Icon for citroen make

Citroën Berlingo Opiniones

1 / 8

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2018
calender iconAño de renovación
car comparison iconCarrocería
Monovolumen
fuel iconCombustible
Gasolina, diésel

Escrito por heycar

8/ 10
heycar opiniones
Un monovolumen con aspecto de furgoneta
Ventajas
  • Gran espacio interior 

  • Viene con unsistema multimedia de serie muy completo 

  • El modelo diésel de 130 CV es potente y barato 

Inconvenientes
  • Su diseño no es precisamente el último grito en tendencias 

  • Es un coche que coge mucho polvo en las curvas

  • Las ventanas traseras de los modelos básicos se abren con dificultad  

Veredicto general

"El Citroën Berlingo merece la pena si lo que buscas es mucho espacio y no te importa tanto el estilo. En realidad, conserva algo de elegancia, siempre y cuando elijas el modelo Flair con llantas de aleación” 

Lo que no se discute de este modelo es la sensación que da su habitáculo interior. Hay mucho espacio delante y detrás, y el maletero es enorme. Si abres los asientos traseros, el Berlingo se transforma en una lujosa furgoneta perfecta para una mudanza. O también puedes optar por un modelo XL que vendrá con un par de asientos extra en la parte trasera. 

Incluso las Berlingo más baratas vienen con una pantalla de infoentretenimiento de ocho pulgadas de serie, que cuenta con Android Auto y Apple CarPlay, para que puedas utilizar las funciones de tu teléfono (para tareas como la reproducción de música y la navegación por satélite) en la gran pantalla del coche. 

Al salir a la carretera es donde podemos comprobar el ADN de furgoneta que tiene el Berlingo. La posición de conducción es alta y da la sensación de estar conduciendo un SUV, mientras que la suspensión elevada del coche se adapta bien a los badenes. Los mandos ligeros hacen que el Berlingo sea fácil de conducir en tráfico lento y la caja automática de ocho velocidades es una opción que vale la pena tener en cuenta si vas a conducir mucho por la ciudad. 

En la ciudad, la suspensión del Citroën es irregular, pero en la autopista se relaja bastante, suavizando los baches y evitando los bordes de las superficies en mal estado. El único problema es el ruido del viento, que se nota más que en un turismo familiar normal de baja altura. 

Hay tres motores para elegir. El de gasolina de 110 CV tiene suficiente potencia para conducir por la ciudad, pero el diésel de 130 CV es mucho más polivalente. A diferencia del diésel de 100 CV, este motor hace que el Berlingo se mueva a una velocidad decente, lo que le da suficiente velocidad para adelantar al tráfico lento, desplazarse tranquilamente por la autopista y que no lo notemos pesado cuando el coche esté lleno de gente o equipaje.  

Sea cual sea el motor que elijas, el Berlingo nunca se va a sentir como un deportivo, ya que sufre de una cantidad razonable de inclinación de la carrocería y la dirección es demasiado ligera para inspirar confianza en las curvas rápidas.  

Pero lo que le falta al Citroën en agilidad lo compensa en versatilidad. Equipado con el inteligente sistema Grip Control de Citroën, el Berlingo de tracción delantera puede atravesar la nieve y la arena, lo que dejaría en evidencia a un BMW de tracción trasera. 

Vale, es cierto que el Citroën no va a convencer a casi nadie para que entregue las llaves de su BMW, pero si quieres una forma relativamente barata de transportar a tu familia en un espacio de lujo, pocos pueden superarlo. Es una más que digna alternativa a los coches familiares más convencionales como el Ford Focus o el Volkswagen Golf. 

¿Es el Citroën Berlingo adecuado para ti? 

El Citroën Berlingo es adecuado para ti si quieres un coche práctico a un precio muy razonable. Puede que no te conquiste con enormes pantallas táctiles o un interior súper elegante, pero lo que sí te ofrece son unos niveles de espacio de lujo que no tienen nada que envidiarle a los de un SUV de alta gama. 

