logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for mercedes-benz make

Mercedes-Benz Clase E Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2016
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
Berlina
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por equipo Editorial de heycar

9/ 10
heycar opiniones
Maravillosamente suave y eficiente
Ventajas
  • Habitáculo con un diseño elegante

  • Espacio para los pasajeros

  • Versión híbrida disponible

Inconvenientes
  • El coste de algunas opciones

  • Precios de salida altos

  • Algunos equipamientos de seguridad siguen siendo opcionales

Veredicto general

"Este Mercedes Clase E se encuentra entre los coches más sofisticados que la marca alemana ha fabricado. Incluso le da algo en lo que pensar al lujoso Clase S por el nivel de comodidad, espacio, calidad y tecnología. Todo esto hacen de este segmento E un rival reñido para coches como el Audi A6 y el BMW Serie 5."

El resultado es un competidor de primera que busca tu atención y tu dinero. Lo hace siendo un vehículo más refinado, de mayor calidad y algo más lujoso que el Audi A6 y el BMW Serie 5.

También hay que tener en cuenta que el Mercedes cuenta con una gama de motores muy amplia y que es capaz de cubrir todas las necesidades, con el E220 d para una plantilla de coches de empresa o con el increíblemente rápido E63. También se ha añadido un modelo híbrido enchufable en la gama, por lo que el Mercedes Clase E tiene una de las ofertas más amplias y avanzadas en lo que respecta a la propulsión. También puedes escoger tracción trasera o tracción en las cuatro ruedas según el motor que se seleccione, por lo que el Mercedes Clase E también se enfrenta directamente a Audi y BMW en este sentido.

Sin duda, una de las opciones estrella es el básico E220 d, propulsado por un motor 2.0 diésel de cuatro cilindros que cuenta con un consumo oficial de 4 l/100 km. Esta cifra ya sería increíble incluso aunque el motor traqueteara tanto como el generador de electricidad de un campamento, pero el hecho de que el E220 d sea tan rápido y firme lo convierte en una hazaña de ingeniería impresionante. Es un coche de lujo con bajo costes de mantenimiento.

Si necesitas más velocidad, el motor E300 d de diésel de seis cilindros tiene una gran aceleración a bajas revoluciones, o también puedes ir a toda velocidad con el E350 d, que es impresionantemente rápido y suave.

Además, habrá gente que busque la versión híbrida enchufable con EQ Power que se ofrece con el E300. Produce unas emisiones de dióxido de carbono tan bajas como de 34 g/km. Puedes recorrer hasta 50 kilómetros solo con la energía de la batería, lo cual es más que suficiente para que los desplazamientos por la ciudad no emitan nada por el tubo de escape.

Tiene un equipamiento bastante generoso entre sus diversos niveles de acabado. Lo más básico que te puedes encontrar son: navegación, sistema de climatización, Bluetooth, interior de cuero, una caja de cambios automática de nueve velocidades, faros LED y control de velocidad de crucero adaptativa. Sin embargo, es una pena que algunas cosas que podrían llevar a lo más alto del lujo al Clase E se queden como opcionales,

como las dos pantallas panorámicas HD de 31,2 cm (12,3 pulgadas) cada una que forman un único módulo y una función que permite al propietario controlar el coche remotamente a través de una aplicación, por lo que tu dispositivo móvil acaba siendo la llave.

Todas estas funciones elegantes quedan respaldadas por los elementos básicos del Clase E, por lo que sigue siendo un segmento E cómodo, espacioso y muy elegante.

¿El Mercedes Clase E es adecuado para ti?

La estrella de tres puntas en el capó de un segmento E te da una sensación de tranquilidad, y el Mercedes Clase E lo sabe. Es un símbolo de calidad, comodidad y solidez en el diseño, y todo eso está incorporado a la perfección en este coche.

Nadie pensará que el Clase E es superficial, ya que está fabricado con la misma solidez y perfección que sugiere su apariencia. También tiene unos motores magníficos, una conducción espectacularmente suave y una comodidad excelente, aunque en la mayoría de las versiones hay que desembolsar un poco más de dinero por la brillante suspensión neumática.

