Icon for audi make

Audi Opiniones

La fiabilidad alemana en su máxima expresión”. Si por algo destaca Audi es por ofrecerte un vehículo que, en condiciones normales, podrá durarte una enorme cantidad de tiempo a pleno rendimiento sin que notes el más mínimo achaque de los años. 

1 / 10
Índice

Hablar de Audi es hablar de una marca asociada con la clase y la elegancia. Es posible que los modelos más conocidos no sean el prototipo de coche de lujo que podrías imaginarte, con carrocerías agresivas y diseños deportivos, pero en su lugar ofrece una sobriedad y una fiabilidad en carretera como ninguna otra marca.  

Por si fuera poco, la gigantesca variedad de modelos que pone a tu disposición es inagotable. La otra gran virtud de Audi es que se ha sabido adaptar a todo tipo de cambios tecnológicos y estéticos, para darte siempre lo último de lo último.  

Además, existen modelos de superlujo que conviven con otros realmente económicos. Gracias a esto, te damos la buena noticia de que, sea cual sea tu presupuesto (a no ser que sea 0, claro), vas a encontrar un Audi que se adapte a tus expectativas. 

Para que puedas comprender el impacto de la marca alemana en la industria del motor, lo mejor es hacer un repaso por su historia. También echaremos un vistazo a sus modelos históricos y los actuales. Por último, podrás ver un repaso a su rango de precios y su apuesta por el futuro eléctrico.  

Historia de la marca Audi 

Los orígenes de Audi se remontan a finales del siglo XIX, cuando uno de los pioneros de la industria del automóvil en Alemania, August Horch, fundó Autos Horch en 1899. El primer automóvil de esta marca echó a rodar dos años después, en 1901. 

Debido a ciertas dificultades económicas y problemas con sus empleados, Horch decidió abandonar la empresa y fundar otra con el mismo nombre el 16 de julio de 1909. Como legalmente no se le permitió, tradujo su nombre al latín. El resultado fue Audi Automobilwerke, el nombre que conoces hoy en día. 

La época de la Gran Depresión 

A finales de 1932, las empresas Audi, Horch, DKW y Wanderer se fusionaron para formar Auto Union. Para hacer frente a las dificultades surgidas durante la Gran Depresión, que afectaron principalmente a la racionalidad de los procesos de producción y montaje, se formó Auto Union. 

El 29 de junio de 1931 se creó el logotipo de Audi, con cuatro círculos entrelazados, como símbolo resultante de la alianza de cuatro marcas sajonas: Audi, DKWs, Horchs y Wanderers. 

En 1933, Audi se convirtió en la marca de automóviles de lujo del Partido Nazi, junto con Mercedes- Benz. Antes de la Segunda Guerra Mundial, Auto Union era el segundo fabricante de automóviles de Alemania, después de Opel, y fabricante de motores para los aviones de la fuerza aérea alemana, como los motores Junkers Jumo 205. Auto Union se convirtió en el mayor proveedor de coches del ejército alemán. 

Para evitar la competencia entre marcas, se asignó a cada una de ellas su propio segmento de mercado: coches de lujo de gama media para Audi, vehículos de tamaño medio para Wanderer y vehículos de lujo de gama alta para Horch. 

Años de posguerra  

Dos años después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, Auto Union sólo producía vehículos para uso militar y la producción de automóviles se vio gravemente afectada. Al terminar la guerra, la administración de la zona de ocupación alemana confiscó y ordenó el desmantelamiento de las fábricas de la empresa. Auto Union AG fue dada de baja en 1948. 

Gracias al Plan Marshall y a un préstamo del gobierno bávaro en 1949, la empresa cambió su nombre oficial por el de Auto Union AG y resurgió en una nueva fábrica en Ingolstadt, donde se encuentra la actual sede de Audi. Tras adquirir el control de la empresa, Daimler- Benz AG estableció su sede en Stuttgart en 1958. 

Época moderna y actualidad 

A finales del año 1964, Volkswagen adquirió una gran participación en Auto Union, estableciendo de nuevo su sede en Ingolstadt, donde posteriormente pasaría a ser de su propiedad. 

Auto Union se fusionó con NSK Motors, con sede en Neckarsulmer, cerca de Stuttgart. Durante la década de 1950, NSU fue el mayor fabricante de motocicletas del mundo, pero pasó a fabricar coches pequeños, como el NSU Prinz y los modelos TT y TTS, que siguen siendo populares hoy en día como coches de carreras de época. Después, NSU se centró en el desarrollo de nuevos motores rotativosl. 

