Todo sobre el misterioso supercoche de Leo Messi

08.08.22. - En 2016, Lionel Messi fue noticia por razones extradeportivas. Según la prensa, el entonces jugador del Fútbol Club Barcelona adquirió un Ferrari 335 S Spider Scaglietti por 32 millones de euros. Este suceso causó polémica entre los fanáticos del argentino y los amantes del mundo automotriz. ¡Y es que el supercoche de Messi costó más que la colección de automóviles de Cristiano Ronaldo!

Pero ¿cuánta verdad hubo en esa controversial noticia? ¿Qué dijo el ídolo del Barça al respecto? ¿Por qué este supercoche valía el exorbitante monto de 32 millones de euros?

Sabemos que te apasiona conocer sobre los automóviles de tus ídolos del fútbol. Por ello, desde heycar hemos resuelto estas preguntas y te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el Ferrari 335 S Spider Scaglietti de Leo Messi. 

La historia del Ferrari 335 S Spider Scaglietti

Creación y características técnicas

Ferrari es una firma que se especializa en automóviles deportivos y superdeportivos. Desde su fundación en 1947 hasta la actualidad, la empresa italiana no deja de sorprendernos con sus fantásticas líneas automotrices. 

La máxima elegancia y la alta velocidad son el sello de calidad que Ferrari impregna en sus ejemplares. Estas singularidades se evidenciaron en el origen del Ferrari 335 S Spider Scaglietti.

En 1957, las empresas Ferrari y Carrozzeria Scaglietti se unieron para crear el 335 Sport, un modelo que debía superar al impresionante Maserati 450 S. 

Desde un inicio, al 335 S se le otorgaron todas las prestaciones indispensables para ser el coche más veloz de su generación. Algunas de sus características técnicas más resaltantes fueron:
- Fabricación y ensamblaje manuales
- Carrocería de aluminio reforzado
- Un motor V12 de 3,8 litros
- Una potencia de 390 CV
- Velocidad máxima de 300 km/h
- Una moderna caja de cambios de cuatro velocidades

Asimismo, como es habitual en los automóviles de Ferrari, el 335 S también lució el particular color rojo de la marca italiana. 

Primeras competencias

Sabemos que muchas empresas automovilísticas designan lo mejor de su tecnología para conseguir coches invencibles en los certámenes de carreras. En un principio, este fue el objetivo del 335 Sport.

Ferrari fabricó cuatro unidades de este automóvil, con el propósito de que triunfaran en las competencias más prestigiosas del momento. Así, el Ferrari 335 S Spider Scaglietti debutó en las 12 Horas de Sebring de 1957 (Florida, Estados Unidos), una de las carreras de resistencia más importantes del continente americano. El ejemplar conducido por los pilotos Peter Collins y Maurice Trintignant logró un significativo sexto puesto. 

En el mismo año, el flamante deportivo de Ferrari participó en la célebre Mille Miglia. Sin embargo, a diferencia de su prometedor debut, en esta ocasión se impuso la tragedia. El español Alfonso De Portago, quien conducía un 335 S, sufrió un accidente que ocasionó una catástrofe con resultados mortales. De Portago, el copiloto estadounidense Edmund Nelson y nueve espectadores fallecieron a causa del siniestro. Además, un segundo ejemplar 335 S que participaba en la competencia se averió mientras lideraba el certamen.

Debido al accidente, las normas internacionales de las competencias se modificaron con el objeto de prevenir futuras fatalidades durante los certámenes. Sin embargo, el Ferrari 335 S Spider Scaglietti incumplía con algunas de estas nuevas reglas. En consecuencia, la empresa italiana tuvo que reemplazarlo por el modelo 250 TR. 

Últimas carreras y descontinuación del supercoche

La tragedia del Mille Miglia de 1957 y el nuevo reglamento para las competencias internacionales hicieron que Ferrari optara por descontinuar la línea 335 S. 

No obstante, la firma intentó mejorar su deportivo antes de retirarlo de las carreras. Para ello, se realizaron ajustes a la escudería, a los neumáticos y se le integró un motor de 4.0 litros. En 1958, el deportivo de Ferrari hizo un gran mérito al conseguir el récord de vuelta en las 24 Horas de Le Mans (Francia). 

También obtuvo un cuarto lugar en el GP de Suecia y un segundo puesto en el GP de Venezuela. En ese mismo año, el 335 S conducido por Stirling Moss se alzó con el primer puesto del Gran Premio de Cuba. 

El Ferrari 335 S Spider Scaglietti estuvo en la escena automovilística desde 1957 hasta 1958. Aquel breve tiempo de actividad fue suficiente para conseguir un sitio entre los coches más icónicos de Ferrari. Su diseño dinámico, su potente motor y su distintivo color rojo contribuyeron a engrandecer su leyenda. En la actualidad, este modelo encabeza diversos rankings de los mejores deportivos del mundo.

Pero ¿cuál fue su relación con el futbolista argentino?

¿Leo Messi ganó la subasta del 335 S? 

No es ninguna novedad que Lionel Messi siempre sea noticia para los medios. Por lo general, sus goles y magníficos regates son el motivo de su fama en el fútbol. 

Sin embargo, en 2016 apareció una de las noticias más polémicas sobre el argentino. Diversos medios de fútbol y del automovilismo relataron que el delantero rosarino había adquirido un Ferrari 335 S Spider Scaglietti en una reñida subasta. ¿El precio? ¡32 millones de euros!

Al instante, gran parte de la prensa señaló que era un lujo innecesario, incluso para alguien como Messi. Además, hicieron hincapié en que el supercoche de Leo Messi valía más que toda la colección de automóviles de Cristiano Ronaldo de esa  época. 

No obstante, otro sector de la prensa desmintió tales rumores. Según algunas plataformas especializadas en automovilismo, un comprador anónimo fue el ganador de la subasta del 335 S que se realizó en el Artcurial Retromobile de París. ¿Te imaginas cuál fue su precio de salida? Fue de 20 millones de euros, ¡pero la puja llegó hasta los 32 millones!

Luego de que la noticia causó revuelo en febrero de 2016, el mismo astro argentino se tuvo que pronunciar al respecto. En su cuenta de Instagram, Leo subió una divertida fotografía donde sostenía un juguete de colección del Rayo McQueen, automóvil de la película infantil Cars (2006). La foto tenía el siguiente mensaje: “El nuevo auto que dicen que compré”. Con ello, los medios pusieron punto final a las especulaciones sobre el misterioso supercoche de Leo Messi. 

Sin duda, el comprador del Ferrari 335 S Spider Scaglietti consiguió el vehículo de sus sueños. ¡Y tú también puedes adquirir tu coche ideal! En nuestra web, podrás encontrar el automóvil de segunda que mejor se adapte a tus necesidades, con un recorrido máximo de 150.000 km y menos de 8 años de antigüedad. 

arrow up icon
Volver arriba