¡Evita accidentes! ¿Cuándo debo cambiar los neumáticos del coche y cómo elegirlos?

Tener los neumáticos en buen estado es clave para resguardar tu seguridad y la de los demás. En España, todos los coches deben pasar por una Inspección Técnica Vehicular (ITV) para verificar que los neumáticos y las demás partes del coche están en óptimas condiciones. Esta es una medida de prevención, ya que algunos accidentes se originan por no realizar un correcto mantenimiento del coche y tener los neumáticos defectuosos. Por esta razón, resulta fundamental saber cuándo cambiar el neumático del coche y cuál es el modelo que se adapta mejor a tu vehículo.

Como ocurre con todos los productos, un neumático puede fallar debido a su antigüedad. Y es que la función principal de los neumáticos es recorrer las autopistas, las mismas que pueden albergar todo tipo de objetos punzocortantes. Al ser la parte más expuesta del vehículo, se recomienda tener un ojo puesto en ellos para detectar las señales de alerta y realizar los cambios correspondientes.

Si estás considerando cambiar un neumático o sospechas que puede tener un daño, te sugerimos tener a la mano toda la información necesaria. En heycar hemos preparado este artículo para que puedas reconocer cuándo cambiar los neumáticos de tu coche y cómo escogerlos. ¡Toma nota!

¿Cuál es el tiempo máximo que puedo utilizar el mismo neumático?

El fabricante de neumáticos Michelin advierte que el límite de tiempo para usar el mismo neumático es de 10 años. Pese a que, en apariencia, los neumáticos pueden lucir como nuevos y seguros, la edad los vuelve proclives a fallar. Por otro lado, el fabricante japonés Bridgestone indica que una persona en promedio recorre entre 19.000 y 24.000 kilómetros por año. En consecuencia, lo más recomendable es que los neumáticos reciban una inspección anual a partir de los 5 años de uso.

La Asociación de Fabricantes de Caucho de Estados Unidos indica que hay una serie de factores que pueden influir en la duración de un neumático. Estos son los siguientes:

  • El calor: una investigación de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ determinó que el calor puede hacer que los neumáticos envejezcan más rápido.

  • El almacenamiento: pese a que las condiciones de almacenamiento sean las mejores, los neumáticos envejecen de todas formas. Además, si tienes un neumático de repuesto debajo de tu vehículo, este además está expuesto a la suciedad y al daño.

¿Cómo puedo saber cuándo cambiar el neumático de mi coche?

Los neumáticos, al igual que el sistema del coche, suelen dar señales de que algo puede no estar marchando bien. Algunos daños pueden ser reparados, mientras que otros son alertas de que necesitas un cambio de neumáticos con urgencia. Para saber cuándo cambiar el neumático, debes prestar atención a las siguientes señales:

La luz de alerta se enciende

Esta función es muy común en los vehículos fabricados desde el año 2008. Tiene forma de “U” y está ubicada en el centro de la pantalla del coche. La luz es una señal de que la presión de un neumático está por debajo de lo recomendado por el fabricante. A veces esto es un síntoma de un problema más grande y debes mandar a revisar el coche.

La banda de rodadura está baja

Este punto requiere una especial atención. Si notas que en cualquier parte del revestimiento de tu neumático existe un gran desgaste, puede que necesites un cambio. Un problema como este puede indicar que tu neumático ha perdido capacidad de tracción. De ahí que si circulas en cualquier terreno o autopista con los neumáticos en esas condiciones, tu coche puede deslizarse y podrías tener un accidente.

Los neumáticos están agrietados

Si encuentras grietas o agujeros en tu neumático, necesitas que un mecánico lo revise lo más pronto posible. Este tipo de daños incluyen un riesgo de reventón, ya que suelen indicar que una parte importante del tejido se ha perdido.

Un solo lado del neumático se ha desgastado

Es crucial que te comuniques con un mecánico si percibes que esto ocurre con tus neumáticos. Esto puede significar que los neumáticos no están alineados de forma correcta y que uno de ellos está siendo golpeado. También puede ser que existan daños en los resortes o las rótulas.

El coche vibra 

Este es un indicador de que hay un problema de alineación o de suspensión. Ambas situaciones son graves, así que debes llevar tu coche a un mecánico.

¿Cómo escoger el neumático adecuado?

Las necesidades con respecto a los neumáticos varían mucho de vehículo a vehículo y dependen del usuario y su entorno. Para cumplir con la demanda, ahora puedes escoger entre los siguientes tipos de neumáticos:

Neumáticos de estación

Existen 3 tipos de neumáticos, según la estación en la que te encuentres o el tipo de clima que tenga tu localidad. Los neumáticos de verano funcionan con eficiencia en climas cálidos, secos o húmedos y sirven para todas las estaciones menos para el invierno. Si es que el clima es menor a 4.44 °C, puede que la tracción sea inconsistente. 

Por otro lado, los neumáticos de invierno tienen un diseño especial para esa estación, ya que son para la nieve. Ningún otro tipo de neumático podrá igualarlos en ese terreno. También están los neumáticos que puedes usar todo el año.

Neumáticos de diferentes tamaños

El tamaño que necesitas está determinado por el tipo de coche que conduces. Así, los neumáticos de los coches deportivos y de perfil bajo son más pequeños que los neumáticos de los sedanes o los SUV para off road

Las dimensiones más comunes que puedes encontrar en los neumáticos son las de 175, 185, 195 y 205 mm. Sin embargo, estos pueden medir desde los 125 mm hasta 335 mm, en intervalos de 10.

