Icon for mercedes-benz make

Mercedes-Benz Clase S opiniones

1 / 7

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2014
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Sedan
fuel iconCombustible
Gasolina,Diesel,PHEV

Escrito por el equipo editorial de heycar

10/ 10
heycar opiniones
Conserva el reinado del lujo
Ventajas
  • Elegancia y estilo

  • Lo mejor de lo mejor en comodidad

  • Modelo híbrido

Inconvenientes
  • Facilidad de uso del infoentretenimiento

  • Botones en el volante algo molestos

  • Modelos caros AMG

Veredicto general

"El cuento de a ver quién es el que hace el mejor sedán de lujo es muy complicado de resolver hoy en día cuando hay algunos que consiguen llegar más allá de lo que puede ofrecer el Mercedes-Benz Clase S. Incluso Mercedes se supera con el modelo Maybach. Pero el Mercedes-Benz Clase S sigue siendo la dueña del título, sobre todo si añades a la ecuación decisiones coherentes como la relación calidad-precio y los costes de mantenimiento".

La última generación del Mercedes-Benz Clase S le ofrece a los compradores de coches de lujo un paquete sutil y elegante con todos los extras posibles. Este va a el único medio de transporte por la cantidad de servicios que incluye para algunos de los compradores y, para otros, el Mercedes-Benz Clase S será una de las muchas opciones de coches a su disposición. Seas el comprador que seas, te vas a dar el capricho con uno de los coches más cómodos y capaces de todos los que se han fabricado.

Sin embargo, muchos de los modelos del Mercedes-Benz Clase S que se ven en las carreteras españolas son taxis de gama alta. El Mercedes está totalmente adaptado para cumplir este papel gracias a una gama de motores de bajo consumo y con menos emisiones de dióxido de carbono en parecería imposible en un coche tan grande. También existe la opción de un modelo híbrido enchufable que proporciona un ahorro y unas emisiones en este gran sedán que le pondría la cara colorada a la mayoría de segmentos B.

Por otro lado, a Mercedes no se le ha olvidado que a sus clientes les importa un pimiento cuánto va a consumir el coche. El S63 AMG que solo viene con largas distancias entre ejes ofrece lo último en lujo y rendimiento gracias a su motor 4.0 V8 Biturbo 612 CV.

Cada Mercedes-Benz Clase S tiene un habitáculo que ofrece un espacio enorme para cuatro o cinco pasajeros, en función de la configuración de asientos que se prefiera. Si bien el confort puede ser la principal característica, el conductor también está bien atendido con una posición de conducción ideal, controles claros y la posibilidad de disfrutar de la maravillosa conducción del Mercedes-Benz Clase S.

Esta es una de las facetas más sorprendentes del Mercedes-Benz Clase S: puede mimar mucho al conductor a la par que es muy divertido de conducir. Todos los Mercedes-Benz Clase S han exprimido este ingenioso truco y el último modelo cuenta con la ayuda del Magic Body Control, un sistema que escanea la carretera en busca de baches para ajustar la suspensión con antelación y así asegurar una conducción más suave.

Hay muchísima más tecnología en el interior del Mercedes-Benz Clase S y se utiliza de serie el sistema de infoentretenimiento de Mercedes. Este sistema es fácil de leer y usar, se adapta al prestigio del coche tanto en los asientos delanteros como en los traseros y hace que el Mercedes-Benz Clase S supere a la mayoría de sus rivales.

Por lo tanto, el Mercedes-Benz Clase S tiene prestigio mundial. De eso no hay duda. Algunos dirán que le falta llamar la atención como un Maserati Quattroporte en su diseño o que le falta el peso de un Bentley, pero el Mercedes-Benz Clase S se gana a pulso los elogios por lo bien que lo hace todo.

¿El Mercedes-Benz Clase S es adecuado para ti?