De acuerdo, el Berlingo no es un coche top, pero el motor diésel de 130 CV ofrece un gran empuje y la caja de cambios automática de ocho velocidades (opcional) es perfecta para los viajes largos y el tráfico lento. Así que si quieres más espacio que un SUV por menos del precio de un utilitario normal como el Volkswagen Golf, el Berlingo te vendrá como anillo al dedo.  

¿Cuál es el mejor modelo/motor de Citroën Berlingo para elegir? 

Si estás pensando en comprar un Citroën Berlingo, considera la opción del motor diésel de 130 CV de la gama alta con el acabado Flair de la gama media. El motor diésel de 130 CV es una gran elección que combina un consumo de combustible asequible con una gran potencia para mantener el Berlingo en movimiento cuando vaya hasta los topes, además su sexta marcha lo hace más silencioso en la autopista que el modelo diésel básico con caja de cambios de cinco velocidades. 

Merece la pena pagar un poco más por el acabado Flair, ya que añade sensores de marcha atrás que facilitan el aparcamiento de este gran coche y ventanillas traseras eléctricas que dejan pasar el aire, a diferencia de las versiones desplegables de los coches básicos.  

¿Qué otros coches son similares al Citroën Berlingo? 

Los rivales más obvios del Citroën Berlingo son el Peugeot Rifter y el Vauxhall Combo Life, mecánicamente idénticos, así como otros coches familiares cuyos diseños están basados en furgonetas, como el Volkswagen Caddy de 2021. 

Dicho esto, el Berlingo también vale la pena tenerlo en cuenta frente a un coche familiar como el Volkswagen Golf Estate, que tiene mucho menos espacio interior, o un gran SUV que costará mucho más que el Citroën. El espacio es sin duda el punto fuerte del Berlingo, te podemos asegurar que no vas a encontrar nada con mejor relación calidad-precio en este aspecto. 

Confort y diseño 

"El Citroën Berlingo está basado en una furgoneta, por lo que no parece tan elegante como un coche familiar como el Volkswagen Golf, pero lo compensa con unos interiores de lujo". 

El salpicadero no es 100% digital como el de muchos utilitarios familiares, pero el diseño sencillo del Citroën hace que el coche sea fácil de manejar, con botones convencionales para el sistema de ventilación en el centro del salpicadero y controles para el equipo de música situados en el volante.  

El asiento vertical ofrece una posición de conducción elevada, como la de un SUV, con una palanca de cambios que sale del centro del salpicadero, de modo que el pomo se sitúa casi en paralelo con el centro del volante. Junto a la palanca de cambios, se encuentra el freno de mano eléctrico del coche, con los mandos del sistema de ventilación y las luces de emergencia por encima.  

La gran pantalla táctil de serie del Berlingo, situada en la parte superior del salpicadero, justo en la línea de visión, contribuye a que el Citroën gane puntos frente al Peugeot Rifter. Parece de mayor calidad que el antiguo equipo de música de los modelos básicos del Rifter y es mucho más útil.  

Si eliges el Berlingo Flair XTR, el más alto de la gama, tendrás un head-up display que es aún más fácil de usar: proyecta información como la velocidad en el parabrisas para que no tengas que apartar los ojos de la carretera.  

Calidad y acabado 

Si estás pensando en cambiar tu coche familiar por un coche como el Citroën Berlingo, tendrás que acostumbrarte a un ligero descenso en la calidad del interior. La mayoría de los plásticos en el Berlingo son duros y robustos, y el Citroën prescinde de las bonitas piezas de adorno y de la iluminación ambiental disponible en los utilitarios. 

El diseño interior es más agradable que moderno y de alta tecnología. Los plásticos no son tan suaves y esponjosos como los de un Golf, pero no son peores que los de los rivales directos del Citroën, como el Peugeot Rifter, el Vauxhall Combo Life XL y el Ford Grand Tourneo Connect.  

En general, el Citroën da la sensación de estar construido de forma robusta, con huecos consistentes entre sus revestimientos de plástico y ninguno de los típicos metales expuestos que podrías esperar ver en un coche basado en una furgoneta.  