Neumáticos según la velocidad requerida

Esta clasificación de neumáticos representa no solo la máxima velocidad posible, sino también el rendimiento general. Los tipos de neumáticos están codificados de la L a la Y, y las velocidades van desde 120 km/h hasta 299 km/h. La elección de tu nuevo neumático depende de qué tan rápido quieras conducir.

Neumáticos antipinchazos

Si lo que buscas es prevenir situaciones de emergencia, este tipo de neumáticos puede ser el que necesites. La característica principal de estos neumáticos es que pueden quedarse sin aire y aun así seguir funcionando durante un periodo de tiempo. Esto te permite llegar al mecánico más cercano y cambiarlo por un repuesto. Una desventaja es que las paredes de este tipo de neumáticos son rígidas y a veces la conducción por caminos irregulares no es la mejor.

¿Qué herramientas necesito para cambiar un neumático?

El procedimiento para cambiar un neumático no es complicado y es algo que puedes realizar por tu cuenta. Según Ford, estas son las herramientas que necesitas para este trabajo:

Gato hidráulico

Esta herramienta es indispensable para cambiar el neumático del coche, ya que te permite levantar el vehículo a cierta altura para hacer el trabajo.

Llave de cruz

Sirve para aflojar los birlos (parecidos a los tornillos) del neumático.

Triángulos de emergencia

Suelen ser plegables y de un material acrílico. Estos objetos se colocan en la autopista para poder avisarle a otros conductores que estás realizando un trabajo de emergencia y no puedes circular.

Neumático de repuesto

Este es el neumático que necesitas para reemplazar el que está dañado. Por lo general, estos se ubican debajo o en la parte trasera del vehículo.

Para hacer más fácil el proceso puedes utilizar otras herramientas. Unos guantes de buena calidad te proporcionan un mejor agarre. También puedes emplear cartón o plástico para que tus rodillas puedan reposar en el piso sin causarte mucha incomodidad. Por último, la iluminación es un factor muy importante, por tanto, se recomienda usar una lámpara o linterna frontal.

¿Puedo cambiar un neumático sin ayuda?

En el caso de que tengas un neumático de repuesto comprado y tengas la urgencia de cambiarlo por ti mismo, ¡puedes hacerlo! Solo debes seguir los siguientes pasos:

  1. Debes aparcar en un lugar estable y plano. Lo último que necesitas es que tu coche o las herramientas se rueden. Por esta razón, no es recomendable una superficie inclinada.

  2. Utiliza el freno de mano. De esta manera, puedes trabajar con mayor seguridad.

  3. Usa la llave de cruz para aflojar los birlos. Recuerda que no debes sacarlos.

  4. Posiciona el gato hidráulico debajo del chasis de tu coche. Dale acción a la palanca para que tu coche empiece a despegarse del suelo.

  5. Retira los birlos y guárdalos en un sitio seguro. Ahora ya puedes retirar el neumático dañado y guardarlo en la cajuela de tu coche o en donde creas conveniente.

  6. Coloca el neumático de repuesto y ajusta un poco los birlos con la llave de cruz.

  7. Por último, usa el gato hidráulico para regresar tu coche al suelo y termina de ajustar los birlos con la llave de cruz. ¡Tu neumático ya está instalado y puedes volver a circular!

Recomendaciones

Ahora que ya tienes tus neumáticos nuevos instalados, esta lista de consejos te ayudará a mantenerlos cuidados durante más tiempo:

Revisa la presión de los neumáticos por lo menos una vez al mes 

Recuerda que la gran mayoría de los accidentes relacionados con neumáticos ocurren porque estos no están bien inflados. Otro dato importante es que los neumáticos siempre pierden aire. Así que, debes tener eso en mente para evitar inconvenientes.

Inspecciona la superficie de los neumáticos cada vez que puedas

Busca si hay grietas, protuberancias o algunos objetos punzocortantes en tus neumáticos. No olvides que si la pared lateral de tu neumático ha sido perforada, debes cambiarlo.

Rota tus neumáticos cada 9600 - 12000 Km

Esto significa que tienes que intercambiar la posición de tus neumáticos para que el desgaste sea uniforme.

No le pongas más peso al vehículo del que puede cargar

Presta atención a la información donde se te indica el peso máximo que tu vehículo puede cargar. Si excedes esta cantidad al colocar muchos objetos en el maletero de tu coche, los neumáticos pueden empezar a dañarse y fallar, ya que son ellos los que cargan todo el peso.

Comprueba el desgaste de tus neumáticos

Una forma eficiente es comprobar si la banda de rodadura está debajo de la barra de desgaste. Si este es el caso, debes cambiar de neumáticos. Esperar a que el desgaste sea extremo para cambiarlos te pone en riesgo.

Como has visto en este artículo, saber cuándo cambiar los neumáticos del coche es fácil si te fijas en las señales que estos emiten. Por eso, debes revisarlos de forma constante y llevar el vehículo al mecánico de ser necesario. Tener unos neumáticos que se ajusten bien al vehículo y que estén en buenas condiciones es crucial para conducir con seguridad. 

En heycar, tenemos una gran oferta de coches disponibles para ti. ¡Visita nuestro portal y escoge el modelo de tus sueños!

Volver arriba