¿Otras razones por las que el Clase E debería estar en tu lista de deseos? ¿Qué te parece la cantidad abrumadora de espacio en el habitáculo, todo ese equipamiento de serie, su refinamiento excelente y esos motores silenciosos y económicos? Claro, si te gusta la emoción, siempre están las versiones AMG con motores increíblemente potentes que son capaces de comportarse como verdaderos caballeros en cuanto a potencia, no como otros motores con esa actitud macarra.

Si necesitas más espacio, mira el Mercedes-Benz Clase E Estate.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Mercedes Clase E?

Si quieres la velocidad y aceleración máxima, nada supera a las versiones E53 y A63 de AMG. Sin embargo, creemos que hay dos verdaderas joyas entre la gama principal del Clase E.

La primera es el modelo turbodiésel E220 d básico, que es el que se suele elegir como coche de empresa. Es fácil ver la razón, ya que tiene un motor con un buen rendimiento y muy suave. Además, ofrece un consumo y unas emisiones que alivian la cartera, así que no tendrás que vender ningún riñón cuando llegue el impuesto de circulación.

Por otro lado, y lo decimos en todos los sentidos, está la versión híbrida con EQ Power E300. Utiliza el mismo motor 2.0 turbo de diésel que el E220 d, pero añade un motor eléctrico de 122 CV que puede funcionar solo con energía eléctrica hasta 50 kilómetros y contribuye a que el consumo y las emisiones en un ciclo combinado sean de 1,6 l/100 km y 34 g/km respectivamente en la forma más eficiente.

¿Qué otros coches son similares al Mercedes Clase E?

No se puede pensar en el Mercedes Clase E sin tener en cuenta a sus archienemigos: el Audi A6 y el BMW Serie 5. El Audi es un coche muy elegante, con un diseño que lleva escrito “precisión” y “cuidado” en su fabricación. Sin embargo, no es tan refinado como el Mercedes.

BMW lleva ventaja en el disfrute de la conducción con su Serie 5, aunque la comodidad y la calidad están también muy cerca, pero el BMW no es tan generoso como el Clase E en cuanto a espacio para los pasajeros traseros. También vale la pena considerar el Jaguar XF y el excelente Volvo S90.

"Además de las típicas berlinas, el Mercedes-Benz Clase E compite actualmente con varios SUV de lujo, ya que todos proporcionan una sensación superior de espacio y practicidad gracias a su diseño básico cuadrado. Al estar rodeado de esta compañía, el Mercedes-Benz Clase E moderno no parece tan majestuoso o práctico como antes, pero todavía tiene parte del encanto del Clase S en la parte delantera como para parecer un coche muy especial."

Parte de esta sensación de lujo se debe a que el Mercedes-Benz Clase E ofrece una gran cantidad de espacio al conductor. Es una cualidad que se subestima cuando hay tantos otros que te intentan convencer con acabados de lujo y apariencias de gama alta. Es cierto que el Mercedes-Benz Clase E puede competir con su gran pantalla para el sistema de infoentretenimiento opcional, pero también ofrece una gran cantidad de espacio para las piernas, los hombros y la cabeza, junto con numerosos ajustes. Esto se completa con algunos ajustes eléctricos y un ajuste en altura y profundidad del volante.

Podrás tener una visión excelente de la carretera por delante y a los lados gracias a la posición de conducción ordenada del Mercedes-Benz Clase E. Al igual que otros coches de esta categoría, la visión trasera del conductor está limitada por los gruesos pilares traseros, pero se compensa con los sensores de aparcamiento y con la cámara de visión trasera que vienen instalados en todas las versiones para evitar forzar el cuello y cualquier preocupación con la carrocería. Incluso tienes la opción de aparcar a distancia gracias a una aplicación en tu dispositivo móvil.

Calidad y acabado

Mercedes ha basado todo su negocio en la idea de que sus vehículos están diseñados con un acabado básico más lujoso que los del resto. En el Mercedes-Benz Clase E, esta idea está más que justificada, ya que la atención por los detalles y la calidad del diseño son insuperables, y no solo nos referimos a los segmento E, sino a toda la industria automovilística, entre los que se incluyen el propio Mercedes Clase S.

El ajuste y el acabado del Mercedes-Benz Clase E es una de las razones por las que sus propietarios lo disfrutan tanto. Los materiales que se han utilizado son de muy alta calidad. En algunas versiones, la tapicería de los asientos es de cuero sintético, un material que Mercedes ha estado usando durante décadas. Estarás tentado a mentir sobre el origen de este material gracias a su comodidad y tacto.