Vas a ver que todos los modelos tienen un volante de cuero de alta calidad e incluso los modelos básicos Feel tienen una tapicería de tela Green Mica que aligera el habitáculo. Los modelos de más alta gama cuentan con el tejido Verde Resada que, a pesar del nombre, añade rayas de color naranja brillante en los asientos.  

Sea cual sea el modelo que elijas, el Citroën tiene asientos delanteros que parecen cómodos sillones y los Flair XTR tienen tres asientos separados en el centro que son casi tan cómodos como los delanteros.  

Información y entretenimiento 

No importa qué Citroën Berlingo elijas, todos vienen con una pantalla de info entretenimiento de ocho pulgadas que se asienta con orgullo en la parte superior del salpicadero.  

Viene de serie con Apple CarPlay y Android Auto para que puedas controlar tu smartphone desde la gran pantalla del coche facilitando el seguimiento de las indicaciones.  

Toda la funcionalidad de la navegación por satélite de tu teléfono se traslada a la pantalla para que puedas hacer una ruta esquivando los atascos y ser lo más preciso posible con la hora de llegada. Y lo que es mejor, puedes hacer todo esto utilizando los menús de tu teléfono o, mejor aún, a través de su sistema de activación por voz, por lo que no hay necesidad de quitar las manos del volante mientras conduces. 

Lo mismo ocurre con la reproducción de música. Sólo tienes que conectar tu teléfono al puerto USB del coche y podrás conectarte a aplicaciones de reproducción de música como iTunes y Spotify, reproduciéndolas a través de su equipo de sonido. 

De acuerdo, con sólo seis altavoces para llenar el amplio habitáculo del Citroën, el sonido no te dejará boquiabierto, pero cumple su función. Lamentablemente, no hay disponible una actualización del equipo de música, pero los modelos Flair tienen el navegador por satélite TomTom integrado en la pantalla para que no tengas que depender de tu teléfono, mientras que las versiones Flair XTR tienen una pantalla que muestra la velocidad del coche y otra serie de datos en el parabrisas que te dará la sensación de estar pilotando un caza de alta tecnología.  

Espacio y practicidad 

El espacio y la practicidad son dos de los mayores puntos de venta de Citroën. En la parte delantera, tienes un par de asientos tan cómodos que podrían servir de sillones de salón. Los asientos son altos, por lo que da la sensación de estar conduciendo un SUV en lugar de un utilitario, y el asiento del conductor se puede ajustar lumbarmente (en los modelos Flair y superiores) con una bandeja de almacenamiento oculta bajo el asiento.  

Los acabados Flair y superiores también ofrecen reposabrazos en los dos asientos delanteros y los asientos traseros se pliegan para que puedas llevar cargas largas que se extiendan a lo largo del habitáculo del coche.  

Los asientos traseros varían según el modelo que elijas. Los modelos Feel y Flair tienen un asiento trasero que se divide en 60:40, mientras que los modelos Flair XTR (el más alto de la gama) tienen tres asientos separados que se pueden abatir independientemente unos de otros. 

Sea cual sea el modelo que elijas, el Citroën tiene espacio para tres adultos en la parte trasera. Hay mucho espacio para la cabeza y, aunque los asientos son bastante verticales, hay mucho espacio para las rodillas y el suelo completamente plano del coche deja espacio de sobra para los pies.  

Los modelos Flair y Flair XTR tienen incluso mesas en los respaldos de los asientos delanteros para que puedas comer algo con total tranquilidad. ¿Tienes asientos especiales para niños? Entonces te encantará el Citroën. Sus dos puertas traseras correderas dejan mucho espacio para colocar una silla de bebé y dispone de puntos Isofix en los tres asientos traseros. 

En cuanto al espacio del maletero, los 775 litros suponen una tranquilidad enorme, ya que te dan incluso más espacio del que te daría un SUV gigantesco como el Audi Q7. Cargar el Citroën es sencillo porque la apertura de carga es enorme y el suelo del maletero es completamente plano, el único problema es el enorme portón trasero que no podrás abrir si aparcas el Citroën pegado a una pared o a otro coche. 

