5 consejos para cuidar y mantener la pintura de tu coche

10.08.2022 - Cuando te paras a observar un coche por la calle, es muy probable que una de las cosas que más te llamen la atención del mismo sea el estado de su pintura. Al fin y al cabo, todo entra por los ojos, y una carrocería elegante, bonita y bien cuidada es sin duda digna de admiración.

Si encima has acertado con el color de la pintura que mejor le va a tu coche, no hay duda de que has conseguido un combo de auténtico sobresaliente. El problema es que de poco sirve tener un color precioso en la pintura de tu coche si no la has sabido cuidar correctamente.

No creas que es tan sencillo mantener la pintura de tu coche en perfecto estado, ya que existen una serie de factores que, incluso a largo plazo, pueden debilitar su presencia, afectando al color o generando antiestéticos desconchones que debemos evitar. Estamos hablando de problemas que no se solucionan simplemente lavando tu coche.

Mantener la pintura de coche en buen estado debe ser una de tus máximas prioridades si deseas que este luzca como el primer día. Por eso, para que puedas lograrlo, vamos a darte una serie de consejos clave para mantener la pintura de tu coche como nueva. ¡Toma nota!

Consejos para cuidar y mantener la pintura de tu coche

Es cierto que la mayoría de pinturas modernas, en especial aquellas que pertenecen a modelos de alta gama, son revestimientos de la mejor calidad, y que están diseñadas para durar lo máximo ante todo tipo de situaciones.

Sin embargo, esto no va a lograr que tu pintura permanezca intacta de por vida, ya que quizás el factor más exigente contra la pintura de los coches es el paso del tiempo. Es por ello que destacamos la importancia de tener una rutina bien estudiada a la hora de cuidar y mantener el buen estado de la pintura.

Es hora de que conozcas los mejores consejos para cuidar y mantener la pintura de tu coche.

1. Aparcar en interior

Sin duda, una de las claves que te van a permitir cuidar y mantener en perfecto estado la pintura de tu coche es aparcarlo en el interior, por lo general, en garajes.

De este modo, estarás protegiéndolo de los rayos del sol, así como otros eventos atmosféricos muy perjudiciales para la pintura, como por ejemplo la lluvia o el granizo. No debemos olvidarnos de los famosos excrementos de ciertas aves, así como de que también estaremos protegiendo el vehículo de posibles actos vandálicos o de un robo.

2. Lava el coche con frecuencia

La suciedad puede llegar a incrustarse en la pintura y dañarla gravemente. Es por esto que lavar el coche con cierta asiduidad es completamente necesario, sobre todo cuando la suciedad comienza a acumularse.

Es recomendable que no utilices las estaciones de autolavado con demasiada frecuencia, ya que, si bien son muy cómodas y suelen dejar el coche aparentemente perfecto, lo cierto es que pueden ser bastante perjudiciales para la pintura. Esto es debido a que muchas estaciones son viejas y pueden tener pequeños trozos metálicos que rayan la pintura.

Una buena opción es el lavado manual con mangueras, que aseguran que no vas a sufrir ningún daño de rozamiento y también te darán un resultado impecable en el lavado de tu coche.

3. Cuidado con aparcar en el exterior

Hay veces que no vas a poder disponer de un garaje, especialmente en viajes a zonas rurales o incluso en grandes ciudades con parkings poco económicos. En el caso de aparcar en el exterior es clave que no lo hagas debajo de los árboles. Estos, en algunas épocas, sueltan resina que al caer en la carrocería pueden dañarla mucho más de lo que piensas.

También es importante que aparques con la suficiente distancia para evitar golpes con otros vehículos. Nunca se sabe cuándo podemos dar con alguien especialmente torpe aparcando, de hecho, igual te viene alguien a la cabeza.

4. Utiliza productos adecuados

No hay nada mejor para cuidar y mantener la pintura de tu coche que lavarlo a mano con mimo y cariño. Pero para ello es necesario utilizar los productos adecuados que te ayuden a realizar un lavado óptimo y sin daños.

Intenta evitar productos que contengan lavavajillas, amoniaco o lejía. Adquiere productos específicos para la limpieza y lavado de carrocerías de coche, sobre todo aquellas que tengan un pH óptimo.

5. Encera la carrocería

Para conseguir tu objetivo soñado y volver a tener esa esencia de "coche nuevo" es imprescindible aplicar cera de vez en cuando. Al hacerlo, se crea una capa protectora que aleja la humedad de la pintura, de modo que las motas de polvo no puedan afectarla. Una vez cada dos meses aproximadamente, un buen encerado lo mantendrá en excelentes condiciones.

Este procedimiento se realiza con productos que se pueden conseguir solo en tiendas o talleres especializados. Sin embargo, lleva mucho tiempo y esfuerzo, por lo que una alternativa eficaz es llevarlo a un lavadero de coches profesional, donde se especializan en este tipo de tareas y pueden hacer el trabajo por ti.

6. Pule la pintura

Con el paso del tiempo, es inevitable que la pintura se desgaste, por lo que una buena idea es pulirla. Pulir el vehículo es una de las formas más eficaces de eliminar las imperfecciones y recuperar su color original.

El pulido de la pintura elimina los arañazos superficiales y también permite que tu coche recupere su color y brillo de antes. Es conveniente hacerla solo una vez al año, ya que la cantidad de pintura se reduce y, lógicamente, esta no es infinita.

Un pulido completo lleva cierto tiempo y requiere herramientas especiales, por lo que debe realizarse en un taller especializado. Tras el pulido, debes aplicar una capa protectora para evitar que la superficie recién pulida se desgaste demasiado rápido.

Si buscas un buen coche con una carrocería en perfecto estado, visita la web de heycar. Te ofrecemos una amplia colección de los mejores coches de segunda mano y seminuevos, todos ellos con una excelente capa de pintura, menos de 8 años de antigüedad y con nuestro sello de calidad garantizada.

arrow up icon
Volver arriba