Mercedes también transfiere una sensación de tener un acabado de gama alta a sus conductores y ocupantes a través de todos los controles, botones, interruptores y palancas. No se oye ni un chirrido o crujido en el Mercedes-Benz Clase E y todo funciona con un gesto preciso y calculado.

Sistema de infoentretenimiento

Una de las pocas decepciones del habitáculo del Mercedes-Benz Clase E es también una de las piezas clave de celebración del interior: su pantalla panorámica doble. Lo que nos decepciona es que sea un extra en lugar de venir de serie en todas las versiones. Si la añades, podrás disfrutar de dos pantallas panorámicas HD de 31,2 cm (12,3 pulgadas) situadas en una carcasa compartida. Una de ellas reemplaza el cuadro de instrumentos tradicional e inunda al conductor con información clara y bien presentada.

Si hay que sacarle algún defecto, es que algunos gráficos parecen obsoletos y el sistema de navegación COMAND es tan refinado como torpe desde que salió por primera vez. Su forma de navegar por las pantallas es tan rudimentaria como dibujar de un Telesketch, cuando lo que realmente necesitas es un lápiz para la pantalla. Sin embargo, el control por voz de Mercedes es fácil de usar.

Si te quedas con una versión estándar o un AMG Line Hybrid, obtendrás un sistema más básico con una pantalla de 31,2 cm (12,3 pulgadas). Tiene una rueda para controlarla y conexión Bluetooth. Además, se puede emparejar con el dispositivo móvil. Sin embargo, solo la versión más cara del Mercedes-Benz Clase E AMG Line Night Edition con Premium Plus obtiene el brillante sistema de sonido surround Burmester de serie con sus 13 altavoces.

Espacio y practicidad

El Mercedes-Benz Clase E siempre ha sido uno de los coches más complacientes entre los segmento E, lo que explica su popularidad entre los conductores de coches de alquiler privados. Esta última generación no es una excepción y cuando abres sus puertas traseras con gran apertura, encuentras un gran espacio para los pasajeros.

La amplia banqueta tiene un ancho más que suficiente para tres niños e incluso tres adultos, que no tendrán que chocar los codos. El asiento central tiene una base recortada para que la cabeza no choque contra el techo, aunque el espacio para la cabeza en el Mercedes-Benz Clase E es un poco más limitado que en el Audi A6, sobre todo si eliges el extra del techo solar panorámico de cristal.

Tampoco tiene tanto espacio como nos gustaría debajo de los asientos delanteros, pero, en general, el Mercedes-Benz Clase E hace un buen trabajo con dos adultos en la parte trasera y con otro par en la parte delantera. El túnel de transmisión es amplio, por lo que también choca con el espacio para los pies del pasajero central.

Si nos centramos en el maletero del Mercedes-Benz Clase E berlina, es uno de los más grandes de la categoría, con una capacidad de 540 litros. Este valor lo coloca por delante del BMW Serie 5 con solo un margen de 10 litros, pero el Mercedes también suma puntos con su base larga y plana.

Sin embargo, no todo va viento en popa en el Mercedes-Benz Clase E, ya que la abertura del maletero tiene una curva pronunciada en el borde inferior que hace que cargar maletas y cajas más grandes sea más difícil de lo que debería. También hace que la apertura del maletero parezca mucho más pequeña de lo que es. Puedes optar por un maletero mejor a no ser que elijas las versiones AMG 43 o 63.

Hay un par de compartimentos de almacenamiento en el maletero para artículos más pequeños, mientras que los asientos traseros no se pueden dividir y abatir de serie, sino que son un opcional. Con ellos instalados, es fácil reclinar los asientos traseros hacia adelante con solo un tirón de palanca para liberar más espacio.

"No nos sorprende que la suspensión neumática Air Body Control sea opcional en todas las versiones salvo en el E63. Es una lástima, ya que dota al Mercedes-Benz Clase E de una conducción parecida a la que tendría una alfombra mágica. Además, nos hace ver a este segmento E como líder en su categoría."