Por si el gran maletero no fuera suficiente, el Citroën cuenta con grandes bolsillos interiores en las puertas, una gran guantera, un espacio de almacenamiento oculto en el suelo y otros rincones repartidos por el habitáculo. Los Flair XTR también disponen de espacio extra en forma de compartimentos alrededor del techo de cristal del coche. 

¿Necesitas aún más espacio? Entonces elige una Berlingo XL. En comparación con la Berlingo M estándar, los modelos XL son 35 cm más largos, lo que libera espacio para otras dos plazas en el maletero. Son lo suficientemente espaciosos para los adultos y, si no se utilizan, pueden retirarse completamente para liberar espacio para el equipaje.  

Manejo y calidad de conducción 

"El Citroën Berlingo es un coche grande sorprendentemente fácil de conducir en ciudad. " 

La posición de conducción elevada significa que vas a poder controlar bien el tráfico. La forma cuadrada del Berlingo hace que sea fácil calcular las dimensiones del coche cuando estás aparcando, y el revestimiento de plástico Airbump protege los lados del coche de golpes y arañazos.  

Si no te gusta aparcar, los modelos Flair y superiores vienen con sensores de aparcamiento traseros de serie, y puedes la opción de añadir una cámara de marcha atrás y el aparcamiento automático. ¿Quieres que tu Berlingo sea lo más urbano posible? Entonces merece la pena apostar por la caja de cambios automática de ocho velocidades, que ofrece el reposapiés izquierdo en el tráfico de parada y arranque. 

Un aspecto bastante criticable cuando circulamos por la ciudad es la suspensión irregular del Citroën, pero la conducción se suaviza cuando se alcanzan velocidades más altas en la autopista. 

Si tomas la salida hacia una carretera secundaria con muchas curvas, es poco probable que el Citroën te haga sonreír. Al entrar en una curva, su ligera dirección hace que se sienta imprecisa y el coche se inclinará bastante, mientras que la falta de apoyo lateral en el asiento del conductor te va a generar dificultades para permanecer fijo en tu asiento. Si quieres un coche familiar deportivo, estarás mucho mejor con un Ford Focus. 

Dicho esto, aunque la carrocería no hace que el Citroën se sienta muy ágil, tiene sus ventajas cuando quieres enfrentarte a caminos no asfaltados o a pistas que podrían dañar a un coche familiar normal y de baja altura.  

¿Quieres convertir tu Berlingo en un casi SUV? Entonces elige el sistema opcional Grip Control, que puede ayudar a las ruedas delanteras del Citroën a agarrarse incluso en carreteras muy resbaladizas, enviando la potencia al neumático que tenga másgrip. El sistema también incluye el control de descenso de pendientes, que facilita la conducción del Berlingo en pendientes pronunciadas: basta con pulsar un botón, quitar los pies de los pedales y dejar que el coche se encargue del resto. 

Así que el Berlingo no es nada malo fuera de la carretera, pero no puede igualar el remolque de un SUV con tracción a las cuatro ruedas. El Citroën sólo puede remolcar hasta 1.600 kg (en su versión diésel de 130 CV) cuando muchos SUV de este tamaño pueden superar los 2.000 kg con facilidad. El lado positivo es que, si tu Citroën está equipado con un enganche de remolque, también tendrás un sistema de control de estabilidad que puede hacer que un remolque rebelde vuelva a su sitio sin que tengas que hacer nada. 


Motores y cajas de cambio 

En la gama del Citroën Berlingo hay tres motores para elegir: uno de gasolina y dos tipos de diésel. Los modelos diésel son los más equilibrados y recomendables y la versión de 1,5 litros de 130 CV es la mejor de las dos. Tiene mucha potencia de reserva, por lo que, aunque el coche vaya cargado, no tendrás problemas para adelantar a los vehículos más lentos en las carreteras principales y secundarias o para acelerar en la autopista.  

Dicho esto, tarda 10,3 segundos en pasar de 0 a 100 km/h. Vale que no es lo que se podría describir como rápido, pero al menos tiene una caja de cambios manual de seis velocidades que ayuda a reducir el ruido del motor a velocidad de crucero. El diésel básico de 100 CV no tiene la caja de cambios de seis velocidades, por lo que es más ruidoso en autopista.  

