logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for mitsubishi make

Mitsubishi Eclipse Cross

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2018
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Crossover
fuel iconCombustible
Gasolina

Escrito por heycar Editorial team

6/ 10
heycar opiniones
SUV bien hecho y robusto
Ventajas
  • Las versiones con tracción en las cuatro ruedas son robustas

  • Es silencioso en autopista

  • Viene con Apple CarPlay y Android Auto de serie

Inconvenientes
  • El interior no es tan espacioso como el de sus rivales

  • Solo tienes dos motores para elegir

  • La caja de cambios automática CVT disminuye el rendimiento

Veredicto general

"El Mitsubishi Eclipse Cross es un SUV muy elegante con un aspecto robusto que le ayuda a destacar sobre numerosos rivales, entre los que se incluyen coches como el Skoda Karoq, el Volkswagen Tiguan, el SEAT Ateca, el Peugeot 3008 y el Toyota C-HR".

La competencia es dura y una de las cosas que ayuda al Mitsubishi Eclipse Cross a destacar es su naturaleza robusta. Equipado con el sistema opcional de tracción en las cuatro ruedas, seguirá funcionando donde los SUV más suaves se rindan.

Sin embargo, es más probable que te importe cómo se conduce el Mitsubishi Eclipse Cross en la carretera y, en ese sentido, las noticias no son tan buenas. Sin duda, su motor de gasolina 1.5 con 163 CV y su motor diésel 2.2 son lo suficientemente ágiles, pero son relativamente caros de mantener y no son tan rápidos si optas por la caja de cambios automática CVT de Mitsubishi.

Eso no quiere decir que el Mitsubishi Eclipse Cross no sea un buen coche. Todas las versiones tienen control de velocidad de crucero, que hace que los viajes largos en la autopista sean más relajados, el habitáculo es silencioso y traen de serie muchas funciones de seguridad. Las versiones de gama alta son incluso mejores porque tienen control de velocidad de crucero adaptativo y parabrisas acústico que reducen aún más el ruido del viento.

En las curvas, el Mitsubishi Eclipse Cross no tiene la agilidad de sus rivales, se inclina de manera notable y su dirección ligera no inspira mucha confianza al tomarlas. 

Pero este punto será positivo en ciudad, donde el Mitsubishi Eclipse Cross será más fácil de maniobrar a bajas velocidades. Todas las versiones tienen también cámara de visión trasera que facilita la entrada marcha atrás en los aparcamientos. 

Vale la pena optar por la versión Motion, que incluye sensores de aparcamiento delanteros y traseros, climatizador bizona y arranque sin llave, muy útil si vas con niños y tienes las manos ocupadas.

En ese caso, es probable que la practicidad sea una prioridad para ti. El Mitsubishi Eclipse Cross es una mezcla en ese sentido: tiene mucho espacio en la parte delantera, un asiento trasero versátil y un montón de almacenamiento interior, pero el maletero defrauda un poco. Tiene una capacidad media en el mejor de los casos y, con los asientos traseros deslizados hacia atrás del todo, tiene menos capacidad que la mayoría de los hatchbacks orientados a la familia.

Otro punto en el que el Mitsubishi Eclipse Cross se queda corto es en su diseño interior. No está mal, pero le falta la elegancia que se encuentra en el Peugeot 3008 o la consistente calidad de fabricación sólida que ofrece el Skoda Karoq. Ambos coches tienen también pantallas del sistema de infoentretenimiento más grandes y claras, aunque el Mitsubishi Eclipse Cross viene con Apple CarPlay y Android Auto de serie. 

Entonces, ¿dónde nos deja eso? Bueno, el Mitsubishi Eclipse Cross tiene un duro trabajo frente a una larga lista de rivales potentes, pero su sofisticado sistema de tracción en las cuatro ruedas hace que valga la pena tenerlo en cuenta si estás buscando un SUV para la familia con verdaderas capacidades de todoterreno.

¿El Mitsubishi Eclipse Cross es adecuado para ti?