Da igual si disfrutas del Mercedes-Benz Clase S desde el asiento del conductor o desde el asiento trasero, es un sedán de lujo que está más que a la altura del título. Está cubierta con los mejores cueros y materiales, construida como una bóveda de banco, y cuenta con mucha tecnología para hacer la vida más fácil y que además es simple de entender y usar.

Esto se apoya en las características más importantes de los coches de lujo: una conducción suprema y un refinamiento de primera clase. El uso de una suspensión controlada por ordenador hace que el Mercedes-Benz Clase S se deslice sobre un plato interminable de asfalto liso, aunque fuera haya muchísimos baches y desniveles. También evita todo el ruido exterior dentro del habitáculo con suma facilidad y lo convertir en un lugar silencioso y tranquilo donde pasar cualquier viaje.

También hay una amplia variedad de motores, desde el rápido AMG 63 hasta los populares modelos de diésel. También hay un modelo híbrido petro-eléctrico que tiene mucho sentido para cualquiera que viaje por la ciudad la mayor parte del tiempo gracias a su alcance de hasta 43,45 km (27 millas) sólo con su motor eléctrico.

¿Cuál es el mejor modelo/motor de Mercedes-Benz Clase S?

Todos los modelos de Mercedes-Benz Clase S, con excepción de las versiones AMG, vienen con el equipamiento único Grand Edition, por lo que la elección de la mejor versión depende más de cómo configures el coche de acuerdo a tus necesidades. Sólo el popular S350 d viene con la opción de distancia entre ejes corta o larga, ya que todos los demás tienen el mayor espacio entre las ruedas delanteras y las traseras para obtener un mayor espacio en las plazas traseras.

Si conduces tú mismo la mayor parte del tiempo, el S350 normal satisfará con aplomo todas tus necesidades. Es silencioso, potente, suave y eficiente para un coche de este tamaño. Para aquellos que pasan mucho tiempo conduciendo en la ciudad, el 560 e híbrido petro-eléctrico tienen mucho sentido gracias a sus 56 g/km de emisiones de dióxido de carbono y a la posibilidad de conducir hasta 43,45 km (27 millas) sólo con la energía de su batería. Sólo su precio de lista de cerca de 18.000 euros más que el S350 d podría desanimarte.

En cuanto a el Mercedes-Benz Clase S, los que tienen chófer encargado de la conducción pueden preferir las plazas traseras estilo Lounge con respaldos que se ajustan eléctricamente. En los modelos AMG, esto se puede mejorar aún más con el paquete de Plazas traseras individuales que cuenta con asientos separados y mesas plegables estilo avión.

¿Qué otros coches son similares al Mercedes-Benz Clase S?

El tríptico alemán de los coches de lujo tiene al Mercedes-Benz Clase S enfrentado al Audi A8 o el BMW Serie 7. El BMW es el preferido de los conductores entusiastas gracias a su manejo que lo hace sentir más pequeño de lo que realmente es, mientras que el Audi es tan capaz cuando se trata de ir a lo largo junto con su silencioso confort. 

También tenemos al Jaguar XJ o el Maserati Quattroporte para los que quieren algo deportivo como alternativa al AMG S63. O, podrías gastar un poco más y tener un Bentley Flying Spur para mayor exclusividad y el derecho a presumir.

"Cualquiera que se encuentre al volante de un Mercedes-Benz Clase S es un individuo muy afortunado. Para empezar, el asiento revestido de cuero cuenta con un gran soportey tiene un ajuste eléctrico más que suficiente para que cualquiera encuentre la posición correcta de la plaza. También cuenta con plazas delanteras con calefacción en todos los modelos del Mercedes-Benz Clase S como parte de su equipamiento estándar".

Como es de esperar de un coche de este nivel, cuenta con un elegante espacio suficiente para la cabeza, las piernas y los hombros. De hecho, es el ancho de la cabina del Mercedes-Benz Clase S lo que deja una impresión más duradera aquí, ya que su amplitud da una verdadera sensación del nivel y el confort del coche.

