Icon for mercedes-benz make

Mercedes-Benz Clase B Opiniones

1 / 8

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2011
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
MVP
fuel iconCombustible
Gasolina,Diesel,EV

Escrito por el equipo editorial de heycar

6/ 10
heycar opiniones
Espacioso y bien equipado
Ventajas
  • Mucho espacio en el habitáculo para los pasajeros y el equipaje.

  • Nivel estupendo de equipamiento de seguridad.

  • Gama de motores potentes

Inconvenientes
  • Conducción firme, sobre todo en las versiones de gama más alta

  • Los motores de diésel no son refinados

  • El sistema de infoentretenimiento no está a la altura del que ofrece la competencia.

Verdicto

¿Es un coche elegante, estiloso, práctico y asequible? Es complicado fabricar un coche que cubra todos estos requisitos, pero este monovolumen de lujo, o hatchback reforzado, es un intento. El Mercedes Clase B es uno de los pocos coches que intenta combinar elegancia y practicidad, pero sin costar el pastizal de los SUV más grandes de la marca.  

Hay otras marcas que han ofrecido hatchback grandes, como el BMW Serie 2 y el Volkswagen Golf SV, por nombrar solo dos, pero son una verdadera rareza. 

En general, la idea es desarrollar la esencia del Mercedes-Benz Clase A original: laterales altos, una carrocería cuadrada única y el espacio interior para una familia de cinco con todo su equipaje, un coche que se podría tener en cuenta si estás echándole un ojo a otros como el Ford C-Max, pero necesitas algo más de chispa. 

Su diseño se traduce en una posición de conducción elevada, lo que permite una buena visión frontal y lateral en el Mercedes Clase B. Sin embargo, los pilares traseros son gruesos, por lo que mirar hacia atrás puede ser algo más complicado, pero Mercedes incorpora de serie una cámara de visión trasera muy cómoda para paliar ese defecto. 

La gama de motores incluye una selección de motores de gasolina y diésel y que, para el final de la vida útil de esta generación del Mercedes Clase B, en 2018, se componía de dos de gasolina y tres de diésel. Entre los motores de gasolina se encontraba el motor 1.6 con dos potencias diferentes a los que se les llamó B180, B200, B220 y B250, mientras que la gama de diésel cuenta con un 1.5 B180 CDI y dos versiones de un motor 2.1 de diésel: el B200 CDI y el B220 CDI. También se puede seleccionar el sistema de tracción en las cuatro ruedas 4Matic de Mercedes. 

Las versiones con menos potencia están bien para hacer vida por la ciudad, a bajas velocidades, pero las opciones más potentes son la mejor apuesta si hay más variedad en tu vida. Si hay que escoger entre uno de ellos, a la mayoría le atrae más el B220 CDI: tiene el mismo consumo oficial que el B200 CDI de menor potencia, pero con menos emisiones, a pesar de ser más rápido. 

Tampoco esperes sentir mucha emoción al conducir el Mercedes Clase B, independientemente del motor que escojas. El manejo es, en el mejor de los casos, bastante normal. Para evitar que este coche alto se balancee en las curvas, Mercedes lo ha configurado con una suspensión rígida, lo que da como resultado una conducción firme que no es muy agradable para las familias. 

Una ventaja real es el nivel tan generoso de equipamiento que se obtiene: no hay una versión que carezca de equipamiento entre los Mercedes Clase B. Los tres acabados principales son Style, Urban y AMG Line, e incluso el acabado básico viene con Attention Assist, tapicería de cuero, una pantalla de 20,3 cm (8 pulgadas) y el sistema Collision Prevention Assist Plus.  

Si vas a por la versión Urban, obtendrás más funciones tecnológicas y visuales y, con la versión AMG Line, lo que consigues es un tipo concreto de carrocería y una suspensión más baja. 

La seguridad y la practicidad pueden atraer a algunos, pero el Mercedes Clase B flaquea en otros aspectos importantes. No es muy divertido de conducir y que la marca sea Mercedes lo convierte en un coche caro en comparación con las alternativas que ofrecen practicidad sin parecer de lujo.  

¿El Mercedes Clase B es adecuado para ti?

 El nivel de equipamiento en el Mercedes Clase B lo convierte en una posibilidad atractiva para aquellos que buscan una buena relación calidad-precio, pero, sinceramente, al final lo que atraerá al público será la marca y el acabado de primera gama. 