El Mitsubishi Eclipse Cross es tu coche si quieres un SUV fácil de conducir a diario, que no cueste una fortuna mantenerlo, pero que sea capaz de ponerse manos a la obra y enfrentarse a caminos difíciles si es necesario.

De cualquier manera, no tiene el aspecto utilitario del Mitsubishi Shogun Sport. En el interior, el habitáculo es bastante elegante, trae de serie un sistema de infoentretenimiento correcto y los pasajeros cuentan con una cantidad aceptable de espacio. El maletero es el único aspecto que nos decepciona.

No se trata realmente de que el Mitsubishi Eclipse Cross no sea un buen coche, sino de que sus debilidades quedan fácilmente expuestas por la calidad de la competencia a la que se enfrenta. 

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Mitsubishi Eclipse Cross?

Nosotros iríamos a por el acabado Dynamic del Mitsubishi Eclipse Cross. Sus sensores de aparcamiento delanteros y traseros hacen que sea aún más fácil de aparcar que con el coche de serie, sus espejos retrovisores se pliegan cuando se aparca y también viene con prestaciones de lujo como el climatizador bizona y el arranque sin llave. 

Elegir un motor es fácil, ya que solo hay dos: un 1.5 gasolina de 163 CV y un 2.2 diésel. Los dos son bastante suaves y silenciosos, pero, en términos relativos, no son tan buenos en cuanto a consumo. Si solo vas a conducir por carretera, nos quedaríamos con una versión manual con tracción en dos ruedas. ¿Necesitas más agarre? Entonces querrás la versión con tracción en las cuatro ruedas que viene con caja de cambios automática de serie. 

¿Qué otros coches son similares al Mitsubishi Eclipse Cross?

¡Hay un montón! Uno de los mayores problemas de Mitsubishi es que se enfrenta a numerosos rivales. 

El Skoda Karoq tiene un interior mejor fabricado y cuenta con mucho más espacio por dentro. Por otro lado, el Peugeot 3008 es verdaderamente atractivo por su diseño elegante y un interior de lo más moderno. ¿Quieres una conducción deportiva? Entonces el Seat Atecaes tu coche. ¿Necesitas un excelente ahorro de combustible en ciudad? En ese caso, echa un vistazo a la versión híbrida del Toyota C-HR.

Entre esta lista casi interminable de competencia, el Mitsubishi Eclipse Cross destaca por ser un todoterreno que realmente merece ese nombre.

"Si estás acostumbrado a los Mitsubishis de antes, o incluso si has conducido el actual Shogun Sport, puede que no esperes gran cosa de la calidad interior del Mitsubishi Eclipse Cross, pero te vas a llevar una grata sorpresa".

Apenas transmite la sensación de utilitario que sí transmiten otros SUV de la compañía, incluso se podría decir que ha habido un intento real de hacerlo estiloso. La consola central está cuidadosamente ubicada en la parte central del salpicadero y sobresale por encima de los controles de ventilación que están debajo. 

Todo está muy centrado en el conductor, con la pantalla del sistema de infoentretenimiento colocada en la parte superior para que no tengas que apartar la vista de la carretera cuando estés conduciendo.

Las filas de botones parecen un poco desordenadas, pero los controles que más se usan son fáciles de encontrar: los grandes botones del sistema de ventilación son intuitivos y puedes subir el volumen del sistema de sonido usando los botones del volante.

Ponerse cómodo al volante no debería suponer ningún problema. El asiento del conductor y el volante acabado en cuero cuentan con todos los ajustes necesarios, y el elevado túnel de transmisión que se extiende entre el pasajero del asiento delantero y tú hace que el pomo de la palanca de cambios quede al alcance de tu mano izquierda. 

Si eliges una versión Kaiteki de gama alta, tendrás un asiento con ocho ajustes eléctricos para el conductor para que no tengas que buscar los controles manuales al ponerte cómodo.

