logo for this website
0
Favoritos
Nuestra promesa
Icon for alfa-romeo make

Alfa Romeo Stelvio Opiniones

1 / 10

heycar opiniones

calendar iconAño de lanzamiento
2017
calender iconAño de renovación
2020
car comparison iconCarrocería
SUV
fuel iconCombustible
Gasolina, Diesel

Escrito por heycar Editorial team

7/ 10
heycar review
Elegante SUV compacto, proveniente de Italia
Ventajas
  • Excelente manejo para un SUV

  • Impresionante gama de motores

  • Estilo e imagen atractivos

Inconvenientes
  • No es tan lujoso como los rivales alemanes

  • Los rivales son un poco más espaciosos

  • Sensación extraña en el pedal de freno

Veredicto general

“Los compradores de SUV son un grupo preocupado por la moda (precisamente por eso muchos los compran), así que es una maravilla que no haya más coches como el Alfa Romeo Stelvio. Es que por muy de moda que estén, la mayoría de los SUV de este tamaño y tipo (coches como el Audi Q5, BMW X3, Mercedes GLC y Volvo XC60) no podrían parecer más conservadores ni aunque llevaran chaleco de plumas y bigotillo. Al lado de estos rivales, el Stelvio, con su llamativo diseño, destaca a la legua”.

Bajo el capó, comparte mucho con la berlina Giulia. Entre otras cosas, su gama de potentes motores de gasolina 2.0 y diésel 2.2, y la transmisión automática de ocho velocidades que viene de serie en todas las versiones. La tracción total es opcional en las versiones de menor potencia y viene de serie hacia el tope de gama. En lo más alto de esa gama se encuentra el Stelvio Quadrifoglio, un SUV capaz de barrer a la mayoría de los superdeportivos gracias a su motor V6 biturbo de 2.9 litros con una potencia realmente monstruosa de 510 CV.

En carretera, todas las versiones del Stelvio tienen un manejo impresionante para un SUV. Hay muy poco balanceo de la carrocería, un fuerte agarre y una dirección rápida, tan rápida, de hecho, que cuesta acostumbrarse. A pesar de esta habilidad en las curvas, el Stelvio también se las arregla para rodar con bastante suavidad, manteniéndote cómodo en todas las carreteras, excepto en las más duras. El único inconveniente es el sistema de frenado “fly-by-wire”, que carece de resistencia en el pedal.

En el interior se observan las funciones típicas de Alfa, como los diales del cuadro de instrumentos, profundamente empotrados, y el botón de arranque en el volante. La calidad es bastante buena en general y, en la renovación de 2020, lo hicieron aún mejor con nuevas superficies interiores; sin embargo, todavía va un poco por detrás de los impecables estándares de los rivales de Audi, BMW o Mercedes.

De todas formas, dispondrás de toda la practicidad que necesites. Hay una cantidad decente de espacio para las piernas y la cabeza en cada uno de los cinco asientos, por lo que los adultos y los adolescentes más altos podrán ponerse cómodos, y dispondrás de mucho espacio para los voluminosos asientos infantiles. El maletero también tiene un buen tamaño y la zona de carga es amplia y plana. Sin embargo, si lo que buscas es maximizar la capacidad familiar, el Audi Q5 es aún mejor, con más espacio para los pasajeros y un maletero más grande.

En definitiva, el Stelvio es muy versátil, hace un trabajo totalmente decente en general y un trabajo bastante bueno en particular. Si te gusta el estilo llamativo y disfrutas de la conducción, vale la pena considerarlo, sin duda.

¿El Alfa Romeo Stelvio es adecuado para ti?

A la gente le encantan los SUV porque combinan la practicidad que necesita una familia con el estilo y el atractivo que no se consigue con un monovolumen. Y el Stelvio es posiblemente más elegante que cualquiera de sus rivales de primera clase y tamaño medio gracias a su glamuroso aspecto, su herencia italiana, su atractiva insignia y su relativa rareza. No es la opción más obvia de su clase pero, sin duda, es una de las más interesantes.

También te puede interesar si priorizas la conducción sobre la comodidad. Eso no quiere decir que no sea cómodo (está bien), pero donde realmente deslumbra con su dinamismo es en curvas consecutivas, donde su ajustado control de la carrocería y su rápida (a veces demasiado) dirección se combinan para hacer que los cambios de dirección parezcan vivos y alerta.

¿Cuál es el mejor modelo/motor del Alfa Romeo Stelvio?

Para la mayoría de los compradores, creemos que es mejor apostar por la humildad. El motor diésel de entrada de gama será más que suficiente para la mayoría, y mantendrá los precios de compra bajos. Ya decidirás tú si lo quieres con tracción trasera o en las cuatro ruedas: la trasera es bastante mejor en cuanto a consumo, pero en las cuatro ruedas será más práctica en los días de nieve.

