logo for this website
0
Favoritos
Icon for land-rover make

Land Rover Range Rover Evoque

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2019
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolina, Diésel

Escrito por heycar

8/ 10
heycar opiniones
Range Rover popular y asequible
Ventajas
  • Diseño fabuloso por dentro y por fuera

  • Incluye gran equipamiento de lujo

  • Agradable de conducir en todos los sentidos

Inconvenientes
  • Es caro en comparación con sus rivales

  • Las cifras de consumo no son tan buenas como en otros coches

  • El historial de fiabilidad de Land Rover es preocupante

Veredicto general

"El Range Rover Evoque siempre ha sido uno de los coches más elegantes de su categoría, pero la última versión tiene el toque que hace falta para apuntalar el estilo. No solo es excelente a la vista tanto por dentro como por fuera, sino que además es cómodo y agradable de conducir, es lo suficientemente práctico para una familia pequeña y viene repleto de equipamiento de lujo".

Hay que hacer una aparición estelar en la primera presentación, y eso es justo lo que consiguió el primer Range Rover Evoque, allá por el año 2011. La locura de los SUV de lujo pequeños aún no había despegado al mismo ritmo estratosférico que lo ha hecho desde entonces, principalmente porque las opciones del momento, incluidos el Audi Q3 y el BMW X1, estaban demasiado descuidadas y eran incómodas. Además, se parecían más a los hatchback altos que a los todoterreno de tamaño reducido. Por eso, cuando el Range Rover Evoque irrumpió en el mercado, fue una auténtica revelación.

Entre la torpeza, surgió la elegancia. Las líneas atrevidas y angulares, junto con los detalles definidos del Range Rover Evoque hicieron que destacara increíblemente frente a casi cualquier otro coche, ya no digamos sobre la monótona competencia. Como resultado, casi cualquier aficionado a los coches en aquel momento quería uno. 

La verdad es que no era un coche tan espectacular en muchos otros aspectos, pero su diseño sorprendente le aseguró un gran éxito.

Saltemos hasta el 2019. Los SUV pequeños, de prestigio o no, están de moda. La competencia de Audi y BMW ha mejorado significativamente, en términos de estilo y en muchos otros aspectos, y la popularidad de este tipo de coches lleva aparejado un incremento de competidores nunca visto. Por eso, el Range Rover Evoque de segunda generación tiene mucho trabajo que hacer para mantener el afecto de un público al que le sobran opciones.

Es una suerte que el último Range Rover Evoque sea un coche de la leche. Puede que la competencia haya mejorado su juego, pero no vayas a pensar que Land Rover se ha dormido en los laureles.

La primera gran mejora viene en forma de experiencia de conducción. Mientras que el primer Range Rover Evoque era bastante mediocre tanto en conducción como en manejo, el último coche se conduce con una suavidad que iguala a la mayoría de coches de la clase. Además, toma las curvas de una manera increíblemente segura y controlada. También se han logrado grandes avances con respecto al refinamiento, con motores más silenciosos y suaves, y una muy buena supresión de los ruidos exteriores.

La practicidad también fue en su día un punto débil y, de nuevo, el Range Rover Evoque tiene ahora todo lo que se necesita para igualar a la mayoría de rivales, con un habitáculo espacioso y un maletero muy decente. La calidad también ha mejorado, con materiales en el habitáculo realmente impresionantes. Por si fuera poco, en el acabado SE y superiores, la disposición de una pantalla táctil doble muy chula en la consola central agrega un buen toque de glamour. Además, la mayoría de versiones vienen con todo el equipamiento de lujo y seguridad necesario.

Cierto es que no se trata de un coche barato, cuesta un poco más que la mayoría de sus rivales, y tampoco es una opción particularmente eficiente si lo comparamos. Sin embargo, para los compradores interesados en el estilo (como es, sin duda, el caso de los compradores de SUV) este Range Rover Evoque glamuroso bien podría ser la opción ideal.

Si estás buscando la versión anterior, necesitas nuestra reseña del Range rover Evoque (2001-2019).

¿El Range Rover Evoque es adecuado para ti?

La razón por la que a los compradores les encantan los SUV de lujo, incluso los pequeños, es porque brindan la practicidad que se necesita en un coche para la familia con un nivel de estilo, imagen y atractivo que no se consigue con otro tipo de coches. Y, si el tema del estilo es lo que te interesa particularmente en esta ecuación, entonces debes saber que el Range Rover Evoque es, posiblemente, el coche más estiloso de un grupo que ya es estiloso de por sí.