Por desgracia, aunque todo esto mejora mucho el Mitsubishi Eclipse Cross, otros coches siguen ofreciendo más. El Skoda Karoq transmite más calidad y su uso es más intuitivo. Y si quieres saber cómo es un interior verdaderamente atractivo, no te pierdas el habitáculo del Peugeot 3008. 

Calidad y acabado

Hubo una mejora similar en la calidad del interior del Mitsubishi Eclipse Cross. 

Muchos de los plásticos duros que se encuentran en el Shogun Sport dejan paso a materiales blandos y mullidos de aspecto caro, aunque todavía se pueden encontrar plásticos baratos en la parte superior de las puertas y en el cuadro de instrumentos. 

El cuadro de instrumentos detrás del volante está enmarcado por plásticos de aspecto metálico que fluyen desde la consola central hasta el lado del pasajero del salpicadero, rompiendo la amplia franja de plástico que se encuentra delante de ellos. 

A pesar de eso, el Mitsubishi Eclipse Cross sigue siendo algo oscuro y falto de vida, y ni siquiera ascender en la gama de versiones te permite añadir algo de color a los plásticos del habitáculo. Así que, si eres un joven vibrante que quiere seguir las tendencias y comprar un pequeño SUV, quizá esto te desanime un poco.

Aun así, hay buenas razones para subir de gama y dejar atrás la versión básica Challenge. Si optas por la versión Spirit del Mitsubishi Eclipse Cross, tendrás los asientos de tela de “clase alta” de Mitsubishi, con costuras plateadas y manillas interiores de las puertas cromadas, mientras que su iluminación interior LED ofrece una luz blanca brillante en lugar del amarillo apagado que emiten las bombillas de filamento a la antigua usanza.

Sube otro escalón hasta el tope de la gama con el acabado Kaiteki y conseguirás un interior de cuero completo, con costuras naranjas y techo solar de doble cristal que ilumina la oscuridad del habitáculo del Mitsubishi Eclipse Cross. 

Sistema de infoentretenimiento

El sistema de infoentretenimiento del Mitsubishi Eclipse Cross hace su trabajo sin más, 

en lugar de sorprenderte con su excelencia técnica. 

Por desgracia, en el Mitsubishi Eclipse Cross tampoco te queda más remedio que olvidarte de conseguir un cuadro de instrumentos digital como el que viene de serie en el Peugeot 3008. Sus gráficos de alta definición y sus excelentes animaciones marcan un fuerte contraste con la baja definición y la sobriedad de la pantalla del Mitsubishi Eclipse Cross.

De todas formas, todo lo básico funciona correctamente. La ubicación de la pantalla justo encima del salpicadero implica que es fácil mirarla mientras se conduce y, en lugar de tener que manejar una pantalla táctil mientras el dedo índice rebota por ella, tienes un panel táctil ubicado entre los asientos delanteros. 

Aunque los menús no tienen la organización más lógica y ninguna versión trae sistema de navegación de serie, es poco probable que esto suponga un problema. ¿Por qué? Porque Android Auto y Apple CarPlay vienen equipados de serie en las versiones Spirit, Motion y Kaiteki, así que puedes evitar el fastidio de los menús del Mitsubishi Eclipse Cross usando la disposición más intuitiva de tu dispositivo móvil replicando su pantalla en el coche. 

De esta manera, también tendrás los servicios en vivo que ofrecen los sistemas de navegación de alta gama de otros fabricantes, para que te puedas desviar de los atascos de tráfico y encontrar un lugar de aparcamiento cerca de tu destino. 

También resulta más fácil reproducir iTunes o Spotify en el sistema de sonido de seis altavoces que ofrece el coche. ¿Quieres más potencia? Entonces tal vez prefieras subir hasta la versión Kaiteki, que viene con el sistema de nueve altavoces Rockford Fosgate.

Espacio y practicidad

Como era de esperar en un SUV de este tamaño, no falta espacio en el Mitsubishi Eclipse Cross para dos adultos que viajen en la parte delantera. El gran túnel de transmisión que pasa entre los asientos delanteros evita que tus brazos vayan chocándose con los del pasajero que viaja al lado. Además, con el techo solar de cristal, hay mucho espacio para la cabeza.