En cuanto a los acabados, sin embargo, gastaríamos un poco más pasando del acabado Super a la versión Sprint, porque añade a la ya generosa lista de equipamiento elementos atractivos como el control de velocidad de crucero adaptativo opcional y los asientos de cuero (son calefactables como opción).

Sin embargo, no te culparíamos si decidieras ir a por todas y comprar la alocada versión Quadrifoglio, con su ritmo demencial y su manejo revoltoso pero divertido. Eso sí, asegúrate de tener mucho dinero para gasolina y un suministro interminable de valor.

¿Qué otros coches son similares al Alfa Romeo Stelvio?

Los SUV de primera clase y tamaño medio no son precisamente escasos, por lo que los rivales del Stelvio son numerosos. El más obvio será el trío alemán más vendido: Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC, , y tienes el superpopular Volvo XC60 también.

Además, hay rivales algo menos exitosos, pero no menos atractivos, como el Jaguar F-Pace, Porsche Macan, Range Rover Evoque y Volkswagen Tiguan. Además, hay multitud de coches ligeramente menos lujosos del mismo tamaño que hacen prácticamente el mismo trabajo, coches como el Honda CR-V, Kia Sportage, Mazda CX-5, Peugeot 3008 y muchos más.

“Según los estándares modernos, el salpicadero del Stelvio tiene demasiados botones (a la mayoría de los fabricantes les gusta incorporar tantas funciones como sea posible en el sistema de infoentretenimiento), pero no son tantos como para acabar aturdido. Además, todos los botones son grandes, y están bien indicados y colocados de forma lógica, por lo que es fácil encontrar de un vistazo el que quieres y pulsarlo”.

Todavía no hemos probado la versión básica, que viene (al igual que el acabado Sprint) con ajuste manual de los asientos, pero en los acabados Veloce y Ti se ofrecen de serie asientos con ajuste eléctrico que facilita la elección de una posición cómoda. Los asientos en sí son agradables y tienen una buena sujeción. El volante también se mueve para encontrar una postura cómoda, pero podría haber más recorrido en el ajuste de profundidad.

La visibilidad tampoco es ideal. Los pilares de las ventanillas en las cuatro esquinas del coche son bastante gruesos, por lo que los delanteros pueden molestar al salir de los cruces, y los traseros dificultan la visión por encima del hombro. Sin embargo, cuenta con sensores de aparcamiento en ambos extremos y cámara de visión trasera para ayudar en las maniobras. En el acabado Super, los sensores de aparcamiento delanteros y la cámara son opcionales.

Calidad y acabado

En el interior, el Stelvio comparte mucho con el Alfa Romeo Giulia, y eso está bien. La calidad de los materiales que hay a la vista es, en general, bastante buena, con superficies mullidas en todos los lugares adecuados y toques agradables como las incrustaciones de auténtica madera de grano abierto. La renovación de 2020 mejoró aún más las cosas gracias a nuevos acabados interiores y, en general, todo se ve ensamblado de forma sólida.

De todas formas, no es perfecto. Otras superficies, como el plástico que hay alrededor del control giratorio del sistema de infoentretenimiento, no resultan tan lujosas como el resto, y la consola central se hunde un poco al apoyar la rodilla en ella. Por estas razones, todavía va un poco por detrás de la impecable calidad que se encuentra en los rivales de Audi, BMW y Mercedes, pero sigue transmitiendo una sensación de alta gama.

Sistema de infoentretenimiento

Todas las versiones cuentan con la misma pantalla de 22,4 cm (8,8 pulgadas), que se encarga de todas las funciones del sistema de infoentretenimiento del Stelvio. Al igual que la mayoría de sus rivales, utiliza la funcionalidad de la pantalla táctil, pero también cuenta con la posibilidad de desplazarse por los menús en pantalla mediante un mando giratorio ubicado en la zona central entre los dos asientos delanteros. Para usar en movimiento es más fácil y menos molesto. Los menús también están organizados de forma lógica, por lo que el sistema resulta increíblemente intuitivo de manejar; además, los gráficos tienen un aspecto nítido e impecable. Sin embargo, si en lugar de eso prefieres el sistema operativo de tu dispositivo móvil que ya conoces, Apple CarPlay y Android Auto vienen de serie.

Otras funciones que cabría esperar también están incluidas, como el navegador, radio DAB, conexión de dispositivo móvil por Bluetooth y varios servicios en línea. Las versiones Sprint y superiores también se ofrecen con opciones como el cargador del dispositivo móvil inalámbrico y el sistema estéreo Harman/Kardon de 900 W de calidad superior.

