¿Qué son los coches de ocasión?

Hoy en día, comprar un coche nuevo ya no es tan fácil como lo era hace unos años. Debido al aumento de sus precios y a la creciente inflación, muchas personas no pueden adquirir un automóvil 0 km. Sin embargo, esto no significa que debas renunciar al sueño de tener tu propio vehículo. 

Los coches de ocasión son una excelente alternativa a los vehículos nuevos. Su reducido kilometraje, sus altas prestaciones y su poca antigüedad son ideales para quienes buscan adquirir un modelo con buena relación calidad-precio. 

En heycar, sabemos que quieres estar al tanto de las novedades del mercado automotriz. Por este motivo, hemos preparado un artículo con toda la información esencial sobre los coches de ocasión. ¿Conoces cuáles son sus mejores características y beneficios? ¡Aquí responderemos a esta pregunta y más!

¿A qué llamamos un coche de ocasión? 

En la actualidad, los coches de ocasión han conseguido gran fama en España y en otros países de Europa. Pese a esto, no todas las personas saben con exactitud qué es y en qué se diferencia este tipo de automóvil de los otros.

Se conoce como coche de ocasión al vehículo seminuevo que tuvo un solo dueño antes de que otra persona lo adquiera. Asimismo, este término se emplea para describir a los coches que son operados por empresas de leasing.

¿Qué significa esto? Pues, que una firma dedicada al leasing alquila estos coches a terceros. Y, al término del periodo pactado en el contrato, este tercero puede optar por comprar el automóvil.

Principales características de los coches de ocasión

Por lo general, mucha gente denomina “coches de ocasión” a todos los vehículos usados. Sin embargo, los vehículos de ocasión tienen una serie de particularidades que los distinguen de otras unidades usadas. Estas son las siguientes:

Tienen un reducido kilometraje

El kilometraje de los vehículos es un indicador fundamental para conocer el uso que recibieron antes de llegar a un nuevo conductor o propietario. Los expertos consideran que este es un factor indispensable para distinguir los coches de ocasión de otra clase de automóviles usados.

Algunos especialistas afirman que los coches de ocasión deben registrar 60.000 kilómetros como límite de rodaje. No obstante, otros expertos del motor opinan que el límite de kilometraje debe ser de 15.000 km.

Más allá de estas observaciones, queda claro que los coches de ocasión poseen un rodaje reducido. ¡Y les quedan varios años por delante!

Poseen altas prestaciones

Cuando se habla de coches usados, se piensa que solo son modelos básicos o discontinuados. Sin embargo, lo cierto es que un coche de ocasión no es un vehículo simple con implementos limitados. Por el contrario, suelen ser automóviles con altas prestaciones y un excelente rendimiento.

Como los vehículos de ocasión tienen registrado un bajo kilometraje, no suelen ser modelos antiguos. En consecuencia, integran varias de las tecnologías del momento. 

Por otro lado, no olvides que estos automóviles también se utilizan en los contratos de leasing. Es decir, que la firma dueña del coche no puede arrendarlo si cuenta con prestaciones deficientes. Asimismo, dentro del contrato de leasing existe la posibilidad de que el arrendatario compre el modelo. Pero ¿quién compraría un ejemplar con pésimos implementos? ¡Nadie! Entonces, las empresas se preocupan en ofrecer los mejores modelos. Así, al final del contrato de leasing, los arrendatarios puedan adquirirlos sin complicaciones. 

Tienen poca antigüedad

Con la información de los puntos anteriores, podemos deducir que los coches de ocasión cuentan con poca antigüedad. No en vano se denominan automóviles seminuevos.

Un grupo de especialistas precisa que la antigüedad del coche de ocasión debe ser máximo de tres años. Por otra parte, hay quienes mencionan que lo ideal es conseguir automóviles con menos de un año de uso. En general, no pueden ser unidades que ya hayan pasado sus “años gloriosos”. Por el contrario, tienen que estar en su mejor momento. ¡Como ejemplares recién salidos de la fábrica!

Beneficios de los coches de ocasión

Si la popularidad de los vehículos de ocasión ha crecido en los últimos años, se debe a que ofrecen una serie de importantes beneficios. Estos son algunos de los principales:

Requieren menos trámites administrativos 

Quienes alguna vez compraron un automóvil nuevo saben lo tedioso que son los trámites administrativos. Incluso, muchas veces el tiempo de entrega no es el adecuado. Sin embargo, esto no sucede cuando se trata de coches de ocasión.