La parte trasera es algo más dispar. Cuando se inclinan los asientos traseros del Mitsubishi Eclipse Cross, se comen parte del espacio para la cabeza, por lo que es posible que los pasajeros más altos que viajen en la parte trasera vayan rozando la cabeza con el techo del coche. Sin embargo, el suelo es plano, así que hay mucho espacio para los pies de tres personas. 

Además de reclinarse, el asiento trasero del Mitsubishi Eclipse Cross también se desliza sobre raíles para que los pasajeros puedan recostarse y estirarse en viajes largos.

Pero ten en cuenta que si hacen eso, el maletero del Mitsubishi Eclipse Cross, que ya de por sí es pequeño, se volverá aún más pequeño, reduciéndose de 448 a 341 litros, menos de lo que ofrece un hatchback orientado a la familia como el Volkswagen Golf. También está muy lejos de los 520 litros que ofrece un Skoda Karoq, que deja mucho espacio para los pasajeros adultos de la fila trasera.

Pero no todo es malo en el Mitsubishi Eclipse Cross. El portón del maletero se abre ampliamente para meter el equipaje, solo hay que levantarlo un poco sobre un pequeño borde del maletero y, con los asientos traseros plegados, se consigue un suelo de maletero plano, aunque ligeramente inclinado. 

Las buenas noticias siguen si hablamos de la instalación de sillas infantiles. Con los asientos traseros deslizados hacia atrás del todo, hay mucho espacio para una silla infantil. Los puntos ISOFIX están marcados y no tienen las cubiertas de plástico que se pierden como las que se usan en otros coches.

El almacenamiento interior es excelente, pues el Mitsubishi Eclipse Cross dispone de una gran guantera y espacios de almacenamiento laterales en la parte delantera, así como un enorme compartimento bajo el reposabrazos central delantero. ¿Quieres un reposabrazos central trasero? Entonces tendrás que ir a por una versión Spirit, Motion o Kaiteki. 

"Si te decides por un Mitsubishi Eclipse Cross con tracción en las cuatro ruedas (disponible en la versión Kaiteki), conseguirás una de esas rarezas de hoy en día: un todoterreno que puede ir por todos los terrenos".

El sistema de Mitsubishi de tracción en las cuatro ruedas Super All Wheel Control, o S-AWC para abreviar, puede enviar la potencia a la rueda que tenga más agarre, y hasta el 60 % de ella a las ruedas traseras. 

Es fácil de manejar con nieve y aguanieve, pero también en las carreteras irregulares que dejarían a otros rivales tirados. Además, los modos de conducción Auto, Snow y Gravel facilitan la tarea, solo tienes que elegir el terreno por el que vas a pasar y dejar que el coche haga el resto.

Por otra parte, si lo consideras como un coche para la familia del que también se espere resistencia, cabe señalar que la capacidad de remolque del Mitsubishi Eclipse Cross es de 1 600 kg, es decir, 500 kg menos que un Skoda Karoq diésel con tracción en las cuatro ruedas.

Desafortunadamente, el Mitsubishi Eclipse Cross no va tan bien por carretera. 

Es silencioso por la autopista una vez que alcanzas una velocidad constante. También viene con control de velocidad de crucero de serie, así que no hay que estar subiendo y bajando el pie sobre el acelerador durante horas y horas. Además, las versiones con tracción en las cuatro ruedas dan la sensación de estar clavadas a la carretera.

En ciudad, sin embargo, la conducción es rígida y parece que busca los baches e irregularidades cual sabueso detrás de una presa. La versión Challenge es la más cómoda, ya que viene con llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas) que son 5 cm (2 pulgadas) más pequeñas que las de cualquier otra versión. 

Los motores del Mitsubishi Eclipse Cross (1.5 gasolina de cuatro cilindros y 2.2 diésel) ofrecen un rendimiento aceptable a bajas velocidades y el coche es fácil de aparcar gracias a la cámara de visión trasera de serie. 