En cambio, la suspensión que obtenemos de serie es la Agility Control con Dynamic Select para la amortiguación, lo que te permite elegir entre los modos ECO, Comfort, Sport, Sport+ e Individual. El modo más habitual será el Comfort para la mayoría del tiempo y de las situaciones, ya que el Mercedes-Benz Clase E mantiene un buen control y fluidez en su curso por carreteras con baches. Por ciudad, se puede notar algún golpe menor ocasional que no apreciaríamos en un BMW Serie 5, pero, en su lugar, el Mercedes está totalmente en su salsa por la autopista, con una estabilidad excelente incluso si hay rachas fuertes de viento lateral.

Además, la elección de las ruedas afecta la calidad de conducción del Mercedes-Benz Clase E, por lo que nos mantendríamos en las ruedas de serie de 43 cm (17 pulgadas) para el E220 d y para una experiencia de conducción más suave.

El Mercedes-Benz Clase E tiene, por supuesto, tracción trasera y, como tal, un equilibrio innato, pero Mercedes ha optado por enfocarse en la comodidad en lugar de competir con el conocido dinamismo del BMW Serie 5. Por ello, la dirección es ligera y carece de nitidez. Incluso aunque selecciones el modo Sport, que añade rigidez al vehículo, sentirás que el Mercedes-Benz Clase E no pide que lo conduzcan con brusquedad.

Motores y cajas de cambios

El motor 2.0 diésel de cuatro cilindros en el E220 d y en el 300 d no hacen casi ruido a 110-120 km/h, a unas revoluciones menores de 2 000 rpm. Este valor se consigue gracias a la caja de cambios automática de nueve velocidades que se utiliza en todas las versiones del Mercedes-Benz Clase E. El híbrido con EQ Power E300 también utiliza este motor, pero acoplado a un motor eléctrico de 122 CV para un rendimiento rápido y unas emisiones y un consumo de combustible impresionantemente bajos.

Si nos desplazamos al E350 d y al 400 d, veremos que ambos comparten un motor 3.0 turbodiésel de seis cilindros con una inmensa potencia y empuje para obtener un viaje relajado y para adelantar con rapidez.

Para los que prefieran los motores de gasolina, están bien atendidos con el E200 y el motor 2.0 turbo de cuatro cilindros con 184 CV. Hace un buen trabajo, pero no tiene el ritmo que nos gustaría en un Mercedes-Benz Clase E, por lo que el 300 e con el mismo motor pero híbrido eléctrico es la opción más responsable con el rendimiento y el medio ambiente. Este motor, junto con el 300 de, hacen que el Mercedes-Benz Clase E sea único en su categoría, y posiblemente en las demás también, porque ofrece versiones híbridas de gasolina y de diésel en la misma gama.

Luego está el E450 con un motor 3.0 turbo V6 que es muy rápido. O, al menos, parece rápido hasta que prueba las versiones AMG con el motor 3.0 de 435 CV en la versión E53 o el ritmo y la potencia implacables del motor 4.0 V8 doble turbo de 612 CV en el E63.

Refinamiento y niveles de ruido

El E220 d es un coche muy silencioso en todos los sentidos, ya que mantiene al mínimo el ruido del viento y de la carretera. Las llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas) que vienen de serie son de gran ayuda, y generan mucho menos ruido en carretera que las llantas más grandes que se instalan en versiones más lujosas y caras. Si vas por autopista en el E63, escucharás el zumbido de los neumáticos sobre la superficie de la carretera mucho más que su enorme motor V8.

Hay otras versiones de diésel de la gama del Mercedes-Benz Clase E cuyos motores son igual de silenciosos que las versiones de gasolina que no son AMG. Sin embargo, son las versiones híbridas en modo eléctrico las que eliminan cualquier ruido. Son increíblemente silenciosos y, como resultado, hacen más sencillos los desplazamientos por ciudad.

Siéntate en cualquiera de las versiones AMG y disfrutarás de la banda sonora de los motores. El motor de seis cilindros del E53 tiene un tono refinado, pero no hay forma de escapar del sonido brutal y encantador del motor V8 del E63 a menos que pises el acelerador muy suave.

Equipamiento de seguridad

Cada Mercedes-Benz Clase E viene con dos airbags frontales, laterales y de cortina, así como uno aparte para las rodillas del conductor. En todas las versiones se incluyen el control electrónico de estabilidad (ESP), el control de velocidad de crucero con limitador de velocidad y un sistema de control de la presión de los neumáticos.

