Es así de simple. Ofrecemos confianza con cada coche

  • Cada coche pasa un riguroso control de calidad 

  • Todos los coches tienen garantía

  • Todos los coches tienen menos de 8 años y un kilometraje inferior a 150.000 km

  • Se comprueba el historial, accidentes y mucho más de cada coche

  • Adquieres tu coche de concesionarios autorizados, seleccionados por nosotros

Calidad controlada por un técnico cualificado

Todos los coches son sometidos a un exhaustivo control de calidad realizado por un técnico antes de ser entregados al comprador.

Coches de segunda mano en perfecto estado

Todos nuestros coches son relativamente nuevos. Con menos de 8 años de antigüedad y un kilometraje inferior a 150.000 km. Para que disfrutéis de una larga vida juntos.

Sin sorpresas desagradables

La comprobación del historial del vehículo permite verificar que tu coche no ha sido declarado como robado, exportado, desguazado o siniestro total a efectos del seguro.  

Protegidos frente a imprevistos

Para tu total tranquilidad, todos los coches incluyen una garantía. Los coches de menor antigüedad tienen incluso la garantía original del fabricante. Otros tienen garantías con condiciones específicas que aportan una mayor protección, como es el caso de 'Das Welt Auto’ de Volkswagen. Pero, como mínimo, disfrutarás de una garantía de al menos 1 año. Por si acaso.

¿Necesitas más información? Ve a nuestra sección de Preguntas Frecuentes

Estás en buenas manos

Solo trabajamos con concesionarios autorizados en los que confiamos plenamente. Esta es la base de heycar: escoger a los mejores y más prestigiosos concesionarios y seleccionar únicamente los coches de mayor calidad. Con un servicio al cliente cualificado y muy eficiente.

¿Necesitas más información? Ve a nuestra sección de Preguntas Frecuentes

Control de calidad

Muchos de nuestros concesionarios cumplen con los estándares para coches de segunda mano establecidos por el fabricante. Otros controlan de manera exhaustiva el motor, la caja de cambios y los sistemas de refrigeración y ventilación, entre otros muchos parámetros, antes de autorizar su venta – y otros son incluso más exigentes. Pero como mínimo, un técnico habrá evaluado las siguientes áreas.

Motor

Se realiza un control a fondo del motor, para comprobar que todo funciona a la perfección. A fin de cuentas, es la parte esencial del coche.

Chasis

El técnico revisa las partes más importantes en la conducción del coche, como los frenos. Así estará preparado para viajes largos, carreteras en mal estado y frenazos imprevistos.

Carrocería

El técnico revisa en profundidad el exterior, interior y parte inferior del coche para comprobar que no existen daños.

Sistema eléctrico

Se comprueban todos los sistemas eléctricos del coche, como la batería, las luces y los sistemas electrónicos de los que tanto dependemos.

¿Listo? Pues encontremos tu coche ideal

arrow up icon
Volver arriba