Todos los coches disponen de una pantalla digital entre los diales analógicos del cuadro de instrumentos, que puede configurarse para mostrar la información que se desee, como las instrucciones del navegador por satélite o los datos de conducción. Toda la información es bastante clara y funciona bien.

Espacio y practicidad

Tanto si te sientas delante en el Stelvio como si te toca ir en la parte de atrás, no vas a sentir que te falte espacio. Ambas filas tienen un espacio decente para la cabeza y las piernas, lo que permite a los adultos y a los adolescentes más altos estar cómodos. De todos modos, algunos rivales son aún más generosos con el espacio interior, por lo que también son más cómodos.

La capacidad del maletero es de 525 litros, un poco menos de lo que ofrecen rivales como el Audi Q5, pero sigue siendo suficiente para meter la compra, las maletas, los cochecitos o cualquier otra cosa que quieras llevar en un coche para la familia. Para los objetos voluminosos, como cajas alargadas, también puedes abatir los asientos traseros y, como el respaldo trasero está dividido en particiones 40/20/40, puedes hacerlo de diferentes maneras para una mayor versatilidad. Tampoco hay un escalón entre el respaldo y el suelo del maletero, aunque el primero está ligeramente inclinado, lo que deja una zona de carga un poco inclinada.

“Aunque se trata de un SUV, el Stelvio busca maximizar el aspecto lúdico de la dinámica de conducción, y los fundamentos compartidos con la ágil berlina Giulia proporcionan un sólido punto de partida. Para ser un coche tan alto, el Stelvio cuenta con un impresionante control de la carrocería en las curvas, con poco balanceo incluso cuando se acelera o se cambia de dirección repentinamente. Además, a pesar de su capacidad para tomar las curvas, también es bastante cómodo en los baches, sobre todo si se evitan las ruedas más grandes de 50,8 cm (20 pulgadas)”.

De todas formas, no es perfecto. La dirección rápida puede parecer deportiva, pero es bastante inusual en un SUV y cuesta un poco acostumbrarse a ella. Hasta que no lo hagas, es posible que tu coche sea propenso a los cambios de dirección bruscos. Los frenos también tienen un tacto bastante extraño; el pedal utiliza un sistema “fly-by-wire” sin conexión directa con el sistema hidráulico, por lo que no proporciona mucho tacto ni resistencia.

Todos los coches equipan el sistema Alfa Romeo DNA, que cuenta con los modos de conducción Dynamic, Natural y Advanced Efficiency. Funciona modificando varios ajustes, incluyendo la respuesta del acelerador y los patrones de cambio de velocidad; pero, a decir verdad, no llega a suponer una gran diferencia en el carácter del Stelvio en la carretera.

Ten en cuenta, además, que se trata de un SUV y no de un todoterreno. Si quieres aventurarte fuera de los caminos conocidos, la tracción total y el control de descenso de pendientes te ayudarán hasta cierto punto, pero irás mucho mejor con un Land Rover Discovery Sport.

Motores y cajas de cambios

La gama de motores del Stelvio normal es muy sencilla, con dos motores de gasolina 2.0 y otros dos de diésel 2.2. Si se opta por la gasolina, hay potencias de 200 CV o 280 CV, mientras que los diésel ofrecen 190 CV o 210 CV. El diésel de menor potencia tiene tracción trasera o en las cuatro ruedas, pero el resto tiene tracción en las cuatro ruedas de serie.

Básicamente, todos son suaves, enérgicos y con garra, con mucha potencia disponible desde el rango medio de revoluciones. Ni siquiera los de entrada de gama deberían tener problemas con los carriles de incorporación o los adelantamientos; además, la conducción en autopista es suave y relajada. Aunque estos serán perfectamente adecuados para la mayoría de los conductores, las opciones más potentes añaden un poco más de chispa para quienes disfrutan de la conducción.

Si disfrutas, de verdad de la buena, de la conducción, probablemente querrás considerar el tope de gama Quadrifoglio. Cuenta con un tremendo motor V6 biturbo que rinde 510 CV, unas prestaciones realmente buenas capaces de asustar a los superdeportivos.

Todos los coches equipan una caja de cambios automática de ocho velocidades increíblemente suave y sensible que siempre engrana la marcha correcta en cualquier situación de conducción para hacer bien el trabajo a la primera.

Refinamiento y niveles de ruido

Aunque todos los motores del Stelvio son bastante suaves, lo que significa que está bastante a salvo de las vibraciones no deseadas, ninguno de ellos es especialmente silencioso. Los motores de gasolina son sorprendentemente ásperos, incluso a ritmos suaves, y cuando sube un poco de revoluciones, el ruido que se escucha se vuelve algo más duro.