Aunque el coche ya no destaque por su gran originalidad como lo hacía en 2011, sigue siendo tan atractivo que llama la atención frente a sus rivales. Además, por si el resto del coche no era lo suficientemente atractivo, todas las versiones vienen con las manijas de las puertas retráctiles, de modo que se quedan al ras de la carrocería cuando no se usan para darle un toque de teatro visual. Si lo que quieres es dejar a la gente con la boca abierta, ningún coche de este tipo será más indicado que el Range Rover Evoque.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Range Rover Evoque?

Probablemente, la mayoría de compradores podrían vivir con el motor diésel D150 de la versión básica, pero en un coche tan glamuroso como el Range Rover Evoque, uno no quiere conformarse, sino sentirse mimado. Por eso, creemos que preferirás apostar por el D180, que es más rápido, más potente y más refinado. La versión híbrida enchufable P300e también es muy interesante para quienes hacen viajes cortos, o para conductores de coche de empresa que busquen facturas reducidas, aunque la mayoría de los compradores preferirán el diésel.

En términos de acabados, también podrías pasar con la versión básica o el acabado S, porque tienen una buena cantidad de equipamiento de lujo, pero no creemos que te quieras conformar con eso. Seguro que querrás las modernas pantallas táctiles tan sofisticadas que hay en el salpicadero, y que solo están incluidas en la gama desde el acabado SE en adelante. 

¿Qué otros coches son similares al Range Rover Evoque?

El Range Rover Evoque no fue el primer coche que apareció en la categoría de los SUV de lujo pequeños, pero podría decirse que fue el que hizo que fuese tan popular. Incluso hoy en día, el Range Rover Evoque todavía se merienda a sus rivales originales como el Audi Q3 y el BMW Serie 1, los cuales también han avanzado a pasos agigantados.

No cabe duda de que allá donde van Audi y BMW, también va Mercedes que, aunque la marca llegó un poco más tarde a la fiesta que el resto, está representada en esta categoría por el GLA. Por su parte, el Lexus UX ofrece a los compradores una opción híbrida de recarga automática, mientras que si se desea una alternativa realmente espectacular, el Infiniti QX30  es buena opción.

Describir el diseño del salpicadero del Range Rover Evoque es un poco complicado. Como verás en la sección de infoentretenimiento a continuación, los Range Rover Evoque de mayor gama tienen una disposición del sistema de infoentretenimiento de pantalla doble y un cuadro de instrumentos digital en lugar de los diales tradicionales. Lo hemos descrito a continuación.

Sin embargo, las versiones de gama más baja solo tienen una pantalla para el sistema de infoentretenimiento, además de un cuadro de instrumentos convencional. Sin embargo, Land Rover no nos ha permitido acercarnos a una gama baja, presumiblemente porque no son tan chulos (la disposición de la pantalla doble es bastante impresionante, a decir verdad), por lo que no podemos contarte cómo es la configuración básica ni si es fácil de usar. Lo sentimos. 

Sin embargo, los asientos disponen de un apoyo maravilloso y, gracias al amplio rango de ajuste del volante y del asiento (en este último, ese ajuste es eléctrico en todos menos en la versión básica), no tendrás problemas para encontrar una posición de conducción cómoda. El asiento también está más elevado que en otros rivales de Audi y BMW, algo que, sin duda, apreciarán los amantes de los SUV. 

Esto también le brinda una vista frontal espectacular y, aunque la parte trasera tiene un estilo bastante extravagante con una luneta trasera reducida, pero gracias a su buena colocación la vision trasera es decente. Además, todas las versiones vienen con sensores de aparcamiento completos y cámara de visión trasera de serie.

Calidad y acabado

Cuando está compitiendo en una categoría de coche que incluye a Audi, BMW y Mercedes, puede ser muy fácil quedarse atrás. Sin embargo, no hay de qué preocuparse, ya que el Range Rover Evoque no patina en ese sentido. Los materiales que se ven son suaves y agradables al tacto, y las superficies y acabados tienen un nivel muy alto en todos los rincones. Las pantallas táctiles brillantes de la parte delantera también le dan vidilla al diseño, y el ensamblaje se ve robusto y sólido. En términos de elegancia, el habitáculo es equiparable a cualquiera de la categoría. 