No ofrece asientos adicionales ni un diseño interior muy elegante, por lo que solo se puede vender como vehículo para familias por su maletero grande, sus asientos traseros deslizantes y la decente cantidad de espacio para los pasajeros. No destaca mucho en su categoría por estas características, pero es una posibilidad más atractiva que un hatchback normal.  

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Mercedes Clase B?

 Si buscas un monovolumen elegante, entonces deberías tirar la casa por la ventana con el motor e ir a por el más potente, el B220 CDI. Ofrece más potencia y rinde mejor que el B200 CDI, pero con el mismo consumo oficial de combustible, por lo que su mantenimiento no debería ser mucho más caro, siempre y cuando seas responsable con el acelerador. Si compras uno nuevo, podría ser difícil justificar el desembolso, pero no es tan descabellado si compras una versión de segunda mano. 

En términos de acabados, es mejor quedarse en la parte baja de la gama y encontrar una versión que tenga algunos extras añadidos. El acabado AMG Line agrega una suspensión más deportiva y ruedas más grandes que hacen que la conducción del Mercedes Clase B sea algo más incómoda. Por último, las ruedas más pequeñas del acabado Style serán más cómodas en el día a día. 

¿Qué otros coches son similares al Mercedes Clase B?

La demanda de los monovolúmenes elegantes no ha sido muy popular entre los clientes, por lo que no hay muchos rivales directos. Algunos equivalentes directos son el BMW Serie 2 Active Tourer y, hasta cierto punto, el Volkswagen Golf SV. Pero, si estás buscando versiones de gama media, también puedes considerar el Ford C-Max o algunos SUV compactos como el propio GLA de Mercedes.  

"Uno de los beneficios de tener una posición elevada como la del Mercedes-Benz Clase B es que se obtiene una buena visibilidad desde el habitáculo, y que lo que te encuentras cuando miras hacia el exterior en un Mercedes-Benz Clase B es una visión despejada en la parte delantera y en los laterales. Esta posición elevada te permite ver sobre otros coches más pequeños y bajitos, lo cual es útil en los cruces".

Sin embargo, los grandes pilares que se encuentran entre las ventanas y el parabrisas trasero no ayudan en la visibilidad y estorban cuando vas a mirar hacia atrás. Lo que puede ayudarte a disminuir el impacto de estos grandes pilares es una cámara de visión trasera que viene como opcional.

Los asientos tienen mucho espacio adelante, y hay una amplia gama de ajustes disponibles. Además de todas las modificaciones habituales que se pueden hacer a la posición del asiento, también se puede ajustar en longitud.

Al ser un coche alto, nunca hay mucho problema con el espacio para la cabeza, ya que pueden caber cinco adultos sin ningún problema.

El salpicadero y los controles son claros y están bien distribuidos, y la pantalla básica se muestra con claridad. Sin embargo, esta pantalla no parece tan elegante como en otros coches de la competencia, ya que se encuentra en la parte superior del salpicadero y parece sacada de un desguace. En otros coches como el Volkswagen Golf SV es mucho más elegante y está mejor integrada.

Calidad y acabado

La experiencia de Mercedes en el Clase B no es solo una marca en el capó, ya que el habitáculo ofrece una sensación de lujo en todo momento. Esta primera impresión se sostiene al entrar en contacto con cualquier superficie, dial, botón o control. Los materiales son excelentes y la sensación que transmite es la de estar en un coche de lujo.

Los diales blancos y negros son fáciles de ver y parecen suaves, y los tres conductos de ventilación en la parte central son tan elegantes que mejoran el diseño del salpicadero y enfrían el habitáculo al mismo tiempo. Están hechos de aluminio, el mismo material que los tiradores de las puertas. Los controles del sistema de sonido y de la calefacción también siguen la misma línea y no hay ningún detalle que parezca barato.

Da igual si optas por la tapicería de tela o por la de cuero, los asientos también tienen un buen diseño. Ambos tipos de tapicería podrán aguantar las grandes exigencias de la vida familiar, aunque el cuero será más fácil de limpiar con un trapo si se derraman líquidos en un viaje largo (o corto).

Sistema de infoentretenimiento

El sistema de infoentretenimiento de Mercedes se encuentra en lo alto del salpicadero y la pantalla actual se ve elegante. Sin embargo, el sistema en sí se usa para controlar muchas de las funciones del coche, y muchas de ellas están enterradas entre los menús, por lo que se puede perder tiempo y esfuerzo cuando lo que quieres configurar se podría hacer rápidamente con un botón de acceso directo.