Los diésel también pasan bastante tiempo roncando y murmurando. Ninguno de ellos te hará desear ponerte tapones para los oídos, pero es cierto que hacen bastante más ruido que los motores superrefinados de un Audi Q5. También se nota más el ruido del viento y de rodadura que en el Audi, así que sus modales no son tan buenos en autopista, pero tampoco va a ser necesario que les grites a tus pasajeros para que te oigan.

El Quadrifoglio, sin embargo, es totalmente diferente. El ruido que hace este motor es parte de la alegría que proporciona. Con el estruendo que emite al circular, los transeúntes pensarán que viene un Spitfire por la calle, en lugar de un SUV. Y eso a bajas velocidades urbanas; si pisas el acelerador se oirá un glorioso rugido metálico mientras sale disparado, y cada reducción de marchas a altas revoluciones hará que el escape petardee de forma alucinante. Sin duda, es algo que hay que tener en cuenta.

Equipamiento de seguridad

El Stelvio ha conseguido la máxima calificación de cinco estrellas en las pruebas de choque de Euro NCAP, y buena parte de ese impresionante resultado se debe a la gran cantidad de equipamiento de seguridad de serie que incorpora el coche. Y lo que es mejor, el equipamiento de serie es prácticamente el mismo independientemente de la versión del Stelvio que se elija, por lo que los compradores de las versiones más baratas no se verán perjudicados en este importante aspecto.

Dispone de frenada de emergencia urbana con detección de peatones, así como de varios airbags y sistema de alerta de cambio involuntario de carril. Si añades el paquete opcional Pack Driver Assistance Plus, obtendrás unas cuantas medidas de seguridad más inteligentes, como el sistema de detección de puntos ciegos y un sistema de control de velocidad de crucero adaptativo que prácticamente conducirá el coche por ti cuando haya tráfico.

“Las cifras oficiales de consumo de combustible del Stelvio según el protocolo WLTP son muy estimulantes. El diésel más sencillo de 190 CV con tracción trasera ofrece una cifra de 5,2 l/100 km, mientras que la versión de tracción en las cuatro ruedas y la de 210 CV dan ambas 5,7 l/100 km”.

Los dos modelos de gasolina consumen 7,1 l/100 km, e incluso el Quadrifoglio arroja una cifra oficial de poco más de 9,4 l/100 km. Sin embargo, será difícil reproducir todas esas cifras en el mundo real. Y, si conduces el Quadrifoglio como se supone que hay que conducirlo, probablemente no pasará mucho tiempo hasta que aumentes a un consumo de dos dígitos.

“En el momento de escribir este artículo, los Stelvio a estrenar comenzaban en torno a los 45 000 € para el diésel de 190 CV de tracción trasera, y subían a más de 114 000 € para el Quadrifoglio de 510 CV. Versión por versión, esos precios son un poco más bajos que los del Audi Q5 o el BMW X3 equivalentes, pero la diferencia podría no ser tan grande como esperas”.

Sin embargo, los valores de reventa del Stelvio son flojos en comparación con sus rivales alemanes y, aunque eso podría salirle caro a los compradores de coches nuevos, será todo un placer para los compradores de coches de segunda mano, que probablemente pagarán mucho menos por un Stelvio que por un Q5 o un X3. Y, como el Stelvio existe desde 2017, encontrar una buena unidad de segunda mano tampoco será muy difícil. Las unidades que hemos visto empiezan en torno a los 26 000 €, y se trata de versiones de gama bastante alta.

Niveles de acabado y equipamiento de serie

Para ser sinceros, no vemos que le falte mucho a la lista de equipamiento de la versión básica del Stelvio, conocida como Super. Viene con elementos como climatizador bizona, asientos de tela Premium negra con costuras en gris oscuro, llantas de aleación, portón trasero eléctrico, control de velocidad de crucero y sensores de aparcamiento traseros. Si te pasas a la versión Sprint, también obtendrás control de velocidad de crucero adaptativo como opción, acceso sin llave, sensores de aparcamiento delanteros, cámara de visión trasera, tapicería de cuero y tela negra para los asientos y volante de cuero. También se ofrecen como opción los asientos delanteros y traseros calefactables y el cargador inalámbrico para el dispositivo móvil. Esta es nuestra elección, porque creemos que ofrece el mejor equilibrio entre equipamiento y coste.

El acabado Ti añade asientos delanteros con ocho reglajes eléctricos, asientos delanteros y traseros calefactables, tapicería de cuero más elegante, salpicadero y paneles de las puertas en cuero e inserciones de madera auténtica. Por su parte, el Veloce añade algunas mejoras visuales, pero no mucho más. El Quadrifoglio incorpora todo tipo de equipamiento de mejora de prestaciones además de su motor.

arrow up icon
Volver arriba