El nuevo NSU Ro 80, que salió a la venta en 1967, era un coche que destacaba por su diseño futurista, su aerodinámica, su ligereza y su seguridad. Sin embargo, los problemas iniciales con los rotativos pusieron fin a la independencia de NSU. 

El primer coche nuevo bajo el nuevo régimen fue el Audi 100. Pronto le siguió el Audi 80, un coche que sirvió de base para el Passat de Volkswagen en 1972 y para el Audi 50, posteriormente denominado Volkswagen Polo en 1974. El Audi 50 fue un hito importante para la empresa porque fue la primera versión del concepto Golf/Polo, que llevó a la compañía al éxito mundial. 

Hubo vehículos especiales desarrollados por la empresa alemana Walter Treser basados en Audi, conocidos como "Walter Treser Audi", y también hubo algunos desarrollos para Volkswagen. 

En 1985 pasó a llamarse Audi AG, con sede en Ingolstadt (Baviera). En 2007, superó su propio récord de producción en un 4% por decimocuarta vez consecutiva. 

Audi alcanzó su mayor crecimiento de ventas en 2011, cuando vendió más coches que ningún año anterior. Generó un aumento de los ingresos de 59.254 millones de euros (79.857 millones de dólares). El beneficio operativo anual del Grupo Audi superó los 7.100 millones de dólares el año pasado. El margen de beneficio operativo aumentó del 10,8% al 13,2%. 

Audi participó en el Foro Económico Mundial de Davos de 2013, al que acude desde 1987, donde presentó las nuevas ideas que arquitectos y urbanistas han desarrollado para la movilidad urbana del futuro, como la Iniciativa Audi Urban Future y el vehículo prototipo A2. 

¿Cuál fue el primer modelo de Audi? 

Como ya has podido ver, Audi surgió de un conglomerado de empresas unidas con un mismo propósito: solventar las crisis económicas y hacerse fuertes en los años de guerra en Alemania.  

Sin embargo, tuvieron que pasar unos cuantos años antes de que Audi comercializará el primer modelo con su nombre propiamente dicho. Estamos hablando del Audi 100, un coche que, con el devenir de los años, terminaría convirtiéndose en el Audi A6 que todos conocemos.  

Este renombre se daría en el año 1994 y fue mantenido por las siguientes generaciones. Se trataba de un vehículo encasillado dentro del segmento E, con motor delantero longitudinal y tracción delantera. Tuvo una serie de variantes más deportivas y de lujo que se comercializaron como Audi 200.  

El modelo 100 C3 fue vendido en USA con el nombre de Audi 5000. Todos sus modelos fueron considerados como los más seguros de su época, ganando un gran prestigio y posicionando a Audi como una marca de referencia en la categoría de las berlinas, tanto sedán como coupé.  

Otros modelos míticos a destacar 

Dentro de esta nomenclatura, es importante destacar también el Audi 80, un modelo del segmento D que se vendió durante los años 1972 y 1996. Se trataba de un vehículo con grandes similitudes con otro coche del grupo Volkswagen, el VW Passat, ofertándose en formato sedán y familiar. En Estados Unidos recibió el nombre de Audi Fox.  

Derivado del Audi 80 en su versión más deportiva surgió el Audi Quattro. Se trata de la versión tope de gama del Audi GT Coupe y fue producido en la década de 1980. Es conocido como uno de los primeros vehículos en usar tracción a las cuatro ruedas y se convirtió en un automóvil muy exitoso dentro de las carreras de rally.  

La gama de modelos actuales y modelos futuros 

Si por algo destaca Audi es por ofrecer modelos de gran calidad en todas las categorías. Tanto si buscas un coche práctico para moverte por ciudad como si lo tuyo es la aventura y necesitas un 4x4 robusto y de garantías… en Audi lo tendrás.  

Dentro de la marca, podemos distinguir varias categorías dependiendo del tipo de modelo. Tienes a tu disposición una línea de utilitarios urbanos como son los de la línea A, mientras que también puedes optar por una amplia gama de Coupés y SUVs como el TT y la línea Q. Por otra parte, están las alternativas más lujosas a las que pertenecen los modelos S y RS. 

Línea de modelos A  

Sin duda la más popular dentro de Audi y a la que pertenecen (junto a los SUVs de la gama Q) los datos de mayores ventas dentro de la compañía. La buena noticia para cualquier comprador es que, sea cual sea su límite económico, hay un Audi de la serie A perfecto para sus necesidades, en especial si se acude al mercado de segunda mano.  