Mientras que la versión básica se queda con tapicería de tela, todos los acabados del S y superiores cuentan con tapicería de cuero de serie de una variedad u otra, y los coches HSE vienen con un paquete que incluye acabados de cuero en varios lugares del vehículo. Sin embargo, si no te va eso de utilizar productos de origen animal, el coche también está disponible (como extra, sin coste) con lo que Land Rover llama acabado interior Eucalyptus Melange. 

La cubierta del volante, aunque esté hecha de un plástico reciclado, parece ante a la vista y al tacto, mientras que los asientos están acabados con una tela similar a la vaquera, y todo es de tan de alta calidad como el cuero.

Sistema de infoentretenimiento

Todas las versiones del Range Rover Evoque tienen un sistema de pantalla táctil central de 25 cm (10 pulgadas) que combina Bluetooth, radio DAB y Apple Carplay/Android Auto. Si se pasa de la versión básica a la versión S, el sistema también mejora al incluir navegador, un punto de acceso wifi y gran variedad de servicios conectados. 

Sin embargo, la mayoría de compradores irán un paso más allá con la versión SE, ya que viene con una segunda pantalla debajo (esta con diales insertados) que puede cambiar su funcionalidad según el menú seleccionado en cada momento, aunque de manera predeterminada maneja básicamente los sistemas de ventilación y las funciones de todoterreno. 

Parece la herramienta definitiva y funciona bastante bien una vez que te has acostumbrado, pero distrae un poco en movimiento. La versión SE también trae una pantalla digital configurable detrás del volante en lugar de los diales analógicos convencionales que se encuentran en los Range Rover Evoque más humildes, y muestra gran cantidad de información de manera clara y fácil de entender. La versión superior HSE también tiene un sistema de sonido Meridian mejorado.

Sin embargo, independientemente de la versión del coche elegida, la pantalla táctil central no es perfecta. Los gráficos son nítidos y los iconos en pantalla son suficientemente grandes, pero los menús podrían ser más lógicos y la pantalla más rápida tanto en sus reacciones como en sus transiciones.

Espacio y practicidad

El Range Rover Evoque hace un gran trabajo en este sentido. Hay mucho espacio en todos los sitios en la parte delantera, como era de esperar, así como en la parte trasera, donde cuenta con una cantidad de espacio para la cabeza y las piernas muy similar a la de sus rivales.

Los más altos entrarán cómodamente y, gracias a que la parte trasera del habitáculo también es un poco más ancha que en los coches rivales, nadie se sentirá demasiado apretado cuando tengan que viajar tres pasajeros en esta zona. Podrás instalar un par de sillas infantiles sin problema y tienes sujeciones ISOFIX para asegurarlas. Dicho esto, los asientos traseros no se deslizan ni se reclinan ni nada práctico que se le parezca, algo que sí hacen algunos rivales.

El maletero tiene un tamaño muy decente, así que se puede hacer cargo de todo lo que una familia necesita, desde guardar carritos de bebé hasta palos de golf, según las actividades del día. Sin embargo, es ligeramente más pequeño que los de sus rivales. Los asientos traseros se abaten en una configuración versátil 40/20/40 y bajan hasta quedar casi planos, dejándolo con una zona de carga nivelada. Tampoco hay que lidiar con el borde del maletero al cargar artículos pesados.

"Este era un aspecto en el que el Range Rover Evoque anterior era regular sin más, pero esta versión funciona mucho mejor, proporcionando un impresionante equilibrio de habilidades. La suspensión es bastante absorbente, por lo que puede hacer frente a la mayoría de las imperfecciones y baches grandes con un mínimo de ruido. En cualquier caso, la conducción está bastante bien controlada y la carrocería no rebota a lo loco sobre badenes y resaltos".

En autopista también aporta tranquilidad y estabilidad, por lo que recorrer kilómetros se hace muy cómodo. Sin duda, te recomendamos que te quedes con las ruedas más pequeñas, ya que con las de 51 cm (20 pulgadas) la cosa se pone más molesta; de todas formas, ni siquiera así es incómodo.

Más que impresionante, podríamos decir que el manejo es seguro y efectivo, pero eso está bien en un coche como este. Se nota que la carrocería se inclina un poco en las curvas, pero tiene mucho agarre y tracción, especialmente en las versiones con tracción en las cuatro ruedas. La dirección es sensible y está bien equilibrada, por lo que llevar el coche a todos lados siempre es fácil.