Mercedes ha eliminado los diales normales del Mercedes-Benz Clase S en favor de una pantalla digital que el conductor puede configurar de diferentes maneras. Se asemeja a la pantalla de navegación de un satélite al centro del tablero lo cual le ayuda a tener una apariencia limpia y despejada. También funciona como cámara de marcha atrás para aumentar los sensores de aparcamiento, lo que es igual de bueno cuando se aparca un coche de este tamaño y coste.

La mayoría de las funciones de las pantallas del tablero de mando funcionan con un control rotativo en la consola central, de modo que se desplazan por varios menús para obtener la información o el sistema que se necesita. Es fácil de usar e intuitivo y Mercedes ha colocado ahora los botones de acceso directo para las funciones favoritas al lado del dial en la consola central para que estén más al alcance de la mano que en el modelo anterior.

Calidad y acabado

Mercedes ha pasado las últimas dos décadas viviendo un pequeño bache en sus estándares de calidad de construcción. Como consecuencia, desde entonces casi han sobrecompensado y el Mercedes-Benz Clase S es un buen ejemplo de ello, ya que cada superficie, junta y detalle ha sido claramente abordado con una atención infinitesimal.

El resultado es un coche ensamblado con un cuidado obsesivo y que se muestra en todo, desde la forma en que se cierran las puertas con una acción suave pero firme hasta el toque de cada botón. Más que nada, todo esto se combina para dar a el Mercedes-Benz Clase S su impresionante sentido del lujo y la clase, y también te deja ver en qué has gastado una gran cantidad de dinero.

Hay otras áreas donde el Mercedes-Benz Clase S muestra su calidad de manera discreta, como la cantidad justa de rendimiento en los cojines de los asientos de cuero, la profundidad del brillo en las inserciones de los adornos pulidos y el brillo de la pintura exterior. No hay ningún detalle fuera de lugar en esta lujosa berlina.

Sistema de infoentretenimiento

Todos los Mercedes-Benz Clase S vienen con la imponente pantalla de infoentretenimiento COMAND de 31,24 cm (12,3 pulgadas) en el medio del tablero. Es uno de los sistemas más destacados de cualquier coche de lujo y hace que sea muy fácil de leer mientras se conduce. También es bastante fácil de manejar usando el controlador rotativo que se encuentra entre los asientos delanteros. También hay botones táctiles en el volante, pero nos parece que estropean la interacción con el coche ya que son demasiado sensibles y fáciles de oprimir accidentalmente al girar el volante.

También existe la opción de usar el control de voz de Mercedes Linguatronic, aunque no es tan intuitivo o perfecto como el sistema Hey Mercedes que se encuentra en la escotilla de la Clase A. Sin embargo, el Mercedes-Benz Clase S viene con una conexión a Internet a bordo y que permite emparejar el teléfono inteligente y sus aplicaciones con Apple CarPlay. También cuenta con una carga inalámbrica para los dispositivos inteligentes con esta función.

El tablero de instrumentos principal es también una pantalla digital y puede configurarse de varias maneras para adaptarse al conductor. Toda la información importante se presenta claramente y hay la opción de una pantalla de cabecera, que es estándar en el AMG S63 Premium.

Espacio y practicidad

Deslízate en la plaza trasera del Mercedes-Benz Clase S e instantáneamente te sentirás como un rey. Si se trata del modelo con la distancia entre ejes más larga, también disfrutarás de la clase de espacio para las piernas que incluso aquellos con la medida más larga de interiores para las piernas considerarían generosa. En la parte de atrás, el Mercedes-Benz Clase S es centímetro a centímetro una limusina de lujo que llega muy lejos, literalmente dicho, lo cual explica por qué este coche ha estado en la cima de su clase durante tantos años. Los suntuosos asientos tienen el acolchado adecuado donde cuenta y ofrecen un soporte ideal. Este es el tipo de confort que se busca en un sofá en casa y aquí se proporciona en cuatro de los neumáticos más absorbentes del planeta.