El 1.2 de 110 CV es la única opción de gasolina. Se siente bastante ágil a bajas velocidades (el sonido de su motor de tres cilindros es incluso bastante deportivo) pero no tiene el impulso de los modelos diésel a velocidades más altas.  

Refinamiento y niveles de ruido 

Si eliges el motor de gasolina de 110 CV del Citroën, tendrás que soportar más ruido de motor en aceleración que con cualquiera de los modelos diésel, con los que no tienes que esforzarte tanto para acelerar.  

Dicho esto, el ruido del viento se notará bastante cuando se circule por la autopista, independientemente del modelo Berlingo en el que te encuentres, gracias a la forma cuadrada del coche y a los grandes retrovisores exteriores. Esa forma cuadrada también hace que el Citroën sea propenso a captar vientos cruzados en carreteras expuestas. 

Equipamiento de seguridad 

El Citroën Berlingo viene con mucho equipamiento de seguridad de serie, aunque sólo pueda obtener cuatro estrellas de seguridad de Euro NCAP junto a la calificación de cinco estrellas otorgada a coches como el Ford Focus y el Volkswagen Golf. 

El equipamiento de serie del Citroën incluye numerosos airbags y frenos de emergencia automáticos que pueden detectar otros vehículos, peatones y ciclistas y frenar el coche de forma independiente si detecta que vamos a sufrir una colisión inminente.  

Además, cuenta con un sistema de advertencia de presión de los neumáticos que te avisa cuando se produce un pinchazo, un asistente de carril activo que puede realizar pequeñas correcciones de la dirección para mantener el coche recto en el carril y un sistema de reconocimiento de señales de tráfico que puede mostrar el límite de velocidad actual en la pantalla de infoentretenimiento del coche.   

¿Quieres aumentar la seguridad? Entonces merece la pena considerar el paquete de asistencia al conductor, que es un extra opcional en los coches Flair y Flair XTR. Añade faros que pueden bajarse automáticamente y control de crucero activo, que puede acelerar y frenar el coche automáticamente en la autopista para mantenerte a una distancia segura del coche que te precede. 

Gastos de combustible en MPG 

"El modelo que más consume del Citroën Berlingo es el PureTech de gasolina de 1,2 litros y 110 CV, que obtiene un consumo oficial de 15,22 km/l y debería alcanzar los 10,62 km/l sin demasiado esfuerzo. Esto debería proporcionar una autonomía de aproximadamente 700kilómetros con el depósito de combustible de 50 litros del Citroën". 

Los modelos diésel son los más baratos, y no tendrán problemas para conseguir 17,7 km/l, tanto si eliges el modelo de 110 como el de 130 CV, lo que les da una autonomía de unos 550 kilómetros con un repostaje. 

El montaje de la caja de cambios automática opcional tiene un efecto insignificante en el ahorro de combustible, al igual que las llantas de aleación de 17 pulgadas que equipan los Flair GTX. 

Grupos de seguros y costes 

Debido a que el Citroën Berlingo se basa en una furgoneta sencilla, se puede esperar que tenga costes de reparación baratos, lo que podría explicar por qué es relativamente asequible de asegurar. Los modelos Feel son los que menos cuestan, con seguros bastante económicos hasta para el modelo Berlingo XL más grande equipado con el motor diésel de 130 CV.  

Los modelos Flair y Flair XTR, equipados con el mismo motor, son los más caros de cubrir. Sin embargo, incluso estos modelos son más baratos de asegurar que un coche familiar como el Ford Focus con prestaciones similares.  

¿Cuánto deberías pagar por un Citroën Berlingo? 