El vehículo de entrada y más económico es el Audi A1, un modelo perteneciente al segmento B, que además es el más pequeño de la marca. Es la opción perfecta para ir por la ciudad con total tranquilidad, y lo podrás encontrar en versión hatchback (3 puertas) o sportback (5 puertas).  

En el segmento C tienes el Audi A3, uno de los superventas de la compañía que actualmente se encuentra en su tercera generación. Desde el 2013 también es posible encontrarlo con carrocería sedán, algo más larga que la clásica hatchback. Es el modelo homólogo al VW Golf, el Skoda Octavia o el Seat León. 

Reinando en el segmento D se encuentra el Audi A4, uno de los más famosos y míticos de la marca, del que se podría decir que reúne todo lo que la ha hecho famosa. Una carrocería sedán impecable con tracción delantera que se comercializa desde el año 1996. 

También dentro del segmento D puedes encontrarte con el Audi A5, algo más deportivo en sus versiones coupe, descapotable de dos puertas o liftback de cinco puertas. Su primera generación nació en el año 2007 y la segunda no llegó hasta 2016. 

El sucesor histórico del Audi 100 (el primer modelo propio de la compañía) es el A6. Ubicado dentro del segmento E, está disponible en versión sedán y familiar. De él se deriva la versión sportback bautizada como Audi A7.  

Por último, en el segmento F se encuentra el increíble Audi A8, solo apto para los bolsillos de mayor tamaño. No en vano se cataloga como un turismo de super lujo y es el buque insignia de la marca. Es un modelo fácil de ver como coche de seguridad o berlina para reuniones y actos importantes.  

Línea de modelos Q 

Como comentamos anteriormente, Audi no ha dejado en ningún momento de adaptarse a las nuevas tendencias. Prueba de ello es su impresionante gama de vehículos SUV, que se adaptan a diferentes sectores de precio para llevarte por la ciudad y por cualquier terreno desde una posición de conducción dominante. 

El modelo de entrada es el Q2, todocamino del segmento B presentando en 2016 y que utiliza la plataforma MQB, común en los modelos del grupo VW. Entra dentro de la categoría de SUV compacto de 5 puertas. 

El Q3 es su hermano mayor, ubicado en el segmento C y comercializado también en el año 2016. Es homologable a otros grandes coches del mercado como el X1 de BMW o el Mercedes GLA. 

Toca dar el salto al segmento D con el gran Audi Q5. Se trata de un SUV todoterreno comercializado a partir de 2008. Se caracteriza por una disposición longitudinal del motor, que permite equipar 6 o más cilindros y ser la base del sistema de tracción Quattro.  

Sin duda, el gran pionero y abanderado de la gama Q de Audi es el famoso Q7. Otro gran superventas de la compañía que reina en el segmento E desde el año 2006. Similar al VW Touareg o al archiconocido Porsche Cayenne, el Q7 te da todo lo que le puedes pedir a un SUV de gama alta, en pocas palabras.  

Por último, para los presupuestos más despreocupados, está el tope de gama de la línea, el Audi Q8. Lanzado en 2018 y también ubicado en el segmento E, es aún más lujoso que el Q7, con tracción a las cuatro ruedas y plataforma MLB Evo.  

Modelos S y RS 

Si lo tuyo son los vehículos de aspecto mucho más deportivo, Audi pone a tu disposición una línea de coches que son versiones de los modelos originales de la serie A. De esta manera, te encontrarás dentro de la línea al S1, S3, S4, S5, S6, S7 y S8, además del modelo S del Audi TT

La gama S se distingue por sus versiones deportivas, pero conserva la discreción y elegancia de sus modelos convencionales. Cuenta con potentes motores que ofrecen más potencia y componentes mecánicos como las suspensiones, los frenos y la dirección que están específicamente calibrados para satisfacer sus exigencias. Los sistemas electrónicos de asistencia a la conducción dan a los conductores un poco más de margen de maniobra que en otras circunstancias. 

Todos los modelos S ofrecen distintas variantes del legendario sistema de tracción Quattro y ciertas diferencias externas los diferencian de la gama inferior. Algunas de estas características son las dos salidas de escape, las dobles lamas verticales en la parrilla delantera o los retrovisores exteriores en aluminio o negro. 

La gama RS cuenta con la colaboración de Audi Sport -la rama deportiva de la marca- y ofrece una filosofía muy marcada, combinando ligereza o tracción total quattro. El plástico reforzado con fibra de carbono se utiliza en la carrocería de algunos coches, así como otros materiales poco comunes que reducen el peso en el motor o los frenos, entre otros muchos. 