La vida puede ser aún más opulenta con la gran cantidad de extras opcionales que ofrece Mercedes, incluyendo su Executive Rear Seat Package (Paquete ejecutivo de las plazas traseras) que ofrece asientos traseros reclinables, persianas eléctricas y controles individuales de aire acondicionado. También puedes añadir el Paquete de plazas traseras individuales “First Class” que convierte el Mercedes-Benz Clase S en un cuatro plazas con un compartimento trasero más parecido al lujo de la primera clase en un avión.

Otras opciones son el cristal trasero de privacidad, el techo de cristal panorámico, la iluminación ambiental y el sistema estéreo mejorado, así como una amplia variedad de colores y acabados para hacer de tu Mercedes-Benz Clase S tu propia casa.

Cuando se trata de llevar equipaje, el Mercedes-Benz Clase S lo tiene cubierto con la misma eficiencia y calma de un valet. El maletero tiene una capacidad de 530 litros, que en realidad es ligeramente inferior a la de una berlina de la Clase E, pero no te vas a quejar porque sigue siendo un espacio bastante generoso. Sin embargo, si optas por el modelo híbrido 560 e, tienes que aceptar un volumen de maletero más pequeño de 395 litros, ya que el paquete de baterías y el motor eléctrico se comen el espacio del maletero.

Esto no afecta la facilidad de acomodar maletines o bolsas grandes en el maletero del Mercedes-Benz Clase S gracias a su tapa de gran apertura. El diseño de la luz trasera se inclina ligeramente hacia los lados, pero el acceso es bueno y el propio maletero no se ve obstaculizado por ninguna protuberancia en el suelo o en los laterales.

"Sea cual sea el Mercedes-Benz Clase S que elijas, todos vienen con la suspensión Airmatic que utiliza cojines de aire en lugar de los muelles y amortiguadores de acero más habituales. Esto proporciona una conducción mucho más suave y flexible en la mayoría de las situaciones, aunque se puede sentir una pequeña ondulación ocasional en la carretera a velocidades de ciudad. Esto no es exclusivo del sistema de suspensión neumática del Mercedes-Benz Clase S, ya que también afecta a la mayoría de las berlinas de lujo rivales".

Airmatic cuenta con los ajustes Comfort y Sport para que puedas elegir el que mejor se adapte al camino que tienes por delante. En los modelos AMG S63, esta configuración está ajustada con un enfoque más en el manejo para aprovechar al máximo la enorme potencia del coche.

El Mercedes-Benz Clase S también viene con el Magic Body Control de Mercedes que utiliza sensores para leer la carretera cuando pasa por debajo del coche y ajustar minuciosamente la suspensión para ofrecer el mejor confort de conducción posible. También puede inclinar el coche hasta 2,65 grados en una curva, lo que da la sensación de una capacidad mucho más plana y controlada en las curvas.

En la autopista, el Mercedes-Benz Clase S es tan estable como un portaaviones gracias a su peso de dos toneladas. Absorbe cualquier ondulación con facilidad y navega todo el día sin interferencias de las superficies irregulares.

Si vas por un camino rural, el Mercedes-Benz Clase S no se ve afectado por las irregularidades de la carretera, pero también se las arregla para tomar las curvas, las bajadas y las crestas de forma que te hace preguntarte si te encuentras al volante de una berlina mucho más deportiva. Es una impresionante hazaña de Mercedes que se pueda manejar tan bien como cuando su principal objetivo es la comodidad. Hay que reconocer que la dirección no tiene el mismo grado de respuesta que un BMW Serie 7 o un Jaguar XJ, pero eso es una gran diferencia y el Mercedes-Benz Clase S es mucho más precisa que un Audi A8 o un Range Rover a la hora de responder a la dirección.

Motores y cajas de cambios

El S350 d de Mercedes sigue siendo el modelo más popular de el Mercedes-Benz Clase S y es fácil ver por qué cuando viene con 286 CV y 600 Nm de empuje a baja y media velocidad. Rara vez tienes que llevar a este motor más allá del punto medio del contador de revoluciones para avanzar rápidamente y, si lo haces, es sólo para llegar rápidamente a velocidad de autopista.