Sin embargo, la funcionalidad es decente, con Apple CarPlay y Android Auto de serie, dos puertos USB y radio digital DAB.

Sin embargo, la navegación es una función opcional en todas las versiones, y es una opción de 484 €, por lo que hay altas posibilidades de que esté entre las versiones de segunda mano.

Espacio y practicidad

Los conductores (y los pasajeros) altos se alegrarán por la noticia. La altura del Mercedes-Benz Clase B ofrece una cantidad generosa de espacio en el habitáculo para aquellas personas con moño prominente, sombrero, o para los que son un poco más altos de lo normal. El diseño cuadrado proporciona un poco de espacio extra para la cabeza, tanto en la parte delantera como en la parte trasera.

Si eres una persona alta, este coche tampoco se queda corto en cuanto a espacio para las piernas en la parte trasera. Los asientos traseros deslizantes se pueden empujar hacia atrás para que incluso los más altos se encuentren cómodos, y todavía sobraría espacio para colocar algunas bolsas entre ellos si se diese el caso.

Sin embargo, no funciona igual en los tres asientos, ya que el central no es igual que los otros dos, sino que es más estrecho y un poco más firme, por lo que los pasajeros que acaban ahí no te agradecerán después de un viaje largo.

Que el asiento central sea un poco más estrecho te indica que solo se pueden colocar dos asientos infantiles; y es que solo hay sujeciones ISOFIX en los asientos exteriores.

El espacio disponible en el maletero va a depender de la posición de los asientos traseros. Si le das prioridad al espacio de las piernas de los pasajeros traseros, obtienes unos decentes 488 litros, pero si priorizas al máximo la capacidad del maletero, consigues hasta 666 litros. Si abates los asientos, el espacio aumentará a 1 547 litros.

También hay pequeños detalles que suman más practicidad, algunos vienen de serie y otros son opcionales, como el suelo de carga ajustable o un compartimento plegable. También hay un protector para el suelo de carga para mantener intacta la pintura de la abertura en caso de que tengas perros o aficiones con equipamiento sucio.

El único inconveniente del Mercedes-Benz Clase B es que solo se ofrecen cinco asientos, mientras que el BMW Gran Tourer y los monovolúmenes menos lujosos se pueden escoger con siete plazas.

"El paseo y la conducción son el punto más débil del Mercedes. Se ubica entre un monovolumen y un hatchback para familias, pero no ofrece los beneficios de ninguno de los dos. No es tan cómodo de conducir como un monovolumen más descarado y no está tan centrado en el conductor como un hatchback, a pesar de intentar mezclar elementos de ambos coches".

El mayor inconveniente es la suspensión, que se siente rígida e implacable, ya sea por una autopista o por ciudad. Nunca se calma del todo y produce un balanceo y un traqueteo que no son adecuados para un coche orientado a la familia. Si llevas pasajeros jóvenes que prefieran un viaje cómodo, entonces no les gustará demasiado.

La elevada altura del coche es una de las razones por las que la suspensión es tan firme, ya que Mercedes pretende evitar que el Mercedes-Benz Clase B se incline en las curvas cuando entras en una a toda velocidad. Puede que sea bueno que Mercedes haya logrado su objetivo, ya que lo puedes meter en cualquier curva sin que se balancee ni un poco. Pero, ¿es lo que debería hacer un monovolumen?

Es frustrante que el coche se vuelva menos cómodo conforme vas subiendo de gama. La versión Urban tiene una suspensión más rígida que el acabado Style, y no hablemos de la AMG-Line, que será devastadora en carreteras marcadas con muchos baches. Y estas carreteras no escasean en España...

Es una pena que esta rigidez no sea sinónimo de deportividad. La dirección asistida es impredecible, por lo que tampoco es un coche divertido a la hora de conducir. En línea recta, la dirección es demasiado suave, pero se vuelve demasiado pesada cuando coges una curva.

Motores y cajas de cambios

Se ofrece una amplia gama de motores en el Mercedes-Benz Clase B: tres de diésel, tres de gasolina y una versión eléctrica que se añadió en 2017.

Los de gasolina son motores 1.6 con 122 CV o 156 CV o motores 2.0 con 156 CV, 184 CV y 211 CV. El motor de diésel básico es un 1.5 con 109 CV, mientras que los otros dos son motores 2.1 y se puede escoger entre 136 CV y 177 CV. La versión eléctrica está muy emparentada con el motor diésel de mayor potencia, con 179 CV en su versión más potente.