Mercedes instala en toda la gama del Mercedes-Benz Clase E el sistema Attention Assist para advertir al conductor si se encuentra cansado, mientras que la asistencia de puntos ciegos también viene de serie en todas las versiones. Se utilizan cinturones de seguridad de tres puntos para cada uno de los ocupantes y hay sujeciones ISOFIX para asientos infantiles en los dos asientos traseros exteriores.

Los sensores de estacionamiento delanteros y traseros funcionan con una cámara de visión trasera, mientras que el frenado de emergencia autónomo acciona los frenos si el conductor no se da cuenta de un posible peligro en la carretera. Mercedes también incorpora un sistema de capó activo que se abre en caso de colisión para proteger mejor a los peatones si entran en contacto con el vehículo. Sin embargo, las versiones de serie y los AMG Line Hybrid no incluyen el sistema de reconocimiento de señales de tráfico entre sus características de salida.

Rango máximo de los coches eléctricos

El Mercedes E300 híbrido se puede conducir durante 50 km solo con energía eléctrica en función del nivel de carga del coche. Se puede comparar con los 49 kilómetros de la versión E300 y la híbrida de gasolina que usa el mismo motor eléctrico de 122 CV.

Ambos tardan alrededor de 5 horas en cargarse por completo en una toma de corriente o 1 hora y 25 minutos en un Wallbox en casa. Ambos híbridos también incluyen cables para cargas rápidas en público y que pueden lograr el mismo resultado de carga en tan solo 30 minutos.

"De los modelos no híbridos del Mercedes-Benz Clase E, el E220 d es el más eficiente en combustible. Es el mejor consumo combinado con 4 l/100 km en cifras oficiales, que con un depósito de combustible de 66 litros proporcionan una autonomía de más de 1 200 km hasta el siguiente repostaje. Las cifras reales de km/l muestran que este motor es capaz de consumir hasta 5,5 l/100 km durante una conducción diaria, por lo que está muy cerca de la cifra oficial".

El 300 de es el mejor de los híbridos y proporciona un consumo máximo de 1,3 l/100 km.

"Se lanzó al mercado en 2016, por lo que un Mercedes E220 d de 4 años puede ser tuyo a partir de 33.900 € con 50.000 kilómetros. Hay otros que son mucho más baratos, pero con muchos más kilómetros, ya que al Clase E no le afectan demasiado."

Si buscas una versión casi nueva o de kilómetro 0 del E220 d, tendrás que gastar unos 35.000 € por un AMG Line Edition Premium con menos de 8 000 kilómetros, lo que supone un ahorro de casi 7 500 € con respecto a su precio de salida.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

La gama de acabados del Mercedes Clase E comienza con el sistema Agility Control para la suspensión y modos de conducción Dynamic Select de serie. También obtienes llantas de aleación de 43 cm (17 pulgadas), limpiaparabrisas con sensor de lluvia, luces LED, sensores de estacionamiento completos y cámara de visión trasera. Además, incluye arranque sin llave, asientos delanteros calefactables, tapicería de cuero, control de velocidad de crucero y una pantalla en el salpicadero de 31,2 cm (12,3 pulgadas). Si vas a por el acabado Hybrid, consigues unas ruedas de 46 cm (18 pulgadas), el paquete Seat Comfort y soporte lumbar de cuatro estaciones para los asientos delanteros.

Las versiones AMG Line tienen llantas de 48 cm (19 pulgadas) y un paquete de carrocería AMG, mientras que en el interior hay tapicería de cuero artificial Artico y revestimiento del techo en negro. Esta versión también cuenta con el sistema COMAND Online con rueda de control, acceso a Internet y pantalla a color de 31,2 cm (12,3 pulgadas).

Si escoges el acabado AMG Line Edition Premium, obtienes faros Multibeam LED, asientos delanteros con memoria con ajuste eléctrico completo y configuraciones de posición. También cuenta con el paquete Parking con cámara de 360º y carga inalámbrica para dispositivos móviles. La versión Premium Plus de este acabado añade, además, llantas de aleación de 50,8 cm (20 pulgadas), arranque sin llave, techo solar panorámico de cristal, acabado exterior en negro brillante y el sistema de sonido surround Burmester con 13 altavoces.

Los modelos AMG tienen su propio acabado único que añade el Ride Control en la suspensión Air Body Control y el sistema de conducción AMG Dynamic Select.

arrow up icon
Volver arriba