"El modelo más barato de la gama Berlingo es el modelo diésel de 100 CV en acabado Feel, que parte de poco más de 21.000 euros en carretera. El modelo más caro es el XL de 130 CV y siete plazas con la caja de cambios automática de ocho velocidades de Citroën, que cuesta algo más de 29.500 euros. " 

El modelo más popular es el acabado Flair en combinación con el motor diésel de 130 CV, que te costará unos 25.500 euros en carretera. Esta combinación te ofrece un rendimiento decente y unos costes de funcionamiento bajos, además de ofrecerte un equipamiento adicional respecto al modelo básico, como el ajuste lumbar del asiento del conductor y los sensores de marcha atrás, que facilitan el aparcamiento. 

¿No te convence ese precio? Entonces puedes ahorrar bastante si compras uno de segunda mano. Hemos encontrado algún que otro Flair 2020 de 130 CV con menos de 800 kilómetros en el contador a la venta por menos de 16.000 euros.  

Niveles de acabado y equipamiento de serie 

El Citroën Berlingo está disponible en tres niveles de equipamiento: Feel, Flair y Flair XTR. 

Los modelos Feel son los más económicos de todos y hay que reconocer que desde fuera lo parecen a causa de sus embellecedores de plástico de aspecto barato. Las noticias son mejores en el interior, donde se ofrece un kit como el aire acondicionado y el control de crucero que puede mantener el coche a una velocidad determinada en la autopista sin tener que dejar el pie todo el rato en el pedal del acelerador. Los modelos Flair también cuentan con la pantalla de infoentretenimiento de ocho pulgadas de Citroën con Apple CarPlay y Android Auto.  

Los modelos Flair tienen un aspecto más cuidado en el exterior gracias a las llantas de aleación pintadas en negro. Además del kit que reciben los coches Feel, los modelos Flair añaden un sistema de navegación por satélite integrado, ventanillas traseras eléctricas (mucho mejor que las ventanillas desplegables que tienen los modelos más básicos), sensores de aparcamiento traseros, ajuste lumbar en el asiento del conductor y mesas supletorias en los respaldos de los asientos delanteros.  

Los modelos Flair XTR son los más lujosos del grupo. Disponen de llantas deportivas de 17 pulgadas y barras de techo negras brillantes que facilitan la colocación de un portabicicletas o una caja de almacenamiento. Los modelos XTR también cuentan con un distintivo exclusivo y detalles en naranja en los plásticos exteriores.  

Además, cuentan con un kit extra que incluye el acceso sin llave (para que puedas abrir las puertas del coche sin tener que sacar las llaves del bolsillo), retrovisores que se pliegan al aparcar, un head-up display que proyecta tu velocidad actual en el parabrisas y una práctica ventanilla trasera abatible. Esto significa que puedes dejar el equipaje más pequeño en el maletero sin tener que abrir el enorme portón trasero del coche. Sin embargo, quizá el añadido más bonito sea el techo panorámico de cristal que hace que el interior se sienta ligero y aireado. 

Pregunta a los expertos de Heycar: preguntas frecuentes 

¿Es el Citroën Berlingo un monovolumen? 

El Citroën Berlingo es un monovolumen que se basa en una furgoneta, en lugar de ser un modelo independiente. Esto hace que el Berlingo sea muy práctico, una característica clave para cualquier comprador de este tipo de modelos. Su forma cuadrada se traduce en que tienes mucho espacio interior y sus puertas correderas basadas en una furgoneta pueden abrirse en espacios reducidos y dejar una gran apertura que facilita la entrada y la salida. 

Respuesta de Russell Campbell 

¿Es el Citroën Berlingo más grande que la Renault Kangoo? 

Sí, el Citroën Berlingo es más grande que el Renault Kangoo en todos los sentidos. Sus 4753 mm de longitud, 1848 mm de anchura y 1849 mm de altura, superan a las cifras respectivas de la Renault Kangoo: 4666 mm, 1829 mm y 1802 mm. 

Respuesta de Dan Harrison 

¿Es el Citroën Berlingo igual que el Peugeot Rifter? 

El Citroën Berlingo y el Peugeot Rifter se basan en la misma plataforma EMP2 y utilizan los mismos motores. Básicamente, son los mismos coches con ligeras variaciones exteriores e interiores y listas de equipamiento revisadas. 

Respuesta de Phil Hall 

arrow up icon
Volver arriba