Es de esperar que cualquier Range Rover, incluso uno pequeño como el Evoque, funcione bien al aventurarse fuera de caminos conocidos y, efectivamente, gracias a su inteligente sistema todoterreno te llevará por donde los rivales de Audi, BMW, Mercedes y Volvo temen pisar. Los motores diésel con tracción en las cuatro ruedas pueden tirar de hasta 2 000 kg, aunque esa cifra es menor en otras versiones y algunos rivales pueden superarla.

Tiene suspensión adaptativa disponible como extra, pero no hemos tenido la oportunidad de probarla.

Motores y cajas de cambios

Todos los motores convencionales del Range Rover Evoque, gasolina y diésel, son unidades de dos litros. Los diésel vienen con 150 CV, 180 CV o 240 CV, mientras que los gasolina cuentan con 200 CV, 249 CV y 300 CV. El diésel de 150 CV de versión básica se puede conseguir con tracción delantera y una caja de cambios manual poco fluida o con tracción total y una suave caja automática de nueve velocidades, pero a partir de ahí, todos los demás Range Rover Evoque vienen equipados con esto último.

El diésel de versión básica será lo bastante potente para muchos, con capacidad de sobra para llevarte de aquí para allá con facilidad y sin problemas para enfrentarse al tráfico de la autopista. Sin embargo, el D180 proporciona algo más de fuerza, lo que facilita la conducción cotidiana en muchas situaciones, así que diríamos que merece la pena apostar por él. No hemos probado el diésel más potente, pero en la teoría es bastante más rápido que los demás.

Los gasolina son aún más rápidos, y la versión básica de 200 CV es la única que no supera al diésel de 240 CV más potente. Sin embargo, no ofrecen tanto empuje a bajas revoluciones como los motores diésel, así que hay que apretar mucho más para extraer ese tipo de rendimiento, y no llegan a resultar tan dinámicos. Desde luego, el motor que mejor se adapta a este coche es uno diésel.

De todas formas, podría haber una excepción, y sería el P300e. Esta variante híbrida enchufable combina un motor de gasolina 1.5 con un motor eléctrico para dar una potencia combinada de 309 CV, lo que lo convierte, en teoría, en el Range Rover Evoque más rápido. Aún no lo hemos probado, pero parece muy interesante.

Refinamiento y niveles de ruido

Es de esperar que la versión híbrida enchufable sea silenciosa cuando funciona solo con energía eléctrica, pero como no la hemos probado aún, no podemos ni confirmarlo ni desmentirlo. 

En lo que respecta a los motores diésel, el D150 es un poco más ruidoso que el D180, sobre todo porque hay que pisarle un poco más para que ande, pero ambos motores se comparan bien con los de los rivales en cuanto a ruido y vibración.

Tratados con cuidado, los gasolina son más suaves y silenciosos todavía, pero, de nuevo, hay que pisarles mucho más que a los diésel para circular al ritmo deseado. Y, cuando no te queda más remedio que hacerlo, pueden empezar a sonar un poco mal.

Los ruidos del motor se desvanecen de fondo una vez que se alcanzan velocidades altas, y tampoco se oyen demasiado los ruidos del viento ni de la carretera, de modo que los viajes por autopista se vuelven una experiencia muy tranquila.

Equipamiento de seguridad

Independientemente de la versión del Range Rover Evoque que elijas, vendrá con un kit de seguridad que incluye faros LED, control de presión de neumáticos, alerta de cambio involuntario de carril, frenado automático de emergencia y seis airbags. También dispone de un airbag en el exterior para ayudar a proteger a cualquier peatón que tenga la desgracia de cruzarse con la parte delantera del coche. A partir de ahí, el kit de seguridad cambia con cada escalón que se sube en el nivel de acabados.

 Los coches de versión S tienen reconocimiento de señales de tráfico y ajuste automático de control de velocidad de crucero, mientras que el acabado SE viene con luces LED mejoradas con asistencia de luces de carretera, alertas de tráfico cruzado delantero y trasero y un sistema para ayudarte a dirigir el volante al aparcar. 

Los coches HSE también incluyen control de punto ciego, control de velocidad de crucero adaptativo y frenado automático de alta velocidad. Euro NCAP ha analizado el Range Rover Evoque de manera exhaustiva y científica y le ha otorgado una calificación completa de cinco estrellas. Sin embargo, a algunos no les hará gracia que en vez de venir con una rueda de repuesto traiga un kit de reparación como única protección en caso de pinchazo.

