteros, laterales y de cortinilla para proteger a los ocupantes. Todos los coches de la gama también tienen control de estabilidad ESP y sistema de retención en pendientes para que el coche no se vaya hacia atrás al quitar el freno de mano en las cuestas.

Todo esto ha ayudado al A1 Sportback a lograr una puntuación muy alta del 95% en seguridad de ocupantes adultos y un 85% en seguridad infantil en las pruebas de Euro NCAP. También consigue un 80% en sistemas de asistencia, por ejemplo, aviso de salida de carril que alerta al conductor si el coche empieza a pisar las líneas de la carretera. Si el conductor se despista y no ve algo que tiene delante, el sistema de frenado de emergencia en ciudad frena si el conductor no lo hace y, en caso de colisión, incluso se pondrá en contacto él solo con los servicios de emergencia.

Todos los A1 Sportback tienen dos puntos de anclaje Isofix en los asientos traseros para las sillas de los niños y puedes añadir al paquete de seguridad del coche opciones como la cámara de aparcamiento trasera, asistencia en maniobras de aparcamiento, control de crucero adaptativo y asistencia automática antideslumbramiento para que no te deslumbren los coches que vienen de frente.

Otra opción del A1 Sportback es una cámara integrada en el tablero llamada grabadora de tráfico universal. Puedes elegir entre una sola cámara frontal o cámaras delanteras y traseras para tener una cobertura completa.

"El motor más eficiente del A1 Sportback es el 25 TFSI turbo de gasolina de 1.0 litros. La marca afirma que tiene un consumo medio de 5,6 y 5,8 l/100 km. Todavía no tenemos cifras reales de consumo homologado para este motor, pero la versión 30 TFSI, que es ligeramente más potente, consume entre 5,6 y 5,9 litros/100km, por lo que sería razonable pensar que el 25 TFSI sería similar".

Si eliges el motor 30 TFSI más potente, no te dolerá el bolsillo en la gasolinera. Tiene un consumo oficial total de 5,9 l/100 km con la caja de cambios manual de seis velocidades y ciclo mixto.

Grupos y costes de seguros

Los grupos de seguros del Audi A1 Sportback básico, que es el de menor coste, oscilan entre el €100 y €250 al mes, lo que significa que no debería costar más asegurarlo que un Opel Astra o SEAT Leon similar. Es decir, un seguro a terceros ampliado te estaría saliendo alrededor de €100, mientras que un todo riesgo a €250.

Obviamente, cuanto más potente sea el motor, más probable es que se encarezca el seguro. Entonces, el 25 TFSI de 5 velocidades debería ser el más barato de asegurar, especialmente si eres un conductor joven con primas más altas.

Los modelos más deportivos como el S-Line y Black Line Edition, por su parte, son los más caros. Esto hace que la versión hatchback del A1 Sportback sea asequible solo para conductores con unos pocos años sin siniestros presentados o si el seguro está incluido en el contrato de leasing.

Impuestos

En España los vehículos tienen que pagar dos tipos de impuestos: (1) el impuesto de matriculación y (2) el impuesto de circulación. El impuesto de matriculación grava las emisiones de CO2 en los siguientes tramos: 0-120 g/km - 0%, 121-160 g/km - 4,75%, 161-200 g/km (9,75%) y más de 200 g/km (14,75%). En un par de autonomías pasar de 200 g/km es irse a un 16,75%.

Si vas a casa en un nuevo Audi A1 Sportback con motor 25 TFSI emitirás 135 g/km de emisiones de CO2, por lo que el impuesto de matriculación sería alrededor de 4,75%, al igual que si vas por un 30 TFSI debido ya se sus emisiones son 138 g/km.

Sin embargo, los modelos con motor 40 TFSI (S Line y Black Line edition) que emite 162 g/km de CO2 entrarían en rango del impuesto de matriculación de 9,75%.

"Prepárate para pagar unos €14.000 por un Audi A1 Sportback de un año de antigüedad procedente de concesionarios o hangares de coches. Tendrá uno de los dos motores TFSI de 1.0 litros".

Si quieres uno más potente de 30 TFSI, tendrás que subir el presupuesto a €19.500 por un Advanced con 20.000km. Un S-Line te costará €500 más. Para aquellos que quieren sentir la emoción del 40 TFSI Black Line edition, el presupuesto partirá de los €30.000, pero podrán acceder a un coche con menos de 1.500 kilometros.

Acabados y equipamiento de serie

Audi apuesta por equipar el A1 Sportback de serie a un alto nivel y el modelo básico tiene llantas de aleación de 15 pulgadas, luces LED delanteras y traseras, así como intermitentes traseros dinámicos cuya luz se mueve de un lado a otro cuando se accionan.‎ ‎También tiene una pantalla Digital Cockpit de 10,25 pulgadas, una pantalla táctil a color de 8,8 pulgadas con control por voz, elevalunas delanteros eléctricos, aire acondicionado y tapicería de tela.

El Advanced incorpora llantas de aleación de 16 pulgadas, asientos deportivos delanteros, control de crucero y sensores de aparcamiento traseros.‎ ‎También viene con Audi Drive Select para ofrecer varios modos de conducción (dinámico, eficiente, individual y automático) que determinan cómo responde el volante, el motor y la caja de cambios.

El S Line viene con llantas de aleación de 17 pulgadas, junto con parachoques exclusivos, alerón delantero y asientos deportivos. También tiene una suspensión Sport más firme que comparte con el Black Line Edition, pintada en amarillo Python con techo negro. El modelo Black Line Edition también tiene llantas de 17 pulgadas, faros delanteros ahumados, cristales traseros tintados y tapicería con partes Alcántara. ‎

‎ ‎

‎ ‎

arrow up icon
Volver arriba