Se utilizan direcciones activas, sistemas de suspensión neumática y el mencionado sistema Quattro. Sin embargo, no son los únicos. También se utilizan discos de freno en diseño Wave. Permiten un chasis capaz de enfrentarse a conductores exigentes. 

El Audi R8 se distingue del resto y merece una mención aparte porque tiene un diseño, una personalidad y unas características propias que lo diferencian del resto de los modelos de la gama. 

El rango de precios y tipos de vehículos con los que trabaja la marca 

Es totalmente cierto que Audi no es la marca más económica del mercado. Tampoco intenta serlo. En todos y cada uno de los segmentos en los que se ubica la compañía, vas a encontrar una alternativa más barata y que probablemente cumpla con tus necesidades. 

Pero lo que está claro es que muy pocas te van a dar toda la seguridad y fiabilidad de Audi, además de un minucioso detalle en el diseño, tanto exterior como interior y unos acabados premium en todos sus modelos.  

Audi abarca todos los segmentos dentro del mundo del automóvil excepto el de los microcoches y el segmento A. Los segmentos que van desde el B hasta el F están perfectamente representados por modelos todos ellos éxitos de ventas, además de una amplia gama de SUVs y el Q7 como todoterreno de referencia en su categoría.  

El rango de precios de la compañía va desde los 22.250 euros del modelo de entrada, el Audi A1 hasta los 168.020 euros del R8 en su modelo de serie. Esta es la lista completa de precios:

Audi A1: Desde 22.250 €.

Audi A3: Desde 28.450 €

Audi A4: Desde 37.260 €

Audi A5: Desde 44.430 € 

Audi A6: Desde 42.390 € 

Audi A7: Desde 71.150 € 

Audi A8: Desde 106.970 € 

Audi Q2: Desde 27.450 € 

Audi Q3: Desde 37.480 € 

Audi Q4: Desde 44.460 € 

Audi Q5: Desde 49.210 € 

Audi Q7: Desde 71.850 € 

Audi Q8: Desde 82.970 € 

Audi R8: Desde 168.020 € 

Audi TT: Desde 42.830 € 


La apuesta eléctrica de la marca 

Que el futuro es eléctrico es algo que ya deberías saber. Reducir las emisiones y garantizar un consumo ecológico y responsable es, además de un compromiso de las marcas, un imperativo dentro de la Unión Europea. 

Como uno de los pilares de la industria automovilística alemana, el grupo Volkswagen no se iba a quedar atrás en la carrera eléctrica y ha puesto sus esfuerzos en que todas sus marcas ofrezcan alternativas eléctricas de la mejor calidad. 

En el caso de Audi, el baluarte y buque insignia es el concepto e-tron. Este hace referencia al apelativo que reciben algunos modelos de Audi en su versión híbrida, pero también es un modelo en sí mismo. 

El Audi e-tron es un SUV completamente eléctrico que se comercializa desde el año 2018 y se encasilla dentro del segmento D. Su autonomía va desde los 336 hasta los 436 kilómetros, según la versión que elijas. De forma paralela, existe una versión coupé llamada e-tronSportback.  

El Audi A3 Sportback tiene también una versión e.tron híbrido enchufable. Del mismo modo, también lo ofrecen el Q5 y el Q7 e-tron Quattro. Se espera que, en los próximos años, estos modelos estén disponibles en su versión 100% eléctrica.  

Además, dentro de los planes de la compañía pasan por incorporar variantes eléctricas del Audi A1 y el Audi A4. Se prevé que en el año 2026 desaparezcan los modelos originales de combustión, convirtiendo al Q2 en el nuevo modelo de entrada de la compañía.   

En resumidas cuentas, Audi es una marca perfecta para cualquier usuario que busque gran calidad y absoluta fiabilidad en el manejo. Ofrece la máxima seguridad para que no tengas ningún problema en la carretera y, si optas por el mercado de segunda mano, estamos seguros de que podrás encontrar precios muy competitivos.  

En el caso de que optes por acudir al mercado de segunda mano, la web de heycar te lo pone fácil. Con su potente motor de búsqueda podrás encontrar modelos al mejor precio, siempre provenientes de concesionarios de confianza. Todos los vehículos pasan rigurosos controles de calidad y tienen menos de 150.000 km.  

Opiniones modelos Audi

arrow up icon
Volver arriba