La versión 400 d del motor diésel de seis cilindros de 3,0 litros del Mercedes-Benz Clase S tiene aún más potencia y fuerza, por lo que en realidad se trata de más de lo mismo que el S350.

Toma el S450, S500 o el S560 e y todos comparten el mismo motor turbo de gasolina de 3,0 litros y seis cilindros. El S500 tiene 435 CV en comparación con los 367 CV de los otros dos modelos, pero el híbrido 560 e también tiene un motor eléctrico de 122 CV. Toma el AMG S63 y tendrás un V8 biturbo de 4,0 litros y 612 CV prestado del AMG GT coupé.

Todos pasan por una caja de cambios automática de nueve velocidades que gira sin problemas de un ratio a otro. En los modelos AMG, esta transmisión se ha subido a una versión Speedshift para realizar cambios más rápidos y deportivos que se adapten a la enorme potencia del motor. Cuando se conduce con un pie derecho pesado, los cambios pueden ser más bruscos de lo que se podría esperar, pero si se mantiene el S63 en el modo Comfort, vuelve a ser una berlina de lujo con una gracia considerable.

Refinamiento y niveles de ruido

En la ciudad, la versión 560 e del Mercedes-Benz Clase S disfruta de una ausencia casi total de cualquier ruido ya que puede viajar hasta 43.45 km (27 millas) con una sola carga de su batería. Esta autonomía es más que suficiente para la mayoría de las necesidades urbanas y lo convierte en el expreso de lujo silencioso ideal.

Tomemos el popular S350 d, que también es muy moderado en la forma en que avanza y evita que el ruido del motor entre en la cabina. Incluso cuando se trabaja duro, el motor de seis cilindros de este modelo y el S400 d es muy silencioso. Lo mismo ocurre con los modelos a gasolina, a no ser que se libere todo el potencial del maravilloso V8 biturbo de 4,0 litros del S63 para disfrutar de sus 612 CV cuando hace un cortejo glorioso.

Otras fuentes de ruido, como el viento y el ruido de la carretera, se filtran de la cabina del Mercedes-Benz Clase S con la eficiencia teutónica. Esta es una de las áreas en las que el Mercedes-Benz Clase S se adelanta a los modelos como el Jaguar XJ y el Range Rover, ya que su interior es un oasis de silencio tranquilizador, una cualidad muy infravalorada en los coches de lujo.

Equipamiento de seguridad

El Mercedes-Benz Clase S está equipado con sistemas de seguridad de serie, empezando por las bolsas de aire frontales, laterales y de cortina. Hay cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje para cada ocupante, así como soportes de asiento infantil Isofix para los dos asientos traseros exteriores, lo que no siempre ocurre con los rivales de la clase de lujo de Mercedes.

Cada Mercedes-Benz Clase S viene con el ESP (control dinámico de estabilidad), monitor de presión de los neumáticos, reconocimiento de señales de tráfico, y faros y limpiaparabrisas automáticos. También cuenta con la Asistencia Dinámica de Curvas ESP que ayuda al coche a inclinarse en las curvas para ayudar en los giros.

La frenada de emergencia autónoma ayuda a evitar las colisiones, mientras que el sistema Pre-Safe funciona para poner a los ocupantes del automóvil en la posición más segura en caso de impacto, moviendo el asiento y apretando los cinturones de seguridad en previsión del evento.

El modelo AMG S63 tiene el Paquete de asistencia a la conducción incluido de serie y puede añadirse como opción a los otros vehículos de la gama por 3.181,45 €. Viene con control de crucero activo para mantener una distancia segura con el coche de delante incluso cuando las velocidades varían. También dispone de Asistente activo de dirección para mantener el coche en el carril correcto, mientras que la adaptación de la velocidad basada en la ruta reducirá automáticamente la velocidad del coche cuando se acerque a una esquina, basándose en la información del GPS del navegador.