¿Odias aparcar? En ese caso, la versión Motion incluye sensores de aparcamiento delanteros y traseros, mientras que los coches Kaiteki tope de gama tienen una cámara de visión de 360 grados, muy útil para los bordillos altos y los obstáculos ocultos que no se pueden ver por los retrovisores. De cualquier manera, en el Mitsubishi Eclipse Cross ni siquiera se puede elegir como extra un sistema de aparcamiento automático completo, al contrario de lo que ocurre con el Skoda Karoq. 

Aventúrate por los caminos del campo y verás que el Mitsubishi Eclipse Cross se resiente por su capacidad como todoterreno en las curvas, en las que avanza y se mueve con pesadez y poca agilidad. 

No es que sea terrible, pero un SEAT Ateca resulta mucho más ágil, y la dirección pobre del Mitsubishi Eclipse Cross, que amortigua los movimientos irregulares del volante por caminos complicados, no inspira confianza cuando entras en una curva. 

Motores y cajas de cambios

Con tan solo dos motores disponibles (un 1.5 gasolina de 163 CV y un 2.2 diésel de 148 CV), la gama de motores del Mitsubishi Eclipse Cross no puede ser más sencilla.

Es un motor decente que pasa de 0 a 100 km/h (0-62 mph) en 9,7 segundos y es tranquilo y suave siempre que no se le pise demasiado. Tiene el ritmo suficiente para andar entre el tráfico de la ciudad y no da ningún problema al subir la velocidad para una incorporación en la autopista.

La caja de cambios manual de seis velocidades no es tan buena. Puede resistirse un poco al cambiar de marcha y la acción irregular del pedal de embrague hace que sea difícil conducir suavemente a velocidades bajas. 

Hay una opción automática (CVT disponible en todas las versiones excepto la Challenge y la Spirit), pero con ella el coche es medio segundo más lento para alcanzar los 100 km/h (62 mph) y, en todo caso, el rendimiento resulta más aburrido. En un adelantamiento mantendrá el motor a una velocidad constante, haciendo un zumbido monótono e innecesario. 

Por desgracia, si quieres tracción en las cuatro ruedas, solo está disponible en combinación con la caja de cambios automática.

Refinamiento y niveles de ruido

El Mitsubishi Eclipse Cross es silencioso por la autopista una vez que se ha alcanzado una velocidad estable, con muy poco ruido de la carreta o del viento. 

El control de velocidad de crucero, por su parte, viene de serie para no tener que subir y bajar el pie en el acelerador durante horas y horas en viajes largos.

A esas velocidades, el ruido del motor del Mitsubishi Eclipse Cross pasa a segundo plano, pero cuando se acelera para llegar a una velocidad alta, su sonido decidido se vuelve áspero al exigirle más. 

Si aceleras con fuerza para hacer un adelantamiento en una nacional, te perderás el ligero rugido que ofrece un motor diésel, algo que puedes conseguir en casi todos los rivales del Mitsubishi Eclipse Cross. 

Equipamiento de seguridad

El Mitsubishi Eclipse Cross obtuvo una calificación de cinco estrellas en las pruebas de choque cuando fue evaluado por el organismo de seguridad Euro NCAP en 2017.

Viene con todo un kit de seguridad de serie. Todas las versiones tienen siete airbags, frenos de emergencia automáticos que funcionan hasta a una velocidad de 80 km/h, alerta de salida de carril y un aviso que suena si se pincha un neumático. 

Todas las versiones tienen también el sistema AYC en las ruedas delanteras, por lo que el coche sigue siendo fácil de controlar incluso si se entra en una curva demasiado rápido.

Si quieres un kit de seguridad más extenso tendrás que optar por la versión Kaiteki, ya que, desafortunadamente, no se pueden añadir elementos de seguridad sin gastar mucho en el coche de gama alta. El acabado Kaiteki incluye control de velocidad de crucero adaptativo, que, además de mantenerte a una velocidad constante como el sistema de serie, también puede acelerar y frenar, manteniendo una distancia segura con los coches delanteros. 

