31.10.2021

Consejos para comprar tu primer coche

consejos para comprar un coche

Así que acabas de aprobar tu carné de conducir, tienes algo de ahorros y te estás planteando comprar tu primer coche. ¡Enhorabuena! El mercado del automóvil está lleno de opciones para casi cualquier presupuesto pero, a menudo, estas se traducen en la parálisis del comprador: una condición en la que nos vemos incapaces de tomar una decisión.

En cualquier caso, no temas porque seguro que existe un coche que se ajusta perfectamente a tus necesidades en el mercado. Por ello, desde heycar hemos decidido elaborar esta guía que te ayude a aclarar los pasos que tienes que seguir para hacer de tu búsqueda algo más sencillo.

Paso 1: ¿Qué necesitas?

La gama disponible para adquirir en la automoción es tan extensa como usos diferentes que tiene cada coche. Antes de comenzar a buscar, siéntate y evalúa tus necesidades. ¿Vives en un sitio donde llueve a menudo? ¿Qué tan importante es el espacio para ti? ¿Qué distancia tienen tus trayectos diarios? ¿Aparcar es fácil o difícil? ¿Tienes pensado hacer viajes con él? ¿Con cuánta frecuencia? ¿Existen accesorios que consideras indispensables y otros que te importan menos?

Pero una de las cuestiones más importantes que no puedes dejar de responder es: ¿Qué te gusta? Vas a pasar mucho tiempo con tu primer coche y probablemente desarrolles cariño hacia él, por lo que siempre te recomendaremos que intentes ir a por el que deseas.

Paso 2: ¿Cuánto presupuesto tienes?

Una vez hecha la lista de lo que estás buscando —recuerda, cuanto más detalle, mejor— es hora de ser realistas y comprobar qué te puedes permitir. A todos nos gustaría conducir un Bentley a diario, pero no es un consejo práctico.

Aunque ahora hay opciones asequibles en el mercado del vehículo nuevo, el mejor lugar para buscar la relación calidad-precio está en el de segunda mano, ya que te permite acceder a gamas más altas por menos precio. Además, la opción de financiar tus compras está cada vez más extendida y si cuentas con 150 o 200 euros al mes para dedicar a ello, te sorprendería la gama de vehículos que están a tu alcance.

Hay ciertas cosas que tienes que considerar a la hora de pensar en tu presupuesto: en primer lugar, recuerda que pagar al contado te puede ahorrar intereses a la larga —aunque también existen descuentos por acudir al crédito—. En segundo, evita contratos de más de 60 meses (tres años), porque predecir tu situación económica siempre es más fácil a corto plazo.

Finalmente, recuerda que tener un coche tiene más gastos que solo el precio, tendrás que hacerte cargo de tasas de cambio de titularidad, impuestos, mantenimiento y gasolina, así que deja un poco de margen para poder hacerles frente sin preocupaciones.

Paso 3: Encuentra tus coches 

“¿Coches, en plural?”, te preguntarás. En efecto. Antes de decantarte por uno solo, lo mejor es que busques varios modelos con características similares. Atendiendo a tus gustos y necesidades, lo más probable es que haya varios fabricantes compitiendo en el mismo segmento.

Por ejemplo, uno de los más populares en Europa son los subcompactos, que se agrupan en el Segmento C. Aquí, el VW Golf reina sobre los demás —en España lo hace el Seat León—, pero existen muchas opciones similares, tanto en tamaño como en equipamiento o potencia. Algunos ejemplos son: Peugeot 308Renault MéganeAudi A3 o Hyundai i30.

Este tipo de vehículos son polivalentes y su éxito se debe a que cubren la mayor parte de las situaciones necesarias para el mayor número posible de compradores. Si no tienes claro por qué silueta decantarte, este siempre será un buen lugar para comenzar.

Ahora, existen muchas maneras de encontrar tu próximo coche, y lo bueno es que en internet está prácticamente toda la oferta. En nuestro portal tienes a tu disposición vehículos revisados y garantizados de hasta ocho años de antigüedad con opciones de financiación y menos de 150.000 km. Con nuestro simulador de crédito, respaldado por las financieras de marca y los concesionarios, es un gran lugar para comenzar tu búsqueda.

Paso 4: ¡Pruébalo!