Rango máximo de los coches eléctricos

El Mercedes S560 e viene con un motor turbo de gasolina de 367 CV y un motor eléctrico de 122 CV. Este motor eléctrico puede funcionar hasta 43,93 km (27,3 millas) sólo con la energía de la batería, dependiendo de los neumáticos que tenga instalados y de las condiciones climáticas y de tráfico.

La recarga de la batería en un punto de carga público normal llevará alrededor de dos horas y el enchufe está oculto detrás de una solapa a la derecha del parachoques trasero. Un cargador rápido puede hacer lo mismo en alrededor de media hora. También, por aproximadamente 649€ puedes conseguir en España un Wallbox de Pulsar tipo 2 que puedes instalar en el garaje de tu casa.

"No hay tal cosa como un Mercedes-Benz Clase S usado barato de esta generación. Sin embargo, puedes buscar un S350d 2014 con un kilometraje de alrededor de 96.500 km (60.000 millas) con motor a diésel y encontrarás varios con un precio de alrededor de los 44.500 €".

Un Mercedes-Benz Clase S 500 4Matic 4 puertas modelo 2014 con 76.000 km con motor a gasolina, lo encuentras fácilmente en 50.000 €, y un Mercedes-Benz Clase S 63 AMG 4Matic modelo 2014 con motor a gasolina y unos 65.000 km tiene un precio de alrededor de 80.000 €.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

La Grand Edition es el equipamiento de serie de todos los modelos AMG del Mercedes-Benz Clase S. Puede que sea el punto de partida de la gama, pero no es nada básico ya que incluye llantas de aleación de 20 pulgadas y algo de estilo de carrocería AMG para los faldones delanteros, laterales y traseros. También tiene puertas de cierre suave, techo solar panorámico de cristal, sensores de aparcamiento en todo el perímetro y cámara de marcha atrás, entrada sin llave y limpiaparabrisas adaptable Magic Vision Control. Este equipamiento también cuenta con faros LED multihaz y suspensión Airmatic con Magic Body Control.

En el interior, encuentras una tapicería de cuero Nappa en una selección de colores, columna de dirección de ajuste eléctrico y asientos delanteros con memoria de posición, función de masaje para los asientos delanteros, iluminación ambiental y Air-Balance para esparcir la fragancia elegida por toda la cabina. Hay control de climatización, carga de teléfonos inalámbricos, asientos delanteros con calefacción y ventilación, sistema estéreo Burmester y la pantalla de infoentretenimiento COMAND de 31,24 cm (12,3 pulgadas).

La línea de equipamiento opcional Executive ofrece un ajuste eléctrico para los respaldos de las plazas traseras y persianas para las ventanas traseras. Opta por el paquete Rear Luxury Lounge y disfrutarás de dos pantallas de entretenimiento y auriculares inalámbricos, asientos con función de masaje y un punto de carga para teléfono inalámbrico.

El AMG S63 tiene su propio diseño de ruedas y asistencia activa para aparcar, mientras que en el interior hay plazas delanteras deportivas. También viene de serie con el Paquete de asistencia a la conducción, que es una opción para los demás modelos del Mercedes-Benz Clase S. Puedes mejorar el S63 con el modelo Premium que obtiene el Magic Sky Control para oscurecer el tinte del panel con sólo pulsar un botón, pinzas de freno pintadas de rojo, persianas traseras, estéreo mejorado y reposabrazos delanteros con calefacción. También tiene un volante calefaccionado y una pantalla de visualización para el conductor.

Modelos más vistos

Mercedes-Benz A-Class

Mercedes-Benz E-Class

Mercedes-Benz C-Class

Mercedes-Benz Sprinter

Mercedes-Benz S-Class

Modelos similares

BMW 7 Series

Audi A8

Maserati Quattroporte

arrow up icon
Volver arriba