Las versiones de menor potencia del motor de gasolina y de diésel se adaptan mejor a aquellos que van a pasar la mayor parte del tiempo en la ciudad y dan mejores resultados en el consumo de combustible, pero es preferible escoger las opciones más potentes si vas a tener una conducción más variada.

Cada versión viene con la posibilidad de escoger una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática de siete, salvo el motor diésel más potente, que solo se ofrece con la automática de siete velocidades. La caja de cambios automática es excelente, aunque a veces tarda un poco en cambiar de marchas. 

La última opción, que se ofrece en los modelos de gasolina B220 y de diésel B200 CDI y B220 CDI, es la tracción en las cuatro ruedas 4Matic de Mercedes-Benz, que aumenta tanto el precio como las emisiones, por lo que solo la recomendaríamos si realmente la necesitas.

Refinamiento y niveles de ruido

Los motores de diésel del Mercedes-Benz Clase B no son los más silenciosos, y transfieren mucho ruido y vibración al habitáculo. Esto se nota más a velocidades más bajas y al marchar a ralentí, pero también eleva el volumen cuando se acelera bruscamente. Se tranquiliza cuando alcanza la velocidad de la autopista. Sin embargo, se cuela bastante ruido del viento a velocidades más altas en todas las versiones.

Los motores de gasolina son mucho mejores en cuanto a ruido del motor y lo mantienen más a raya en todas las situaciones, aunque ninguno es capaz de igualar la experiencia casi silenciosa que se obtiene en la versión eléctrica. 

Equipamiento de seguridad

Nos tranquiliza ver que el equipamiento de seguridad que se ofrece en el Mercedes-Benz Clase B es generoso y es una de las razones por las que consiguió una puntuación admirable en su única prueba de choque EuroNCAP. Se hizo en 2011, un tiempo en el que estas pruebas no eran tan estrictas.

Sin embargo, el equipamiento que traía era muy bueno. Desde el principio, el sistema Collision Prevention Assist venía de serie, un sistema que acciona los frenos en caso de un posible accidente. En la renovación de 2014, este se actualizó al Collision Prevention Assist Plus, que ayudaba en el caso de un posible impacto trasero.

Otro equipamiento de seguridad que se ofrece de serie es el sistema de alerta de atención al conductor, que supervisa el nivel de cansancio del conductor, y una asistencia de arranque en pendiente.

Rango máximo de los coches eléctricos

La versión de eléctrica del Mercedes-Benz Clase B fue la primera versión eléctrica con gran aceptación de Mercedes y ofrecía una autonomía oficial de 198 km. Sin embargo, en invierno no esperes alcanzar esa cifra con frecuencia.

"Pasar de la caja de cambios manual a la automática cuesta alrededor de 2 000 € en todos los acabados. Pasar del acabado Style al Urban añade unos 800 €, mientras que el paso de Urban al AMG Line suma alrededor de 2 100 €".

El Mercedes-Benz Clase B se aferra bien al precio, por lo que los precios de segunda mano también son bastante altos. Un coche con tres años puede haber bajado su precio un 50 % en función de las típicas variables. El acabado de lujo y el alto nivel de equipamiento no ayudan a rebajarlos. 

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Elegir un nivel de acabado en un Mercedes-Benz Clase B no se basa únicamente en el equipamiento que obtienes. A medida que vas subiendo por los acabados, cuanto más grandes sean las llantas de aleación, más rígida se vuelve la suspensión, lo que afecta negativamente a la conducción. Por esta razón, el acabado Style es la elección de la mayoría; aunque, en un mundo ideal, el primer propietario tendría que haber agregado un par de extras.

El acabado Style viene con un nivel de equipamiento decente: llantas de aleación de 41 cm (16 pulgadas), suspensión adaptativa, faros bixenón, el sistema Collision Prevention Protection Plus, emparejamiento con dispositivos móviles y sensores de lluvia. El acabado Sport incluye principalmente llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas) y tubos de escape dobles. El acabado AMG Line se equipa con llantas de hasta 46 cm (18 pulgadas) y trae carrocería AMG y suspensión rebajada.

Modelos más vistos

Mercedes-Benz A-Class

Mercedes-Benz E-Class

Mercedes-Benz C-Class

Mercedes-Benz Sprinter

Mercedes-Benz S-Class

Modelos similares

Ford C Max

Volkswagen Golf

BMW 2 Series

arrow up icon
Volver arriba