Una vez hayas hecho los deberes, llega la parte divertida: ¡conducir tus elecciones! Recuerda que aunque un coche pueda parecer increíble sobre el papel, hasta que no lo pruebes no sabrás si es adecuado para ti.

Es especialmente importante que pruebes varios modelos diferentes para poder compararlos y notar sus diferencias. Mantener una mente abierta y no obcecarte con tus primeras opciones, quizás encuentres un coche que no estaba en tu primer listado que te llame la atención.

Cuando lo conduzcas, usa todos tus sentidos: a menudo sonidos u olores nos pueden dar pistas importantes de problemas mecánicos que puede tener un vehículo —o, si prefieres apostar por la tranquilidad mental, te puedes decantar por uno que haya sido revisado a conciencia antes de ser publicado—.

Hay ciertas preguntas que tiene que tener en mente cuando acudas a ver el coche por primera vez, como ¿cuántos kilómetros ha recorrido? ¿Cuándo fue la última vez que se le hizo el mantenimiento? ¿Cuál será la próxima operación importante que tenga que pasar? ¿Ha sufrido algún accidente? ¿Tiene algo que no funcione correctamente? Por supuesto, con internet es más fácil acceder al historial de mantenimiento de un vehículo, a través de herramientas como Carfax o el Libro Taller de Ganvam, aunque no están disponibles todos.

Cuando vayas a probarlo, nuestra recomendación es que traigas a alguien con más experiencia que tú, preferiblemente un mecánico. En muchos talleres puedes solicitar que acudan contigo por un importe razonable y es especialmente importante en coches antiguos o que tengan un precio demasiado bajo.

A la hora de conducir, procura que el recorrido pase por todas las situaciones normales: tráfico en ciudad, en carretera y en autovía. Intenta ver cómo se maneja a la hora de maniobrar y aparcar y cómo responde a los pedales a bajas velocidades. Es el momento de probar la aceleración, los virajes bruscos y la alineación de los ejes, conduciendo en línea recta.

Paso 5: El arte de la negociación

A veces los vehículos tienen un precio cerrado, pero tú, como cliente, tienes el poder de buscar otras opciones si no estás convencido. Además, los vehículos de ocasión, al no estar ligados a los costes de producción de los fabricantes, tienen más margen de maniobra. Por ello, se puede negociar el precio y conseguir algún descuento si se es astuto.

Ten en cuenta los incentivos que te pueden ofrecer por financiar tu compra o si realmente te hacen falta las garantías adicionales. Es importante que sepas el valor del mercado de otros modelos similares, y que se lo hagas saber al vendedor.

Si descubriste defectos que te preocuparon durante la prueba, este es el momento de comunicarlos, ya que la reparación de ellos a menudo puede ser descontada del precio final. Si el coche ha sido revisado y arreglado antes de publicarse, probablemente no encuentres estos fallos y ya esté incluido en el precio final.

Ten cuidado con el entusiasmo y la adrenalina de comprar un coche nuevo y mantén tu presupuesto máximo velado, empezando a la baja y subiendo de precio hasta que te encuentres  en un rango que sí estés dispuesto a pagar.

Finalmente, si tienes la sensación de que no estás haciendo un buen negocio, recuerda que siempre eres libre de no comprar el coche. A menudo, nos sentimos obligados a tomar la decisión por compromiso, después de un proceso largo y de haber probado el coche. Pero es esencial que estés satisfecho con tu compra.

Paso 6: Papeleo

Una vez hecha la compra, tendrás que firmar muchos documentos —y más aún si decidiste financiarla—. Entre ellos, el cambio de titularidad y el nuevo seguro. Lo bueno de tratar con concesionarios es que ellos están acostumbrados al proceso y te pueden guiar en lo que necesites. ¡Pregunta todo lo que no entiendas!

En cambio, si te decantas por uno de nuestros vehículos, desde heycar nos encargaremos personalmente de que tu experiencia sea lo más fluida posible y te ayudaremos con todos los papeles que tengas que presentar y firmar.

Lo importante, recuerda, es que tengas tu nuevo coche cuanto antes y puedas disfrutar de él sin dolores de cabeza y preocupaciones. Por ello, échale un vistazo a la oferta que tenemos disponible en heycar y seguramente encuentres varios que se ajusten a tus necesidades.


Descubre todos los coches que tenemos en heycar

Buscar
Volver arriba