También viene con sistema de alerta de salida de carril, así que, si intentas adelantar en la autopista y hay un coche en tu punto ciego, sonará una alarma y verás una luz de advertencia en el espejo retrovisor correspondiente. 

"Puede que el Mitsubishi Eclipse Cross solo esté disponible con dos motores, pero el ahorro de combustible varía según el tamaño de las ruedas y si se opta por la caja de cambios automática o la tracción en las cuatro ruedas, que incluye la caja de cambios automática de serie".

Por lo tanto, mientras que la versión básica Challenge con ruedas de 41 cm (16 pulgadas), tracción en dos ruedas y caja de cambios manual consume unos 7 l/100 km oficialmente, una versión Kaiteki con ruedas de 46 cm (18 pulgadas), caja de cambios automática y tracción en las cuatro ruedas no puede bajar mucho de 9,4 l/100 km. 

En comparación, Skoda considera que un Karoq de gasolina de 150 CV con tracción en las cuatro ruedas y caja de cambios automática debería consumir unos 7 l/100 km, mientras que una versión diésel llegaría a 4,7 l/100 km, oficialmente. 

Si buscas una alternativa al Mitsubishi Eclipse Cross de gasolina que sea muy eficiente, entonces deberías ir a por el Toyota C-HR. Las versiones de gasolina de 115 CV consumen menos de 6,2 l/100 km y Toyota afirma que el híbrido gasolina-eléctrico puede bajar de 3,7 l/100 km. 

"El Mitsubishi Eclipse Cross tiene un precio de 19.950 € (en el segundo trimestre de 2020) para una versión básica Challenge, que aumenta hasta los 30.800 € para un Kaiteki automático con tracción en las cuatro ruedas".

La versión más popular es la Spirit de gama media (llamada el “3” en el lanzamiento) con tracción en dos ruedas. Se vende a partir de 21.250 € e incluye equipamiento extra como el climatizador bizona, para que el pasajero del asiento delantero y tú podáis ajustar cada uno su temperatura de la calefacción.

Como siempre, el ahorro es importante en los coches kilómetro cero; encontramos un Kaiteki diésel 2.2 de 2019 con 2 500 km en el cuentakilómetros por solo 21.250 €, un gran descuento para un coche recién salido de fábrica.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Incluso la versión básica Challenge del Mitsubishi Eclipse Cross tiene todo el equipamiento necesario. 

Cuenta con climatizador para que el coche mantenga el habitáculo a la temperatura que fijes, luces y limpiaparabrisas automáticos, control de velocidad de crucero y lunas traseras tintadas. También incluye la pantalla del sistema de infoentretenimiento de 20,3 cm (8 pulgadas) del coche y cámara de visión trasera.

Los coches Spirit representan más un pack de estilo que una versión aparte. Tienen ruedas de 46 cm (18 pulgadas) que no parecen tan perdidas en los pasos de rueda como las versiones de 41 cm (16 pulgadas) del coche básico. Sube al nivel del Spirit y tendrás un importante aumento de equipamiento. 

Viene con climatizador bizona, espejos retrovisores que se pliegan cuando aparcas y arranque sin llave. La versión Motion incluye sensores de aparcamiento delanteros y traseros y un sistema Head-up display (HUD) que proyecta información en el parabrisas, como la velocidad. 

La versión Spirit también tiene detalles cromados adicionales (en la parrilla y debajo de las puertas) que lo hacen ver más lujoso.

Por último, en el tope de la gama, tienes el Kaiteki. En el interior, el techo solar de doble cristal transmite luz, aunque es una pena que no haya ni un solo panel de cristal ininterrumpido, como se ve en sus rivales. También viene con un sistema de sonido de alta calidad, interior de cuero, control de velocidad de crucero adaptativo y asientos delanteros calefactables.

Modelos populares

Mitsubishi Outlander

arrow up icon
Volver arriba