Rango máximo de los coches eléctricos

La versión híbrida enchufable P300e tiene hasta 41 kilómetros de autonomía eléctrica con una carga completa de las baterías según cifras oficiales y, como puede circular hasta a 135 km/h solo con las baterías, los viajeros que realicen trayectos cortos podrían ir al trabajo sin usar una gota de gasolina. Eso sí, el viaje deberá ser de menos de 41 kilómetros. 

Esa cifra es del banco de pruebas, donde no se tienen en cuenta diversos factores como la resistencia al viento, el tráfico o la temperatura ambiente, por lo que esa cantidad será menor en el mundo real. Diríamos que se aproxima más bien a unos 48 km, y a menos de 40 km en climas fríos. Además, puede que nunca llegues a cargar la batería por completo, porque cargarla solo al 80 % prolonga la vida útil de este elemento costoso. Land Rover calcula tiempos de carga del 0 al 80 % de aproximadamente una hora y media con un cargador Wallbox de 7 kW, y una media hora con un cargador público de corriente continua de 32 kW.

"El ahorro de combustible es la razón por la que los motores diésel son más populares en el Range Rover Evoque, especialmente entre los conductores que recorren muchos kilómetros. El diésel D150 con tracción delantera dará una cifra máxima combinada de casi 6,2 l/100 km según los datos oficiales del WLTP, pero no aumenta demasiado por añadir tracción en las cuatro ruedas y caja de cambios automática, pues esa versión arroja una cifra de 6,7 l/100 km".

 Los datos del D180 son aproximadamente los mismos, mientras que el D240 llega hasta los 7 l/100 km. Sea cual sea la versión del motor de gasolina 2.0 que se elija, las cifras de consumo estarán en unos 9 l /100 km, según los datos oficiales. 

Sin embargo, no hay que olvidar que estos datos salen de un banco de pruebas y que conseguirlas en el mundo real podría ser muy complicado. En el caso del P300e, probablemente sea casi imposible. Para acercarse a la cifra promedio máxima de 1,4 l/100 km habría que reservar el uso del motor de gasolina solo para cuatro fechas señaladas.

"En el momento de redactar este artículo, los precios de los Range Rover Evoque nuevos iban desde los 41.500 € para el manual con tracción delantera D150 con acabado de serie hasta un máximo de casi 60.000 € para el P300e R-Dynamic HSE".

El D180 SE, que es el que probablemente querrá la mayoría de los compradores, costaba poco más de 48.000 €, mientras que la versión mild hybrid más barata, la S, bajaba el precio hasta los 38.000 €.

Estos precios, comparados con los de sus rivales, son bastante más altos. La mala noticia para los compradores de coches de segunda mano es que el Range Rover Evoque tiene valores residuales más altos que los de sus rivales, por lo que las unidades de segunda mano también serán mucho más caras. Además, al haberse lanzado en 2019, los precios aún no han tenido tiempo de caer demasiado. Con un vistazo rápido a nuestros listados, podrás ver las unidades más baratas (en su mayoría de la versión básica manual) que se acercan a los 40.000 €.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Todas las versiones del Range Rover Evoque vienen con esas manijas llamativas, llantas de aleación, faros y limpiaparabrisas automáticos, parabrisas calefactable, climatizador bizona, asientos de tela calefactables, volante de cuero, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, cámara de visión trasera, control de velocidad de crucero y elevalunas eléctricos en las cuatro ventanillas. 

La versión superior S trae tapicería de cuero, asientos delanteros con ajuste eléctrico, navegador y un punto de acceso wifi. Sin embargo, la mayoría de los compradores irán un paso más allá hasta la versión SE para tener las pantallas dobles tan novedosas, diales digitales y portón trasero eléctrico. 

El acabado HSE incluye arranque sin llave, más cuero, portón trasero eléctrico con manos libres y un sistema de sonido Meridian de alta calidad. Y si encuentras un coche First Edition, estará equipado con sistema Head-up display (HUD), techo panorámico y volante calefactable que se ajusta eléctricamente. En cada escalón de acabados, también puedes agregar el paquete Dynamic Handling, que incluye diversos adornos en el exterior e interior, y varía el tipo de tapicería de cuero que trae.

arrow up icon
Volver arriba