Los trámites administrativos y el tiempo de entrega de estos vehículos suelen ser menores. Los expertos aseguran que, desde la elección del automóvil hasta la entrega, pueden pasar solo unos pocos días. Nada mal, ¿verdad?

Son más baratos que un coche nuevo

Otra de las grandes ventajas de los coches de ocasión es que son más vehículos más baratos que los automóviles nuevos. ¡Y no solo eso! Como mencionamos anteriormente, estas unidades son modelos modernos y con buenas prestaciones. Así, además de ser más accesibles que los ejemplares nuevos, poseen muchas de las tecnologías de los coches 0 km. 

En la mayoría de casos, comprar un vehículo de ocasión es más rentable que adquirir un automóvil nuevo. ¡La relación calidad-precio de estos ejemplares es sorprendente!

Cuentan con controles de calidad

Es común pensar que un vehículo que ya fue usado presente fallas o tenga un bajo rendimiento. No obstante, los coches de ocasión son unidades que cuentan con todos los controles de calidad que exige la ley.

Lo único que debes hacer es contactarte con empresas profesionales que se dediquen a este rubro. El personal técnico de esta firmas está capacitado para revisar todas las cualidades del automóvil. Además, te brindan la información indispensable sobre el modelo de tu preferencia.

Las empresas competentes saben que un eficiente control de calidad de los vehículos le otorga la seguridad necesaria a sus diferentes clientes. 

Aportan al ecologismo

¿Sabías que comprar coches de ocasión es un gran aporte al ecologismo? ¡Así es! Reutilizar un automóvil contribuye a la sostenibilidad de la industria automotriz, pues evita que crezca la demanda de los coches nuevos. Es decir, ya no se tendrían que crear nuevas unidades. Esto reduciría de manera significativa las emisiones de dióxido de carbono que resultan de los procesos de fabricación. 

Ten en cuenta que el vehículo de ocasión que compres debe contar con todos los estándares de calidad necesarios para no perjudicar el medioambiente. Caso contrario, de nada servirá para el ecologismo la adquisición de un automóvil usado.

¿Cuáles son las diferencias entre un coche de ocasión y un coche de segunda mano?

De forma coloquial, se acostumbra llamar “coche de segunda mano” a todos los vehículos usados. Sin embargo, muchos expertos consideran que los coches de ocasión no son iguales a los automóviles de segunda. Los criterios de evaluación que ellos emplean son los siguientes:

Kilometraje

El kilometraje de un automóvil de ocasión y uno de segunda mano es distinto. Según los especialistas, las unidades de segunda mano superan el kilometraje límite de un vehículo de ocasión. Es decir, el anterior conductor o propietario le dio un mayor uso. 

Habíamos precisado que algunos profesionales creen que el kilometraje máximo de un coche de ocasión es de 60.000 km. Otros opinan que es 15.000 km. Aunque, después de todo, uno puede elegir la cifra que más le convenga. Y, al escoger determinado límite, se establece la diferencia con el coche de segunda mano. 

¿Piensas que el kilometraje máximo de un vehículo de ocasión es 60.000 km? Entonces, los coches que registren más rodaje ya no son ejemplares de ocasión, sino unidades de segunda mano. 

Antigüedad del vehículo 

Los automóviles de ocasión suelen tener poca antigüedad. Son modelos seminuevos, con diseños que circulan en el mercado y que gozan de prestaciones de punta. Estas características son casi obligatorias en las unidades de ocasión.

Por otra parte, esta exigencia no se aplica para los coches de segunda mano. Si bien hay unidades con características destacables, también se venden ejemplares básicos o pasados de moda. Un vehículo de segunda puede tener cinco o siete años de antigüedad, a diferencia de los automóviles de ocasión. Recuerda que los expertos precisan que un coche de ocasión no debe exceder los tres años de antigüedad. 

No obstante, tanto para los modelos de ocasión como los de segunda se aplica la exigencia del control de calidad. No importa si el vehículo es seminuevo o antiguo, siempre debe cumplir con los estándares necesarios para ofrecer un rendimiento eficaz. 

¿Conocías estos datos sobre los coches de ocasión? Si es que no es así, en heycar esperamos haber resuelto todas tus dudas. Y si deseas saber más sobre vehículos de ocasión o de segunda mano, dale un vistazo a nuestro portal. ¡Tenemos el coche de tus sueños! 

Volver arriba